num. 2a./J. 115/2013 (10a.) de Suprema Corte de Justicia, Segunda Sala - Jurisprudencia - VLEX 470678929

num. 2a./J. 115/2013 (10a.) de Suprema Corte de Justicia, Segunda Sala

Emisor:Segunda Sala
Número de Resolución:2a./J. 115/2013 (10a.)
Localizacion:Localización: Décima Época. Segunda Sala. Semanario Judicial de la Federación y su Gaceta, Libro XXIV, Septiembre de 2013, Tomo 2, página 1360.
Fecha de Publicación: 1 de Septiembre de 2013
RESUMEN

CONTRADICCIÓN DE TESIS 125/2013. ENTRE LAS SUSTENTADAS POR EL ENTONCES TRIBUNAL COLEGIADO EN MATERIA DE TRABAJO DEL SEGUNDO CIRCUITO, ACTUAL PRIMER TRIBUNAL COLEGIADO EN MATERIA DE TRABAJO DEL SEGUNDO CIRCUITO Y EL CUARTO TRIBUNAL COLEGIADO DE CIRCUITO DEL CENTRO AUXILIAR DE LA DÉCIMA REGIÓN, CON RESIDENCIA EN SALTILLO, COAHUILA. OFRECIMIENTO DE TRABAJO. PARA CALIFICARLO CUANDO SE DEMANDA A DOS O MÁS PERSONAS FÍSICAS O MORALES, BASTA LA PROPUESTA DE UNO DE ELLOS EN ESE SENTIDO, SIN QUE INCIDA QUE OTRO NIEGUE LA EXISTENCIA DE LA RELACIÓN LABORAL CON EL ACTOR.

 
ÍNDICE
CONTENIDO

CONTRADICCIÓN DE TESIS 125/2013. ENTRE LAS SUSTENTADAS POR EL ENTONCES TRIBUNAL COLEGIADO EN MATERIA DE TRABAJO DEL SEGUNDO CIRCUITO, ACTUAL PRIMER TRIBUNAL COLEGIADO EN MATERIA DE TRABAJO DEL SEGUNDO CIRCUITO Y EL CUARTO TRIBUNAL COLEGIADO DE CIRCUITO DEL CENTRO AUXILIAR DE LA DÉCIMA REGIÓN, CON RESIDENCIA EN SALTILLO, COAHUILA. 29 DE MAYO DE 2013. CINCO VOTOS; VOTÓ CON S.J.F.F.G.S.. PONENTE: A.P.D.. SECRETARIO: J.A.M.G..

CONSIDERANDO:

PRIMERO

Competencia. Esta Segunda Sala de la Suprema Corte de Justicia de la Nación es competente para conocer de la presente denuncia de contradicción de tesis, atendiendo a lo dispuesto en los artículos 107, fracción XIII, de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos, 226, fracción II, de la Ley de Amparo, publicada en el Diario Oficial de la Federación el dos de abril de dos mil trece, y 21, fracción VIII, de la Ley Orgánica del Poder Judicial de la Federación, en relación con los puntos primero y tercero del Acuerdo General Plenario Número 5/2013, publicado en el Diario Oficial de la Federación el veintiuno de mayo del año antes mencionado, en virtud de que se trata de una posible contradicción de criterios en materia laboral, sustentados por Tribunales Colegiados de diversos circuitos.

SEGUNDO

Legitimación. La denuncia de contradicción de tesis proviene de parte legítima, de conformidad con lo dispuesto en el artículo 227, fracción II, de la Ley de Amparo, publicada en el Diario Oficial de la Federación el dos de abril de dos mil trece, ya que fue realizada por los Magistrados integrantes del Cuarto Tribunal Colegiado de Circuito del Centro Auxiliar de la Décima Región, con residencia en Saltillo, Coahuila, por lo que se actualiza el supuesto de legitimación a que alude el referido precepto.

TERCERO

Posturas contendientes. Para determinar si existe la contradicción de tesis denunciada, es necesario tener presente que el Pleno de la Suprema Corte de Justicia de la Nación ha establecido jurisprudencia en el sentido de que debe considerarse que existe contradicción de tesis cuando las Salas de la Suprema Corte de Justicia de la Nación o los Tribunales Colegiados de Circuito adoptan en sus sentencias criterios jurídicos discrepantes sobre un mismo punto de derecho, independientemente de que las cuestiones fácticas que lo rodean no sean exactamente iguales o que se adviertan elementos secundarios diferentes en el origen de las ejecutorias.

