Ejecutoria num. 1a./J. 138/2011 (9a.) de Suprema Corte de Justicia, Primera Sala - Jurisprudencia - VLEX 348048086

Ejecutoria num. 1a./J. 138/2011 (9a.) de Suprema Corte de Justicia, Primera Sala

Fecha de Publicación: 1 de Diciembre de 2011
Número de Resolución:1a./J. 138/2011 (9a.)
Localizacion:Décima Época. Primera Sala. Semanario Judicial de la Federación y su Gaceta.
Emisor:Primera Sala
RESUMEN

AVERIGUACIÓN PREVIA. LAS TRANSGRESIONES COMETIDAS DURANTE ESTA FASE CONSTITUYEN VIOLACIONES PROCESALES EN TÉRMINOS DEL ARTÍCULO 160 DE LA LEY DE AMPARO. PRUEBA ILÍCITA. EL DERECHO A UN DEBIDO PROCESO COMPRENDE EL DERECHO A NO SER JUZGADO A PARTIR DE PRUEBAS OBTENIDAS AL MARGEN DE LAS EXIGENCIAS CONSTITUCIONALES Y LEGALES. PRUEBAS EN EL PROCEDIMIENTO PENAL. SUPUESTOS EN QUE DEBE NULIFICARSE SU EFICACIA. ACREDITACIÓN DEL CUERPO DEL DELITO Y DEL DELITO EN SÍ. SUS DIFERENCIAS. PRINCIPIO DE IGUALDAD EN EL PROCESO PENAL. SU ALCANCE.

 
ÍNDICE
CONTENIDO

AVERIGUACIÓN PREVIA. LAS TRANSGRESIONES COMETIDAS DURANTE ESTA FASE CONSTITUYEN VIOLACIONES PROCESALES EN TÉRMINOS DEL ARTÍCULO 160 DE LA LEY DE AMPARO.

PRUEBA ILÍCITA. EL DERECHO A UN DEBIDO PROCESO COMPRENDE EL DERECHO A NO SER JUZGADO A PARTIR DE PRUEBAS OBTENIDAS AL MARGEN DE LAS EXIGENCIAS CONSTITUCIONALES Y LEGALES.

PRUEBAS EN EL PROCEDIMIENTO PENAL. SUPUESTOS EN QUE DEBE NULIFICARSE SU EFICACIA.

AMPARO DIRECTO 33/2008. ********** Y OTROS. 4 DE NOVIEMBRE DE 2009. MAYORÍA DE CUATRO VOTOS. DISIDENTE: SERGIO A. VALLS HERNÁNDEZ. PONENTE: JOSÉ RAMÓN COSSÍO DÍAZ. SECRETARIO: MIGUEL ENRIQUE SÁNCHEZ FRÍAS.

CONSIDERANDO QUE:

PRIMERO

Competencia. Esta Primera Sala de la Suprema Corte de Justicia de la Nación es competente para resolver el presente amparo directo, en atención a que, si bien es de competencia originaria de un Tribunal Colegiado de Circuito, en el caso se ejerció la facultad de atracción para conocer de él, en términos de lo dispuesto en los artículos 107, fracción V, último párrafo, de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos, 182, fracción III, de la Ley de Amparo y 21, fracción III, inciso b), de la Ley Orgánica del Poder Judicial de la Federación.

SEGUNDO

Existencia del acto reclamado. La existencia del acto reclamado quedó acreditada con el informe justificado rendido por la autoridad responsable, así como los expedientes que adjuntó al efecto, de los que se desprende que con fecha cuatro de enero de dos mil ocho, el Magistrado titular del Primer Tribunal Unitario del Vigésimo Circuito emitió la sentencia impugnada, en la que determinó la plena responsabilidad de los quejosos en la comisión de los delitos de homicidio calificado, lesiones calificadas, portación de arma de fuego sin licencia y portación de arma de fuego de uso exclusivo del Ejército, Armada y Fuerza Aérea.

TERCERO

Sobreseimiento del juicio por existencia de un diverso juicio de amparo directo. Por cuanto hace al amparo solicitado por ********** (1), ********** (2), ********** (3), ********** (4), ********** (5) y ********** (6), es un hecho notorio para esta Primera Sala que el diverso juicio de amparo directo ********** de su índice, resuelto en sesión de doce de agosto de dos mil nueve, fue promovido por los mismos quejosos, en contra del mismo acto, esto es, la sentencia pronunciada en cuatro de enero de dos mil ocho en el toca de apelación **********, de la misma autoridad responsable, es decir, el Magistrado del Primer Tribunal Unitario del Vigésimo Circuito.

De hecho, en ese juicio de garantías esta Primera Sala determinó conceder la protección constitucional solicitada en los siguientes términos:

"PRIMERO. La Justicia de la Unión ampara y protege a ********** y **********, en contra del acto y de la autoridad referida en el considerando noveno de la presente ejecutoria, y para los efectos precisados en el último considerando de esta sentencia.

SEGUNDO. La Justicia de la Unión ampara y protege a **********, **********, ********** y **********, en contra del acto y de la autoridad referida en el considerando noveno de la presente ejecutoria, y para los efectos precisados en el último considerando de esta sentencia.

Siendo que en el resultando noveno de dicho fallo al momento de especIficar el acto reclamado en dicho juicio de garantías y la autoridad responsable a la que se reclama el mismo, se señala:

NOVENO. En contra de la resolución dictada el cuatro de enero de dos mil ocho, por el Magistrado del Primer Tribunal Unitario del Vigésimo Circuito, en los autos del recurso de apelación **********, mediante escrito presentado el veinte de febrero de dos mil ocho ante la Oficialía de Partes del Primer Tribunal Unitario del Vigésimo Circuito, los sentenciados **********, **********, **********, **********, ********** y **********, por su propio derecho, promovieron juicio de amparo directo.

Como se puede advertir de las transcripciones anteriores, el acto reclamado por los quejosos ********** (1), ********** (2), ********** (3), ********** (4), ********** (5) y ********** (6), en el presente juicio de garantías, es el mismo que los propios quejosos señalaron como acto reclamado en el diverso juicio de amparo directo **********, esto es, la sentencia dictada el cuatro de enero de dos mil ocho por el Magistrado titular del Primer Tribunal Unitario del Vigésimo Circuito en el toca de apelación **********; en este contexto, debe señalarse que si en el diverso juicio de amparo **********, ya se dictó resolución por esta misma Sala el doce de agosto de dos mil nueve, es claro que respecto de ese acto, por lo que hace a los ahora quejosos, ya se realizó el examen de su constitucionalidad, por lo que en ese sentido respecto de los antes mencionados en el presente juicio se actualiza el supuesto de cosa juzgada.

En este orden de ideas, debe señalarse que respecto de ********** (1), ********** (2), ********** (3), ********** (4), ********** (5) y ********** (6), en el presente juicio de garantías se actualiza la hipótesis de la causal de improcedencia prevista en la fracción IV del artículo 73 de la Ley de Amparo,(49) por lo que con fundamento en la diversa fracción III del artículo 74 del mismo ordenamiento,(50) procede sobreseer en el presente juicio de amparo, únicamente por cuanto hace a los mencionados quejosos.

Sirven de apoyo a lo anterior, las tesis que a continuación se transcriben:

"AMPARO, SOBRESEIMIENTO DEL, POR HABER SIDO EL ACTO MATERIA DE OTRO AMPARO. De conformidad con el artículo 73, fracciones I y IV, de la Ley de Amparo, el juicio de amparo es improcedente contra actos que hayan sido materia de una ejecutoria en otro juicio de amparo promovido por el mismo quejoso, en contra de las mismas autoridades y por el mismo acto reclamado, aun cuando las violaciones sean diversas. Si tales extremos se surten, procede sobreseer por improcedencia el juicio de garantías por estar dentro de lo previsto por la fracción III del artículo 74 de la Ley Orgánica de los Artículos 103 y 107 Constitucionales, sin entrar al estudio de los conceptos de violación."(51)

"SOBRESEIMIENTO POR AMPARO ANTERIOR. REQUISITOS PARA QUE PROCEDA. La causal de improcedencia que se decreta con base en la fracción IV del artículo 73 de la Ley de Amparo, requiere: a) Que los juicios de amparo hayan sido promovidos por los mismos quejosos, b) Contra las mismas autoridades, y c) Por igual acto reclamado, y no opera en caso de faltar una de esas circunstancias."(52)

"SOBRESEIMIENTO POR ACTOS APRECIADOS EN OTRO AMPARO. Si los quejosos promovieron dos juicios de amparo contra los mismos preceptos que se combaten en el presente, es suficiente la circunstancia de que en el primero de dichos juicios haya sido dictada ejecutoria por este Alto Tribunal, para invocar el motivo de sobreseimiento establecido por el artículo 73, fracción IV, de la ley orgánica del juicio de garantías, puesto que resulta evidente que los preceptos reclamados ya fueron materia de diversa ejecutoria pronunciada en otro juicio de amparo formulado por los propios quejosos, contra las mismas autoridades responsables e inclusive con semejantes conceptos de violación."(53)

CUARTO

Acto reclamado. La sentencia reclamada del Primer Tribunal Unitario del Vigésimo Circuito en su parte considerativa, en lo conducente, es del tenor siguiente:

"CUARTO. Los agravios hechos valer en el presente asunto son inoperantes en una parte e infundados en otra, como más adelante se verá.

"Previo al análisis correspondiente, es pertinente destacar que si bien de las constancias relativas a la causa penal 46/1998, se advierte que no se efectuaron careos constitucionales entre los justiciables con la totalidad de los testigos de cargo, y sólo se verificaron respecto de ********** con **********; ********** con **********, **********, **********, **********, **********, ********** o ********** y **********; ********** con **********, ********** y **********; ********** con **********; ********** con **********; ********** o ********** con ********** y **********; ********** con **********, ********** o **********, ********** y **********; ********** con **********; ********** con **********; ********** con **********; ********** con **********, ********** y ********** o **********; ********** con **********, ********** o ********** y **********; ********** con ********** o **********; ********** con **********, ********** o ********** y **********; ********** con **********, ********** o ********** y **********; ********** con **********, ********** o ********** y **********; ********** con **********, ********** o ********** y **********; ********** con **********, ********** o ********** y **********; **********, **********, **********, **********, **********, **********, **********, **********, ********** y ********** con **********; ********** con **********, ********** o ********** y **********; **********, **********, **********, **********, **********, **********, **********, **********, **********, ********** y ********** con **********; ********** con **********, ********** o ********** y **********; **********, **********, **********, **********, **********, **********, **********, **********, **********, ********** y ********** con ********** o **********; ********** con **********, ********** o ********** y **********; ********** con **********, ********** o ********** y **********; ********** con **********, ********** o ********** y **********; ********** con ********** o ********** y **********; ********** con **********, ********** o ********** y **********; ********** con **********, ********** o ********** y **********; ********** con **********, ********** o ********** y **********; ********** con **********; ********** con **********; ********** o ********** o ********** con **********; ********** con **********; ********** con **********; ********** con **********; ********** con **********; ********** con ********** y **********; ********** y ********** con **********; ********** con **********; ********** con **********; ********** con ********** y **********; ********** con **********; ********** con ********** y **********; ********** con **********, **********, ********** y **********; ********** con ********** y **********; ********** con ********** y **********; ********** con **********; ********** con **********; ********** con **********; ********** con **********, ********** o ********** y **********; ********** con **********, ********** o ********** y **********; **********, **********, ********** y ********** con **********; **********, **********, ********** y ********** con **********; ********** con **********; ********** con **********; ********** con **********; ********** con **********; ********** con **********; ********** con **********; ********** con **********. Así como entre los propios acusados **********, ********** y ********** con **********; **********, **********, ********** y ********** con **********; **********, ********** y ********** con **********; **********, **********, ********** y **********, con **********; **********, **********, ********** y ********** con **********; ********** con **********; **********, **********, ********** y ********** con ********** y **********; **********, **********, **********, ********** e ********** con ********** y **********; **********, **********, **********, ********** y ********** con ********** y **********; **********, **********, **********, ********** y ********** con ********** y **********; ********** ********** o ********** o ********** con **********; ********** con ********** o ********** o **********; **********, ********** y ********** con **********; ********** con **********; sin embargo, la omisión relativa es irrelevante, toda vez que conforme a lo dispuesto por el artículo 20, fracción IV, de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos, este tipo de careos sólo deben desahogarse previa solicitud del procesado o su defensor, por ser una garantía constitucional, y aun cuando de autos aparece que quienes patrocinaron a los justiciables durante la instrucción del proceso, no solicitaron la práctica de esas diligencias y en algunos casos dejaron de insistir en su desahogo, este tribunal no debe ordenar la reposición del procedimiento de manera oficiosa, en estricto cumplimiento al mandato constitucional aludido.

"Por otra parte, el defensor particular de los justiciables, **********, **********, **********, **********, **********, **********, **********, **********, **********, **********, ********** o ********** o **********, **********, **********, **********, **********, **********, **********, **********, **********, **********, **********, **********, **********, ********** y ********** o **********, en sus agravios, entre otras cosas, dijo:

"'En cuanto a que la defensa se impone de autos tan sólo un día antes de la audiencia de vista, se manifiesta lo siguiente: a) Contrario a lo que señala el Juez natural a foja 21 de la sentencia, el tribunal actuó conforme al artículo 88 del Código de Procedimientos Penales para la Federación. b) De las constancias del expediente se aprecia la inasistencia del otrora defensor Lic. ********** y, por ende, el tribunal actuó conforme al artículo 88, segundo párrafo, de la ley adjetiva, y dio vista para el nombramiento del nuevo defensor. c) El día 17 de enero del año 2007 son nombrados por los encausados mediante escritos presentados al juzgado, los defensores **********, ********** y **********. d) Como obra en el expediente, el día 17 de enero del año en curso, en el local del juzgado estuvieron presentes los defensores ********** y ********** para imponerse de autos, sin que ese día se les permitiera protestar el cargo, y el Juez difirió la audiencia conforme al ya referido artículo 88 de la ley adjetiva. e) La audiencia se difirió dando constancia de la presencia de los defensores y conforme al propio texto del artículo 88 de la ley adjetiva, es decir, se amplió el término para que preparan su defensa. f) Por otra parte, en la audiencia de vista, la defensa a través de su representante común Lic. ********** exhibió escrito de conclusiones y alegatos. Dicho defensor además de apegarse a las ya rendidas por el anterior defensor; a las del defensor público federal; y a las del defensor de pueblos indígenas, sumó argumentación a favor de los encausados sin revocar la argumentación favorable a éstos. g) Las conclusiones de esta defensa fueron analizadas por el Juez tal y como puede advertirse de la lectura de la sentencia, por lo que tuvieron el efecto para el cual fueron creadas, es decir, proporcionar al juzgador una serie de argumentos a favor de nuestros defendidos, y adicionalmente resultan las de mayor cita a lo largo de la sentencia. h) Las conclusiones rendidas por la defensa cubren la garantía de debido proceso; y el procedimiento se apega al mandato del artículo 88 del Código de Procedimientos Penales, como se detalló en los incisos anteriores. i) Como se aprecia del fallo, no es la falta de argumentos de defensa lo que hace la sentencia adversa a nuestros defendidos, sino la indebida valoración de la evidencia; distorsión o invención de evidencia, incorrecta apreciación de los hechos; indebida aplicación del derecho y una conducta inquisitiva por parte del Juez. j) Por lo antes señalado, las advertencias del Juez, más que trascender en el resultado de la sentencia, dan cuenta de una correcta función judicial e indebida apreciación de su parte.

"'Ahora bien, y toda vez que no hay una violación que haya trascendido en la defensa de los procesados, resulta aplicable el criterio obligatorio de la Primera Sala de la Suprema Corte de Justicia de la Nación que al rubro y en cuanto contenido se indica como: Novena Época. Instancia: Primera Sala. Fuente: Semanario Judicial de la Federación y su Gaceta, X, noviembre de 1999, página 336, tesis 1a./J. 65/99, jurisprudencia, Materia(s): Común: "PROCEDIMIENTO, REPOSICIÓN DEL. SÓLO CUANDO LA VIOLACIÓN TRASCIENDA AL RESULTADO DE LA SENTENCIA DEFINITIVA ES PROCEDENTE." (la transcribe). Tesis de jurisprudencia 65/99. Aprobada por la Primera Sala de esta Suprema Corte de Justicia de la Nación, en sesión de veinte de octubre de mil novecientos noventa y nueve, por unanimidad de cinco votos de los señores Ministros: presidente Humberto Román Palacios, Juventino V. Castro y Castro, José de Jesús Gudiño Pelayo, Juan N. Silva Meza y Olga Sánchez Cordero de García Villegas. Véase: Semanario Judicial de la Federación y su Gaceta, Novena Época, Tomo VIII, diciembre de 1998, página 255, tesis P. CXII/98 y Tomo VIII, septiembre de 1998, página 366, tesis 2a./J. 69/98, ambas de rubro: "PROCEDIMIENTO. SÓLO DEBE REPONERSE CUANDO LA VIOLACIÓN AL MISMO TRASCIENDA AL RESULTADO DE LA SENTENCIA DEFINITIVA.".'

