Ejecutoria num. 4a./J. 48/94 de Suprema Corte de Justicia, Cuarta Sala - Jurisprudencia - VLEX 26831609

Ejecutoria num. 4a./J. 48/94 de Suprema Corte de Justicia, Cuarta Sala

Emisor:Cuarta Sala
Número de Resolución:4a./J. 48/94
Materia:Suprema Corte de Justicia de México
Fecha de Publicación: 1 de Noviembre de 1994
RESUMEN

COMPETENCIA. INSTITUCIONES DE BANCA DE DESARROLLO. DE LOS CONFLICTOS CON SUS TRABAJADORES, CORRESPONDE CONOCER AL TRIBUNAL FEDERAL DE CONCILIACION Y ARBITRAJE.

 
ÍNDICE
CONTENIDO

COMPETENCIA 310/94. ENTRE LA JUNTA LOCAL DE CONCILIACION Y ARBITRAJE DEL ESTADO DE COAHUILA Y LA JUNTA ESPECIAL NUMERO CUARENTA Y DOS DE LA FEDERAL DE CONCILIACION Y ARBITRAJE.

CONSIDERANDO:

SEGUNDO

Esta S. estima que debe declararse competente para conocer de la demanda laboral de que se trata al Tribunal Federal de Conciliación y Arbitraje, por las razones que en seguida se expondrán:

En primer lugar, resulta pertinente señalar que de las constancias de autos se desprende que los actores en el juicio laboral demandaron a la empresa denominada Proveedora Basan, Sociedad Anónima de Capital Variable y a la persona física de nombre P.R., por el pago de indemnización constitucional y otras prestaciones, con motivo del despido injustificado del que dicen fueron objeto; y, que en la audiencia de conciliación, demanda y excepciones y ofrecimiento y admisión de pruebas (foja 22), ampliaron su demanda en forma solidaria en contra del Banco de Crédito Rural del Centro Norte, aduciendo que las tareas de limpieza, seguridad y de choferes que realizaban eran en beneficio de este último.

También conviene precisar que los artículos 1o. y 5o. de la Ley Orgánica del Sistema Banrural, disponen:

"ARTICULO 1o. La presente ley rige la organización y el funcionamiento del sistema banrural y de las sociedades nacionales de crédito siguientes que lo integran: ...

  1. Banco de Crédito Rural del Centro Norte,..."

ARTICULO 5o. El Banco Nacional de Crédito Rural es una institución de banca de desarrollo, constituida con el carácter de Sociedad Nacional de Crédito, en los términos de la Ley Reglamentaria del Servicio Público de Banca y Crédito.

Por su parte, el artículo 3o. de la Ley de Instituciones de Crédito, publicada en el Diario Oficial de la Federación de dieciocho de julio de mil novecientos noventa, que abrogó la Ley Reglamentaria del Servicio Público de Banca y Crédito, prevé:

ARTICULO 3o. El Sistema Bancario Mexicano estará integrado por el Banco de México, las instituciones de banca múltiple, las instituciones de banca de desarrollo, el Patronato del Ahorro Nacional y los fideicomisos públicos constituidos por el gobierno federal para el fomento económico, así como aquéllos que para el desempeño de las funciones que la ley encomienda al Banco de México, con tal carácter se constituyan.

Asimismo, el artículo 123, apartado B, fracciones XII y XIII bis constitucional, establece:

"ARTICULO 123. Toda persona tiene derecho al trabajo digno y socialmente útil; al efecto, se promoverán la creación de empleos y la organización social para el trabajo, conforme a la ley. El Congreso de la Unión, sin contravenir a las bases siguientes, deberá expedir leyes sobre el trabajo, las cuales regirán: ... B. Entre los Poderes de la Unión, el gobierno del Distrito Federal y sus trabajadores: ... XII. Los conflictos individuales, colectivos o intersindicales serán sometidos a un Tribunal Federal de Conciliación y Arbitraje, integrado según lo prevenido en la ley reglamentaria. XIII bis. Las entidades de la Administración Pública Federal que formen parte del sistema bancario mexicano regirán sus relaciones laborales con sus trabajadores por lo dispuesto en el presente apartado; ...".