De la misma manera, ha establecido que por tesis debe entenderse el criterio adoptado por el juzgador, a través de argumentaciones lógico-jurídicas para justificar su decisión en una controversia; de ahí que la contradicción de tesis se actualiza cuando dos o más órganos jurisdiccionales terminales adoptan criterios jurídicos discrepantes sobre un mismo punto de derecho, expresando los razonamientos lógico-jurídicos necesarios para sustentar sus respectivas decisiones.

Lo anterior encuentra sustento en la jurisprudencia P./J. 72/2010, del Pleno de este Alto Tribunal, que se lee bajo el rubro: CONTRADICCIÓN DE TESIS. EXISTE CUANDO LAS SALAS DE LA SUPREMA CORTE DE JUSTICIA DE LA NACIÓN O LOS TRIBUNALES COLEGIADOS DE CIRCUITO ADOPTAN EN SUS SENTENCIAS CRITERIOS JURÍDICOS DISCREPANTES SOBRE UN MISMO PUNTO DE DERECHO, INDEPENDIENTEMENTE DE QUE LAS CUESTIONES FÁCTICAS QUE LO RODEAN NO SEAN EXACTAMENTE IGUALES.(1)

En el anterior orden de ideas, con la finalidad de determinar si existe la contradicción de tesis denunciada, se estima conveniente analizar las consideraciones en que basaron sus resoluciones los Tribunales Colegiados de Circuito contendientes.

El entonces Tribunal Colegiado en Materia de Trabajo del Segundo Circuito, actual Primer Tribunal Colegiado de la misma materia y circuito, al resolver el trece de diciembre de dos mil seis el amparo directo laboral 634/2006,(2) tomó en cuenta los siguientes elementos:

1) Del juicio laboral del que deriva el laudo reclamado se advierte que la actora demandó de ********** y/o ********** y/o quien resulte responsable o propietario de la fuente de trabajo, entre otras prestaciones, el pago de la indemnización constitucional y salarios caídos, aduciendo despido injustificado, el cual, dijo, ocurrió aproximadamente a las 11:00 horas del 10 de mayo de 2005.

2) Ubicó su ingreso, el 7 de enero de 2002, teniendo como última categoría la de vendedor B, con un horario de labores de las 8:00 a las 19:00 horas de lunes a viernes y los sábados de 9:00 a 15:00 horas, disfrutando de media hora diaria intermedia para descansar, teniendo como día de descanso los domingos de cada semana, con un salario base de $1,270.00 e integrado de $2,552.66 quincenales. En la audiencia de 26 de octubre de 2005, la actora, a través de su apoderado legal, ratificó en todas y cada una de sus partes dicho libelo.

3) Por su parte, la empresa demandada ********** aceptó la relación laboral, negó el despido y ofreció el trabajo en los mismos términos y condiciones en que lo venía desempeñando. Propuesta que no fue aceptada por la actora, sin que expresara las razones de tal negativa.

4) El codemandado físico **********, a través de su apoderado legal, contestó la demanda aduciendo, en lo que interesa, que eran improcedentes los reclamos de la actora, toda vez que nunca había existido relación laboral entre ambos.

5) En el laudo, la responsable calificó de buena fe la propuesta del trabajo, porque no existió controversia en cuanto a la fecha de ingreso, categoría y salario, y si bien existió, en cuanto a la jornada laboral, el ofrecimiento, se hizo por debajo de los máximos establecidos en la Ley Federal del Trabajo, todo lo cual ponía de manifiesto, de manera prudente y racional, que la intención de la patronal era la de continuar con el vínculo laboral, en cuyas condiciones operaba la figura jurídica de la reversión de la carga de la prueba en contra de la parte actora, es decir, tenía la obligación de acreditar la existencia del despido del cual, dijo, fue objeto.

Con base en lo anterior, el Tribunal Colegiado de Circuito resolvió lo siguiente:

Ahora, para estar en condiciones de afirmar si tal ofrecimiento tiene o no el efecto jurídico de revertir la carga de la prueba, es preciso analizar lo siguiente:

La figura procesal denominada ‘la reversión de la carga probatoria del despido’, permite bajo ciertos requisitos, fundamentalmente, el que se ha dado en denominar el ofrecimiento de trabajo de prueba fe, desplazar hacia el operario la referida carga probatoria, eso es, imponerle la obligación de acreditar el despido injustificado que le atribuye el empleador; de tal suerte que, de no cumplir con esta carga, no se podrá tener por cierto éste y, por consiguiente, no prosperará la acción de indemnización constitucional o reinstalación por despido injustificado enderezada en contra del patrón.

