Tesis de Suprema Corte de Justicia, Primera Sala - Jurisprudencia - VLEX 27172662

Tesis de Suprema Corte de Justicia, Primera Sala

Emisor:Primera Sala
Materia:Penal
RESUMEN

PARRICIDIO COMETIDO EN EL EXTRANJERO. APLICACION DEL ARTICULO 4o. DEL CODIGO PENAL FEDERAL.

 
CONTENIDO

PARRICIDIO COMETIDO EN EL EXTRANJERO. APLICACION DEL ARTICULO 4o. DEL CODIGO PENAL FEDERAL.

Respecto al delito de parricidio cometido en el extranjero, con relaci�n al art�culo 4o. del C�digo Penal Federal, debe se�alarse que de acuerdo con la sistem�tica jur�dico penal que se ocupa del estudio de las figuras legales, al parricidio se le considera como un tipo especial cualificado; esto es, que al homicidio, reputado, el modelo fundamental o b�sico de la familia de delitos, cuyo n�cleo gira en torno a la privaci�n de la vida, se le agregan determinadas caracter�sticas para formar un nuevo tipo, el cual cobra plena autonom�a e independencia de aqu�l que le dio origen, y que adem�s se le denomina de manera diferente, en este caso, "parricidio". Ahora bien, la correcta interpretaci�n del precepto 4o. invocado, no puede referirse a que la privaci�n de la vida del ascendiente consangu�neo en l�nea recta, debe denominarse en los Estados Unidos de Norteam�rica (o en otro pa�s en su caso) tambi�n parricidio; sino que de acuerdo al sentido que el legislador quiso dar al texto del dispositivo que se comenta, debe entenderse que el hecho il�cito, comprendiendo la conducta y el resultado t�pico, tenga ese car�cter en ambos pa�ses, independientemente del nomen juris que se le haya otorgado en los mismos; por ende, si en el Estado de California, de la Uni�n Americana se sanciona penalmente el asesinato (privaci�n de la vida a un ser humano), que de acuerdo con las circunstancias de ejecuci�n se le denomina homicidio de primero o segundo grado, debe concluirse que es correlativa de esa norma el parricidio previsto por nuestro C�digo Penal Federal; m�xime si tomamos en cuenta que, al definir el modelo que nos ocupa, el legislador en el art�culo 323 recurri� a utilizar el nombre del il�cito fundamental o b�sico en torno al cual se agrupan los otros con id�ntico n�cleo, al establecer que el parricidio es el homicidio del padre, de la madre o cualquier otro ascendiente consangu�neo y en l�nea recta, sean leg�timos o naturales, sabiendo el delincuente ese parentesco.

Amparo directo 8616/82. S.D. o S.R.D.. 10 de agosto de 1983. Cinco votos. Ponente: F.C.T..