Tesis de Suprema Corte de Justicia, Tercera Sala - Jurisprudencia - VLEX 27162096

Tesis de Suprema Corte de Justicia, Tercera Sala

Emisor:Tercera Sala
Materia:Civil
RESUMEN

COSTAS, CONDENACION FORZOSA EN. DESISTIMIENTO (LEGISLACION DEL ESTADO DE DURANGO).

 
CONTENIDO

COSTAS, CONDENACION FORZOSA EN. DESISTIMIENTO (LEGISLACION DEL ESTADO DE DURANGO).

El art�culo 34 de la Ley de Enjuiciamiento del Estado de Durango establece: "Intentada la acci�n y fijados los puntos cuestionados, no podr� modificarse ni alterarse, salvo en los casos en que la ley lo permita. El desistimiento de la demanda s�lo importa la p�rdida de la instancia y requiere el consentimiento del demandado. El desistimiento de la acci�n extingue �sta aun sin consentirlo el reo. En todos los casos el desistimiento produce el efecto de que las cosas vuelvan al estado que ten�an antes de la presentaci�n de la demanda y obliga al que la hizo a pagar las costas y los da�os y perjuicios a la contraparte, salvo convenio en contrario". Es decir, establece una causa forzosa de condena en costas para el actor que se desiste de la acci�n en el proceso com�n, porque contiene impl�citamente un juicio sobre el comportamiento procesal de las partes, que constituye su ratio legis, o sea, porque el comportamiento de aqu�l obliga al demandado a defender la tutela de un derecho subjetivo y a accionar dentro del proceso instaurado en su contra. Ahora bien, se debe establecer cu�l es la fuente de la obligaci�n de pagar costas, entendi�ndose por �stas los honorarios que se deben cubrir al o a los abogados que patrocinan un negocio y, para ello, se parte de un supuesto: el nexo entre costas y proceso; es decir, que no puede haber costas, sino cuando existe un proceso. Por otra parte, debe reconocerse que toda responsabilidad humana debe tener una fuente jur�dica, pero como un�nimemente se admite que las costas tienen un car�cter restitutorio, debe determinarse cu�l es la fuente de la responsabilidad por el da�o resarcible. Si en un caso, eliminada la responsabilidad contractual, pues surge con la sentencia de condena, quedan como �nicas fuentes, la extracontractual o la legal, esta �ltima es a la que se debe prestar especial atenci�n, para estar en aptitud de determinar el pago de costas que exija el quejoso actor en contra del demandado tercero perjudicado, pues la obligaci�n creada por el art�culo en consulta, es para mantener un comportamiento de buena fe en la iniciaci�n y desarrollo del proceso, tanto por lo que hace a la valoraci�n del derecho sustantivo hecho valer, cronol�gicamente anterior al proceso mismo, como al desarrollo de �ste, en sus diversas etapas, es por tanto una obligaci�n nata ex lege. Luego, en caso de desistimiento tanto de la acci�n como de la instancia en el proceso com�n, no en el ejecutivo mercantil que est� regido por una ley federal como lo es el C�digo de Comercio en vigor, la resoluci�n que acuerde esos desistimientos debe contener una condena en costas y el Juez debe de hacerla no tan s�lo a petici�n de parte, sino de oficio, cuando se trate exclusivamente del desistimiento de la acci�n, ya que se realiza por disposici�n expresa de la ley y sin que la contraparte tenga siquiera oportunidad de pedir tal condena, pues no necesita el consentimiento del reo.

Amparo directo 1819/74. M.M.F.. 13 de junio de 1975. Unanimidad de cuatro votos. Ponente: J.R.P.V.. Secretario: R.A.C..

G.�as: Ap�ndice 1917-1985, Cuarta Parta, Tercera Sala, tesis relacionada con la jurisprudencia 113, 328.