Ejecutoria num. 2a./J. 60/2012 (10a.) de Suprema Corte de Justicia, Segunda Sala - Jurisprudencia - VLEX 739942061

Ejecutoria num. 2a./J. 60/2012 (10a.) de Suprema Corte de Justicia, Segunda Sala

Emisor:Segunda Sala
Número de Resolución:2a./J. 60/2012 (10a.)
Localizacion:Décima Época. Segunda Sala. Semanario Judicial de la Federación y su Gaceta, Libro X, Julio de 2012, Tomo 2, página 963.
Fecha de Publicación:31 de Julio de 2012
RESUMEN

CONTRADICCIÓN DE TESIS 57/2012. ENTRE LAS SUSTENTADAS POR LOS TRIBUNALES COLEGIADOS SEGUNDO EN MATERIA DE TRABAJO DEL CUARTO CIRCUITO Y PRIMERO DE CIRCUITO DEL CENTRO AUXILIAR DE LA TERCERA REGIÓN, CON RESIDENCIA EN GUANAJUATO, GUANAJUATO. OFRECIMIENTO DE TRABAJO. DEBE CALIFICARSE DE MALA FE CUANDO ANTES DE QUE VENZA EL TÉRMINO DE 3 DÍAS QUE AL EFECTO SE OTORGA, EL PATRÓN SOLICITA QUE SE APERCIBA AL TRABAJADOR EN EL SENTIDO DE QUE, DE NO ACEPTARLO, SE PODRÁ TERMINAR LA RELACIÓN DE TRABAJO SIN RESPONSABILIDAD.

 
ÍNDICE
CONTENIDO

OFRECIMIENTO DE TRABAJO. DEBE CALIFICARSE DE MALA FE CUANDO ANTES DE QUE VENZA EL TÉRMINO DE 3 DÍAS QUE AL EFECTO SE OTORGA, EL PATRÓN SOLICITA QUE SE APERCIBA AL TRABAJADOR EN EL SENTIDO DE QUE, DE NO ACEPTARLO, SE PODRÁ TERMINAR LA RELACIÓN DE TRABAJO SIN RESPONSABILIDAD.

CONTRADICCIÓN DE TESIS 57/2012. ENTRE LAS SUSTENTADAS POR LOS TRIBUNALES COLEGIADOS SEGUNDO EN MATERIA DE TRABAJO DEL CUARTO CIRCUITO Y PRIMERO DE CIRCUITO DEL CENTRO AUXILIAR DE LA TERCERA REGIÓN, CON RESIDENCIA EN GUANAJUATO, GUANAJUATO. 23 DE MAYO DE 2012. MAYORÍA DE TRES VOTOS. DISIDENTES: M.B. LUNA RAMOS Y S.A.V.H.. PONENTE: J.F.F.G.S.. SECRETARIA: M.E.F.H..

CONSIDERANDO:

PRIMERO

Esta Segunda Sala de la Suprema Corte de Justicia de la Nación es competente para conocer y resolver la presente denuncia de contradicción de tesis.(1)

SEGUNDO

La denuncia proviene de parte legítima en términos del artículo 197-A de la Ley de Amparo, en razón de que fue formulada por uno de los Magistrados del Segundo Tribunal Colegiado en Materia de Trabajo del Cuarto Circuito, que sustentó uno de los criterios denunciados como opositores.

TERCERO

El Segundo Tribunal Colegiado en Materia de Trabajo del Cuarto Circuito al resolver el amparo directo ********** relacionado con DL. ********** en sesión de **********, donde figuró como quejosa **********, en lo que interesa consideró:

"La quejosa en una parte de sus conceptos de violación, aduce que el ********** presentó promoción en la que solicitó a la responsable la tuviera por aceptando el empleo, pero que dicha promoción sólo fue agregada a los autos del expediente laboral y que posterior al cierre de instrucción fue cuando acordó que se estuviera al proveído de tres de mayo de dos mil diez, donde la tuvo por no aceptando el empleo, pasando por alto la jurisprudencia de rubro: ‘OFRECIMIENTO DE TRABAJO. EL TRABAJADOR PUEDE ACEPTARLO Y SOLICITAR SU REINSTALACIÓN DURANTE EL TRANSCURSO DEL PROCEDIMIENTO HASTA ANTES DEL CIERRE DE LA INSTRUCCIÓN, INCLUSO CUANDO HAYA TRANSCURRIDO EL TÉRMINO DE TRES DÍAS CONCEDIDO POR LA JUNTA PARA TAL EFECTO.’, pues, en opinión de la quejosa, la oferta del empleo continúa abierta y vigente hasta el dictado del laudo, por ser donde el juzgador tiene todos los elementos necesarios para determinar si el ofrecimiento fue de buena o mala fe.

