Tesis de Suprema Corte de Justicia, Cuarta Sala - Jurisprudencia - VLEX 27110215

Tesis de Suprema Corte de Justicia, Cuarta Sala

Emisor:Cuarta Sala
Materia:Laboral
RESUMEN

INCAPACIDAD, INDEMNIZACION POR. PUEDE SER RECLAMADA POR LOS DEPENDIENTES ECONOMICOS DEL TRABAJADOR.

 
CONTENIDO

INCAPACIDAD, INDEMNIZACION POR. PUEDE SER RECLAMADA POR LOS DEPENDIENTES ECONOMICOS DEL TRABAJADOR.

La argumentaci�n en el sentido de que el pago de una indemnizaci�n por incapacidad permanente o temporal, total o parcial, proveniente de un riesgo profesional, s�lo puede ser reclamada por el trabajador, extingui�ndose el derecho correspondiente por su muerte, raz�n por la cual sus dependientes econ�micos no pueden exigir el pago de esa indemnizaci�n, no es correcta. En efecto, si bien es cierto que en un principio se sostuvo por esta Suprema Corte el criterio de que el derecho a exigir esas indemnizaciones, en los t�rminos del art�culo 300 de la Ley Federal del Trabajo, s�lo compet�a al trabajador, con la salvedad de que si �ste en vida hab�a ejercitado la acci�n correspondiente entonces ese derecho era susceptible de transmitirse a sus herederos, dicho criterio ha evolucionado y as�, en las ejecutoria dictadas en diversos amparos, se sostuvo que conforme a la disposici�n expresa del art�culo 300 de la Ley Federal del Trabajo, s�lo el trabajador tendr�a derecho a ejercitar la acci�n sobre indemnizaciones, excluy�ndose la posibilidad del derecho de terceros a t�tulo contractual para ejercitar la acci�n relativa, as� como para intentar el cobro de esa percepci�n por acci�n oblicua o como resultado de embargo, dados los fines que tiende a satisfacer esa indemnizaci�n, pero que no podr�a d�rsela al mismo art�culo el alcance de que imped�a, a los sucesores a t�tulo de herencia, ejercitar la acci�n repetida, por ser un derecho que hab�a ya entrado al patrimonio del autor de la sucesi�n. Posteriormente, esta idea se ampli� aun m�s, quedando enunciada en los t�rminos siguientes: Las prestaciones pendientes de pago a la muerte de un trabajador deben ser pagadas, en caso de fallecimiento de �ste a sus dependientes econ�micos que las reclamen por medio del juicio laboral respectivo, pues aunque tal procedimiento no se apoye en precepto expreso de la Ley Federal del Trabajo, tiene su justificaci�n en los principios que se derivan de la misma, toda vez que tales prestaciones constituyen percepciones pecuniarias emanadas del contrato de trabajo, que por el mismo corresponden al trabajador y, a falta de �ste por fallecimiento, a sus beneficiarios y no a sus sucesores legales, en virtud de que aqu�llos tienen necesidades inmediatas que satisfacer para las que no cuentan con m�s medios que las remuneraciones derivadas del trabajo del propio trabajador, y no pueden esperar para reclamarlas la dilatada tramitaci�n de un juicio sucesorio, que adem�s exige gastos casi inaccesibles a la gran mayor�a de los dependientes de un obrero y tambi�n, la m�s de las veces, superiores a las cantidades pendientes de pago por el patr�n.

  1. directo 4234/58. N.B.� de Jes�s. 6 de abril de 1959. Unanimidad de cuatro votos. Ponente: G.V..