"Lo anterior es inoperante, ya que estos mismos argumentos los hizo valer en la apelación relativa a la causa penal ********** y su acumulada **********, que dio origen al toca penal **********, respecto de los cuales este tribunal consideró lo siguiente:

"'Sobre el mismo aspecto, es pertinente señalar que con motivo de la reposición del procedimiento ordenada por el Magistrado del Segundo Tribunal Unitario de este circuito, el quince de noviembre de dos mil seis, en el toca **********, el Juez de la causa dictó proveído de veintiuno del propio mes, en el que subsanó las deficiencias apuntadas en la ejecutoria relativa, y citó a las partes para efectuar la audiencia de derecho, señalando las diez horas con quince minutos del seis de diciembre siguiente, la cual no se verificó por la inasistencia del entonces defensor particular, licenciado **********, por lo que fue diferida para las diez horas del dos de enero de dos mil siete (fojas 9051 a 9053), sin que tampoco se llevara a efecto por la inasistencia del citado defensor particular, lo que originó que los acusados (dieciocho), revocaran el cargo conferido y designaron al defensor público federal adscrito al juzgado del conocimiento; asimismo, el a quo señaló las diez horas con cincuenta minutos del diecisiete de dicho mes, para efectuar la audiencia de que se trata; sin embargo, mediante escritos recibidos en la Oficialía de Partes del Juzgado Segundo de Distrito en esta entidad, los procesados **********, **********, **********, **********, **********, **********, **********, **********, **********, **********, **********, **********, ********** y ********** (14), revocaron el cargo conferido al defensor oficial y designaron como sus nuevos defensores a los licenciados **********, ********** y ********** (fojas 9068 a 9081), y como representante común al primero de los nombrados, petición que el Juez proveyó el diecisiete del repetido mes de enero, y señaló las once horas del veinticinco del multicitado mes para que tuviera verificativo la audiencia del juicio, y requirió la comparecencia de los abogados particulares para la aceptación y protesta del cargo conferido, lo cual hizo únicamente el licenciado **********, el veinticuatro de enero (foja 9091), celebrándose la audiencia en la fecha señalada.

"'De lo anterior se colige que, si bien es verdad, por causas no imputables al órgano jurisdiccional, el defensor de los justiciables aceptó el cargo conferido un día antes de la celebración de la audiencia de derecho, momento a partir del cual estuvo en aptitud de imponerse de los autos, también lo es que ello de ninguna manera coartó el derecho de defensa, pues con independencia de que el referido licenciado **********, estuvo presente en la audiencia relativa, según se aprecia de fojas 9148 a 9153, formuló conclusiones y, por tanto, ocioso resulta reponer el proceso para el efecto de otorgar mayor plazo a la nueva defensa, pues ello ningún fin práctico tiene, porque el defensor particular estuvo presente en la citada audiencia en la que ratificó sus conclusiones de inculpabilidad, y sus argumentos fueron analizados por el Juez de Distrito en la sentencia recurrida.'

"Con independencia de lo anterior, en la causa 46/1998 que nos ocupa, se advierte que los hoy justiciables, mediante escritos de diecisiete de enero y siete de abril de dos mil siete, designaron como sus defensores particulares a los licenciados **********, ********** y **********, respectivamente, cargo que aceptó el primero de los nombrados el veinticuatro de enero, y el último lo hizo el dos de mayo de la propia anualidad, únicamente por cuanto hace a ********** (12483, tomo XVI y 13537, tomo XVII) ambos defensores exhibieron conclusiones de inculpabilidad el treinta y uno de mayo del citado año, y la audiencia de vista se fijó y celebró a las nueve horas del veinte de junio siguiente (fojas 13831 a 13836, tomo XVII), lo que pone de manifiesto que los aludidos defensores se avocaron al conocimiento del presente asunto, en las fechas indicadas y no un día antes de la audiencia de vista, como erróneamente se alude en los agravios hechos valer en el presente toca.

"En otro aspecto, el defensor público federal adscrito a este tribunal, hizo valer, entre otros agravios, el siguiente:

"'... por otro lado, en relación con el testimonio de **********, se solicita se niegue valor probatorio, por no ser el reconocimiento fotográfico la prueba idónea ni la aceptada legalmente para la identificación de personas que el testigo dijo conocer, puesto que la diligencia idónea es la confrontación y no se llevó a cabo. En relación con la prueba idónea para el reconocimiento de personas es aplicable la tesis de la Octava Época, sustentada por el Segundo Tribunal Colegiado en Materia Penal del Primer Circuito, publicada en el Semanario Judicial de la Federación, Tomo I, Segunda Parte-1, enero a junio de 1988, visible en la página 202, la cual literalmente expresa: "CONFRONTACIÓN. A QUIÉN COMPETE PROVEERLA Y LA NECESIDAD DE SU DESAHOGO. De conformidad con los términos de los artículos 258 y 259 del Código Federal de Procedimientos Penales, cabe concluir que es el Juez de los autos a quien discrecionalmente compete proveer sobre el desahogo de la confrontación, ya oficiosamente o a solicitud de parte, dada la finalidad de la misma; la cual, por ser una prueba auxiliar de la testimonial, su propósito es el de que el que declare no puede dar noticia exacta de la persona a quien se refiera, pero exprese que podrá reconocerla si se le presentare ... (y) lo mismo se hará cuando el que declare asegure conocer a una persona y haya motivos para sospechar que no la conoce. Si dicha diligencia no se practicara, siendo necesaria, o se desahogare en forma distinta de la prevenida por la ley, hace procedente la reposición del procedimiento en términos de la fracción IV del artículo 160 de la Ley de Amparo.". También es aplicable al caso la tesis de jurisprudencia XIV. 2o., 21 P, de la Novena Época, sustentada por el Segundo Tribunal Colegiado del Décimo Cuarto Circuito, publicada en el Semanario Judicial de la Federación, Tomo IV, septiembre de 1996, visible en la página 651, la cual literalmente expresa: "FOTOGRAFÍAS. CASO EN QUE CARECEN DE VALOR PROBATORIO." (se transcribe).'

"Al respecto, cabe decir que la circunstancia de que no se efectuaran las confrontaciones que resultaran procedentes entre los acusados y los testigos de cargo, no es suficiente para ordenar se reponga el procedimiento en el presente asunto, a efecto de que se practiquen, toda vez que la falta de ofrecimiento y desahogo de dicha probanza es imputable únicamente a la defensa y no al órgano jurisdiccional, y si bien **********, al declarar ante el Ministerio Público el cuatro de febrero de mil novecientos noventa y ocho, dijo reconocer por medio de una fotografía que tuvo a la vista a **********, como una de las personas que disparó el día de los hechos, también lo es que momentos antes había afirmado lo siguiente: '... que el declarante además de las personas que ya señaló sus nombres también vio a muchos otros que sí los conoce, pero no sabe sus nombres porque son de otros parajes, pero señala que si los viera los podría identificar ...' (fojas 3486 a 3489, tomo V); por lo que, si durante la conformación de la indagatoria, el Ministerio Público, en su calidad de autoridad investigadora y persecutora de los delitos y en uso de sus amplias facultades para auxiliarse de todos aquellos medios que estén a su alcance para investigar hechos posiblemente delictuosos, se apoyó en fotografías para indagar a los posibles responsables de los ilícitos investigados, tal actuación no es contraria a derecho, en términos del artículo 180 del Código Federal de Procedimientos Penales, máxime si como en el caso, este indicio se encuentra concatenado con otros medios de prueba que más adelante se destacarán, y que se estiman aptos para acreditar los delitos de que se trata.

"Ahora bien, antes de analizar lo relativo al cuerpo de los ilícitos, homicidio calificado, lesiones calificadas, portación de arma de fuego sin licencia y portación de arma de fuego de uso exclusivo del Ejército, Armada y Fuerza Aérea, es pertinente establecer que en el presente asunto no se tomarán en cuenta las declaraciones ministeriales de los testigos, **********, ********** y **********, toda vez que en sus respectivas deposiciones, la primera dijo no poder precisar el nombre de sus atacantes, y por el miedo que tenía tampoco pudo reconocer a las personas que disparaban. ********** refirió que no pudo reconocer a ninguno de sus agresores, y a su vez el último de los mencionados dijo que no pudo reconocer a ninguno de los agresores porque salió corriendo para protegerse (fojas 1144 a 1145 y 1134 y 1135, tomo II, 10241 a 10243, tomo XIII, respectivamente); asimismo, tampoco serán tomadas en cuenta las declaraciones ministeriales de **********, ********** y ********** (fojas 877 vuelta y 878, tomo II, 249, tomo 1, 10253 a 10255, tomo XIII, respectivamente), porque si bien narran los acontecimientos, no hacen imputación en contra de los acusados en el presente asunto; igualmente la deposición de **********, quien no alude a los hechos delictivos de que se trata (fojas 88 y 89, tomo 1), así como lo expuesto por ********** (fojas 92, tomo 1), ********** (fojas 1205 y 1206, tomo II), ********** (fojas 1210 y 1211, tomo II), ********** (fojas 1219 y 1220, tomo II), ********** (fojas 1230 a 1231, tomo II), ********** (fojas 1241 a 1244, tomo II), ********** (fojas 1258 a 1261, tomo II), ********** (fojas 1267 a 1268, tomo II), ********** (fojas 1303 a 1307, tomo II), ********** (foja 1367, tomo II), ********** (fojas 1449, tomo II), ********** (fojas 1748 a 1749, tomo III), ********** (fojas 1817 a 1819, tomo III), ********** (fojas 1860 a 1863, tomo III), ********** (fojas 1875 a 1877, tomo III), ********** (fojas 1878 a 1880, tomo III), ********** (fojas 1913 a 1915, tomo III), ********** (fojas 1921 a 1922, tomo III), ********** (fojas 1928 a 1931, tomo III), ********** (fojas 1950 a 1952, tomo III), ********** (fojas 1974 a 1975, tomo III), ********** (fojas 2501 a 2504, tomo IV), ********** (fojas 2508 a 2511, tomo IV), ********** (fojas 2524 a 2526), ********** primero (fojas 2564 a 2567, tomo IV), ********** (fojas 2578 a 2580, tomo IV), ********** (fojas 2585 a 2586, tomo IV), ********** (fojas 2595 y 2597, tomo IV), ********** (fojas 2897 a 2901, tomo IV), ********** (fojas 2614 y 2615, tomo IV), ********** (fojas 2624 a 2627, tomo IV), ********** (fojas 2670 y 2671, tomo IV), ********** (fojas 2674 a 2677, tomo IV), ********** (fojas 2684 a 2687, tomo IV), ********** (fojas 2696 y 2697, tomo IV), ********** (fojas 2699 a 2702, tomo IV), ********** (fojas 2708 y 2712), ********** (fojas 2720 a 2723, tomo IV), ********** (fojas 2767 a 2771, tomo IV), ********** (fojas 2775 a 2777, tomo IV), ********** (fojas 2779 a 2781, tomo IV), ********** (fojas 2783 a 2785, tomo IV), ********** (fojas 2787 a 2789 tomo IV), ********** (fojas 2812 a 2814, tomo IV), ********** (fojas 2816 a 2818, tomo IV), ********** (fojas 2859 a 2860, tomo IV), ********** (fojas 2863 a 2864, tomo IV), ********** (fojas 2890 a 2893, tomo IV), ********** (fojas 2903 a 2905, tomo IV), ********** (fojas 2909 y 2910, tomo IV), ********** (fojas 2912 a 2915, tomo IV), ********** (fojas 2923 a 2927, tomo IV), ********** (fojas 2957 a 2961, tomo IV), ********** (fojas 2963 a 2965, tomo IV), ********** (fojas 2967 a 2971, tomo IV), ********** (fojas 3057 a 3061, tomo IV), ********** (fojas 3067 a 3070, tomo IV), ********** (fojas 3074 a 3078, tomo IV), ********** (fojas 3116 a 3120, tomo V), ********** (fojas 3131 a 3134, tomo V), ********** (fojas 3142 a 3147, tomo V), ********** (fojas 3149 a 3152, tomo V), ********** (fojas 3224 a 3229, tomo V), ********** (fojas 3231 a 3234, tomo V), ********** (fojas 3236 a 3239, tomo V), ********** (fojas 3241 a 3245, tomo V), ********** (fojas 3248 a 2352, tomo V), ********** (fojas 3254 a 3257, tomo V), ********** (fojas 3261 a 3265, tomo V), ********** (fojas 3267 a 3271, tomo V), ********** (fojas 3273 a 3276, tomo V) y su homónimo (fojas 1764 a 1770, tomo III), ********** (fojas 3280 a 3282, tomo V), ********** (fojas 3330 a 3333, tomo V), ********** (fojas 3339 a 3342, tomo V), ********** (fojas 3344 a 3347, tomo V), ********** (fojas 3351 a 3355, tomo V), ********** (fojas 3357 a 3362, tomo V), ********** (fojas 3364 a 3367, tomo V), ********** (fojas 3419 a 3421, tomo V), ********** (fojas 3427 a 3429, tomo V), ********** (fojas 3454 y 3455 tomo V), ********** (fojas 3457 a 3458, tomo V), **********(fojas 3460 a 3462, tomo V), ********** (fojas 3471 a 3473, tomo V), y ********** (fojas 6817 y 6819, tomo XI), porque con independencia de que de sus declaraciones, se advierte que desconocen cómo ocurrieron los sucesos en Acteal, dichas atestaciones fueron desestimadas por el Juez en la sentencia recurrida; y finalmente la de ********** (fojas 3687 a 3690, tomo V), porque no hace imputaciones a los involucrados en los hechos a que se refiere el presente toca.

"Expuesto lo anterior, cabe decir que los agravios que tienen relación con el cuerpo de los delitos, homicidio calificado, lesiones calificadas, portación de arma de fuego sin licencia y portación de arma de fuego de uso exclusivo del Ejército, Armada y Fuerza Aérea, previstos y sancionados, respectivamente, por los artículos 123, 127 y 130, fracciones I y IV, 116, 117, segunda parte, 120, 121 y 130, fracciones I y IV, todos del Código Penal para el Estado de Chiapas, vigente en la época de los hechos; 81, párrafo primero, en relación con el 9, fracción I, 83, fracciones II y III, en relación con el 11, incisos a), b), c) y d), de la Ley Federal de Armas de Fuego y Explosivos, en vigor al ocurrir los acontecimientos; así como la plena responsabilidad de **********, **********, **********, **********, **********, **********, **********, **********, **********, **********, **********, **********, **********, **********, ********** o ********** o **********, **********, **********, **********, **********, **********, **********, **********, **********, **********, **********, **********, **********, **********, **********, **********, ********** y ********** o **********, son infundados.

"En principio, es pertinente analizar lo relativo a los ilícitos, homicidio calificado y lesiones calificadas, de manera conjunta, porque la mecánica de los hechos revela que las conductas relativas se efectuaron durante el desarrollo del mismo evento, de ahí que por lo que hace al primer delito, su corporeidad se encuentra acreditada en autos, con los medios de prueba siguientes:

"1. Fe ministerial de levantamiento de cadáveres en el lugar de los hechos, efectuada el veintitrés de diciembre de mil novecientos noventa y siete, en la que se hizo constar lo siguiente:

"'Que siendo las 03:30 horas de la mañana, haciéndose acompañar de aproximadamente 150 elementos de Seguridad Pública del Estado, de la Dra. **********, médico legista y forense en turno, adscrita a la Subdirección de los Servicios Periciales de la zona Altos, de el perito técnico forense **********, se trasladó y constituyó al paraje denominado Acteal del Municipio de Chenalhó, Chiapas, lo cual realizó abordo de un vehículo oficial y al llegar al lugar mencionado, procede a descender de la unidad para luego trasladarse acompañado de los antes mencionados y a pie, a una pequeña vereda que se localiza al costado izquierdo de la carretera que lleva a la población de Pantelhó, Chiapas, y al caminar sobre la vereda se observa que el camino es de terracería de terreno accidentado con abundante maleza, y árboles de diferentes especies y después de haber avanzado aproximadamente 100 metros, se llega a un lugar totalmente plano, donde el suscrito y los que lo acompañan y con lámparas de mano, comenzaron a verificar la zona, apreciándose a escasos 5 metros un vacío de más de 15 metros de profundidad de terreno accidentado y lodoso y debido a la oscuridad, con las lámparas de mano se procede a revisar dicha zona, pudiendo apreciar que en el mismo se encuentran varios cuerpos al parecer sin vida, por lo cual se procede auxiliado de los agentes de Seguridad Pública a descender al lugar para verificar de cerca los cuerpos y después de haber descendido, aproximadamente unos 10 metros se tuvieron a la vista 43 cuerpos que por los signos vitales sin funcionar se consideran que se encuentran sin vida, de los cuales se tiene a la vista 7 hombres, 22 del sexo femenino y 14 menores de edad, mismos cuerpos que fueron encontrados un cuerpo sobre otros y que por las condiciones del lugar de la hora y la inseguridad se les deja de practicar la fe ministerial a cada uno de los cuerpos, ordenando su levantamiento, así como su traslado a las oficinas centrales de la Procuraduría General del Estado para la práctica de la necropsia de ley correspondiente, haciendo mención el suscrito que al momento de rastrear la zona con la poca visibilidad que hay se desciende aproximadamente unos 20 metros más de donde se localizaron los 43 cuerpos antes mencionados, y en un espacio plano y dentro de la maleza en la posición de decúbito ventral a un cuerpo del sexo masculino, el cual se procede a realizar el levantamiento de dicho cadáver y el traslado del mismo, a las oficinas centrales antes mencionadas, ubicadas en la ciudad de Tuxtla Gutiérrez, Chiapas; continuando con el rastreo del área y una distancia aproximadamente de 80 metros del cuerpo antes mencionado, se tuvo a la vista el cuerpo sin vida de una persona del sexo femenino, de aproximadamente 50 años de edad, el cual por las condiciones del lugar y de la hora no se le puede dar la fe ministerial, procediendo igualmente a realizar el levantamiento y el traslado al lugar donde serán remitidos los cuerpos mencionados en líneas anteriores, mismos que en su totalidad son 45 entre hombres, mujeres y niños, terminando la presente actuación a las 06:00 horas de esta propia fecha, agregando el suscrito que al realizar el levantamiento de los 43 cuerpos que se mencionaron en la presente actuación, se rastreó el lugar encontrando en él dos casquillos, ambos de metal uno en color café y el otro en color oro, los cuales se procedieron a asegurar, para ser enviados a la Dirección de los Servicios Periciales para el estudio correspondiente, asimismo, el suscrito hace constar que en la presente actuación no se realiza una fe ministerial amplia de los hechos, debido fundamentalmente a que por la hora no se cuenta con la luz natural necesaria, así como tampoco con luz eléctrica para tener la visibilidad que se necesita para la práctica de las diligencias necesarias, aunado a las condiciones del lugar y la inseguridad en la que se encuentra el suscrito y sus acompañantes.'(fojas 148 y 149, tomo I).