Esta institución procesal es una creación jurisprudencial. Las ejecutorias que conforman la tesis de jurisprudencia de mérito corresponden a la Sexta Época y van del año de 1955 al año de 1958, aunque en la primera de ellas ya se hace referencia a un criterio del año de 1954 y, en la tercera, a una ejecutoria del año de 1936. Actualmente, aparece ... y su texto es el siguiente: ‘DESPIDO DEL TRABAJADOR. CARGA DE LA PRUEBA.’

Con antelación, en el año de 1944 ... se publicó la tesis aislada, estrechamente relacionada con el tema que nos ocupa, que dice: ‘DESPIDO DE TRABAJADORES, PRESUNCIÓN DE INEXISTENCIA DEL.’

Aunque las ejecutorias que forman la citada jurisprudencia no son muy explícitas, parten del dato de que todo despido es generado por algún motivo (legal o extralegal); luego, si el patrón niega que aquél tuvo lugar y le oferta de nueva cuenta el empleo al trabajador, es porque nunca se generó dicha molestia o causa alguna para que el empleador lo despidiera pues, de haber existido ésta, difícilmente se entendería su deseo de seguirlo teniendo como su trabajador. Por tanto, se asume que en las relatadas circunstancias merece mayor crédito la versión del patrón de que no existió despido frente a la del operario que afirma lo contrario; de ahí que se establezca la presunción de ‘que no fue el patrón quien rescindió el contrato de trabajo’, y que de ésta se derive el traslado de la inicial carga probatoria del despido, que le corresponde al patrón, hacia el trabajador. Además, las citadas ejecutorias refieren que, como el ofrecimiento de trabajo en las mismas condiciones en que se encontraba con anterioridad a la fecha del despido hace que el contrato de trabajo subsista con todos sus efectos legales, si el obrero ‘pretende obtener las indemnizaciones provenientes del despido, esto es, no acepta la reinstalación, existe la necesidad de demostrar este acto jurídico’, quedando a cargo del trabajador dicha demostración.

Ahora, de conformidad con lo anterior, actualmente la Suprema Corte de Justicia de la Nación exige presupuestos y requisitos para que opere la reversión de la carga probatoria, entendiendo por los primeros, los antecedentes fácticos sin los cuales ni siquiera puede hablarse de que se suscite controversia alguna con respecto al hecho de despido injustificado, menos aún podrá surgir la mencionada reversión, o bien, suscitándose la controversia de mérito, ésta carece de ciertos elementos, lo cual, de antemano, la hace incompatible con la mencionada figura y, por los segundos, las exigencias que, estando presente la problemática de distribuir la carga probatoria del despido y los elementos necesarios para hacerla compatible con la citada reversión, es necesario satisfacer, a fin de que se actualice, trasladando esa carga, que originalmente le corresponde al patrón, hacia el trabajador.

Los presupuestos de la reversión de la carga probatoria del despido son: a) Que un trabajador que goce de la garantía de la estabilidad o permanencia en el empleo, intente en contra del patrón la acción de indemnización constitucional o reinstalación, derivada del despido injustificado; y, b) Que el patrón, sin desconocer el vínculo laboral, niegue que hubiese rescindido injustificadamente el vínculo laboral, siempre y cuando la negativa no se haga consistir en: 1. Que la rescisión fue justificada, por haber incurrido el trabajador en alguna de las causas legalmente previstas para ello; o, 2. Que terminó la relación laboral debido a la conclusión de la obra o haber llegado la fecha señalada para su conclusión, en el caso de que el contrato de trabajo se hubiere celebrado por obra o por tiempo determinado, respectivamente.