Luego, si atento a lo previsto por las normas secundarias y constitucional antes reproducidas el Banco de Crédito Rural del Centro Norte, es una institución de banca de desarrollo constituida con el carácter de sociedad nacional de crédito que forma parte del sistema bancario mexicano, mismo al que se le demanda por los accionantes las mismas prestaciones en el juicio laboral en forma solidaria con otros demandados, en virtud de que dicen venían realizando sus laborales en beneficio de este último, es incuestionable que la competencia para conocer de tal asunto recae en el Tribunal Federal de Conciliación y Arbitraje, como ya se dijo; sin importar que los demás demandados no se encuentren en los supuestos de los preceptos mencionados, ya que por haberse ejercitado todas las acciones en una sola demanda laboral no debe dividirse la continencia de la causa; sin interesar tampoco la procedencia o improcedencia de la acción intentada, pues el fincamiento de la competencia es una cuestión previa, mientras aquélla se decidirá al dictarse el laudo correspondiente con base en lo que se hubiere probado durante el procedimiento.

Sirve de apoyo, la tesis número VIII/94, de esta Cuarta Sala, aprobada en sesión privada de dieciocho de abril de mil novecientos noventa y cuatro, que a la letra dice:

COMPETENCIA. INSTITUCIONES DE BANCA DE DESARROLLO. DE LOS CONFLICTOS CON SUS TRABAJADORES, CORRESPONDE CONOCER AL TRIBUNAL FEDERAL DE CONCILIACION Y ARBITRAJE.-De conformidad con lo establecido en el artículo 30 de la Ley de Instituciones de Crédito, las instituciones de banca de desarrollo son entidades de la administración pública federal, con personalidad jurídica y patrimonio propio; y de acuerdo con el artículo 123, apartado B, fracción XII bis, (sic) constitucional, dichas entidades, que forman parte del sistema bancario mexicano, regirán sus relaciones laborales con sus trabajadores por lo dispuesto en ese apartado, lo que queda corroborado con lo previsto por los artículos 1o. y 5o. de la ley reglamentaria del normativo constitucional en cita, y si además, en la fracción XII, del apartado B, del artículo 123 de la Carta Magna, se fija la competencia del Tribunal Federal de Conciliación y Arbitraje, para conocer de los conflictos individuales, colectivos o intersindicales, debe concluirse que la competencia para conocer de una demanda laboral promovida contra una institución de banca de desarrollo, como entidad de la administración pública federal, se surte en favor del tribunal aludido.

Debe destacarse que los conflictos de competencia son de orden público, y por ello, esta Cuarta Sala puede declarar competente a una tercera autoridad, aunque no haya intervenido en la contienda competencial como sucede en la especie. Tiene aplicación la jurisprudencia número 4, sustentada por esta S., visible en la página 26 del Informe de Labores correspondiente al año de 1989, cuyo texto es:

COMPETENCIA. PUEDE DECLARARSE EN FAVOR DE AUTORIDAD NO CONTENDIENTE.-En los conflictos de competencia, siendo de orden público, puede declararse competente a una tercera autoridad, aunque no haya intervenido en la contienda competencial.

Finalmente, por las consideraciones antes precisadas, es de estimarse que no se está en el supuesto que prevé el punto 1 de la fracción II del artículo 527 de la Ley Federal del Trabajo, para que el asunto sea de la competencia de la Junta Especial Número Cuarenta y Dos de la Federal de Conciliación y Arbitraje en el Estado de Coahuila, como lo sostuvo la diversa Junta Local de Conciliación y Arbitraje de la propia entidad federativa, cuyo precepto citó para apoyar su incompetencia.

Por lo expuesto y fundado, se resuelve:

UNICO.-Se declara que el Tribunal Federal de Conciliación y Arbitraje, es la autoridad competente para conocer de la demanda laboral interpuesta por J.T.M.R. y otros, en contra de la empresa denominada Proveedora Basan, Sociedad Anónima de Capital Variable, P.R. y Banco de Crédito Rural Centro Norte.

N.; con testimonio de esta resolución, remítanse los autos al mencionado Tribunal Federal de Conciliación y Arbitraje y hágase saber lo anterior a la Junta Local de Conciliación y Arbitraje así como a la Junta Especial Número Cuarenta y Dos de la Federal de Conciliación y Arbitraje, ambas con residencia en la ciudad de Torreón, Coahuila, para su conocimiento y, en su oportunidad, archívese el expediente como asunto concluido.

Así, por unanimidad de cinco votos de los señores Ministros presidente I.M.C., J.D.R., F.L.C., C.G.V. y J.A.L.D., lo resolvió la Cuarta Sala de la Suprema Corte de Justicia de la Nación. Fue ponente el Ministro mencionado en último término.

Firman los Ministros presidente y ponente, con la secretaria de Acuerdos que autoriza y da fe.