"2. Fe ministerial y descripción de cuarenta y cinco cadáveres, practicada el veintitrés de diciembre de mil novecientos noventa y siete, por el agente del Ministerio Público del fuero común en el Servicio Médico Forense de Tuxtla Gutiérrez, Chiapas, en la que se asentó:

"'Cuerpo número uno: Que se trata de una persona del sexo femenino no identificado, que se encuentra en posición decúbito dorsal, cabeza en dirección al oriente y pies en sentido contrario, completamente desnudo, presentando la siguiente media filiación: Tez morena, cabello largo de color negro, complexión delgada, ojos cafés, nariz chica, boca grande, de aproximadamente 38 años de edad, y de 1.50 metros de estatura, cejas semipobladas, pómulo regular, asimismo, se tienen a la vista la siguientes lesiones: Herida de orificio de aproximadamente un centímetro de radio en la región del abdomen lado derecho, al parecer producidas por proyectil de arma de fuego, herida en el muslo del lado derecho, con hematoma de color violáceo de aproximadamente 30 centímetros de radio, al parecer presenta fractura en muslo del mismo lado; cuerpo dos: Se trata de una persona del sexo femenino no identificado, que se encuentra en posición decúbito dorsal, con la cabeza en dirección al oriente y pies al poniente, con las extremidades en línea recta, brazos pegados al cuerpo, presentando la siguiente media filiación: Tez morena clara, cabello largo-negro, nariz chica, boca grande, labios delgados, ojos cafés, orejas chicas, complexión delgada, estatura aproximada de 1.55 metros, frente chica, complexión delgada, mentón oval, pómulos saltados, cejas semipobladas, presentando las siguientes lesiones: Herida cortante en la región mamaria derecha, escoriaciones en la región del pliegue y codo del lado derecho, con exposición de la dermis, herida en la espalda lado derecho, pequeñas escoriaciones en tercio medio del brazo izquierdo, escoriaciones en tercio superior de cara posterior del brazo derecho, escoriaciones en el tercio superior del brazo izquierdo, no presenta indumentaria; cuerpo tres: Se tiene a la vista el cuerpo de una persona del sexo femenino en posición decúbito dorsal, con los brazos pegados al cuerpo, cabeza hacia al oriente y pies al poniente, con la siguiente media filiación: Tez morena, cabello largo-color negro, pómulo regular, nariz chata, chica, labios delgados, cejas semipobladas, frente amplia, boca chica, complexión delgada, mentón oval, de aproximadamente 15 años de edad, de 1.50 metros de estatura, cara redonda, tiene cinco dientes de platino en la encía superior de la boca, y tiene las siguientes lesiones: Equimosis de color negro violáceo en mejilla y pómulo izquierdo, herida de aproximadamente 2 centímetros de diámetro en la región hipocondría, herida en cara posterior del muslo derecho de aproximadamente 15 centímetros de diámetro, herida en rodilla de la pierna derecha de aproximadamente 5 centímetros de diámetro, herida en cara posterior del muslo izquierdo de aproximadamente 5 centímetros de diámetro, herida de aproximadamente 2.5 centímetros de largo por un centímetro de ancho en la región clavicular derecha, herida en la región del hipocondrio del lado derecho de aproximadamente 2 centímetros de radio, en cara posterior del muslo presenta un orificio de aproximadamente 2 centímetros en el pliegue del muslo izquierdo, herida de 5 centímetros de diámetro localizada en el mismo lugar, herida cortante en la región del glúteo izquierdo de aproximadamente 3 centímetros de diámetro. No presenta indumentaria; cuerpo número cuatro: Se tiene a la vista el cuerpo de una persona del sexo femenino, en posición decúbito dorsal, completamente desnudo, con los brazos pegados al cuerpo, la cabeza en dirección al oriente y los pies en sentido contrario, las extremidades tanto superiores como inferiores extendidas, presentando la siguiente media filiación: De 25 años de edad aproximadamente, tez morena clara, pómulo regular, cejas semipobladas, frente amplia, nariz chica, boca grande, labios delgados, complexión robusta, ojos cafés, orejas grandes, frente amplia de 1.60 metros de estatura aproximadamente, con las siguientes lesiones: Desprendimiento de la piel en el brazo derecho de aproximadamente 10 centímetros de radio con exposición de los huesos y músculos, amputación del dedo índice de la mano derecha, herida aproximada de 10 centímetros de largo en la mano derecha en la región de la muñeca, en brazo izquierdo presente herida cortante de aproximadamente 20 centímetros de largo en forma oval de exposición de los huesos y músculos, herida cortante en tercio inferior del antebrazo izquierdo, en este mismo brazo herida en la muñeca de la misma mano, dedo anular se encuentra semimutilado, correspondiente a la mano izquierda, herida aproximada de 15 centímetros de radio, localizada en el pecho del lado izquierdo con exposición de los músculos, herida cortante de aproximadamente 10 centí­metros de diámetro en el muslo derecho, herida cortante en la pierna izquierda de aproximadamente 35 centímetros de diámetro correspondiente al largo y 10 de ancho, con exposición de muslos; en el pie izquierdo presenta herida cortante atravesando la mitad del pie en forma horizontal; cuerpo cinco: Se tiene a la vista el cuerpo de una persona del sexo femenino, con cabeza al oriente y pies al poniente, en posición decúbito dorsal, presentando la siguiente media filiación: De edad aproximada de 65 años, complexión delgada, nariz chica, boca grande, labios delgados, mentón oval, pómulo regular, cabello largo entrecano, oreja chica, frente amplia, estatura 1.50 metros, cejas semipobladas; ojos negros; se encontró sin ropa; y al momento de verificar las lesiones que presentó dicho cuerpo, éste no presentó ninguna lesión visible que se pudiera describir, en su anatomía; el suscrito agente del Ministerio Público hace constar y da fe: De haberse constituido al local que ocupa el Servicio Médico Forense (Semefo) de esta ciudad, en donde se tuvo a la vista el cuerpo número seis: Del sexo femenino, de aproximadamente 13 años de edad, tez morena clara, de cubito dorsal, cabeza al norte, pies al sur, completamente desnuda, cabello negro, lacio y largo, de 1.50 metros aproximadamente de estatura, frente amplia, nariz chata, ojos negros, cejas semipobladas, mentón oval, complexión delgada, mismo cuerpo que presenta orificio de entrada producido al parecer por proyectil de arma de fuego localizado en la región frontal del lado izquierdo, asimismo, presenta orificio al parecer producido por proyectil de arma de fuego de aproximadamente 3 centímetros de diámetro localizado en la pierna derecha, observando que además desprendimiento parcial de mano derecha, por lo que el suscrito se cerciora la ausencia de latidos cardiales, pupilas dilatadas, lo que demuestra la muerte real de dicho cadáver, por lo que el suscrito ordena oficiar al médico forense en turno para que proceda a realizar la necropsia de ley, haciendo notar que hasta este momento no se ha presentado persona alguna para practicar la diligencia de identificación de cadáver; posteriormente y en las mismas instalaciones antes señaladas, se tuvo a la vista el cuerpo número siete: Mismo que es del sexo femenino aproximadamente de 50 años, complexión regular, unos 1.50 metros de estatura, tez morena clara, mismo cuerpo que se encuentra completamente desnuda, frente chica, cabello negro, lacio y entrecano, cejas semipobladas, ojos negros, nariz chata y pequeña, boca grande, labios gruesos, mentón oval, mismo cuerpo que presenta herida causada al parecer por proyectil de arma de fuego, misma que se encuentra ubicada en el muslo derecho de aproximadamente 6 centímetros de diámetro; asimismo, presenta dicho cuerpo fractura en la región frontal del lado izquierdo, producida al parecer por proyectil de arma de fuego, asimismo, dicho cuerpo presenta equimosis en todo el cuerpo de coloración violácea, mismo cuerpo que se tuvo a la vista con la cabeza al norte y los pies al sur; cerciorándose el suscrito de la falta de latidos cardiales, pupilas dilatadas, rigidez y lividez cadavérica, signos característicos de que dicho cadáver presenta una muerte real y verdadera, ordenando el suscrito girar el oficio correspondiente al médico forense en turno para que proceda a practicar la necropsia de ley, haciendo notar que hasta la práctica de esta diligencia no se ha presentado persona alguna para efectuar la identificación de dicho cadáver; posteriormente y en la misma instalación se tuvo a la vista el cuerpo número ocho: El cual es del sexo femenino, de aproximadamente 35 a 40 años de edad, en posición decúbito dorsal con cabeza al norte y pies en sentido contrario, de estatura 1.50 aproximadamente, tez moreno claro, complexión regular, cabello largo, color negro y lacio, frente amplia, cejas semipobladas, ojos cafés, nariz recta, pómulos normales, boca grande, labios gruesos, mentón oval, mismo cuerpo que se encontró completamente desnudo, como lesión presenta herida contusa de aproximadamente 3x2 centímetros en forma irregular en región parietal izquierda y hundimiento de abdomen sin que se le aprecie otra lesión, por lo tanto, por su rigidez y lividez cadavérica, ausencia de latidos cardiales, pupilas dilatadas y fijas, temperatura que es inferior a la del medio ambiente y demás signos de muerte real, el suscrito hace constar y da fe que el cuerpo antes descrito presenta una muerte real y verdadera; por lo que en este acto se acuerda girar oficio al médico forense en turno para los efectos de que practique la necropsia de ley respectiva; asimismo, se hace constar que hasta el momento en estas oficinas no se han presentados familiares que hagan la identificación plena de dicho cadáver; seguidamente, y en estas mismas instalaciones del Semefo se tiene a la vista el cuerpo número nueve: Mismo que se encuentra en posición decúbito dorsal con la cabeza al norte y pies en sentido contrario, mismo que se encuentra totalmente desnudo, representa la edad de 60 años aproximadamente, de tez moreno claro, cabello lacio entrecano, barbas y bigotes rasurados, complexión regular, nariz chata, ojos negros, cejas semipobladas, pómulos normales, boca mediana, labios delgados, mentón oval, 1.60 de estatura aproximadamente, mismo que presenta las siguientes lesiones: Orificio de entrada provocada al parecer por proyectil de arma de fuego de forma circular de un centímetro aproximado de diámetro localizado a nivel de la línea media axilar lado derecho, con orificio de salida a nivel de región mamaria izquierda; asimismo, presenta orificio de entrada al parecer por proyectil de arma de fuego en forma circular de 9 milímetros de diámetro aproximadamente, localizada a nivel de la línea media axilar izquierda, con orificio de salida a nivel de región mamaria del lado derecho, presenta herida cortocontundente de 4x1 centímetro de diámetro, localizado en antebrazo derecho en su parte distal, herida cortocontundente de 4x5 centímetros de diámetro localizado en antebrazo derecho en su parte proximal, por tanto, por su rigidez y lividez cadavérica, ausencia de latidos cardiales, pupilas dilatadas y fijas, temperatura que es inferior a la del medio ambiente y demás signos de muerte real, el suscrito hace constar y da fe que el cuerpo antes descrito presenta una muerte real y verdadera, por lo que en este acto se acuerda girar oficio al médico forense en turno para los efectos de que practique la necropsia de ley; asimismo, se hace constar que hasta estos momentos que se encuentran practicando estas diligencias de levantamiento y descripción de cadáver no se ha presentado familiar alguno del occiso para que haga la identificación plena del mismo; seguidamente, y en estas mismas instalaciones se tiene a la vista el cuerpo número diez: El cual se trata de la persona del sexo femenino de aproximadamente 24-26 años de edad, complexión regular, el cual se encuentra con la cabeza al norte y pies al sur en posición decúbito dorsal, de aproximadamente 1.50 de estatura, tez morena clara, cabello lacio, negro y largo, frente amplia, cejas pobladas, ojos negros, nariz chata, y pequeña, pómulos normales, mentón oval, mismo cadáver que se tuvo a la vista completamente desnuda, presentando las siguientes lesiones: Herida de entrada al parecer por proyectil de arma de fuego de aproximadamente un centímetro de diámetro en región escapular izquierda con orificio de salida en axila posterior del mismo lado de aproximadamente 4 centímetros de diámetro, herida cortocontundente de aproximadamente 3 centímetros de diámetro en costado derecho con desprendimiento de piel, por lo tanto, por su rigidez y lividez cadavérica, pupilas dilatadas y fijas, temperatura que es inferior a la del medio ambiente, ausencia de latidos cardiales y demás signos de muerte real, el suscrito hace constar y da fe que el cuerpo antes descrito presenta una muerte real y verdadera, por lo que en este acto se acuerda girar atento oficio al médico forense en turno, para los efectos de que practique la necropsia de ley al cadáver antes descrito, asimismo, se hace constar que hasta este momento que se practican dichas diligencias aún no se han presentado familiar alguno de dicho cuerpo que haga la identificación plena del mismo; seguidamente, y en las mismas instalaciones que ocupa el Semefo de esta ciudad, se tuvo a la vista el cuerpo número once: Mismo que presenta la siguiente media filiación, persona del sexo femenino, de aproximadamente 20 años de edad, estatura aproximada de 1.60 metros de estatura, de complexión regular, de tez morena, cabello largo, lacio, de color negro, frente amplia, cejas semipobladas, nariz regular, ojos cafés, boca regular, labios delgados, dentadura completa y mentón oval, el referido cuerpo vestía de la siguiente manera: blusa típica de color rojo con rayas negras verticales, nagua tradicional de color azul marino, faja tejida de estambre de color rojo, zapato en el pie derecho de plástico de color café y dicho cuerpo presenta las siguientes lesiones: Orificio de aproximadamente 2 centímetros de diámetro al lado derecho de la región del esternón y el cual se tuvo a la vista en posición decúbito dorsal, con la cabeza al oeste y los pies estirados a lo largo hacia el este, con las extremidades superiores pegadas a los costados; acto seguido el suscrito procede a cerciorarse de la falta de latidos cardiales, pupilas dilatadas, temperatura inferior a la del medio ambiente, rigidez cadavérica, signos característicos de que dicho cuerpo presenta una muerte real y verdadera, ordenando el suscrito ordenar el oficio correspondiente al médico legista y forense en turno para que proceda a la práctica de la necropsia de ley respectiva; haciendo notar en este acto que hasta la práctica de la presente diligencia, no se ha presentado persona alguna para la identificación de dicho cadáver; posteriormente, en la misma fecha y las mismas instalaciones se tuvo a la vista el cuerpo número doce: El cual es del sexo femenino, mismo que se encuentra en la posición decúbito dorsal y que presenta la siguiente media filiación: De aproximadamente 12 años de edad, que mide aproximadamente 1 metro, de complexión delgada, de tez morena, cabello largo, lacio y negro, frente amplia, cejas semipobladas, ojos cafés, nariz chica, orejas pequeñas, boca chica, labios delgados, mentón oval y pómulos regulares, dicho cuerpo vestía de la siguiente manera: blusa tradicional del Municipio de Chenalhó, bordada de color rojo, nagua tradicional larga de color azul marino con un bordado pequeño, faja de tejido de color rojo, zapatos de plástico de color café, sin marca, y el mencionado cuerpo presenta las siguientes lesiones: Orificio de aproximadamente un centímetro de diámetro en región inferior auricular del lado izquierdo, al parecer producido por objeto punzocortante y herida de aproximadamente 2 centímetros de largo por .5 centímetros de ancho en región interescapular, y que se encontraba con la cabeza hacia el oeste y los pies estirados hacia el este, y los brazos pegados a los costados; procediendo el suscrito a la oscultación de dicho cadáver y cerciorándose de que dicha persona hasta el momento no identificada presenta una muerte real y verdadera por la ausencia de latidos cardiacos, movimientos respiratorios, pupilas fijas y dilatadas, con una temperatura inferior a la del medio ambiente y rigidez cadavérica; seguidamente, el suscrito procede a ordenar se gire oficio al médico forense en turno para que proceda a practicar la necropsia de ley respectiva, haciendo notar que hasta el momento de la práctica de la presente diligencia no se ha presentado persona alguna para efectuar la identificación de dicho cadáver; asimismo, y en estas mismas instalaciones se tuvo a la vista al cuerpo marcado con el número trece: El cual se trata de persona del sexo femenino, mismo que se encuentra en posición decúbito dorsal, con la cabeza hacía el oeste y los pies estirados a lo largo hacia el este, y el cual presenta la siguiente media filiación: De aproximadamente 6 años de edad, que mide aproximadamente un metro de estatura, de tez morena, complexión delgada, cabello largo, lacio y largo y negro, frente no se aprecia, ojos negros, ceja derecha semipoblada, nariz chica y chata, boca regular, orejas chicas, labios delgados, mentón normal y pómulos regulares; mismo cuerpo que vestía de la siguiente manera: blusa típica tradicional del Municipio de Chenalhó, bordada en el cuello de color rojo, nagua tradicional larga y de color azul marino y faja tejida de color rojo y el referido cuerpo presenta las siguientes lesiones: Destrucción total de la región temporal del lado izquierdo, con exposición de masa encefálica; acto seguido, el suscrito procede a la ocultación de dicho cuerpo apreciando que éste presenta una muerte real y verdadera por la ausencia de latidos cardiacos, movimientos respiratorios, pupilas fijas y dilatadas, midriasis ocular bilateral, temperatura inferior a la del medio ambiente y rigidez cadavérica, procediendo el suscrito ordenar se gire oficio al médico forense en turno para que proceda a la práctica de la necropsia de ley respectiva, haciendo notar en este momento que hasta la práctica de la presente diligencia no se ha presentado persona alguna a identificar el cuerpo de dicho cadáver; de igual forma en esta propia fecha y en las instalaciones antes mencionadas, se tuvo a la vista al cuerpo marcado con el número catorce: El cual se trata de persona del sexo masculino, mismo que se encuentra en posición decúbito dorsal, con la cabeza hacia el oeste y los pies estirados hacia lo largo hacia el este, mismo que presenta la siguiente media filiación, de aproximadamente 25 años de edad, que mide 1.75 metros de estatura, de tez morena, complexión delgada, cabello corto, largo, se dice y se corrige lacio y negro, frente amplia, cejas pobladas, ojos cafés, nariz regular y respingada, orejas chicas, boca grande, labios gruesos, mentón oval, pómulos pronunciados y lampiño, el cual vestía de la siguiente manera: camisa manga larga sin marca de color celeste, chamarra de mezclilla de color negro y azul, truza de color beige, pantalón de mezclilla sin marca de color café, cinturón de la marca Levis, de color negro con hebilla plateada al parecer de piel, zapatos tenis sin marca de color blanco y azul con agujetas azules y calcetines de color azul, y el referido cuerpo presenta las siguientes lesiones: Orificio aproximadamente de un centímetro de diámetro con bordes de aproximadamente .5 milímetros, se dice y se corrige 0.5 centímetros en región occipital y al parecer producido por objeto cortocontundente, por lo que procede el suscrito a la oscultación de dicho cuerpo, cerciorándose de que dicha persona presenta una muerte real y verdadera por la ausencia de latidos cardiacos, movimientos respiratorios, pupilas fijas y dilatadas, midriasis acular bilateral, temperatura inferior a la del medio ambiente y rigidez cadavérica, por lo que el suscrito procede a ordenar al médico legista y forense en turno para que practique la necropsia de ley al cuerpo sin vida, haciendo notar además en este acto que hasta el momento de la práctica de la presente diligencia no se ha presentado persona alguna para efectuar la identificación de dicho cadáver; posteriormente y en las mismas instalaciones se tuvo a la vista el cuerpo marcado con el número 15: El cual se trata de un menor del sexo masculino, mismo que se encuentra en posición decúbito dorsal con la cabeza hacia el oeste y los pies estirados a lo largo hacia el este, y el cual presenta la siguiente media filiación de aproximadamente dos años de edad, mide aproximadamente 90 centímetros, de complexión delgada, tez moreno claro, cabello negro, lacio y corto, frente regular, ojos medianos y de color cafés, cejas escasas, orejas pequeñas, nariz pequeña y chata, boca chica, labios delgados y mentón oval, dicho cuerpo viste de la siguiente manera: playera sin marca de color café claro, y presenta las siguientes lesiones: Rostro edematizado, sin apreciar ninguna lesión más que describir; procediendo el suscrito a la oscultación de dicho cuerpo, el cual presenta los siguientes signos de muerte real y verdadera, como son: ausencia de pulso y latidos cardiacos, así como de movimientos respiratorios, pupilas fijas y dilatadas, miariasis ocular bilateral y rigidez cadavérica, por lo que se concluye que dicho cuerpo se encuentra sin vida; seguidamente se procede a girar oficio al médico forense en turno para efectos de que practiquen la necropsia de ley respectiva, haciendo notar que hasta el momento de la práctica de la presente diligencias no se ha presentado persona alguna a identificar dicho cadáver; seguidamente, en las mismas instalaciones ya mencionadas se tiene a la vista el cuerpo de la persona del sexo femenino, marcado con el número dieciséis: Mismo que se encuentra en posición decúbito dorsal, con la cabeza al oeste y los pies estirados a lo largo y hacia el este, y las extremidades superiores sobre el abdomen, mismo cuerpo que presenta la siguiente media filiación: de aproximadamente 20 años de edad, que mide 1.50 metros de estatura, de complexión robusta, tez morena, frente amplia, cabello negro, lacio y largo, cejas semipobladas, ojos grandes y de color negro, nariz regular y chata, pómulos resaltados, orejas pequeñas, boca grande, labios gruesos y mentón oval, observando el abdomen de dicho cuerpo bastante pronunciado y el cual vestía de la siguiente manera: blusa tradicional del Municipio de Chenalhó, bordada de color blanco y rosado, falda tradicional larga y de color azul marino y faja tejida de estambre de color naranja; el cuerpo de referencia presenta las siguientes lesiones: Herida de aproximadamente seis centímetros de diámetro, con expulsión de vísceras en región intercostal del lado izquierdo; por lo que el suscrito procede a la oscultación de dicho cuerpo percatándose que éste presenta ausencia de latidos cardiales, movimientos respiratorios, pupilas fijas y dilatadas, midriasis ocular bilateral, temperatura inferior a la del medio ambiente y rigidez cadavérica, por lo que se concluye que dicho cuerpo se encuentra sin vida, procediendo en este acto ordenar se gire atento oficio al médico forense en turno para que proceda a practicar la necropsia de ley respectiva, haciéndose notar que hasta el momento de practicar la presente diligencia no se ha presentado persona alguna a identificar dicho cadáver; asimismo, en las instalaciones ya mencionadas se tiene a la vista el cuerpo del sexo femenino, se dice de la persona del sexo femenino, marcado con el número 17: El cual se encuentra en posición decúbito dorsal, con la cabeza hacia el oeste y con los pies estirados a lo largo hacia el este, mismo cuerpo que presenta la siguiente media filiación, de aproximadamente 16 años de edad, que mide 1.50 metros de estatura, tez moreno claro, cabello lacio, largo y negro, frente amplia, cejas escasas, ojos medianos de color café, nariz grande y respingada, orejas chicas, boca regular, labios gruesos, se aprecian dos piezas dentales al parecer de platino en maxilar superior, pómulos normales y mentón oval, asimismo dicho cuerpo vestía blusa tradicional del Municipio de Chenalhó, Chiapas, bordada en cuello de color rojo, nagua tradicional larga de color azul marino, faja tejida de estambre de color rojo y un listón de color rojo adherido al cabello, y dicho cuerpo presenta las siguientes lesiones: Orificio de aproximadamente 1.5 