Tesis de Suprema Corte de Justicia, Primera Sala - Jurisprudencia - VLEX 27062910

Tesis de Suprema Corte de Justicia, Primera Sala

Emisor:Primera Sala
Materia:Penal
RESUMEN

RAPTO Y ESTUPRO, COMPROBACION DEL CUERPO DE LOS DELITOS DE (LEGISLACION DEL ESTADO DE JALISCO).

 
CONTENIDO

RAPTO Y ESTUPRO, COMPROBACION DEL CUERPO DE LOS DELITOS DE (LEGISLACION DEL ESTADO DE JALISCO).

El delito de rapto, de acuerdo con lo prevenido por el art�culo 241 del C�digo Penal en el Estado de Jalisco, consiste en apoderarse de un mujer por medio de la violencia f�sica o moral o del enga�o, para satisfacer alg�n deseo er�tico sexual o para casarse; y, el art�culo 236 del mismo c�digo previene, que el que tenga c�pula con una mujer menor de 18 a�os, casta y honesta, obteniendo su consentimiento por medio de seducci�n o enga�o, se le aplicar�n de un mes a tres a�os de prisi�n y multa de cincuenta a quinientos pesos, excepto en el caso del art�culo 240 (la seducci�n se presume salvo prueba en contrario), y tal hecho constituye el delito de estupro; y el art�culo 243 determina que por el solo hecho de no haber cumplido los 18 a�os la mujer robada, que voluntariamente siga a su raptor, se presume que se emple� la seducci�n. Ahora bien, si de las declaraciones del acusado y de la ofendida, aparece que el primero llev� de una poblaci�n a otra, a la segunda, donde tuvo contacto carnal con ella; y del certificado m�dico consta que la edad de la ofendida es de menos de 18 a�os, debe tenerse por acreditada la existencia de los delitos de rapto y estupro, constituyendo el segundo delito, el haber satisfecho el acusado sus deseos er�tico sexuales; debiendo presumirse que para llegar a la consumaci�n de ambos delitos, el acusado hizo uso de la seducci�n, por ser menor de 18 a�os la ofendida, ya que la seducci�n, seg�n la doctrina, consiste en la acci�n sugestiva ejercida por una persona, en el �nimo de otra, para determinar su conducta en la direcci�n que se propone, recayendo siempre sobre personas psicol�gicas de minoridad mental reconocida, como la mujer, los menores de edad, etc�tera. El delito de rapto, seg�n la doctrina consiste en el robo de una mujer con miras deshonestas, como ocurre en el caso, o para casarse con ella, sin el consentimiento de aquellas personas que tienen derecho a denegarlo y con la convivencia o sin ella de la mujer raptada, y los hechos que integran tal delito son la seducci�n o violencia de la voluntad y el hecho material de detentar la libertad de la mujer por un tiempo m�s o menos largo, actos comprobados, seg�n se dijo antes. Si no se ofrece prueba para demostrar que la menor ofendida no era mujer casta y honesta en el momento en que ocurrieron los hechos, esto es, que no disfrutara de buena fama y de reputaci�n de mujer honesta, mientras tal prueba no exista, la presunci�n legal debe ser en el sentido de que la mujer ofendida por un delito contra su pudor, tiene el car�cter de honesta y casta, aun en el supuesto de no ser virgen en el momento en que se cometi� en ella el hecho delictuoso.

Amparo penal directo 4257/40. G.N.S.�s. 14 de agosto de 1940. Unanimidad de cuatro votos. Ausente: R.C.�vez S�nchez. La publicaci�n no menciona el nombre del ponente.