Tesis Jurisprudencial num. 2a./J. 71/98 de Suprema Corte de Justicia, Segunda Sala, 1 de Septiembre de 1998 (Contradicción de tesis) - Jurisprudencia - VLEX 27209438

Tesis Jurisprudencial num. 2a./J. 71/98 de Suprema Corte de Justicia, Segunda Sala, 1 de Septiembre de 1998 (Contradicción de tesis)

Emisor:Segunda Sala
Número de Resolución:2a./J. 71/98
Localizacion:Novena Época; Segunda Sala; Semanario Judicial de la Federación y su Gaceta; VIII, Septiembre de 1998; Pág. 375; [J];
Materia:Laboral
Fecha de Publicación: 1 de Septiembre de 1998
RESUMEN

PRUEBA PERICIAL MÉDICA EN MATERIA LABORAL. SU CONDICIONAMIENTO A QUE EL TRABAJADOR SE TRASLADE A UN LUGAR DIVERSO AL EN QUE RESIDE, CONSTITUYE UNA VIOLACIÓN PROCESAL DE IMPOSIBLE REPARACIÓN QUE HACE PROCEDENTE EL AMPARO INDIRECTO.

 
CONTENIDO

PRUEBA PERICIAL M�DICA EN MATERIA LABORAL. SU CONDICIONAMIENTO A QUE EL TRABAJADOR SE TRASLADE A UN LUGAR DIVERSO AL EN QUE RESIDE, CONSTITUYE UNA VIOLACI�N PROCESAL DE IMPOSIBLE REPARACI�N QUE HACE PROCEDENTE EL AMPARO INDIRECTO.

Si bien es cierto que la regla general establecida en la fracci�n III del art�culo 159 de la Ley de Amparo, determina que en los juicios seguidos ante tribunales civiles, administrativos o del trabajo, se considerar�n violadas las leyes del procedimiento y que se afectan las defensas del quejoso cuando no se le reciban las pruebas que legalmente haya ofrecido o cuando no se reciban conforme a la ley, debiendo ser en el amparo directo que en contra del laudo correspondiente se interponga, cuando deba hacerse valer tal violaci�n; tambi�n lo es que esta regla tiene una excepci�n que se deriva de lo establecido en la fracci�n IV del art�culo 114 de la propia ley, en la que se prev� la procedencia del amparo indirecto, en contra de actos en el juicio que tengan sobre las personas o las cosas una ejecuci�n que sea de imposible reparaci�n, entendi�ndose por �sta la afectaci�n a derechos sustantivos contenidos en las garant�as individuales consagradas en la Constituci�n, que no ser�n susceptibles de reparaci�n aun cuando se dictara un laudo favorable al quejoso. Ahora bien, en el caso, por tratarse de un proceso en materia laboral, en el que se encuentran en juego intereses pertenecientes a esta clase social y en el que se deben seguir ciertos principios como el de suplencia de la queja, econom�a, sencillez y no existencia de costas judiciales, es evidente que la circunstancia de que la Junta responsable se�ale como lugar de desahogo de la prueba pericial en medicina del trabajo, un lugar marcadamente distante de su jurisdicci�n y del domicilio del demandante y una fecha demasiado lejana para el desahogo de dicha probanza, implica, por un lado, una erogaci�n patrimonial que trasciende a los derechos sustantivos de �ste, en tanto condiciona el desahogo de la referida probanza a la capacidad econ�mica que el obrero tenga para trasladarse a esa ciudad; adem�s, aunque tuviera capacidad para hacerlo, ser�a un gasto que no podr�a recuperar ni siquiera en el supuesto de que el laudo le fuera favorable. Aunado a lo anterior, debe tomarse en consideraci�n que el plazo tan prolongado para el desahogo de la prueba pericial m�dica, podr�a resultar perjudicial para la salud del trabajador. Lo anterior impone como conclusi�n, que tales actos deban ser considerados como de imposible reparaci�n y que en su contra sea procedente el amparo indirecto.

C.�n de tesis 8/97. Entre las sustentadas por el Primer y Segundo Tribunales Colegiados del D�cimo Noveno Circuito. 26 de junio de 1998. Cinco votos. Ponente: S.S.A.A.. Secretaria: C.F.S..

Tesis de jurisprudencia 71/98. Aprobada por la Segunda Sala de este Alto Tribunal, en sesi�n p�blica de veintis�is de junio de mil novecientos noventa y ocho.

Sentencias:

N�mero sentencia: 5168

Asunto: CONTRADICCI�N DE TESIS 8/97.

Promovente: ENTRE LAS SUSTENTADAS POR EL PRIMER Y SEGUNDO TRIBUNALES COLEGIADOS DEL D�CIMO NOVENO CIRCUITO.

Localizacion: 9a. �poca; 2a. Sala; S.J.F. y su Gaceta; VIII, Septiembre de 1998; P�g. 376;