centímetros de diámetro en el cuello del lado derecho, al parecer producido por objeto punzocortante y orificio de aproximadamente un centímetro de diámetro en región lumbar del lado izquierdo al parecer producida por arma de fuego, por lo que el suscrito procede a realizar la oscultación de dicho cuerpo cerciorándose que éste presenta ausencia de latidos cardiales, movimientos respiratorios pupilas fijas y dilatadas, midriasis ocular bilateral, temperatura inferior a la del medio ambiente y rigidez cadavérica, llegándose a la conclusión que el mencionado cuerpo se encuentra sin vida, ordenándose en este acto se gire oficio al médico forense en turno para efectos de que practique la necropsia de ley al referido cadáver, asimismo, se hace notar que en este acto, que hasta el momento de la práctica de la presente diligencia no se ha presentado persona alguna para efectuar la identificación del mencionado cadáver; asimismo, y en esta misma fecha y estando en las mismas instalaciones, se tuvo a la vista el cuerpo del sexo masculino marcado con el número 18: El cual se encontró en la posición decúbito dorsal, con la cabeza al oeste y los pies estirados a lo largo hacia el este y las extremidades superiores pegadas a los costados, mismo cuerpo que presenta la siguiente media filiación: de aproximadamente 25 años de edad, que mide 1.60 metros de estatura, cabello lacio, negro, corto, frente amplia, tez morena, cejas pobladas, ojos cafés, nariz chata, pómulos resaltados, orejas regulares, boca regular, labios delgados y complexión regular, dentadura completa, mismo cuerpo que vestía de la siguiente manera: camisa de color celeste, manga larga, sin marca, playera blanca sin marca, con dibujos al frente y una leyenda con letras azules que dice Selena, pantalón de vestir sin marca, de color café con pliegues, cinturón de cuero de color café con hebilla de metal, truza de color celeste y zapatos tenis sin marca de color blanco con rayas azules y agujetas de color azul sin calcetines, y mismo cuerpo que presenta las siguientes lesiones: Dos orificios de aproximadamente tres centímetros de diámetro cada uno en región del tórax a una distancia de cuatro centímetros del uno del otro y al parecer producidos por arma de fuego, un orificio de aproximadamente .5 centímetros en región interescapular y un orificio de aproximadamente dos centímetros en región intercostal del lado izquierdo, los cuales al parecer fueron producidos por arma de fuego, procediendo el suscrito en este acto a la oscultación minuciosa de dicho cuerpo, percatándose que presenta muerte real y verdadera por la ausencia de latidos cardiales, movimientos respiratorios, pupilas fijas y dilatadas, midriasis ocular bilateral, temperatura inferior a la del medio ambiente y rigidez cadavérica, por lo que se acuerda en este momento girar atento oficio al médico forense en turno para efectos de que practique la necropsia de ley respectiva a dicho cadáver y haciendo notar en este acto que hasta el momento de practicarse la presente diligencia no se presentó persona alguna a identificar dicho cadáver; de igual forma y en las mismas instalaciones mencionadas se tiene a la vista el cuerpo del sexo femenino que se marcó con el número 19: El cual se encontró en posición decúbito dorsal con la cabeza hacia el oeste y los pies estirados hacia el este y con las extremidades superiores pegadas a los costados, mismo cuerpo que presenta las siguiente media filiación: de aproximadamente 30 años de edad, que mide 1.53 metros de estatura, cabello negro, lacio y largo, frente amplia, cejas semipobladas, ojos cafés, nariz chica y chata, orejas pequeñas, boca chica, labios delgados, pómulos salientes, mentón oval, de tez morena y complexión robusta, y dicho cuerpo viste de la siguiente manera: blusa típica regional del Municipio de Chenalhó, Chiapas con bordados de diferentes colores, reboso de color amarillo de estambre, falda típica regional de color azul marino con raya de colores, faja de color rojo típica, calza un zapato en el pie derecho de color negro de plástico y sin marca, asimismo, el referido cuerpo presenta las siguientes lesiones: Un orificio de aproximadamente .5 centímetros de diámetro en región mamaria del lado izquierdo, un orificio de aproximadamente 2.5 centímetros de diámetro en región intercostal del lado derecho, mismos orificios que al parecer fueron producidos por arma de fuego y de igual manera se aprecia el abdomen de dicho cuerpo bastante pronunciado; procediendo el suscrito a la oscultación del referido cuerpo percatándose que presenta signos de muerte real y verdadera, como son: ausencia de latidos cardiales, movimientos respiratorios, pupilas fijas y dilatadas, midriasis ocular bilateral, con una temperatura inferior a la del medio ambiente, por lo que se concluye que el citado cuerpo se encuentra sin vida, acordándose en este acto girar oficio al médico forense en turno para que se sirva practicar la necropsia de ley respectiva y se hace notar que hasta el momento de haberse practicado la presente diligencia, no se presentó persona alguna a realizar la correspondiente identificación de dicho cadáver; posteriormente, y en las mismas instalaciones del Semefo se tuvo a la vista el cuerpo marcado con el número 20: El cual se trata del sexo femenino y que se encuentra en posición decúbito dorsal, con la cabeza hacia el oeste y los pies estirados a lo largo al este, con las extremidades superiores pegados a los costados y el cual presenta la siguiente media filiación: de aproximadamente 20 años de edad, que mide 1.50 metros de estatura, tez morena, cabello lacio, negro y largo, frente regular, nariz chica y chata, cejas semipobladas, ojos cafés, boca chica, labios delgados, orejas regulares, mentón oval, complexión delgada y pómulos salientes, y el cuerpo de referencia vestía de la siguiente manera: blusa típica regional del Municipio de Chenalhó, Chiapas, con bordados de colores, reboso de color negro de estambre, falda típica regional de color azul marino con rayas de colores, faja tradicional de color rojo y calza un zapato en el pie izquierdo al parecer de cuero, sin marca y de color negro, así también, el mencionado cuerpo presenta las siguientes lesiones: Un orificio de aproximadamente 0.5 centímetros de diámetro en la parte superior de la región abdominal, un orificio de aproximadamente 0.5 centímetros en región escapular del lado izquierdo y un orificio de aproximadamente 0.5 centímetros a la altura del pómulo izquierdo, mismos que al parecer fueron producidos por proyectil de arma de fuego; seguidamente, el suscrito procede a realizar la oscultación a dicho cuerpo percatándose que éste presenta signos de muerte real y verdadera, como son: ausencia de latidos cardiales, movimientos respiratorios, pupilas fijas y dilatadas, midriasis ocular bilateral, temperatura inferior a la del medio ambiente y rigidez cadavérica, por lo que se llega a la conclusión que dicho cuerpo se encuentra sin vida, procediéndose en este acto a girar atento oficio al médico forense en turno para que se sirva realizar la necropsia de ley respectiva al mencionado cadáver, haciéndose notar también que hasta el momento de realizarse la presente diligencia no se presentó ninguna persona con la finalidad de realizar la identificación del citado cadáver; de igual forma y en las mismas instalaciones se tuvo a la vista el cuerpo del sexo femenino que se marcó con el número 21: El cual se encuentra en posición decúbito dorsal, con la cabeza hacia el oeste y los pies estirados al este y con las extremidades superiores pegadas a los costados, y mismo cuerpo que presenta la siguiente media filiación: edad aproximada de 9 años, complexión delgada, que mide aproximadamente 1.20 metros, tez morena clara, cabello negro, lacio y largo, frente regular, cejas poco pobladas, ojos chicos de color negro, pómulos normales, orejas regulares, nariz respingada, se dice nariz chica y chata, boca chica, labios regulares, mentón oval; y mismo cuerpo que viste de la siguiente manera: vestido de color verde, azul y rojo con cuello en color blanco, en el cuello lleva dos collares de bolitas chicas de plástico, uno de color naranja y el otro verde agua, un reboso de color verde agua bordado en estambre, que lo lleva atado al tórax, pantaleta de color beige, llevando un zapato de plástico en color negro en el pie derecho, y mismo que presenta las siguientes lesiones: Herida abierta provocado al parecer por proyectil de arma de fuego de 13 centímetros de largo por siete de ancho en la región del cuello lado izquierdo; seguidamente, el suscrito procede a la oscultación de dicho cuerpo y mismo que presenta los siguientes signos de muerte real y verdadera: rigidez cadavérica, ausencia de pulso, movimientos respiratorios y latidos cardiacos, pupilas dilatadas, midriasis ocular bilateral, temperatura inferior a la del medio ambiente, por lo que se concluye que se encuentra sin vida, procediéndose a ordenar la práctica de la necropsia de ley correspondiente, haciéndose notar que al momento de la práctica de esta diligencia ninguna persona se presentó ... para realizar la necropsia de ley correspondiente; seguidamente, y en las mismas instalaciones antes citadas se tuvo a la vista el cuerpo marcado con el número 22: Mismo que es del sexo femenino y se encuentra en posición decúbito dorsal con la cabeza al oeste y los pies al este, extremidades superiores pegadas a los costados y las inferiores extendidas a lo largo y el cual presenta la siguiente media filiación: edad aproximada de 6 años, que mide aproximadamente 1.10 metros de largo, complexión delgada, tez morena clara, cabello negro, lacio y largo, frente regular, cejas semipobladas, ojos chicos y de color negro, pómulos normales, orejas simétricas, nariz respingada, boca chica, labios delgados, mentón oval; mismo que viste de la siguiente manera: blusa típica regional bordada en varios colores, con una faja en la cintura bordada en estambre de color naranja, falda típica regional de color azul marino, sin ropa interior, sin zapatos, de igual manera el referido cuerpo presenta las siguientes lesiones: Herida abierta de aproximadamente 13 centímetros de largo por siete de ancho, provocada al parecer por proyectil de arma de fuego, por exposición de intestinos con orificio de salida de aproximadamente cuatro centímetros de diámetro en región lumbar derecha, aclarando que la herida primeramente mencionada se encuentra en la región abdominal lado izquierdo; seguidamente, se procede a la oscultación de dicho cuerpo y el cual presenta los siguientes signos de muerte real y verdadera: ausencia de pulso, latidos cardiacos y movimientos respiratorios, rigidez cadavérica, pupilas dilatadas, midriasis ocular bilateral, temperatura inferior a la del medio ambiente, por lo que se concluye que el citado cuerpo se encuentra sin vida; ordenándose la práctica de la necropsia de ley correspondiente, haciéndose notar que al momento de la práctica de la presente diligencia ninguna persona se presentó para la correspondiente identificación del cadáver; seguidamente, y en las mismas instalaciones referidas se tuvo a la vista el cuerpo marcado con el número 23. Mismo que es del sexo femenino y se encuentra en posición decúbito dorsal con la cabeza al oeste y los pies al este, con las extremidades superiores pegadas a los costados y las inferiores extendidas a lo largo, y mismo que presenta la siguiente media filiación: edad aproximada de 8 años, estatura aproximada de 1.20 metros, tez morena clara, complexión delgada, cabello negro, lacio y largo, frente regular, cejas pobladas, ojos normales y de color negro, pómulos regulares, orejas chicas, nariz chica y chata, boca grande, labios gruesos, mentón oval, y mismo que viste de la siguiente manera: blusa típica regional de manga corta, bordada con fondo blanco y varias rayas de distintos colores, y en el cuello se encuentra bordada con estambre grueso de color rojo, en cintura se le aprecia una faja bordada con estambre en color rojo de 12 centímetros de ancho y en dicha faja se encuentra prendido un prendedor en forma de un cisne en color dorado y de plástico, falda típica regional de color azul marino, sin ropa interior, sin zapatos, con un pequeño arete al parecer de fantasía de color dorado en cada oreja; asimismo, presenta las siguientes lesiones: Destrucción total del cráneo con exposición de masa encefálica principalmente toda la región parietal; acto seguido, se procede a la minuciosa oscultación de dicho cuerpo y el cual presenta los siguientes signos de muerte real y verdadera: ausencia de pulso, latidos cardiacos y movimientos respiratorios, rigidez cadavérica, temperatura inferior a la del medio ambiente, pupilas dilatadas, midriasis ocular bilateral, concluyendo que dicho cuerpo se encuentra sin vida, por lo que se ordena la práctica de la necropsia de ley correspondiente, haciéndose notar que al momento de la práctica de la diligencia no se presentó persona alguna a realizar la correspondiente identificación del cadáver; posteriormente y en las mismas instalaciones se tuvo a la vista el cuerpo marcado con el número 24: El cual es del sexo femenino y se encuentra en posición decúbito dorsal, con la cabeza orientada al oeste y los pies al este, con las extremidades superiores pegadas y extendidas a lo largo y el cual presenta la siguiente media filiación: edad aproximada cuatro años, estatura aproximada de 80 centímetros, tez morena clara, complexión delgada, cabello lacio, negro y largo, frente regular, cejas semipobladas, ojos normales y de color negro, pómulos normales, orejas normales, nariz chata, boca regular, labios gruesos, mentón oval, y mismo que viste de la siguiente manera: blusa típica regional de manga larga, bordada en diversos colores y en el cuello se encuentra bordada con estambre grueso de color rojo, falda típica regional de color azul marino, con una faja en la cintura de 12 centímetros de ancho bordada con hilo en color rosado, sin ropa interior; a dicho cuerpo se le aprecian las siguientes lesiones: Orificio al parecer de entrada y producida por proyectil de arma de fuego de 0.5 centímetros en región del flanco derecho y un orificio de aproximadamente cuatro centímetros de diámetro en región lumbar izquierda y presenta los siguientes signos de muerte real y verdadera: Ausencia de pulso, latidos cardiacos y movimientos respiratorios, rigidez cadavérica, temperatura inferior al medio ambiente, pupilas dilatadas; seguidamente en las mismas instalaciones se tiene a la vista el cuerpo marcado con el número 25, del sexo femenino con la media filiación siguiente: edad 25 años, estatura 1.60 metros, complexión regular, tez morena, frente regular, cejas semipobladas, ojos normales de color negro, pómulos normales, orejas normales, tez morena, cejas semipobladas, entrecanos, nariz recta, pómulos salientes, boca grande, labios gruesos, mentón oval, aclarando el suscrito que las cejas se le aprecian en color negro y no en color entrecano, como lo manifestó en líneas anteriores, orejas normales, mismo cuerpo que vestía de la siguiente manera: blusa regional bordada en diversos colores, rosado, amarillo, azul, verde y lila, manga corta, una falda regional típica del Municipio de Chenalhó, en color azul marino con una raya bordada de diversos colores, sin ropa interior, una faja bordada en color naranja, de aproximadamente 12 centímetros de ancho; mismo que presenta las siguientes lesiones: orificio al parecer de entrada provocada por arma de fuego de aproximadamente 0.5 centímetros en región mamaria del lado izquierdo y orificio al parecer de salida provocado por arma de fuego de aproximadamente 2 centímetros en región lumbar del lado derecho, sin apreciarle más lesiones que describir en su anatomía, aclarando que a las prendas de vestir se les apreció diversas manchas hemáticas. Seguidamente, se tuvo a la vista el cadáver hasta estos momentos no identificado marcado con el número 26: Mismo que es del sexo masculino, estando decúbito dorsal con la cabeza al poniente y los pies al oriente, con los brazos a los lados y acostado sobre el piso, acto seguido se procede a hacer la descripción correspondiente del mismo en los términos siguientes: se trata de una persona adulta, del sexo masculino, con una edad aparente de 30 años, con una estatura de unos 1.70 aproximadamente, es de complexión regular, de piel morena clara, cabello negro, corto, nariz grande, cejas grandes pobladas, boca regular, ojos regulares de color negro, mentón oval, orejas regular, esta persona viste con una playera con una franja verde, manchada de sangre, una camisa blanca manchada de sangre, tiene un suéter con vivos negros y blancos, tiene un pantalón negro, tiene una trusa blancuzca, tiene un cinturón de color negro, tiene un par de botas de hule, por lo que una vez que se describe a continuación se le observan a simple vista las siguientes lesiones: se le aprecia un orificio de 2 centímetros de diámetro a la altura del vacío abdominal derecho y a 3 centímetros aproximadamente hacia un costado se le aprecia otro orificio de un centímetro de diámetro al parecer producido por proyectil de arma de fuego, asimismo, se parecía una herida de cinco centímetros de largo aproximadamente con pérdida del tejido con un orificio de un centímetro aproximadamente en el pómulo de la cara del lado derecho, asimismo, se le aprecian escoriaciones dermoepidérmica a la altura de la cintura de dicha persona; por lo anterior, el suscrito se cerciora de que dicha persona hasta el momento no identificada, presenta una muerte real por la ausencia de latidos cardiacos y por la temperatura de su cuerpo que es diferente a la del medio ambiente, en este orden de ideas, el suscrito le da intervención al médico forense en turno para que se sirva practicar la necropsia de ley y se determine con exactitud las causas que originaron la muerte de esta persona adulta hasta el momento no identificada ... fe ministerial de la descripción del cadáver identificado con el número 27 ... El suscrito tiene a la vista tirado sobre el piso decúbito dorsal con la cabeza al poniente y los pies al oriente y sus brazos recostados a su lado, a una persona del sexo femenino con una edad aproximada de 20 años, con una estatura de 1.60 aproximadamente, es de complexión regular, nariz chica, orejas chicas, boca chica, ojos negros chicos, pelo negro, largo, mentón oval, cejas semipobladas; esta persona del sexo femenino hasta la fecha no identificada, viste una falda de color azul, una blusa de color rojo con vivos de diferentes colores y como ropa interior (una pantaleta de color azul), seguidamente, el suscrito procede hacer la descripción de las lesiones que presenta la persona del sexo femenino hasta el momento no identificada y que éstos son los siguientes: Tiene unas escoriaciones dermoepidérmicas en la pierna izquierda así como en la pierna derecha respectivamente, también se le aprecian escoriaciones dermoepidérmicas en la parte pectoral, también se le aprecia una herida de dos centímetros de diámetro aproximadamente en el muslo de la pierna izquierda producida al parecer por arma de fuego, también se le aprecia dos orificios de un centímetro aproximadamente a la altura del seno del lado derecho, uno en la parte de arriba y uno en la parte de abajo, se le aprecia una herida de un centímetro de diámetro aproximadamente a la altura del muslo lado posterior de la pierna izquierda, también se le aprecia al parecer una fractura en el brazo izquierdo, también se observan escoriaciones dermoepidérmicas en la parte del cuello anterior de enfrente, también se le aprecia que el rostro está con un color morado al parecer por la falta de oxigenación, en virtud de lo anterior y tomando en cuenta que el cadáver de la persona no identificada presenta ausencia de latidos cardiacos, pupilas dilatadas y además con una temperatura inferior a la del medio ambiente, el suscrito queda convencido de que dicha persona, efectivamente presenta una muerte real, por tal virtud, el suscrito le da intervención al médico forense en turno para que se sirva practicar la necropsia de ley a dicha persona y de esta manera se determinen las causas reales que llevaron a la muerte de la persona del sexo femenino hasta el momento no identificada. Fe ministerial del cadáver marcado con el número 28 ... y que es del sexo femenino, misma que tuve a la vista tirada sobre el piso decúbito dorsal, con la cabeza al poniente y los pies al oriente y los brazos recostados sobre los lados, acto seguido, el suscrito procede hacer la descripción de dicho cadáver en los términos siguientes: mide 1.55 de estatura aproximadamente, es de color morena clara, de complexión regular, tiene una edad aparente de 25 años aproximadamente, tiene pelo negro, largo, ojos chicos, negros, frente regular, nariz chica, labios delgados, boca regular, orejas normales, apreciándose que en las mismas tiene colgados aretes de color blanco al parecer de fantasía con unas bolitas que cuelgan, también se le observa un collar que le cubre el cuello de colores azul, blanco, amarillo, esta persona del sexo femenino viste falda azul con vivos azules, blusa roja, sin ropa interior y trae un rebozo de color azul; seguidamente, el suscrito agente del Ministerio Público procede a describir las lesiones que presenta la misma y éstas son las siguientes: Se le aprecian escoriaciones dermoepidérmicas que le cubren parte del tórax y de la espalda, se le aprecia una herida con pérdida de tejido a la altura del seno izquierdo, se observa también una herida transversal en el brazo izquierdo de 2 centímetros aproximadamente de diámetro con presencia al parecer de fractura, también se le observa una herida de aproximadamente dos centímetros de diámetro a la altura del tercio distal cara anterior del pie derecho, seguidamente, el suscrito previa revisión que le efectuó al cadáver del sexo femenino hasta el momento no identificado se convence de que se trata de una muerte real, puesto que existe ausencia de latidos cardiacos, pupila dilatada y la temperatura del cuerpo es inferior a la del medio ambiente, en tal virtud, se le da intervención al médico forense en turno para que proceda a practicarle la necropsia de ley a la persona del sexo femenino hasta el momento no identificada, para conocer la muerte real de la misma. Fe ministerial del cadáver número 29 ... de tener a la vista tirado sobre el piso decúbito dorsal con la cabeza al poniente y los pies al oriente y los brazos a sus costados, mismo que se trata de una persona del sexo masculino, mismo que se encuentra identificado como el cadáver número 29, y quien representa una edad aparente de 50 años aproximadamente, con una estatura de 1.68 metros, de color moreno claro, frente regular, nariz chica, boca regular, labios delgados, ojos negros, chicos, oreja regular, pelo corto negro, lacio, con cejas semipobladas, mentón oval, este cadáver del sexo masculino se encuentra vestido de la siguiente forma: un short blanco al parecer de tela de manta, camisa a cuadros de color rojo tipo vaquera, tiene una playera amarilla, también se le aprecia una sotana blanca, zapatos de hule color negro, trae atravesado un morral de hilo de tejido de color blanco, seguidamente, se procede a describir el tipo de lesiones que se le observan y que son de la siguiente forma: se le observa escoriaciones dermoepidérmicas que le cubre toda la parte pectoral y parte del estómago, presenta una herida de aproximadamente un centímetro de diámetro en el muslo de la pierna izquierda, también se le observa un orificio de un centímetro de diámetro aproximadamente a la altura de la parte de atrás de la espalda, dichos orificios al parecer fueron producidos por proyectil de arma de fuego, asimismo, el suscrito al observar la ausencia de latidos cardiacos y que la temperatura de su cuerpo es inferior a la del medio ambiente se cerciora de que se trata de una muerte real, en tal virtud se le da intervención al médico forense en turno para que se sirva practicar la necropsia de ley a este cadáver, y se determine con exactitud las causas de la muerte. Doy fe. Descripción del cadáver número 30 ... se tiene a la vista tirado sobre el piso decúbito dorsal con la cabeza al poniente y pies al oriente los brazos a sus costados a una persona del sexo femenino marcado con el número 30, por lo que a continuación se procede hacer la descripción de dicho cadáver en los términos siguientes: representa una edad de 