"Lo anterior es infundado.

"Es así, pues en el particular fue legal que la Junta tuviera a la aquí quejosa por no aceptando el ofrecimiento del empleo y, por tanto, deviene inexacto que el ofrecimiento del empleo sea una proposición que en el caso concreto continúe abierta y vigente hasta el dictado del laudo.

"Para explicar lo anterior conviene señalar que la demandada en la audiencia de demanda y excepciones celebrada el **********, ofreció el empleo a la accionante para que lo desempeñara en los mismos términos y condiciones en que lo venía desempeñando (foja 21); la Junta requirió a la parte actora para que se manifestara al respecto (foja 26) y ésta, por conducto de su apoderado jurídico, solicitó a la responsable un término para manifestarse sobre la aceptación o rechazo de la oferta del empleo (foja 27); atento a lo solicitado, la Junta en la propia audiencia de mérito, otorgó a la parte actora un término de cinco días hábiles para que se manifestara sobre la aceptación o rechazo del ofrecimiento en mención, apercibida en caso de no hacerlo, con tenerla por no aceptando el mismo (foja 28).

"Así las cosas, mediante escrito presentado ante la Junta responsable el **********, la empresa demandada solicitó a la autoridad laboral lo siguiente:

"‘Que en virtud del apercibimiento hecho a la parte actora por esta autoridad en fecha ********** a fin de que manifieste si acepta o rechaza el empleo y hasta la fecha no existe constancia alguna, solicito se dé por terminada la relación de trabajo sin ninguna responsabilidad para la empresa que represento en términos del artículo 519, fracción III, último párrafo, de la Ley Federal del Trabajo.’ (foja 42)

"La Junta por acuerdo de fecha ********** acordó lo siguiente:

"‘Monterrey, Nuevo León, a **********.

"‘Por recibido el escrito presentado por conducto de la unidad receptora de este tribunal en fecha ********** signado por el **********, apoderado jurídico de la parte demandada dentro de los autos del expediente número ********** ... agréguese a sus antecedentes a fin de que surta los efectos legales a que haya lugar, ... y en relación a lo que solicita en primer término y toda vez que efectivamente dentro de los autos del expediente en que se actúa no existe constancia relacionada con el apercibimiento que esta autoridad realiza en fecha ********** no obstante de haber transcurrido en exceso el término otorgado por lo que es el caso de tener a la parte actora por no aceptando el ofrecimiento de empleo hecho por la moral demandada **********, esto para los efectos legales a que haya lugar, y en segundo lugar y en lo referente a dar por terminada la relación de trabajo, no a (sic) lugar a la misma hasta que se esté en el momento procesal oportuno en donde se analizará la procedencia o no de dicha solicitud. N. ...’ (foja 43)

"La trabajadora por su parte, en ********** presentó escrito ante la responsable por el que le solicitó la tuviera por aceptando la reinstalación y señalara fecha y hora a fin de que la misma tuviera verificativo. (foja 45)

"La Junta en ********** ordenó agregar el referido escrito a los autos del expediente para los efectos legales a que hubiera lugar y, en **********, proveyó lo siguiente:

"‘Monterrey, Nuevo León a **********.

