Tesis Jurisprudencial num. P./J. 23/95 de Suprema Corte de Justicia, Pleno, 1 de Septiembre de 1995 (Por reiteración) - Jurisprudencia - VLEX 27223839

Tesis Jurisprudencial num. P./J. 23/95 de Suprema Corte de Justicia, Pleno, 1 de Septiembre de 1995 (Por reiteración)

Emisor:Pleno
Número de Resolución:P./J. 23/95
Localizacion:9a. Época; Pleno; S.J.F. y su Gaceta; II, Septiembre de 1995; Pág. 5
Materia:Constitucional,Común
Fecha de Publicación: 1 de Septiembre de 1995
RESUMEN

ARRESTO COMO MEDIDA DE APREMIO. LAS LEYES O CODIGOS QUE LO ESTABLECEN POR UN TERMINO MAYOR AL DE TREINTA Y SEIS HORAS, SON VIOLATORIOS DEL ARTICULO 21 CONSTITUCIONAL.

 
CONTENIDO

De la interpretación armónica de los artículos 17, 73 (a contrario sensu) y 124, de la Constitución Federal, se llega a la conclusión de que las legislaturas locales tienen facultades para establecer, en las leyes que expidan, las medidas de apremio de que dispondrán los jueces y magistrados para hacer cumplir sus determinaciones, medidas entre las cuales puede incluirse el arresto; sin embargo la duración de éste, no puede quedar al arbitrio del legislador, sino que debe sujetarse, como máximo, al término de treinta y seis horas que prevé el artículo 21 constitucional para infracciones a reglamentos gubernativos o de policía, pues si bien es cierto que la medida de apremio encuentra su fundamento en el artículo 17 constitucional y no se impone con objeto de castigar a un infractor, como sucede tratándose del arresto administrativo, sino como un medio para hacer cumplir las determinaciones judiciales, igualmente cierto resulta, que a través de ambas figuras, se priva de la libertad al afectado fuera de un procedimiento penal, por lo que si el artículo 17 constitucional no establece el límite temporal de dicha medida de apremio, debe recurrirse, por interpretación extensiva, al límite establecido por el artículo 21 constitucional para el arresto administrativo. En consecuencia, si alguna disposición de una ley o código establece el arresto como medida de apremio por un término mayor al de treinta y seis horas, es inconstitucional.

PRECEDENTES:

  1. en revisión 1937/94. A.A.S.. 3 de julio de 1995. Unanimidad de once votos. Ponente: J.D.R.. Secretaria: M.A.S.M..

Amparo en revisión 24/95. J.M.R.G.. 3 de julio de 1995. Unanimidad de once votos. Ponente: J.D.R.. Secretaria: M.A.S.M..

Amparo en revisión 1631/94. R.A.U.C.. 3 de julio de 1995. Unanimidad de once votos. Ponente: J.D.R.. Secretario: J.M.A.F..

Amparo en revisión 1798/94. J.L.A.. 3 de julio de 1995. Unanimidad de once votos. Ponente: J.D.R.. Secretaria: A.C. de O..

Amparo en revisión 399/95. E.S.T.. 3 de julio de 1995. Unanimidad de once votos. Ponente: S.S.A.A.. Secretaria: A. de León.

El Tribunal Pleno en su sesión privada celebrada el treinta y uno de agosto en curso, por unanimidad de once votos de los Ministros: Presidente J.V.A.A., S.S.A.A., M.A.G., J.V.C. y C., J.D.R., G.D.G.P., J. de J.G.P., G.I.O.M., H.R.P., O.M.S.C. y J.N.S.M.; aprobó, con el número 23/1995 (9a.) la tesis de jurisprudencia que antecede; y determinó que las votaciones de los precedentes son idóneas para integrarla. México, Distrito Federal, a treinta y uno de agosto de mil novecientos noventa y cinco.