Tesis de Suprema Corte de Justicia, Sala Superior - Jurisprudencia - VLEX 27651137

Tesis de Suprema Corte de Justicia, Sala Superior

Emisor:Sala Superior
Materia:Otra
RESUMEN

DERECHO DE ASOCIACIÓN EN MATERIA POLÍTICO-ELECTORAL. BASE DE LA FORMACIÓN DE LOS PARTIDOS POLÍTICOS Y AGRUPACIONES POLÍTICAS.-

 
CONTENIDO

DERECHO DE ASOCIACI�N EN MATERIA POL�TICO-ELECTORAL. BASE DE LA FORMACI�N DE LOS PARTIDOS POL�TICOS Y AGRUPACIONES POL�TICAS.-

El derecho de asociaci�n en materia pol�tico-electoral es un derecho fundamental consagrado en el art�culo 35, fracci�n III, de la Constituci�n Pol�tica de los Estados Unidos Mexicanos que propicia el pluralismo pol�tico y la participaci�n de la ciudadan�a en la formaci�n del gobierno. La libertad de asociaci�n, que subyace a ese derecho, constituye una conditio sine qua non de todo Estado constitucional democr�tico de derecho, pues sin la existencia de este derecho fundamental o la falta de garant�as constitucionales que lo tutelen, no s�lo se impedir�a la formaci�n de partidos pol�ticos y de asociaciones de diversos signos ideol�gicos, sino que el mismo principio constitucional de sufragio universal, establecido en forma expresa en el art�culo 41, fracci�n I, p�rrafo segundo, de la Constituci�n federal, quedar�a socavado; por lo tanto, el derecho de asociaci�n en materia pol�tico-electoral est� en la base de la formaci�n de los partidos pol�ticos y asociaciones pol�ticas. Sobre el particular, es necesario dejar establecido que todo ciudadano mexicano tiene derecho a asociarse individual y libremente para tomar parte en forma pac�fica en los asuntos pol�ticos del pa�s; espec�ficamente, es derecho de los ciudadanos mexicanos constituir partidos pol�ticos nacionales y agrupaciones pol�ticas, en conformidad con lo dispuesto en los art�culos 9o.; 35, fracci�n III; 41, fracciones I, p�rrafo segundo in fine, y IV; y 99, fracci�n V, de la Constituci�n federal, as� como 5o., p�rrafo 1, del C�digo Federal de Instituciones y Procedimientos Electorales. As�, en ejercicio del derecho de asociaci�n en materia pol�tico-electoral, los ciudadanos pueden formar partidos pol�ticos y agrupaciones pol�ticas, cumpliendo con los requisitos que se establecen en la ley. El ejercicio de la libertad de asociaci�n en materia pol�tica prevista en el art�culo 9o. constitucional est� sujeta a varias limitaciones y una condicionante: las primeras est�n dadas por el hecho de que su ejercicio sea pac�fico y con un objeto l�cito, mientras que la �ltima circunscribe su realizaci�n a los sujetos que tengan la calidad de ciudadanos mexicanos, lo cual es acorde con lo previsto en el art�culo 33 de la Constituci�n federal. Asimismo, si el ejercicio de esa libertad pol�tica se realiza a trav�s de los partidos pol�ticos, debe cumplirse con las formas espec�ficas que se regulen legalmente para permitir su intervenci�n en el proceso electoral.

Tercera �poca:

Juicio para la protecci�n de los derechos pol�tico-electorales del ciudadano. SUP-JDC-117/2001.-Jos� L.A.H.-30 de enero de 2002.-Mayor�a de cinco votos.-Los Magistrados Eloy Fuentes Cerda y A.B.N.H. votaron porque se confirmara la resoluci�n impugnada, al considerar que la parte actora no comprob� el hecho fundatorio de sus pretensiones jur�dicas, omitiendo, en consecuencia, pronunciarse sobre la cuesti�n jur�dica que aborda la presente tesis.

Juicio para la protecci�n de los derechos pol�tico-electorales del ciudadano. SUP-JDC-127/2001.-Sandra R.O.N.-30 de enero de 2002.-Mayor�a de cinco votos.-Los Magistrados Eloy Fuentes Cerda y A.B.N.H. votaron porque se confirmara la resoluci�n impugnada, al considerar que la parte actora no comprob� el hecho fundatorio de sus pretensiones jur�dicas, omitiendo, en consecuencia, pronunciarse sobre la cuesti�n jur�dica que aborda la presente tesis.

Juicio para la protecci�n de los derechos pol�tico-electorales del ciudadano. SUP-JDC-128/2001.-Dora Soledad J�come Miranda.-30 de enero de 2002.-Mayor�a de cinco votos.-Los Magistrados Eloy Fuentes Cerda y A.B.N.H. votaron porque se confirmara la resoluci�n impugnada, al considerar que la parte actora no comprob� el hecho fundatorio de sus pretensiones jur�dicas, omitiendo, en consecuencia, pronunciarse sobre la cuesti�n jur�dica que aborda la presente tesis.

C.�n Oficial de Jurisprudencia y Tesis Relevantes 1997-2002, p�ginas 63-64, S. Superior, tesis S3ELJ 25/2002.