20 años, con una estatura de 1.50 aproximadamente, es de color morena clara, de compleción regular, tiene los ojos medianos de color negro, nariz chica, boca regular, orejas normales, mentón oval, cejas semipobladas, pelo largo, color negro, lacio, se le observan en ambas orejas aretes de color amarillos al parecer de fantasía y en el cuello se le aprecia un collar de vivos colores, seguidamente, se procede a describir la vestimenta que trae, siendo la siguiente: tiene una blusa de color roja, con vivos rojos, blanco, rosado y amarillo, tiene una falda de color azul con un cinturón de cinco centímetros de ancho aproximadamente de tela de color rojo, no tiene ropa interior, seguidamente, se procede a describir las lesiones que se le observan al cadáver del sexo femenino hasta el momento no identificado, y que son los siguientes: se le observan escoriaciones dermoepidérmicas que le cubren la mitad de la pierna del lado izquierdo, de la misma manera se le observan escoriaciones dermoepidérmicas en los brazos derecho e izquierdo, respectivamente, asimismo, se le observa una herida con pérdida de tejido de 20 centímetros aproximadamente de diámetro a la altura del muslo de la pierna derecha, asimismo, se le observa una herida de un centímetro aproximadamente de diámetro con pérdida de tejido y cuero cabelludo a la altura de la parte frontal izquierdo de la cabeza, observándose que también en ese lugar dicha herida al parecer provocada por un orificio de proyectil de arma de fuego; acto seguido y en este orden de ideas, el suscrito se convence de que se trata de una muerte real, puesto que se observa la ausencia de latidos cardiacos y la temperatura del cuerpo es inferior a la del medio ambiente, en consecuencia, se le da intervención al médico forense en turno para que se sirva practicar la necropsia de ley a dicho cadáver y se determine la causa real de la muerte. Doy fe. Fe ministerial de la descripción del cadáver marcado con el número 31 ... de tener a la vista el cadáver adulto del sexo masculino, mismo que se encuentra marcado con el número 31, teniendo una posición decúbito dorsal, con la cabeza al poniente, con las piernas al oriente, los brazos a sus costados y tirado en el piso, acto seguido, se procede a describirlo en la siguiente forma: representa una edad de cincuenta años aproximadamente, con una estatura de 1.68 centímetros, es complexión delgada, pelo negro, lacio, semilargo, tiene la boca abierta y dientes abultados, cejas pobladas, ojos cafés, chicos, nariz recta, orejas regulares, mentón oval, frente amplia, orejas normales, seguidamente se procede a describir la forma en que está vestido y que es la siguiente: tiene una camisa blanca, un short blanco de manta, un cinturón al parecer de piel, un par de huaraches, mismos que se encuentran con residuos de lodo (tierra mojada), como seña particular y de identificación, la mano del brazo derecho no la tiene, es decir, al parecer hecha mediante una amputación antigua, seguidamente se procede a describir las lesiones que presenta el cadáver adulto del sexo masculino hasta el momento no identificado y que son las siguientes: se le observa una herida con pérdida de tejido de cinco centímetros de diámetro aproximadamente en la pierna izquierda a la altura de la cara anterior del tercio medio de la pierna antes mencionada, herida contusa con pérdida de tejido de 10 centímetros de diámetro aproximadamente abierta, a la altura de la ingle del tronco de la pierna izquierda, se observan escoriaciones dermoepidérmicas que le cubren parte de la pierna derecha, de la misma manera se le aprecian dos orificios al parecer producidos por armas de fuego de un centímetro de diámetro a la altura de la región lumbar de la parte trasera, seguidamente, el suscrito al observar la ausencia de latidos cardiacos y la temperatura que presenta el cuerpo inferior a la del medio ambiente, se convence de que se trata de una muerte real, razón por la cual se le da intervención al médico forense en turno para que proceda a practicarle la necropsia de ley y se determine la causa real de la muerte de la persona adulta del sexo masculino hasta la fecha no identificado marcado como el cadáver número 31. Doy fe. Fe ministerial del cuerpo número 32: ... Al cuerpo de una persona del sexo masculino, identificado como el cuerpo número 32, mismo que viste de la siguiente manera: camisa manga larga con rayas cafés, pantalón de manta, corto, de los llamados calzoncillos, cinturón de piel color amarillo, huaraches de correa, suelas de hule, de estatura aproximada de 1.60 mts., mismo que al desvestirlo se le aprecian las siguientes lesiones: Orificio de aproximadamente dos centímetros en región malar con abundante líquido rojizo al parecer hemático y al palpar dicha herida se le aprecia con diversas fracturas en la base del cráneo, así como en región parietal y occipital, apreciándose además equimosis de color violáceos en la parte del tórax y estómago, además presenta herida de forma regular en la parte de la pierna derecha y en rodilla de pierna izquierda presenta escoriaciones dermoepidérmicas dicho cuerpo representa una edad aproximada de 35 años, además se le aprecia una temperatura inferior a la del medio ambiente, pupilas dilatadas, ausencia de latidos cardiales, falta de respiración, y ante tales consecuencias el suscrito da fe y hace constar que se trata de una muerte real y verdadera, por lo que se procede a ordenar la necropsia del cuerpo mencionado, quien hasta el momento de practicar las presentes diligencias no se ha presentado persona alguna para identificar al occiso ... Posteriormente y en las mismas instalaciones del Servicio Médico Forense, se tiene a la vista otro cuerpo identificado como cuerpo Núm. 33: Mismo que se trata de una persona del sexo femenino, con una edad aproximada de 40 años y una estatura de 1.55 mts., y viste de la siguiente manera: Blusa a rayas de diversos colores, falda larga de color negra, de manta, cinturón de tela color rojo, sin ropa interior y descalza; al desvestirlo se le aprecian las siguientes lesiones: Herida al parecer punzocortante en pómulo, mejilla y mandíbula del lado izquierdo con exposición de hueso y dentadura, dicho cuerpo además presenta temperatura inferior a la del medio ambiente, pupilas dilatadas, ausencia de latidos cardiales, ausencia de respiración, por lo mismo se constata de que se trata de una muerte real y verdadera, además dicho cuerpo aún no se ha identificado por algún familiar o conocido; posteriormente, se tiene a la vista a otro cuerpo identificado cuerpo Núm. 34. Mismo que se trata de una persona del sexo femenino de una estatura aproximada de 1.50 mts., y una edad de 35 años, al parecer dicha persona es de tez morena, de cabello negro y largo, y viste de la siguiente manera: Blusa a rayas de diversos colores, falda larga, negra de manta, cinturón de tela, color rojo, sin ropa interior, descalza, y al desvestir dicho cuerpo se le aprecian las siguientes lesiones: Herida en forma irregular a la altura de la sien izquierda aproximadamente de dos centí­metros, así como herida de bordes irregulares en el muslo izquierdo, parte interior y equimosis alrededor de dicha herida, este cuerpo también presenta temperatura inferior a la del medio ambiente, ausencia de respiración y latidos cardiales, por lo mismo el suscrito certifica que se trata de una muerte real y verdadera, consecuentemente, se ordena la necropsia de la hoy occisa para determinar las causas de la muerte, misma que aún no ha sido identificada; de igual forma se tiene a la vista a otro cuerpo identificado como el cuerpo Núm. 35. Mismo que se trata de una persona del sexo femenino, con una estatura aproximada de 1.70 mts., una edad de 25 años al parecer, la cual viste de la siguiente manera: Una blusa a rayas de diversos colores, falda larga de color negra, cinturón de tela de color rojo, dichas ropas son de manta y típicas de los indígenas, además de apreciarse descalza la persona y al desvestirla se le aprecia una pantaleta de color roja, dicho cuerpo presenta las siguientes lesiones: Dos orificios de forma irregular, en la parte del costado derecho, mismas que fueron producidas al parecer por proyectil de arma de fuego, además presenta un orificio de aproximadamente cuatro centímetros, con bordes irregulares, a la altura del tórax, se aprecian además amoratamientos, equimosis de color violáceo, en ambas piernas, además al oscultar el cuerpo fedatado se certifica que presenta una temperatura inferior a la del medio ambiente, además de pupilas dilatadas, sin respiración y con ausencia de latidos cardiales, por lo consiguiente y ante tales evidencias, el suscrito da fe de que se trata de una muerte real y verdadera, por lo mismo se procede a ordenar la necropsia del cuerpo por parte del médico forense en turno, y como dicho cuerpo aún no ha sido identificado, se deja en las gavetas frigoríficas hasta que sea reclamado, además al cuerpo mencionado se le encontró como pertenencias un par de aretes de fantasía, mismos que se procede a quitar para su resguardo y custodia, posteriormente, se tiene a la vista otro cuerpo identificado como cuerpo Núm. 36. Mismo que se trata de una persona del sexo femenino, con estatura aproximada de 1.60 mts., de una edad de 30 años al parecer, de tez morena clara, cabello largo, negro. Y viste una blusa a rayas de colores diversos, una falda de manta larga negra, un cinturón de tela rojo, un reboso de color gris con negro y ropa interior una pantaleta de color blanco, con un solo zapato en el pie izquierdo de los conocidos como alpargatas, además presenta dicho cuerpo las siguientes lesiones: Orificio de un centímetro de diámetro aproximadamente a la altura de la tetilla derecha, sobre el costado producida al parecer por proyectil de arma de fuego, además, también presenta orificio al parecer de salida de proyectil de arma de fuego en la parte del tórax, exactamente en medio de ambos bustos, orificio de aproximadamente tres o cuatro centímetros de longitud, además se le aprecia una herida de aproximadamente cuatro centímetros de forma irregular, en la parte de la pierna derecha (pantorrilla), así como equimosis, de color violáceo en ambas piernas; posteriormente, se procede a oscultar dicho cuerpo y se aprecia que dicho cuerpo presenta una temperatura inferior a la del medio ambiente, pupilas dilatadas, ausencia de respiración y de latidos cardiales, por lo mismo se certifica que se trata de una muerte real y verdadera y se procede a ordenar la necropsia de dicho cuerpo quien hasta este momento aún no ha sido identificado por persona alguna, ordenándose el resguardo de dicho cuerpo en las gavetas frigoríficas del Semefo, además se hace constar que este cuerpo se le encontraron unas gargantillas de fantasía de diversos colores, entre ellas, una con imitación de ámbar, mismas que se procede al resguardo y aseguramiento, de igual forma se tiene a la vista el cuerpo identificado como el cuerpo Núm. 37, del sexo femenino, de aproximadamente 11 años de edad, de estatura 1.16 mts., la cual se encuentra decúbito dorsal, con los pies al norte y cabeza al lado contrario, misma que se encuentra sin ropa interior, con reboso de diversos colores, blusa de color rojo, descalza, cabello lacio, largo de color negro, tez morena clara, nariz chata, ojos pequeños, color negro, cejas semipobladas, mismo cuerpo que presenta orificio de entrada producido al parecer por proyectil de arma de fuego de aproximadamente cuatro centímetros de diámetro, ubicado a la altura del hipocondrio del lado izquierdo, presentando ausencia de latidos cardiales, presentando rigidez y lividez cadavérica, signos estos de muerte real, por lo que el suscrito ordena oficiar al médico forense en turno con la finalidad de que practique la necropsia de ley a dicho cadáver, haciendo notar que hasta este momento de practicar las presentes diligencias, no ha comparecido ante esta autoridad persona alguna para realizar la diligencia de identificación del multicitado cadáver, seguidamente, se tiene a la vista en estas mismas instalaciones el cuerpo número 38: El cual corresponde al del sexo masculino, con la cabeza al sur y los pies en sentido contrario, en posición decúbito dorsal, de aproximadamente 6 años de edad, de complexión delgada, tez moreno claro, cabello negro corto, como de 1.20 de estatura, frente chica, cejas pobladas, ojos negros, nariz chata y pequeña, boca regular, labios gruesos, mentón oval, viste playera de color gris, manga corta tipo deportiva, short color rojo, como lesiones presenta: Herida al parecer producida por proyectil de arma de fuego en región dorsal derecha a la altura de axila, por tanto, por su rigidez y lividez cadavé­rica, ausencia de latidos cardiales, pupilas dilatadas y fijas, temperatura que es inferior a la del medio ambiente y demás signos de muerte real, el suscrito hace constar y da fe que el cuerpo antes descrito presenta una muerte real y verdadera, por lo que en este acto se gira oficio al médico forense en turno para los efectos de que practique la necropsia de ley a dicho cadáver; asimismo, se hace constar que hasta el momento de llevarse a cabo esta diligencia no existe persona alguna (familiar) que haga la identificación del citado cadáver, ya que hasta el momento se encuentra como no identificado; seguidamente, y en estas mismas instalaciones que ocupa el Semefo, se tiene a la vista el cuerpo número 39: El cual se encuentra en posición decúbito dorsal con la cabeza al sur y los pies en sentido contrario, representa la edad de un año y dos meses aproximadamente, estatura sesenta centímetros de longitud, de complexión regular, tez morena clara, frente chica, cabello lacio, color negro, cejas semipobladas, ojos cafés, nariz pequeña y chata, boca chica, labios gruesos, mentón oval, viste blusa y short, indumentaria de color blanca y de manta, como lesión este cuerpo presenta desprendimiento de región frontoparietal izquierda de aproximadamente cinco centímetros de diá­metro con desprendimiento de cuero cabelludo, por tanto, por su rigidez y lividez cadavérica, ausencia de latidos cardiales, pupilas dilatadas y fijas, temperatura que es inferior a la del medio ambiente y demás signos de muerte real, el suscrito hace constar y da fe que el cuerpo antes descrito está muerto, por lo que en este acto se acuerda oficiar al médico forense en turno para que practique la necropsia de ley; asimismo, se hace constar que hasta el momento de practicar esta diligencia no se ha presentado familiar alguno de dicho cadáver para que haga la identificación del mismo; seguidamente, en estas mismas instalaciones se tiene a la vista el cuerpo número 40: Mismo que se encuentra en posición decúbito dorsal con la cabeza al sur y pies en sentido contrario el cual pertenece al de una menor del sexo femenino de complexión regular, tez morena clara, de aproximadamente un año de edad, como de 70 centímetros de estatura, cabello negro y lacio, frente amplia, cejas semipobladas ojos negros, nariz recta aguileña, mentón oval, orejas regulares, viste un vestido color blanco de vuelo, short color celeste, se observa un huarache color negro en el pie izquierdo, como lesión dicha menor presenta herida en región dorsal lado derecho al parecer producida por proyectil de arma de fuego de aproximadamente tres centímetros en forma irregular, por tanto, por su rigidez y lividez cadavérica, ausencia de latidos cardiales, temperatura que es inferior a la del medio ambiente, pupilas dilatadas y fijas y demás signos de muerte real, el suscrito hace constar y da fe que el cuerpo antes descrito presenta una muerte real y verdadera, oficiándose en este acto al médico forense en turno para los efectos de que practique la necropsia de ley; de igual forma se hace constar que hasta estos momentos de llevar a cabo esta diligencia de levantamiento y descripción de cadáver no se ha presentado familiar alguno que pueda hacer la identificación del mismo; seguidamente, se tiene a la vista el cuerpo número 41: El cual corresponde al de una menor de edad del sexo femenino de aproximadamente dos años de edad, misma que se encuentra en posición decúbito dorsal, con la cabeza al sur y pies en sentido contrario, de aproximadamente 1.20 centímetros de estatura, tez morena clara, de complexión regular, cabello lacio y corto, color negro, frente regular, cejas semipobladas, ojos negros, nariz pequeña de base ancha, pómulos normales, boca regular, labios delgados, viste blusa roja de colores indumentaria, short color azul, como herida presenta desprendimiento de piel de antebrazo izquierdo de aproximadamente 4 centímetros de diámetro, en tórax lado izquierdo presenta herida punzocortante de aproximadamente 3 centímetros, por tanto, por su rigidez y lividez cadavérica, ausencia de latidos cardiales, pupilas dilatadas y fijas y demás signos de muerte real, el suscrito hace constar y da fe que el cuerpo antes descrito está muerto, oficiándose al médico forense en turno para la práctica de la necropsia de ley. Que se tiene a la vista el cuerpo número 42: Mismo que se encuentra en la siguiente posición: En decúbito dorsal, pies al poniente, cabeza al oriente, con los brazos pegados al cuerpo, con las extremidades en línea recta, misma que presenta la siguiente media filiación: Cabello de color negro, tez moreno claro, nariz chica, boca grande, labios gruesos, mentón oval, pómulo regular, complexión delgada, estatura 1.60 metros, edad de aproximadamente 15 años, ojos de iris de color cafés, orejas chicas, frente amplia, cejas semipobladas, sexo masculino, mismo que presenta la siguiente indumentaria: Vestía de camisa de manga larga de color beige, con rayas cafés, pantalón de color café, truza de color celeste, calcetas de color blanco, tenis de color negro, presenta un reloj en la mano izquierda, marca ilegible, mismo que presenta el cuerpo las siguientes lesiones: Presenta herida de aproximadamente de 15 centímetros de diámetro en la región mamaria del lado derecho, presenta varias heridas de aproximadamente de dos centímetros por un centímetro de ancho en la espalda del lado derecho, así como también el cuerpo presenta manchas hemáticas en todo el cuerpo, y que la camisa que trae puesta el cuerpo presenta pequeño orificio en el lado derecho de aproximadamente de 15 centímetros de diámetro al parecer producidos por proyectil de arma de fuego. Seguidamente, se tiene a la vista el cuerpo marcado con el número 43: Se trata de la persona del sexo femenino que se encuentra en la siguiente posición en decúbito dorsal, cabeza al oriente, pies al poniente, con los brazos pegados al cuerpo con las extremidades en línea recta, mismo que presenta la siguiente media filiación: Cabello de color negro, largo trenzado con un listón de color morado, tez morena clara, pómulo regular, boca grande, labios gruesos, mentón oval, complexión delgada, cejas semipobladas, nariz recta, orejas chicas, ojos de iris de color café. Estatura 1.50 metros, mismo que el cuerpo presenta la siguiente media filiación, es decir, indumentaria: Vestía de falda de color azul marino, blusa de color blanca con rayas de colores, cinturón de color rojo de tejido de hilo sin pantaleta (vestida de indígena), misma que presenta las siguientes lesiones: Orificio de aproximadamente de dos centímetros de diámetro localizado en la región del infrahioidea, herida en la región de la mamaria izquierda con desprendimiento de la piel, así como también presenta herida cortante en la región de la mamaria derecha, escoriaciones y equimosis en la región torácica, escoriación en el abdomen del lado izquierdo, en el tercio medio del muslo izquierdo presenta herida de aproximadamente de cinco centímetros de diámetro, herida uniforme en la región del flanco derecho y múltiples orificios en la región de la espalda de ambos lados, mismo cuerpo que no presentó más lesiones que se puedan describir en la presente indagatoria, así como también el cuerpo no se le encontró ninguna documentación en sus bolsas, así como también alguna pertenencia de valor, así como también el cuerpo de este último se encontraba al parecer en estado de gravidez, por lo que se ordenó el levantamiento de cadáver para que le sea practicado la necropsia de ley correspondiente, así como también en el cuerpo de este cadáver se observó varias manchas hemáticas, a continuación se tiene a la vista en este mismo centro a otra persona que se encuentra muerta, por lo que el suscrito agente del Ministerio Público procede hacer el levantamiento de cadáver para de igual forma le sea practicada la necropsia de ley, y quedará marcado con un número que le pondrá esta representación social. Seguidamente, el suscrito agente del Ministerio Público asistido de su secretario con quien actúa tuvo a la vista sobre el piso en posición decú­bito dorsal con la cabeza al oriente y los pies al poniente con las extremidades superiores hacia sus costados el cuerpo número 44. El cual corresponde al del sexo femenino de aproximadamente 50 años de edad, de 1.60 de estatura, de complexión delgada, cabello lacio, entrecano, tez morena clara, nariz recta, ojos negros pequeños, cejas escasas, pómulos normales, orejas pequeñas, mentón oval, boca mediana, labios regulares, frente pequeña, el cual viste de la siguiente manera: Una blusa típica del Municipio de Chenalhó, la cual es bordada en diversos colores, con fondo blanco, falda típica del mismo lugar en color azul marino con unos pequeños bordados en diversos colores, cinturón de tela bordado en color naranja, sin ropa interior, sin zapatos y al retirar las prendas de vestir al cuerpo de referencia se le aprecian las siguientes lesiones: Orificio de aproximadamente dos centímetros de diámetro al parecer provocado por proyectil de arma de fuego a la altura de la región del flanco derecho, orificio de proyectil de arma de fuego al parecer de aproximadamente dos centímetros de diámetro localizada a la altura de la región dorsal derecho, orificio de dos centímetros de diámetro aproximadamente producida por proyectil de arma de fuego a la altura de la región del tercio inferior del brazo izquierdo, orificio producido al parecer por proyectil de arma de fuego de aproximadamente 2.5 centímetros de diámetro en la región del tercio superior del brazo izquierdo, sin apreciar demás lesiones que describir, por lo que el suscrito procede a la oscultación del cuerpo apreciando que éste presenta ausencia de pulsos y latidos cardiales, de movimientos respiratorios, temperatura inferior a la del medio ambiente, rigidez y lividez cadavé­rica, midriasis ocular bilateral, por lo que se concluye que dicho cuerpo se encuentra sin vida, procediendo a ordenar a personal de médico forense para los efectos de que realice la necropsia correspondiente. Seguidamente y en el mismo lugar se tuvo a la vista el cuerpo de la persona del sexo masculino marcado con el número 45: El cual presenta la siguiente media filiación, de aproximadamente 10 años de edad, de 1.20 de estatura, complexión delgada, tez morena clara, cabello negro, lacio y corto, frente pequeña, ojos pequeños de color negro, frente regular, se corrige y se dice nariz chata, boca mediana, labios delgados, orejas pequeñas, pómulos normales, cejas poco pobladas, mentón oval, el cual viste de la siguiente manera: Playera en color blanca sin marca, truza en color verde agua sin marca, por lo que al proceder a quitarle la ropa a dicho cadáver, se hace constar que presenta las siguientes lesiones: Orificio de entrada al parecer por proyectil de arma de fuego en región escapular derecha de aproximadamente dos centímetros de diámetro, herida producida al parecer por proyectil de arma de fuego en región del tercio superior lado izquierdo de aproximadamente siete centímetros de diámetro con pérdida de piel, con fracturas expuestas en las mismas regiones antes mencionadas, por lo que el suscrito procede a la oscultación del mencionado cuerpo, apreciando que éste presenta ausencia de pulsos y latidos cardiales, de movimientos respiratorios, temperatura inferior a la del medio ambiente, rigidez y lividez cadavérica midriasis ocular bilateral, por lo que se concluye que dicho cuerpo se encuentra sin vida, procediendo a ordenar al personal de medicina forense practique la necropsia de ley respectiva; asimismo, se hace constar que hasta estos momentos que se llevan a cabo estas diligencias no se ha presentado familiar alguno para hacer la identificación de dicho cadáver.' (fojas 150 a 164, tomo I).

