Tesis de Suprema Corte de Justicia, Tercera Sala - Jurisprudencia - VLEX 26946793

Tesis de Suprema Corte de Justicia, Tercera Sala

Emisor:Tercera Sala
Materia:Civil
RESUMEN

INTERDICTO DE RECUPERAR, BASADO EN LA POSESION PRECARIA (LEGISLACION DEL ESTADO DE MEXICO).

 
CONTENIDO

INTERDICTO DE RECUPERAR, BASADO EN LA POSESION PRECARIA (LEGISLACION DEL ESTADO DE MEXICO).

El art�culo 1170 del C�digo de Procedimientos Civiles vigente en el Estado de M�xico, dice que compete el interdicto de retener, al que estando en posesi�n civil o precaria de las cosas o derechos a que se refieren los art�culos 1332 y 1333 del propio ordenamiento, es amenazado grave o legalmente de despojo, por parte de un tercero, o prueba que �ste ha ejecutado o hecho ejecutar actos preparatorios que tiendan directamente a una usurpaci�n violenta. El art�culo 1184 del propio cuerpo de leyes, establece, a su vez, que puede usar del interdicto de recuperar, todo el que ha pose�do por m�s de un a�o en nombre propio o en nombre ajeno y, por �ltimo, el 1142 de la misma codificaci�n define el t�tulo precario, expresando, que se llama precario para los efectos del art�culo que precede, o sea el que previene que no puede usar de interdicto de obra nueva, quien posee con t�tulo precario, el que sin ser traslativo de dominio s�lo confiere la simple tenencia o posesi�n natural de la cosa en nombre de otro; de lo que se infiere que todo aqu�l que disfrute de la simple tenencia o posesi�n natural de una cosa inmueble, es s�lo poseedor precario de �ste; pero ellos no obstante en esa su condici�n de poseedor precario o independientemente del poseedor originario o directo, puede por s� y usando de facultades que le son propias, defender su posesi�n derivada y sostenida y aun recuperarla, mediante el ejercicio de las respectivas acciones de interdicto, que las mismas leyes le conceden expresamente, y cabe por lo tanto, suponer que si tiene derecho para usar de las acciones posesorias, debe asistirle tambi�n, por mayor�a de raz�n, la posibilidad de oponerse a la realizaci�n de cualquier acto judicial que, con perjuicio de sus aludidos derechos de poseedor precario, se pretendiera llevar a cabo en v�a de mera jurisdicci�n voluntaria, pues de acuerdo con los antecedentes legislativos del art�culo 1365 del propio ordenamiento, el mismo, al disponer que si a la solicitud se opusiere alguno que tenga personalidad para ello, no quiso ni quiere exigir la comprobaci�n de la personalidad, o mejor dicho de personer�a alguna, sino simplemente poner de manifiesto la necesidad de que el poseedor que menciona, tenga la capacidad legal para comparecer en juicio, que exigen las leyes y que, de acuerdo con la invocada codificaci�n, no es otra, en el caso, que la se�alada por el art�culo 36 del propio c�digo, o sea, la de legitimidad para promover en juicio, as� como un inter�s en ello, que el Juez debe apreciar en cada caso, de acuerdo con la facultad que le concede el art�culo 1366 de la misma ley adjetiva.

Amparo civil en revisi�n 2299/36. H. de R.G.. 22 de abril de 1938. Unanimidad de cinco votos. La publicaci�n no menciona el nombre del ponente.