"‘Vistos, los autos del expediente laboral número ********** promovido por ********** en contra de ********** y apareciendo dentro de los mismos que a la fecha no ha sido acordada la solicitud de la parte actora mediante promoción de fecha **********, en la que solicitó se le tuviera por aceptando el ofrecimiento del empleo que le fuera realizado por el demandado en audiencia de fecha **********, no obstante lo solicitado, dígasele a la actora que no ha lugar, puesto que a la fecha consta actuación de fecha ********** del año que transcurre en la cual se le tuvo por no aceptando el referido ofrecimiento del empleo, por lo cual dígasele al promovente que se esté a lo acordado mediante proveído de **********, regularizándose con lo anterior el procedimiento en que se actúa ...’ (foja 63)

"Ahora bien, lo determinado por la Junta responsable es legal, pues como se vio, la trabajadora no desahogó dentro del término de cinco días hábiles el requerimiento que la Junta le realizó para que manifestara su aceptación o rechazo de la oferta del empleo que le realizó la patronal, por lo que la solicitud de la trabajadora con posterioridad en el sentido de aceptar el trabajo y de ser reinstalada era improcedente ya que por un lado, conforme al artículo 738 de la Ley Federal del Trabajo, una vez transcurrido el término fijado se tiene por perdido su derecho para ejercerlo, sin necesidad de acusar rebeldía y, por otro, el acuerdo que dictó la Junta haciendo efectivo el apercibimiento de tenerla por no aceptando el ofrecimiento de trabajo constituye una resolución firme, que no puede revocar la propia Junta, atento al artículo 848 de la indicada ley.

"Así lo consideró la Segunda Sala de la Suprema Corte de Justicia de la Nación, al resolver la contradicción de tesis 252/2010, de la que emergió el siguiente criterio que sustenta lo considerado por este tribunal:

"‘Núm. Registro: 163076

"‘Jurisprudencia

"‘Materia(s): Laboral

"‘Novena Época

"‘Instancia: Segunda Sala

"‘Fuente: Semanario Judicial de la Federación y su Gaceta

"‘XXXIII, enero de 2011

"‘Tesis: 2a./J. 146/2010

"‘Página: 897

"‘OFRECIMIENTO DE TRABAJO. ES IMPROCEDENTE LA SOLICITUD DEL TRABAJADOR EN EL SENTIDO DE QUE LA JUNTA DE CONCILIACIÓN Y ARBITRAJE ORDENE SU REINSTALACIÓN, CUANDO ÉSTE NO DESAHOGÓ EN EL TÉRMINO DE TRES DÍAS HÁBILES EL REQUERIMIENTO RELATIVO A MANIFESTAR SU ACEPTACIÓN O RECHAZO.’ (se transcribe)

"...

"La quejosa en otra parte de sus conceptos de violación se duele, en esencia, de la determinación de la Junta responsable de calificar de buena fe el ofrecimiento de trabajo, pues sustancialmente aduce que la autoridad interpretó de manera incorrecta el criterio que aplicó en el laudo, ya que la conducta procesal de la parte demandada de solicitar por escrito a la responsable que tuviera a la trabajadora por no aceptando el empleo y que se diera por terminada la relación de trabajo, a decir de la quejosa, tiene el fin y es una confesión de revertirle la carga de la prueba ya que lo que en todo caso debió solicitar, según la quejosa, fue que se apercibiera de nueva cuenta a la actora del juicio laboral, para que manifestara si aceptaba o no el ofrecimiento del empleo.

"Lo anterior es infundado.

"La Junta en el laudo reclamado al calificar el ofrecimiento del empleo consideró:

"‘... Si bien es cierto existe discrepancia en cuanto a los conceptos de salario y horario, a la demandada se le tuvo por acreditando los mismos, demostrándose con ello, una conducta procesal encaminada a la solución del presente conflicto de manera pacífica y legal, atendiendo a lo anterior, es por lo que esta Junta especial determine (sic) que no existe mala fe en el ofrecimiento del empleo realizado, encontrando sustento el anterior razonamiento en el criterio orientador que se transcribe: «OFRECIMIENTO DE TRABAJO. LA ACTITUD PROCESAL DE LAS PARTES ES UNO DE LOS ELEMENTOS ESENCIALES QUE LAS JUNTAS DEBEN TOMAR EN CUENTA PARA CALIFICARLO DE BUENA O MALA FE.» (se transcribe)

"‘...

