Tesis de Suprema Corte de Justicia, Cuarta Sala - Jurisprudencia - VLEX 26999047

Tesis de Suprema Corte de Justicia, Cuarta Sala

Emisor:Cuarta Sala
Materia:Laboral
RESUMEN

TRABAJADORES, PRELACION DE LOS CREDITOS DE LOS.

 
CONTENIDO

TRABAJADORES, PRELACION DE LOS CREDITOS DE LOS.

Si un trabajador, para hacer efectivo el cobro de sus salarios, embarga bienes pertenecientes al patrono, que �ste hab�a dado en prenda a otra persona, para garantizar una deuda, si se trata de rematar dichos bienes para pagar los salarios del trabajador, y se interpone tercer�a por quien ha recibido en prenda dichos bienes, debe tenerse en cuenta que el art�culo 36 de la Ley Federal del Trabajo, establece, que: "En los casos de quiebra, liquidaci�n, embargo, o sucesi�n, ya sea que contin�e el trabajador prestando sus servicios, o no, el s�ndico, liquidador, depositario, albacea o interventor, estar�n obligados a pagar, en el plazo de un mes, contado a partir del momento en que se presente cualquiera de los casos enunciados, los salarios devengados y reconocidos por la autoridad del trabajo". En esa virtud, si no se trata de alguno de los casos de excepci�n se�alados por la fracci�n XXX del art�culo 123 constitucional y por el art�culo 97 de la Ley Federal del Trabajo (concurso, quiebra o sucesi�n), sino que simplemente se trata de un embargo, se rige exclusivamente por lo establecido en el citado art�culo 36 de la Ley Federal del Trabajo, y debe concluirse que las mencionadas disposiciones no tienen aplicaci�n alguna, por lo que es indudable que no pudo haberlas violado la Junta se�alada como responsable, la que, por otra parte, si ha reconocido el cr�dito por salarios devengados, por el trabajador, estuvo en lo justo al considerar preferente este cr�dito, sobre el aducido por otra persona, cuando estim� improcedente la tercer�a de preferencia, interpuesta por dicha persona, y estuvo en lo justo tambi�n, al estimar preferente en su totalidad, el cr�dito del mencionado trabajador, porque no trat�ndose de quiebra o liquidaci�n judicial, ni de sucesi�n, sino simplemente de un embargo, no importa cu�l fuese el origen y naturaleza del cr�dito del tercerista.

Tomo XLV, p�gina 6940. I.A.�tico. Amparo 2730/33. A.V.. 24 de julio de 1935. Mayor�a de tres votos. Disidentes: V.S.G. y A.I.��rritu. La publicaci�n no menciona el nombre del ponente.

Tomo XLV, p�gina 1334. Amparo en revisi�n en materia de trabajo 13935/32. C.�n L. del Banco de Sonora, S. A. 23 de julio de 1935. Mayor�a de tres votos. Disidentes: V.S.G. y A.I.��rritu. R.: S.�n G.B..