Los requisitos de la reversión de la carga probatoria del despido son: a) Que el patrón ofrezca el trabajo en la etapa de demanda y excepciones; b) Que al momento en que se haga la propuesta la fue de trabajo no se hubiere extinguido ni suspendido sus actividades; c) Que dicho ofrecimiento se haga del conocimiento del trabajador y se le quiera para que conteste; d) Que sea calificado de buena fe, para lo cual, es necesario que: d.1) dicha propuesta sea en los mismos o mejores términos en que se venía prestando el trabajo, siempre y cuando no sean contrarios a la ley o a lo pactado; d.2) que la conducta del patrón anterior o posterior al ofrecimiento no revele mala fe en el ofrecimiento; y, e) que si el trabajador demandó la reinstalación y la oferta de trabajo se realiza en los mismos términos y condiciones en que se venía desempeñando, aquél acepte la propuesta.

Es importante destacar que, como ya se apuntó, la trabajadora demandó a ********** y/o **********, y/o quien resulte responsable o propietario de la fuente de trabajo, las prestaciones derivadas de la existencia de la relación de trabajo y que, no obstante que el codemandado físico negó la relación laboral, la responsable tuvo por acreditado dicho vínculo, luego, se debe tener como verdad legal, que el ente patronal con el que ********** estableció la relación laboral estuvo conformado por ********** y **********.

...

Ahora bien, en el caso en concreto, como se desprende de lo reseñado, la oferta de trabajo fue propuesta únicamente por **********; luego, de ello se desprenden las dos siguientes circunstancias:

  1. Que dicha propuesta, en realidad, no satisface el primer requisito que hemos puntualizado en líneas atrás, esto es, que la realice el patrón, toda vez que la misma no fue realizada por todos los sujetos que conforman el citado ente patronal; y,

  2. Menos aún se puede considerar que se hubiere realizado en los mismos o mejores términos en que se venía prestando el trabajo, puesto que salta a la vista que **********, al desconocer el vínculo y no realizar la oferta, él no entraría a formar parte de este nuevo vínculo, en caso de que la propuesta fuere aceptada por la trabajadora, sino esto es un elemento esencial para considerar que se trata, al menos, de la misma relación laboral.

Además, en la especie, resulta patente que, al no generarse la circunstancia de la cual la jurisprudencia deriva que el ofrecimiento de trabajo hace que la negativa de la existencia del despido del patrón resulte más verosímil que la aseveración del trabajador (de que el despido se verificó), pues no se puede derivar la presunción de que ‘no fue el patrón quien rescindió el contrato’, ni por consiguiente, la operancia de la reversión de la carga probatoria en cuestión. Lo anterior, se afirma, porque basta que uno de los co-patrones del actor no haya realizado la oferta, para dejar en pie la posibilidad de que el despido aconteció, precisamente, originado por ese codemandado, que se abstuvo de formular la oferta, debido a que sí existió una causa (legal o extralegal) para el despido.

Por ello, es necesario que ante un patrón conformado por varios sujetos, todos concurran a realizar la propuesta de trabajo, para que ésta tenga operancia, de conformidad con los propios argumentos que dieron origen a la figura jurisprudencial de la reversión de la carga probatoria del despido, esto es, que si el patrón niega que el despido tuvo lugar y le oferta de nueva cuenta el empleo al trabajador, es porque nunca se generó dicha molestia o causa alguna para que el empleador lo despidiera, pues de haber existido ésta, difícilmente se entendería su deseo de seguirlo teniendo como su trabajador.

En efecto, la falta de propuesta de uno solo de los sujetos que conforman el ente patronal bastará para no poder invocar este razonamiento, en tanto que, precisamente, su no concurrencia a la propuesta, bien puede obedecer a que él realizó el despido (por tener motivo para ello) y no querer tenerlo de regreso en la fuente de trabajo.

Además, la calificación del ofrecimiento de trabajo se realiza al momento de emitirse el laudo reclamado, calificación que debe realizarse tomando en cuenta todo lo actuado en el juicio laboral, por lo que si, en el caso en concreto, la actora demandó a los codemandados de manera conjunta y solidaria, pues adujo una sola relación laboral, lo cual quedó demostrado tanto con ********** y **********, quienes, como ya se dijo, conforman el ente patronal; entonces, la falta de propuesta de uno de los sujetos que conforman ese ente patronal bastará para considerar inoperante el ofrecimiento de trabajo, pues en términos del artículo 842 de la Ley Federal del Trabajo, el laudo debe ser claro, preciso y congruente con la demanda, contestación y demás pretensiones deducidas en el juicio oportunamente.