"‘Esa determinación es legal, ya que en forma contraria a lo que la quejosa sostiene, la circunstancia de que la empresa demandada haya solicitado a la Junta responsable que tuviera a la trabajadora por no aceptando el empleo y que diera por terminada la relación de trabajo, no es una conducta procesal que evidencie mala fe.’

"En efecto, de los criterios jurisprudenciales establecidos sobre el tema por nuestro Máximo Tribunal, deriva que para la calificación de la oferta de trabajo debe tomarse en cuenta, entre otros elementos, la conducta procesal del patrón; así resulta de buena fe el ofrecimiento del empleo siempre que no afecte los derechos del trabajador, cuando no contraríe la Constitución Federal, la Ley Federal del Trabajo, o el contrato individual o colectivo de trabajo, es decir, la normatividad reguladora de los derechos del trabajador y en tanto se trate del mismo trabajo, en los mismos o mejores términos o condiciones laborales.

"En cambio, el ofrecimiento será de mala fe cuando afecte al trabajador en sus derechos y pugne con la ley, que puede ser cuando se ofrezca un trabajo diferente al que se venía desempeñando; cuando se modifiquen las condiciones de trabajo en perjuicio del trabajador, como son puesto, horario y salario; y en la medida en que el patrón, al momento de ofrecer el trabajo, asuma una doble conducta que contradiga su ofrecimiento de continuar con la relación laboral como, por ejemplo, cuando en diverso juicio demanda la rescisión del contrato de trabajo por causas imputables al trabajador; cuando previamente lo haya dado de baja en alguna dependencia en la que necesariamente deba estar inscrito como consecuencia de la relación laboral o cuando la patronal niegue el despido y ofrezca el trabajo, después de que esa misma situación se haya repetido en varias ocasiones en poco tiempo; asimismo, cuando el patrón se oponga a la reinstalación después de que ofreció el trabajo y el actor lo aceptó; ya que un ofrecimiento en tales condiciones será revelador de que no existe voluntad del patrón para que el trabajador se reintegre a su trabajo, lo cual traerá como consecuencia que no se revierta la carga de la prueba al trabajador demandante, sino que sea a cargo del patrón, en términos de lo dispuesto por el artículo 784 de la Ley Federal del Trabajo.

"Las consideraciones anteriores derivaron en parte de la tesis de jurisprudencia 125/2002, cuyos datos de identificación, rubro y texto son los siguientes:

"‘Novena Época

"‘Instancia: Segunda Sala

"‘Fuente: Semanario Judicial de la Federación y su Gaceta

"‘Tomo: XVI, diciembre de 2002

"‘Tesis: 2a./J. 125/2002

"‘Página: 243

"‘OFRECIMIENTO DEL TRABAJO EN LOS MISMOS TÉRMINOS EN QUE SE VENÍA DESEMPEÑANDO. PARA CALIFICARLO ES INNECESARIO ATENDER A LA FALTA DE PAGO DE PRESTACIONES ACCESORIAS, PUES ELLO NO ALTERA LAS CONDICIONES FUNDAMENTALES DE LA RELACIÓN, NI IMPLICA MALA FE.’ (se transcribe)

"...

"En el particular, la conducta procesal de la empresa demandada de solicitar que la Junta tuviera a la trabajadora por no aceptando el empleo y diera por terminada la relación de trabajo no evidencia mala fe, si se toma en cuenta que dicha solicitud fue posterior a que transcurrió el término de cinco días hábiles que la Junta otorgó a la accionante para que manifestara si aceptaba o rechazaba el ofrecimiento del empleo, es decir, cuando la trabajadora ya había perdido su derecho para aceptar el empleo y solicitar ser reinstalada.