"3. Necropsias practicadas el veintitrés de diciembre de mil novecientos noventa y siete por médicos legistas adscritos a la Procuraduría General de Justicia del Estado de Chiapas, en las que después de describir y precisar la ubicación y naturaleza de las lesiones apreciadas a los cuarenta y cinco cadáveres, concluyeron:

"'Cadáver No. Uno: Por lo anteriormente descrito se afirma que la persona no identificada del sexo femenino, falleció a consecuencia de perforación de vísceras intrabdominales e intratorácicas por proyectil de arma de fuego, penetrantes a dichas cavidades. Cadáver número dos: cadáver del sexo femenino no identificado, clasificado con el número dos, falleció a consecuencia de perforación del pulmón izquierdo y destrucción parcial del corazón a nivel de la punta, lesiones producidas por proyectil de arma de fuego penetrante a cavidad torácica. Cadáver tres: ... por lo anteriormente descrito, la persona no identificada del sexo femenino falleció a consecuencia de perforación y destrucción de visceras intratorácicas e intrabdominales, provocadas por proyectil de arma de fuego penetrante a dichas cavidades. Cadáver No. Cuatro: ... Por lo antes descrito, se afirma que la causa de muerte del adulto del sexo femenino cuyo nombres y apellidos se ignoran, obedece a shock hipovolémico masivo, agudo e irreversible desencadenado por perforaciones y desgarros del hígado y los epliplones, lesiones producidas por arma cortocontundente. Cadáver Núm. Cinco: ... cadáver no identificado del sexo masculino, clasificado con el No. 5, falleció a consecuencia de destrucción de víscera abdominal y torácica (hígado y corazón), respectivamente, lesiones producidas por proyectil de arma de fuego, penetrante a cavidad abdominal y torácica respectivamente. Cadáver No. Seis: ... Por lo anteriormente descrito, la persona no identificada del sexo femenino falleció a consecuencia de destrucción parcial de hemisferio cerebral izquierdo, fractura de calota y piso cráneo causados éstos por proyectil de arma de fuego, penetrante a dicha cavidad. Por perforación de estómago y riñón izquierdo por proyectil de arma de fuego, penetrante a dicha cavidad. Cadáver Núm. Siete: ... Por lo antes descrito, se afirma que la causa de muerte del adulto del sexo femenino cuyo nombre y apellidos se ignoran obedece a machacamiento de cráneo, lesión producida por traumatismo craneoencefálico directo y profundo a cavidad craneana. Cadáver número ocho: ... cadáver del sexo femenino no identificado, clasificado con el número ocho, falleció a consecuencia de fractura de la base y bóveda del cráneo y destrucción parcial del lóbulo temporal del hemisferio cerebral izquierdo lesión producida por instrumento contuso cortante penetrante a cavidad craneana. Cadáver No. Nueve: ... Por lo anteriormente descrito, la persona no identificada falleció a consecuencia de destrucción de vísceras intratorácicas e intrabdominales por proyectil de arma de fuego penetrante a dichas cavidades. Cadáver número diez: ... Por lo anteriormente expuesto, se concluye que la persona del sexo femenino de quien se desconoce nombre y apellidos falleció a causa de choque neurogénico secundario, fractura de piso medio y destrucción de cerebelo por traumatismo severo más choque hipovulémico secundario a lesión por proyectil de arma de fuego en víscera maciza (pulmón derecho). Cadáver No. Once: cadáver del sexo femenino no identificado, falleció a consecuencia de perforación de vísceras intrabdominales e intratorácicas, producidas por proyectil de arma de fuego penetrantes a dicha cavidad. Cadáver número doce: ... El cadáver del sexo femenino no identificado, clasificado con el número 12, falleció a consecuencia de: a) Shock hipovolémico masivo y agudo por herida penetrante a cara. b) Asfixia por perforación del tubo traqueal que desencadena cuadro de broncoaspiración, heridas producidas por proyectil de arma de fuego. Cadáver número trece: ... Por lo antes descrito, se afirma que la causa de muerte de la menor del sexo femenino cuyos nombres y apellidos se ignoran obedece a machacamiento del cráneo, lesiones producidas por traumatismo craneoencefá­lico. Cadáver Núm. Catorce: ... Cadáver del sexo masculino no identificado, falleció a consecuencia de shock neurogénico y hemorragia cerebral aguda secundaria a traumatismo craneoencefálico, directo a dicha cavidad. Cadáver número quince: ... Por lo antes descrito, se afirma que la causa de muerte del menor del sexo masculino de cuyos nombre y apellidos se ignoran, obedece a destrucción del hemisferio cerebral izquierdo, perforación y hemorragia mejingia así como perforación y fracturas de la base del piso de cráneo, lesiones las antes descritas producidas por arma cortocontundente penetrante a cráneo. Cadáver No. Dieciséis: ... Por lo anteriormente descrito, la persona del sexo femenino falleció a consecuencia de perforación de vísceras intratorácicas por proyectil de arma de fuego penetrante a esta cavidad y exposición de víscera abdominal al medio ambiente, a través de herida cortocontundente, penetrante a cavidad abdominal. Cadáver Núm. Diecisiete: ... Cadáver del sexo femenino no identificado, falleció a consecuencia de fractura de vértebras cervicales con sección medular cervical. Producto del sexo masculino de entre 27 y 30 semanas de gestación, se óbito a consecuencia de interrupción de la circulación maternofetal, todo esto a consecuencia de proyectil de arma de fuego que lesionó médula y columna cervical. Cadáver número dieciocho: ... Por lo antes mencionado, se concluye que la causa del fallecimiento del individuo del sexo masculino adulto no identificado se debe a: Destrucción de víscera cardiaca por proyectil de arma de fuego más perforación de vísceras macizas y huecas, así como desgarro del lóbulo cerebral izquierdo se anexan dos proyectiles. Cadáver No. Diecinueve: cadáver del sexo femenino no identificado, falleció a consecuencia de shock hipovolé­mico agudo e irreversible, secundario a proyectil de arma de fuego penetrante a cavidad torácica. Cadáver número veinte: ... El cadáver del sexo femenino no identificado clasificado con el número 20, falleció a consecuencia de shock hipovolémico agudo masivo e irreversible desencadenado por la destrucción de víscera hueca y maciza de las cavidades torácicoabdominal producida por proyectil de arma de fuego penetrante a esa cavidades. Cadáver número veintiuno: ... por lo anteriormente expuesto, se afirma que la causa de la muerte del menor de edad del sexo femenino obedece a shock hipovolémico agudo irreversible (sangrado masivo) por perforación de víscera hueca producida por proyectil de arma de fuego penetrante a cavidad abdominal. Nota: Se anexa proyectil de arma de fuego con camisa de bronce completo extraído de dicho cadáver antes mencionado. Cadáver No. Veintidós: ... Cadáver de un menor del sexo femenino no identificado, clasificado con el número 22, falleció a consecuencia de sección del cuello interesando tráquea paquete vascular izquierdo, lesión producida por arma contusocortante. Cadáver Núm. Veintitrés: ... Por lo anteriormente descrito, se afirma que la causa de muerte de la menor del sexo femenino cuyos nombres y apellidos se ignoran, obedece a machacamiento del cráneo, lesión producida por traumatismo craneoencefálico. Cadáver Núm. Veinticuatro: ... Por lo antes descrito, se afirma que la causa de muerte de la menor del sexo femenino, cuyos nombres y apellidos se ignoran, obedece a shock hipovolémico masivo, agudo e irreversible, desencadenado por perforaciones de vísceras macizas y huecas de la cavidad introabdominal, lesiones producidas por proyectil de arma de fuego, penetrante a cavidad abdominal. Cadáver número veinticinco: ... Por lo anteriormente descrito: se concluye que la causa de la muerte de la persona del sexo femenino adulto no identificado se debió a lesiones producidas por proyectil de arma de fuego que sigue la siguiente trayectoria de frente hacia atrás, de izquierda a derecha y de arriba hacia abajo, resultado de esto choque hipovolémico masivo e irreversible por perforación de víscera cardiaca. Cadáver Núm. Veintiséis: ... Cadáver del sexo masculino no identificado, falleció a consecuencia de shock neurogénico, hemorragia cerebral aguda, shock hipovolémico, secundario a lesión por proyectil de arma de fuego penetrante a cavidad craneana y torácicoabdominal, por lesión visceral, respectivamente. Cadáver número veintisiete ... Por lo anteriormente expuesto, se afirma que la causa de la muerte de la persona adulta del sexo femenino no identificada, obedece a shock hipovolémico agudo irreversible por fractura de cuerpo vertebral y sección total de médula. Cadáver número veintiocho: ... Cadáver del sexo femenino no identificado, clasificado con el número 28 falleció a consecuencia de shock hipovolémico masivo agudo e irreversible desencadenado por la destrucción de víscera hueca y maciza de la cavidad torácica producida por proyectil de arma de fuego penetrante a esa cavidad. Cadáver No. Veintinueve: ... Por lo anteriormente descrito, se afirma que el cadáver no identificado del sexo masculino falleció a consecuencia de perforación de víscera intratorácica y fractura de columna lumbar, lesiones producidas por proyectil de arma de fuego penetrante a esta cavidades. Cadáver número treinta ... cadáver del sexo femenino no identificado, clasificado con el No. 30 falleció a consecuencia de hemorragia cerebral generalizada secundaria a traumatismo craneoencefálico directo, lesión producida por instrumento contusocortante además de presentar lesión vascular a nivel arteria pupitlea derecha, lesión producida por proyectil de arma de fuego. Cadáver Núm. Treinta y uno: ... Cadáver del sexo masculino no identificado, falleció a consecuencia de shock hipovolémico agudo e irreversible, secundario y perforación de víscera hueca y maciza producida por proyectil de arma de fuego a cavidad torácicoabdominal. Cadáver No. Treinta y dos: ... Por lo anteriormente descrito, se afirma que la causa de muerte del adulto del sexo masculino cuyo nombre y apellido se ignora, obedece a fracturas múltiples de la bóveda y base de piso de cráneo, además de la destrucción total de la masa encefálica, lesiones que en conjunto fueron producidas por proyectiles de arma de fuego penetrante a cráneo. Cadáver No. Treinta y tres: ... Por lo antes descrito, se afirma que la causa de muerte del adulto del sexo femenino y cuyo nombre y apellido se ignora, obedece a hemorragia meninjia y de masa encefálica, además de la presencia de fracturas fragmentarias del maxilar superior e inferior, lesiones que en conjunto fueron producidas por traumatismo directo y profundo a cavidad craneana y de cara. Cadáver número treinta y cuatro: ... Cadáver del sexo femenino no identificado, falleció a consecuencia de hemorragia cerebral y shock neurogénico secundario a lesión por proyectil de arma de fuego penetrante a cavidad craneana. Cadáver número treinta y cinco: ... La causa del fallecimiento de la persona del sexo femenino no identificado, se debe a choque hipovolémico secundario a perforación de víscera maciza (pulmón derecho) por proyectil de arma de fuego. Cadáver No. Treinta y seis: ... Por lo anteriormente descrito, se afirma que la persona no identificada del sexo femenino falleció a consecuencia de perforación y destrucción de vísceras intratorácicas e intrabdominales por proyectil de arma de fuego penetrante a dichas cavidades. Cadáver Núm. Treinta y siete: ... Cadáver del sexo femenino no identificado, clasificado con el número 37 falleció a consecuencia de perforación de víscera intratorácica (corazón) y vísceras intrabdominales y retroperitoneal (riñón derecho, hígado y cámara gástrica) lesiones producidas por proyectiles de arma de fuego penetrantes a cavidad torácica y abdominal respectivamente. Cadáver Núm. Treinta y ocho: ... Cadáver no identificado clasificado con el número 38, falleció a consecuencia de perforación de vísceras intratorácicas (ambos pulmones), lesiones producidas por proyectil de arma de fuego penetrante a ambas cavidades torácicas. Cadáver número treinta y nueve: ... El cadáver de un menor del sexo femenino y no identificado, clasificado con el número 39, falleció a consecuencia de machacamiento de cráneo por traumatismo craneoencefálico directo y profundo a cavidad craneal. Cadáver Núm. Cuarenta: ... Por lo anteriormente expuesto, se afirma que la causa de muerte de la menor de edad no identificada, obedece a shock hipovolémico agudo (sangrado masivo), producido por estallamiento de vísceras por proyectil de arma de fuego penetrante a cavidad tóracicoabdominal. Cadáver Núm. Cuarenta y uno: ... Cadáver del sexo femenino no identificada, falleció a consecuencia de shock hipovolémico agudo irreversible causado por arma punzocortante penetrante a cavidad torácicoabdominal, con lesión de víscera hueca y maciza. Cadáver número cuarenta y dos: ... Por lo anteriormente expuesto, se concluye que el individuo masculino no identificado falleció a causa de choque hipovolémico secundario a perforación de víscera maciza (pulmón derecho) por proyectil de arma de fuego. Cadáver número cuarenta y tres: ... Por lo antes descrito, se afirma que la causa de muerte del adulto del sexo femenino cuyos nombres y apellidos se ignoran, obedece a shock hipovolémico macizo agudo e irreversible desencadenado por perforaciones de conductos traqueal esofágico y orta torácica, así como de vísceras macizas de las cavidades torácicoabdominal, lesiones producidas por proyectiles de arma de fuego penetrantes cavidades torácica y abdominal. Cadáver número cuarenta y cuatro: ... Cadáver del sexo femenino no identificado, falleció a consecuencia de shock hipovolémico agudo e irreversible y hemorragia cerebral aguda, secundario el primero a lesión por proyectil de arma de fuego, penetrante a cavidad torácicoabdominal y traumatismo craneoencefálico directo a dicha cavidad, la segunda causa. Cadáver número cuarenta y cinco: ... Por lo anteriormente expuesto, se afirma que la causa de muerte del menor de edad del sexo masculino no identificado obedece a shock hipovolémico (sangrado masivo) por estallamiento de vísceras macizas por proyectil de arma de fuego penetrante a cavidad torácica.' (fojas 183 a 228, tomo I).,