Estimar lo contrario sería tanto como sostener que existieron varios despidos, varias cargas probatorias en torno a ese evento y que los demandados en el juicio laboral deben cumplir con el laudo en lo individual, provocando, con ello, que la actora reciba el pago de un número igual de prestaciones al de personas que demandó, es decir, un doble o múltiple pago, lo cual sería incorrecto, en razón de que, aun cuando sean varios los demandados, los mismos conforman un solo ente patronal y la responsabilidad de ellos frente a la relación laboral es única.

Luego, al resultar inoperante el ofrecimiento de trabajo, el análisis que sobre la calificación del ofrecimiento de trabajo hizo la responsable fue incorrecto y, por ende, fue incorrecto también que se hubiese impuesto a la trabajadora la obligación de probar el despido aducido.

...

En tales condiciones, lo procedente es conceder el amparo solicitado para el efecto de que la responsable deje insubsistente el laudo reclamado y, en su lugar, dicte otro, en el cual, siguiendo los lineamientos de esta ejecutoria, parta de la consideración de que la oferta de trabajo es inoperante, porque no fue realizada por todos los sujetos que conforman el ente patronal e imponga correctamente la carga de la prueba respecto de la acción principal, elimine las consideraciones en las cuales se apoyó para imponer a la actora la carga de probar los descuentos, cuya devolución exige en su escrito inicial, y suprima las consideraciones mediante las cuales absolvió del pago de horas extras y, hecho lo cual, con plenitud de jurisdicción, resuelva lo procedente.

En el mismo sentido se resolvieron los juicios de amparo directo 862/2006 y 136/2007, los que originaron la formación de la tesis aislada que dice:

OFRECIMIENTO DE TRABAJO. CUANDO EL VÍNCULO LABORAL SE ESTABLECE CON UNA PATRONAL CONFORMADA POR DIVERSOS SUJETOS, AQUÉL RESULTA INOPERANTE SI NO ES PROPUESTO POR TODOS. Si el vínculo de trabajo se establece con un patrón conformado por diversos sujetos, es necesario que todos realicen la propuesta de trabajo, para que tal ofrecimiento opere y tenga aplicación el criterio jurisprudencial en torno a la reversión de la carga de la prueba del despido, que parte de la consideración de que si el patrón lo niega y ofrece el trabajo es porque aquél nunca existió; pues la falta del ofrecimiento por uno de los codemandados bastará para no aplicar tal razonamiento, precisamente porque su omisión puede obedecer a que él realizó el despido y no quiere que el trabajador regrese a la fuente de trabajo; y por ende, debe estimarse inoperante dicha oferta laboral.(3)

Por su parte, el Cuarto Tribunal Colegiado de Circuito del Centro Auxiliar de la Décima Región, con residencia en Saltillo, Coahuila, en sesión de dieciocho de febrero de dos mil trece, al resolver el expediente auxiliar 77/2013, derivado del amparo directo laboral 1686/2012,(4) analizó un asunto con las siguientes características:

1) ********** demandó a la empresa **********, así como a **********, en su carácter de responsable solidario, las siguientes prestaciones: reinstalación, salarios caídos, aguinaldo, vacaciones y prima vacacional, tiempo extraordinario, reinscripción ante el IMSS, nivelación de salario y pago de diferencias de salario.

2) Como hechos de su demanda expuso, en lo que interesa, que el día 14 de agosto de 2010, aproximadamente a las 17:00 horas, la persona física demandada ********** lo despidió de su trabajo.

3) La persona moral demandada **********, por escrito de 18 de noviembre de 2010, ratificado por su apoderado legal en la audiencia de demanda y excepciones, entre otras cosas, dio contestación a la pretensión instaurada en su contra, en donde negó el despido y ofreció el trabajo, en los mismos términos y condiciones que lo venía desempeñando.

4) La persona física **********, en la referida audiencia de demanda y excepciones, por conducto de su apoderado jurídico, negó que hubiera existido relación de trabajo con el actor.

5) En vista de lo anterior, la Junta, en la misma audiencia de demanda y excepciones, requirió al actor a efecto de que manifestara si aceptaba o rechazaba la oferta de trabajo, efectuada por **********, quien la aceptó,

Imprimir Tesis Actual

Tesis Marcadas

Suprema Corte de Justicia de la Nación: P.S. 2, Colonia Centro, D.C., C.P. 06065, México, D.F.

IDS-18