Tesis Jurisprudencial num. P./J. 25/2002 de Suprema Corte de Justicia, Pleno, 1 de Junio de 2002 (Contradicción de tesis) - Jurisprudencia - VLEX 27195255

Tesis Jurisprudencial num. P./J. 25/2002 de Suprema Corte de Justicia, Pleno, 1 de Junio de 2002 (Contradicción de tesis)

Emisor:Pleno
Número de Resolución:P./J. 25/2002
Localizacion:Novena Época; Pleno; Semanario Judicial de la Federación y su Gaceta; XV, Junio de 2002; Pág. 81; [J];
Materia:Constitucional
Fecha de Publicación: 1 de Junio de 2002
RESUMEN

LEYES ELECTORALES. LA ÚNICA VÍA PARA IMPUGNARLAS ES LA ACCIÓN DE INCONSTITUCIONALIDAD.

 
CONTENIDO

LEYES ELECTORALES. LA �NICA V�A PARA IMPUGNARLAS ES LA ACCI�N DE INCONSTITUCIONALIDAD.

En el art�culo 105, fracci�n II, de la Constituci�n Pol�tica de los Estados Unidos Mexicanos, y en su ley reglamentaria, se establece que las leyes electorales federal y locales deben promulgarse y publicarse cuando menos noventa d�as antes de que inicie el proceso electoral en que vayan a aplicarse; que durante �ste no pueden someterse a modificaciones fundamentales, as� como el sistema de su impugnaci�n, conforme al cual la �nica v�a para plantear la no conformidad de dichas leyes con la Constituci�n es la acci�n de inconstitucionalidad, que puede promoverse dentro de los treinta d�as naturales siguientes a la fecha de la respectiva publicaci�n y que la �nica autoridad competente para conocer y resolver dichas acciones es la Suprema Corte de Justicia de la Naci�n, las que deben tramitarse y resolverse en plazos breves, a fin de que el legislador est� en posibilidad de llevar a cabo las modificaciones pertinentes, en caso de que la norma impugnada sea declarada inconstitucional. Por tanto, el Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federaci�n no puede, en ning�n caso, pronunciarse acerca de la constitucionalidad de leyes electorales, por no ser impugnables ante �l con motivo de los actos y resoluciones en los que se hubieran aplicado, porque por un lado, en atenci�n a su naturaleza, en cuanto a que est�n destinadas a regir un proceso electoral, es imprescindible partir de su firmeza, ya que de otra forma se vulnerar�a el equilibrio del proceso electoral, pues no ser�a l�gico que conforme a un sistema de contienda electoral entre partidos pol�ticos, se cuestionara la constitucionalidad de una norma relativa a ese proceso, con motivo de actos y resoluciones producidos en �l; y por el otro, que est� fuera de las facultades de ese tribunal cotejar la norma electoral frente a la Constituci�n, aun a pretexto de determinar su posible inaplicaci�n.

C.�n de tesis 2/2000-PL. Entre las sustentadas por la Sala Superior del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federaci�n y la Suprema Corte de Justicia de la Naci�n. 23 de mayo de 2002. Unanimidad de nueve votos. Ausentes: M.A.G.�itr�n y J.V.A.A.�n. Ponente: O.S.C. de G.�a V.. Secretario: P.A.N.M.�n.

El Tribunal P., en su sesi�n privada celebrada hoy diez de junio en curso, aprob�, con el n�mero 25/2002, la tesis jurisprudencial que antecede. M�xico, Distrito Federal, a diez de junio de dos mil dos.

Sentencias:

N�mero sentencia: 17107

Asunto: CONTRADICCI�N DE TESIS 2/2000-PL.

Promovente: ENTRE LAS SUSTENTADAS POR LA SALA SUPERIOR DEL TRIBUNAL ELECTORAL DEL PODER JUDICIAL DE LA FEDERACI�N Y LA SUPREMA CORTE DE JUSTICIA DE LA NACI�N.

Localizacion: 9a. �poca; P.; S.J.F. y su Gaceta; XV, Junio de 2002; P�g. 6;

Votos:

N�mero voto: 20109

Asunto: CONTRADICCI�N DE TESIS 2/2000-PL.

Promovente: ENTRE LAS SUSTENTADAS POR LA SALA SUPERIOR DEL TRIBUNAL ELECTORAL DEL PODER JUDICIAL DE LA FEDERACI�N Y LA SUPREMA CORTE DE JUSTICIA DE LA NACI�N.

Localizacion: 9a. �poca; P.; S.J.F. y su Gaceta; XV, Junio de 2002; P�g. 76;