"4. Fe ministerial del lugar de los hechos, en la que se asentó lo siguiente:

"'Que la comunidad en mención se encuentra aproximadamente a veinticuatro kilómetros al norte de la cabecera municipal de Chenalhó, a donde se llega por un camino pavimentado, y al efecto da fe de que hacia el noroeste de esta comunidad se encuentra un camino o vereda que conduce a un paraje descubierto entre la vegetación, en donde se da fe de tener a la vista, cuatro construcciones tipo rústico de madera con techo de hojas de plátano, en donde se aprecia ropa de diferentes colores y dos garrafones de plástico con agua, uno de color azul y uno de color rojo, asimismo, se aprecia un horno de forma redonda construido con ladrillo y lodo para hornear pan; además en este lugar, y siguiendo la misma dirección aproximadamente a veinte metros se encuentran tres construcciones de madera una de ellas con techo de lámina y de forma rectangular de aproximadamente veinte metros de largo por diez metros de ancho, la cual tiene una puerta principal y enfrente de ésta se encuentran tres cruces de madera de aproximadamente dos metros de altura cada una de ellas, y al parecer al interior de esta construcción se aprecian aproximadamente, se encuentran doce bancas de madera y al fondo un altar con imágenes católicas, y una gran cantidad de bolsas de polietileno de color negro con diferentes prendas de vestir, completamente esparcidas éstas y en desorden. Asimismo, se aprecia otra construcción con techo de palma de aproximadamente seis metros de largo por cuatro de ancho, también de madera y además una especie de corral también de madera con techo de palma; cabe destacar que en la construcción que sirve de iglesia o centro religioso en la parte exterior de éste se aprecian tres impactos producidos al parecer por arma de fuego. Asimismo, continuando hacia el noroeste se encuentra una cañada de gran profundidad por la que baja un pequeño arroyo y con vegetación espesa en donde se aprecia en diferentes puntos ropas de vestir de colores brillantes de la que utilizan los pobladores de la región; asimismo, al continuarse hasta el fondo de dicha cañada aproximadamente a cien metros de donde se encontraba la iglesia o centro religioso se aprecia una gran cantidad de ropa en desorden y de la que se da fe que algunas de ellas muestran señales hemáticas o de sangre. Acto continuo, se procedió a constituirse el suscrito representante social de la Federación en el centro comunitario, se dice, en el centro de educación comunitaria del INEA en esta misma población, el cual se encuentra al sureste del paraje antes descrito, aproximadamente a setecientos metros en donde se da fe que se encuentran dos salones escolares construidos con material de ladrillo y cemento de color amarillo, y en cuyo interior se encuentran bancos o pupitres de madera con útiles escolares y mochilas en completo desorden. También se hace constar que no se encontraron en este lugar casquillos o algún tipo de arma pero se procedió a tomar fotografías de los alrededores y de las construcciones de las que se da fe ministerial, las cuales se anexan a la presente diligencia para mayor ilustración y para los efectos legales a que haya lugar.' (fojas 1017 a 1019, tomo II).

"5. Actas de identificación de cadáveres, de veinticuatro de diciembre de mil novecientos noventa y siete (fojas 1058 a 1115, tomo II).

"6. Informe de observación criminalística en el lugar de los hechos, paraje denominado Acteal, en el mismo poblado, Municipio de San Pedro Chenalhó, Chiapas, en el que se asentó lo siguiente:

"'Para dar cumplimiento a lo solicitado en su atento oficio, y siendo las 17:00 hrs. del día 25 de diciembre, nos constituimos legalmente en el lugar conocido como de los hechos, sito: Paraje denominado Acteal, en el mismo poblado dentro del Municipio de San ********** Chenalhó, en este Estado de Chiapas. Descripción del lugar: Mismo paraje que se ubica al oriente del poblado de San Pedro Chenalhó, y a su vez al norte de la carretera que conduce a el poblado de Pantelhó.

"'Para llegar al referido lugar nos ubicamos en un camino de terracería que inicia al norte de la carretera referida con una dirección noroeste teniendo un ancho de 1.5 mts. por 41.0 metros de longitud con pendiente descendente desde nuestra posición; mismo camino que hace un quiebre hacia el noreste y que a través de 70 metros en esa dirección nos permite ubicarnos en un paraje de aproximadamente 15 mts., de oriente a poniente y 17 metros de sur a norte delimitado al norte por un grupo de árboles, al oriente por una serie de palizadas con techo de palma, éstas en número de tres, al suroriente se observa otra palizada con características similares a las anteriores; en dirección poniente se observa en el límite de los 15 metros, una pendiente descendente que abarca una franja de 10x15 metros, y que al final de la misma nos ubica en una explanada de 10x10 mts., en donde se observa una serie de tumbas con veladoras y flores de reciente colocación.