"De manera que la referida conducta procesal de la patronal no contradijo su propuesta de continuar con la relación laboral, pues esto se da cuando, por ejemplo, en diverso juicio demanda la rescisión del contrato de trabajo por causas imputables al trabajador; cuando previamente lo haya dado de baja en alguna dependencia en la que necesariamente deba estar inscrito como consecuencia de la relación laboral o cuando la patronal niegue el despido y ofrezca el trabajo, después de que esa misma situación se haya repetido en varias ocasiones en poco tiempo; o cuando el patrón se oponga a la reinstalación después de que ofreció el trabajo y el actor lo aceptó; ya que un ofrecimiento en tales condiciones será revelador de que no existe voluntad del patrón para que el trabajador se reintegre a su trabajo, lo cual no sucedió en el caso particular, sino que únicamente, después de transcurrido el término procesal que la Junta concedió a la trabajadora para que hiciera su manifestación en torno al ofrecimiento del empleo, la demandada solicitó a la responsable que tuviera a la trabajadora por no aceptando el empleo y que diera por terminada la relación de trabajo, gestión que podía hacer el patrón para que la Junta proveyera en relación a la oferta del empleo, debido al interés que tiene de conocer de manera cierta y oportuna de la decisión de la trabajadora en relación con la oferta de trabajo, y en su caso estar en posibilidad de tomar las medidas necesarias para cubrir la ausencia del trabajador en la fuente de trabajo.

"A lo anterior es aplicable la jurisprudencia emitida por la Segunda Sala de la Suprema Corte de Justicia de la Nación, que dice:

"‘Núm. Registro: 163075

"‘Jurisprudencia

"‘Materia(s): Laboral

"‘Novena Época

"‘Instancia: Segunda Sala

"‘Fuente: Semanario Judicial de la Federación y su Gaceta

"‘XXXIII, enero de 2011

"‘Tesis: 2a./J. 145/2010

"‘Página: 938

"‘OFRECIMIENTO DE TRABAJO. LA JUNTA DE CONCILIACIÓN Y ARBITRAJE ESTÁ FACULTADA PARA OTORGAR EL TÉRMINO DE TRES DÍAS HÁBILES AL TRABAJADOR PARA QUE MANIFIESTE SU ACEPTACIÓN O RECHAZO, CON EL APERCIBIMIENTO DE QUE SI NO LO DESAHOGA SE LE TENDRÁ POR INCONFORME.’ (se transcribe)

"...

En concordancia con lo expuesto, fue legal la determinación de la Junta responsable de considerar que el ofrecimiento del empleo se realizó de buena fe, toda vez que la demandada ofreció la reincorporación de la actora en su empleo con el mismo puesto que ésta señaló en su demanda, con una jornada de trabajo inferior a la máxima legal con la que se excepcionó y con el salario que adujo al dar contestación, aspectos estos últimos que acreditó; sin que en el particular la conducta procesal que refiere la quejosa evidencie mala fe, como antes se vio.

Asimismo, el Segundo Tribunal Colegiado en Materia de Trabajo del Cuarto Circuito al resolver el amparo directo ********** en sesión del **********, donde fungió como quejosa **********, en lo que interesa consideró:

"Precisado lo anterior, procede el análisis del argumento de la quejosa en relación a que la oferta de trabajo resultó de mala fe, considerando por una parte, que el presente juicio deviene de una reinstalación sin que la responsable analice tal circunstancia, en apoyo de lo anterior cita la tesis del rubro: ‘OFRECIMIENTO DE TRABAJO HECHO DE NUEVA CUENTA A UN TRABAJADOR REINSTALADO EN UN JUICIO ANTERIOR CALIFICACIÓN DEL.’ y, por otra parte, que la patronal tercero perjudicada pretendió ‘... que la responsable aperciba al actor de conformidad con lo establecido por el artículo 519, fracción III, último párrafo, de donde se desprende la verdadera conducta e intención de la demandada.’

"Lo anterior es fundado pero inoperante.

"En efecto, es fundado lo alegado, toda vez que del laudo reclamado se advierte que la Junta responsable al resolver sobre la calificativa del ofrecimiento de trabajo, desatendió que además de analizar las condiciones de trabajo, debe estimar toda conducta e indicio que genere convicción o no, referente a si el ofrecimiento de trabajo se realiza con el propósito de que la relación laboral continúe.

