Tesis de Suprema Corte de Justicia, Primera Sala - Jurisprudencia - VLEX 27628683

Tesis de Suprema Corte de Justicia, Primera Sala

Emisor:Primera Sala
Materia:Penal
RESUMEN

PARRICIDIO COMETIDO EN EL EXTRANJERO. APLICACIÓN DEL ARTÍCULO 4o. DEL CÓDIGO PENAL FEDERAL.-

 
CONTENIDO

PARRICIDIO COMETIDO EN EL EXTRANJERO. APLICACI�N DEL ART�CULO 4o. DEL C�DIGO PENAL FEDERAL.-

Respecto al delito de parricidio cometido en el extranjero, con relaci�n al art�culo 4o. del C�digo Penal Federal, debe se�alarse que de acuerdo con la sistem�tica jur�dico-penal que se ocupa del estudio de las figuras legales, al parricidio se le considera como un tipo especial cualificado; esto es, que al homicidio reputado, el modelo fundamental o b�sico de la familia de delitos, cuyo n�cleo gira en torno a la privaci�n de la vida, se le agregan determinadas caracter�sticas para formar un nuevo tipo, el cual cobra plena autonom�a e independencia de aquel que le dio origen, y que adem�s se le denomina de manera diferente, en este caso "parricidio". Ahora bien, la correcta interpretaci�n del precepto 4o. invocado, no puede referirse a que la privaci�n de la vida del ascendiente consangu�neo en l�nea recta, debe denominarse en los Estados Unidos de Norteam�rica (o en otro pa�s en su caso) tambi�n parricidio; sino que de acuerdo al sentido que el legislador quiso dar al texto del dispositivo que se comenta, debe entenderse que el hecho il�cito, comprendiendo la conducta y el resultado t�pico, tenga ese car�cter en ambos pa�ses, independientemente del nomen juris que se le haya otorgado en los mismos; por ende, si en el Estado de California de la Uni�n Americana se sanciona penalmente el asesinato (privaci�n de la vida a un ser humano), que de acuerdo con las circunstancias de ejecuci�n se le denomina homicidio de primer o segundo grado, debe concluirse que es correlativa de esa norma el parricidio previsto por nuestro C�digo Penal Federal; m�xime si tomamos en cuenta que, al definir el modelo que nos ocupa, el legislador en el art�culo 323 recurri� a utilizar el nombre del il�cito fundamental o b�sico en torno al cual se agrupan los otros con id�ntico n�cleo, al establecer que el parricidio es el homicidio del padre, de la madre o cualquier otro ascendiente consangu�neo y en l�nea recta, sean leg�timos o naturales, sabiendo el delincuente ese parentesco.

Amparo directo 8616/82.-S.D. o S.R.�guez Draney.-10 de agosto de 1983.-Cinco votos.-Ponente: F.C.T..

Semanario Judicial de la Federaci�n, S�ptima �poca, Vol�menes 175-180, Segunda Parte, p�gina 109, Primera Sala.