"En el caso, la responsable al calificar la oferta del empleo consideró:

"‘Ahora bien, la demandada ofrece la reinstalación a la actora en el puesto de **********, con un salario de $********** pesos diarios pagaderos en forma semanal a razón de $********** pesos semanales y con una jornada de labores comprendida de lunes a sábado de 8:00 a 12:00 y de las 12:30 a las 16:00 horas con media hora para descansar e ingerir alimentos la cual está comprendida de las 12:00 a las 12:30 horas de lunes a sábado, descansando el día domingo, jornada la cual se encuentra ajustada a los límites de la legal por lo que se estima que la oferta de trabajo es de buena fe demostrando con ello una verdadera intención de querer continuar con la relación de trabajo y generando a su favor la presunción de no ser cierto el despido del que se duelen los actores (sic), sirve de apoyo a lo anterior la jurisprudencia que establece: «OFRECIMIENTO DE TRABAJO. NO ES DE MALA FE PORQUE EL PATRÓN CONTROVIERTA LAS CONDICIONES DE TRABAJO Y MANIFIESTE SÓLO QUE LO HACE EN LAS MISMAS CONDICIONES EN QUE SE VENÍA PRESTANDO.» (se transcribe). Así como la diversa que establece: «OFRECIMIENTO DEL TRABAJO. EL CONTROVERTIRSE LA DURACIÓN DE LA JORNADA, EN BENEFICIO DEL TRABAJADOR, NO IMPLICA MALA FE EN EL.».’ (se transcribe)

"Como se ve de lo transcrito, la Junta responsable omitió analizar la oferta del empleo en relación con los antecedentes del caso y toda conducta de las partes, las circunstancias en que se da, y todo tipo de situaciones y condiciones que le permitieran concluir de manera prudente y racional que tal proposición revela la intención del patrón de que efectivamente continúe la relación de trabajo, o bien, que sólo persigue evadir la norma que le impone la carga de probar la justificación del despido, pues como se advierte, la calificación del empleo sólo fue desde la perspectiva de las condiciones fundamentales de trabajo (salario, jornada y puesto de trabajo), siendo que en el caso de un segundo juicio laboral, el ofrecimiento del trabajo no debe examinarse en forma aislada sino en relación con los aludidos aspectos que ya se dijo omitió la responsable.

"Lo anterior conforme a la jurisprudencia por contradicción de tesis sustentada por la otrora Cuarta Sala de la Suprema Corte de Justicia de la Nación, que la quejosa cita en su demanda de amparo, cuyos datos de identificación, rubro y texto dicen:

"‘Núm. Registro: 207948

"‘Octava Época

"‘Instancia: Cuarta Sala

"‘Fuente: Semanario Judicial de la Federación

"‘Tomo: VI, Primera Parte, julio a diciembre de 1990

"‘Tesis: 4a./J. 10/90

"‘Página: 243

"‘OFRECIMIENTO DEL TRABAJO HECHO DE NUEVACUENTA A UN TRABAJADOR REINSTALADO EN UN JUICIO ANTERIOR. CALIFICACIÓN DEL.’ (se transcribe)

"En ese orden de ideas, la omisión en que incurrió la Junta responsable se traduce en una infracción formal, y por ello, el concepto de violación de trato resulta fundado en ese aspecto; sin embargo, el mismo deviene inoperante porque resultaría inútil conceder el amparo solicitado para el efecto de que la Junta se avocara al examen correspondiente, toda vez que, una vez que la responsable reparara tal infracción, por diversas razones seguiría prevaleciendo la calificación de buena fe en la oferta del empleo.

"...

"Lo anterior es así, si se considera que para calificar de buena o mala fe el segundo o ulterior ofrecimiento del trabajo por parte del patrón que niega el despido dentro del juicio en que el trabajador lo demanda, alegando haber sido separado injustificadamente después de que fue reinstalado en un juicio anterior, deben tomarse en consideración las mismas reglas derivadas de los criterios jurisprudenciales establecidos sobre el tema por nuestro Máximo Tribunal, por lo que habrá de considerarse que la extinta Cuarta Sala de la Suprema Corte de Justicia de la Nación puso de manifiesto que la oferta de trabajo por el patrón será de buena fe, siempre que no afecte los derechos del trabajador, cuando no contraríe la Constitución Federal, la Ley Federal del Trabajo, o el contrato individual o colectivo de trabajo, es decir, la normatividad reguladora de los derechos del trabajador y en tanto se trate del mismo trabajo, en los mismos o mejores términos o condiciones laborales.