"'Precisamente al norte de estas tumbas se localiza una cueva de aproximadamente 1.5 mts. En su entrada, y al final de estas tumbas al oriente se observa una barranca con una profundidad de 15 mts., con un tronco atravesado en el cual se observan manchas al parecer hemáticas de 10 cm., apreciándose en el fondo zapatos de niños, de mujer, siendo éstos de hule y material sintético, así como trastes en bolsas, sueltos y garrafones de material sintético de diferentes colores. Al final de este paraje continuando en dirección norte del camino de terracería, a través de 40 metros delimitado a ambos extremos por árboles y maleza, nos ubicamos en lo que es otra explanada de 20 mts., aproximadamente en dirección oriente a poniente y 14 mts. de sur a norte, mismo que se observa delimitado por vegetación abundante y pendientes de aproximadamente 60 grados hacia el norte, poniente y oriente, en la cual se observa lo siguiente: En la esquina nororiente se aprecian dos cruces de madera incrustadas en el piso.

"'En dirección oriente se localizan tres construcciones de madera orientadas de norte a sur en orden de importancia, siendo la primer construcción de aproximadamente 5 mts. de frente con vista al oriente y fondo de 9.10 mts., con muros de 2.10 mts. de altura techo de lámina de asbesto a dos aguas y que está acondicionada como una iglesia. En dirección sur y separada 2.5 mts., de la anterior se localiza otra construcción de 5.0 mts., de frente con vista al oriente y un fondo de 3.5 mts., dicha construcción tiene techos a cuatro aguas construidos de hoja de palma. La tercer construcción se observa separada de la anterior 3.5 mts., siendo su frente con vista al norte con 2.5 mts., de frente fondo de 3.0 mts., con techos de hoja de palma. Asimismo, se observó lo siguiente en cada una de las tres anteriores construcciones: a) que efectivamente la construcción número uno está acondicionada como una iglesia con una puerta de madera, dos hojas de 52 cm. cada una, las cuales abren hacia el interior, siendo en este lugar en donde se observó que su punto más alto es de 3.5 mts., que al lado sur y norte sobre su piso de terracería se localizaban trece bancas de madera en desorden, que al poniente de esta iglesia se localizan dos mesas, por atrás de éstas una caja de cartón con comestibles y adosadas al muro poniente un pizarrón, un altar y una repisa en donde a su vez se encuentran imágenes religiosas tanto de la virgen de Guadalupe está en un póster, así como relativas al nacimiento de Jesucristo, y dos cajas de refresco vacías.

"'Igualmente en el piso se localizaron en desorden total una serie de libros y papelería diversa, así como bolsas de plástico de color negro en las que se observan leyendas sobre una cinta canela que indican ropa para caballero y ropa de hombre. b) La construcción número dos se encuentra acondicionada como vivienda, con un acceso de 80x170 cm., con techo de hoja de palma a cuatro aguas, y en su interior se observaron una mesa con trastes, ropa y cobijas, así como comestibles totalmente en desorden. c) Finalmente, en la tercera construcción no se localizaron objetos como en la construcción anterior, apreciándose vacía y que al parecer está acondicionada como corral. Búsqueda de indicios: Una vez terminada la observación de estas tres construcciones y de la explanada, se procedió a realizar la búsqueda de indicios observando únicamente daños producidos por proyectil de arma de fuego, siendo los siguientes: En la construcción uno: En su cara oriente: 1. Ubicado a 1.60 metros sobre el poste de la esquina sur oriente. 2. Ubicado a 1.90 metros y a 20 centímetros de la esquina anterior. 3. Ubicado a 1.95 metros y a 54 centímetros de la esquina. 4. Ubicado a 1.40 metros y a 84 centímetros de la esquina. 5. Ubicado a 1.10 metros y a 98 centímetros de la esquina. 6. Ubicado a 1.98 metros y a 49 centímetros del marco sur de la puerta. 7. Ubicado a 1.43 metros y a 36 centímetros del marco sur de la puerta. 8. Ubicado a 1.52 metros y a 5 centímetros del marco sur de la puerta. Los proyectiles causantes de estos impactos tienen una incidencia de abajo hacia arriba y de sureste a noroeste. 9. Ubicado a 1.60 metros y a 48 centímetros de la esquina noreste. 10. Ubicado a 1.28 metros y a 40 centímetros de la misma esquina.

"'Estos dos impactos igualmente tienen la incidencia de abajo hacia arriba y de sureste a noroeste. Impactos ubicados sobre la cara norte de la iglesia. 11. Ubicado a 2.10 metros del piso y sobre la misma viga de esa esquina noreste. 12. Ubicado a 1.00 metro y a 1.10 de la esquina noreste. 13. Ubicado a 64 centímetros y a 1.39 metros de la esquina anterior. 14. Ubicado a 78 centímetros y a 1.39 metros de la esquina. 15. Ubicado a 1.35 metros y a 1.76 metros de la esquina. 16. Ubicado a 1.62 metros y a 1.96 metros de la esquina. 17. Ubicado a 1.96 metros y a 1.96 metros de la esquina. 18. Ubicado a 2.04 metros y a 1.96 metros de la esquina. 19. Ubicado a 1.80 metros y a 2.08 metros de la esquina. 20. Ubicado a 1.47 metros y a 2.28 metros de la esquina. 21. Ubicado a 80 centímetros y a 3.43 metros de la esquina. 22. Ubicado a 1.30 metros y a 3.80 metros de la esquina norponiente. Todos estos impactos fueron producidos por proyectiles de arma de fuego con incidencia de abajo hacia arriba y de noreste a suroeste. Impactos en la cara poniente de la iglesia. 22 Bis. Ubicado a 1.40 metros del piso y a 1.50 metros de la esquina surponiente. Este daño fue producido por un proyectil de arma de fuego con una incidencia de norponiente a sureste, el cual ocasiona un daño en el pizarrón que se describió en el interior de la iglesia. Impactos en la cara sur de la iglesia. 23. Ubicado a 95 centímetros por arriba del piso y a 52 centímetros de la esquina surponiente. 24. Ubicado a 78 centímetros y a 62 centímetros de la esquina anterior. 25. Ubicado a 82 centímetros y a 1.09 metros de la esquina. 26. Ubicado a 1.04 metros y a 3.35 metros de la esquina. 27. Ubicado a 1.60 metros y a 1.27 metros de la esquina sureste. Todos los impactos fueron producidos por proyectiles, con incidencia de suroeste a noreste. En la misma cara sur se observaron impactos pero que son la salida de los proyectiles que se impactaron en un principio en la cara norte de la iglesia y que son los siguientes: 1-S. Ubicado a 1.00 metro por arriba del piso y a 65 centímetros de la esquina suroeste. 2-S. Ubicado a 1.58 metros por arriba del piso y a 2.46 metros de la esquina anterior. Haciendo la observación que el proyectil que causó el daño citado como 2-S, impacta nuevamente en la cara norte de la construcción 2, mismo que se considerará como impacto 1-R, y que por el interior de la misma construcción se considerará como 1-RS, asimismo, este impacto se ubica a 1.75 metros de la esquina noroeste de la construcción 2 y a 1.62 metros por arriba del piso.

"Finalmente, en esta misma construcción 2, y en su cara norte se observa otro impacto resultante de las salidas de los proyectiles que dañaron la construcción 1 y que será considerada como 2-R, ubicado a 1.43 metros por arriba del piso y a 40 centímetros de la esquina norponiente. Nota: De los impactos observados en la cara oriente de la iglesia, se extrajeron cuatro fragmentos de plomo, conocidos como perdigones y que son componentes de un cartucho de escopeta.' (fojas 257 a 262, tomo I).

"7. Declaraciones de **********, de veintidós, veinticuatro, veinticinco, veintisiete y treinta de diciembre de mil novecientos noventa y siete, respectivamente, y tres de abril de mil novecientos noventa y ocho, en las que, en la primera y ante el agente del Ministerio Público investigador de justicia indí­gena, expresó:

"'Que el día de hoy como a eso de las 06:00 horas (seis) de la mañana, 22 (veintidós) de diciembre del año en curso, salí en compañía de mi familia con dirección a la iglesia católica de la comunidad Acteal con la intención de orar, ya que todos los que conformamos la organización de **********, quedamos en ir a dicho lugar para orar, debido a los últimos acontecimientos y como lo dije salí de mi domicilio como a las seis horas de la mañana, llegando como a las 07:00 horas (siete) de la mañana aproximadamente, y una vez estando en dicho lugar, fue que comenzamos con nuestras respectivas oraciones, estando todo en un clima de tranquilidad, pero resulta que como a eso de las 11:00 o 12:00 horas aproximadamente, hicieron acto de presencia un grupo como de 15 (quince) personas, todas del sexo masculino, vestidos de color azul marino, casi como el uniforme de Seguridad Pública, mismas personas que iban armadas con armas grandes y largas, no pudiendo precisar qué tipo de armas eran ya que desconozco completamente de armas, y éstos sin decirnos nada comenzaron a disparar adentro de la iglesia viendo que lesionaban a mucha gente, hombres, mujeres y niños, mismos que al impacto de las armas caían al suelo, viendo además que la demás gente siendo como unos 305 (trescientas cinco) personas salían corriendo despavoridos con dirección a la calle, cabe mencionar que estas personas iban con los rostros descubiertos, llegaron a pie, es decir, no llevaban ninguna unidad, y fue así que tardaron disparando como alrededor de 3 (tres) horas aproximadamente, por lo que yo me dio mucho miedo y perdí a mi familia e ignoro hasta el momento en donde se encuentren ellos y si están bien; escondiéndome entre el monte, pero quiero manifestar que pude percatarme que nuestros agresores eran gente de Los Chorros, ya que conozco a algunos pero nada más de vista por lo que no puedo proporcionar el nombre de ninguno de ellos, pero si los vuelvo a ver los reconocería inmediatamente, haciendo la aclaración que esta gente o sea las que disparaban son gente del **********, y ahí fue en donde me lesionaron ya que sentí un impacto en la parte de mi espalda, sintiendo también otros dos impactos en mi pierna y otro de un costado por lo que así herido caminé hasta donde pude cerca de un arroyo, y fue ahí que unos compañeros me recogieron y me entraron (sic) se dice me entregaron a elementos de Seguridad Pública del Estado y éstos a su vez me trasladaron a este lugar en donde me encuentro actualmente recibiendo atención médica, mencionando que en la comunidad Acteal quedaron muchas personas muertas, siendo un número aproximado de 25 (veinticinco) personas casi todas adultas entre hombres y mujeres, y hay muchos lesionados siendo del paraje de Quextic.' (fojas 232 vuelta y 233, tomo 1); en la segunda atestación, asistido de intérprete en lengua tzotzil, ratificó su versión inicial y agregó: '... que el nombre de una de las personas que se destacaban como jefes del grupo armado que lo agredió es el C. **********, a quien describió como una persona del sexo masculino, de aproximadamente 1 metro con 65 centímetros de estatura, de complexión delgada, de tez morena clara, sin barba ni bigote ni seña particular aparente, de aproximadamente cincuenta años de edad, de cabello lacio, quien siempre anda vestido de blanco y tiene un tic nervioso en los ojos, es decir, los abre y los cierra muy rápido y quien al parecer es gente del ********** y al cual conoce porque vive cerca del paraje, y del que sabe es la persona que cuenta con armas en el poblado porque en las noches se suelta a echar disparos, queriendo manifestar que también se encontraba en el grupo una persona del sexo masculino y quien dijo respondía al nombre de **********, de al parecer diecinueve años a quien describió como una persona del sexo masculino, de aproximadamente 1 metro con 65 centímetros de estatura, de complexión delgada, de tez morena clara, sin barba ni bigote ni seña particular aparente, el cual vive en la comunidad de Quextic y a quien le mataron a su hijo. Que las personas que menciona son conocidas por todos los habitantes de la comunidad. Que en su comunidad hay más gente del ********** que del ********** y que éstos se distinguen porque en sus casas tienen logotipos del **********, que desea aclarar que la gente de este partido viste en color azul como los de Seguridad Pública pero que se diferencian de ellos por ostentar un distintivo en el antebrazo y que el día de los hechos después de los actos violentos llegaron los de Seguridad Pública.' (foja 827, tomo II); en la tercera deposición, igualmente asistido de traductor en su lengua materna, manifestó: 'Que comparece voluntariamente ante esta representación social de la Federación, con el objeto de ampliar su declaración presentada el día de hoy a las tres horas aproximadamente en el Hospital Regional de San Cristóbal y que al tener a la vista en este acto las fotografías de las siguientes personas: 1. **********, 2. **********, 3. **********, 4. **********, 5. **********, 6. **********, 7. **********, 8. **********, 9. **********, 10. **********, 11. **********, 12. **********, 13. **********, 14. **********, 15. **********, 16. **********, 17. ********** y 18. **********, reconoce al marcado con el número cuatro, toda vez que se encontraba el día en que fue lesionado, persona que se encontraba armada y que sabe que pertenece a la colonia La Esperanza del Municipio de Chenalhó. En el mismo sentido la fotografía marcada con el número seis la reconoce y que esta persona se encontraba el pasado veintidós de diciembre del año en curso disparando armas de fuego y que estaba vestido con ropa como de soldado de color azul, y que desconoce a qué comunidad pertenezca. Reconoce a la persona señalada con el número siete misma que se encontraba armada y disparando el día en que sucedieron los hechos que se investigan, igual que la anterior vestía con ropa como de soldado de color azul marino y que pertenece al Municipio de Canolal. En cuanto a la persona señalada con el número diez, manifiesta que llevaba armas grandes como de cuerno de chivo, la misma que disparaba a todos los que se encontraban presentes en el templo. En relación con la persona marcada con el número once, la reconoce expresando que estaba disparando armas de fuego el día lunes y de igual forma vestía de color azul. La fotografía marcada con el número trece que le corresponde a **********, lo reconoce plenamente, toda vez que fue quien lo atacó y sabe que le dicen el Javis, quien es el cabecilla del grupo de los de la comunidad de Quextic. La fotografía que se marca con el número catorce de igual forma es reconocida por el hoy declarante manifestando que se encontraba armado cuando sucedieron los hechos y que es manejado por los cabecillas de la comunidad de Quextic a quien le apodan **********. El número quince de los hoy inculpados que pertenece a **********, es reconocido por el de la voz diciendo que se encontraba bien armado cuando fue lesionado, que no sabe su nombre pero que también disparó a la comunidad a la que pertenece. La fotografía que se marca con el número dieciséis es reconocida por el protestado, toda vez que sabe que pertenece a la colonia denominada La Esperanza y que les dicen los **********, quien se dedica a la elaboración de telas para naguas y que también se encontraba disparando y por último conoce en la fotografía al C. **********, quien lo conoce como **********, quien es cabecilla de los de la comunidad de Quextic y quien es uno de los que más disparó contra su comunidad y que anteriormente destruyó los teléfonos públicos de la organización civil denominada las **********, ocasionando desastres antes de los hechos del día lunes y que al igual que sus anteriores compañeros vestía de azul marino y tenía armas grandes.' (fojas 1138 y 1139, tomo II); en su cuarta declaración, asistido de intérprete, indicó: 'Que comparece ante esta representación social de la Federación en forma voluntaria, y con el objeto de ampliar sus anteriores declaraciones ministeriales y al mismo tiempo de ratificarlas por contener la verdad de los hechos que se investigan, y una vez que esta fiscalía de la Federación le pone a la vista las fotografías de los hoy probables responsables de los delitos que se investigan, el compareciente manifiesta: Que reconoce sin temor a equivocarse las fotografías marcadas con el número 3, 4, 5, 6, 7, 8, 9, 10, 12, 13, 14, 15, 16, 17 y 18, las cuales pertenecen, respectivamente, a los CC. **********, **********, **********, **********, **********, **********, **********, **********, **********, **********, **********, **********, ********** y **********; por lo que manifiesta a su vez, que reconoce plenamente a **********, toda vez que es agente rural municipal de Chenalhó; **********, quien también es agente rural municipal y se encontraba el día de los hechos disparando; a ********** lo identificó plenamente, toda vez que el día de los hechos se encontraba con toda la demás gente que vestía de negro y estaba disparando en contra de las personas que estábamos en la iglesia; a **********, lo identificó plenamente y por lo que respecta a **********, lo reconoció plenamente, ya que también portaba una de esas armas que les llaman cuerno de chivo, y estaba disparando en contra de los que orábamos adentro de la iglesia por lo que respecta a la demás gente, que estaba disparando en contra de mi gente, no recuerdo los nombres y apellidos y nombres, pero sí estaban el día veintidós de diciembre afuera de la iglesia de Acteal, disparando en contra de mi gente y amigos, y por lo que respecta al señor **********, su último apellido es **********.' (foja 1312 tomo II); en su quinta deposición asistido de intérprete, expuso: 'Que es su voluntad intervenir en la presente diligencia relacionada con la investigación de los hechos ocurridos el día 22 de diciembre del año en curso y en el que resultara lesionado y perdieran la vida varios de los habitantes de la comunidad de Acteal. Acto seguido, el personal de actuaciones le pone a la vista cuatro fotografías a color las cuales están numeradas del uno al cuatro y corresponden a las personas de ********** (1); ********** (2); ********** (3) y ********** (4), manifestando que el día de los hechos, las personas que aparecen en las fotografías con el número uno (1) y tres (3) que tiene a la vista, participaron en los hechos que se investigan, que le consta que el día de los hechos las personas de las fotografías mencionadas portaban armas largas y quienes disparaban en contra de las personas que nos encontrábamos orando en el interior de la iglesia, no pudiendo precisar los calibres.' (foja 609, tomo 1); y en la última declaración, asistido de perito traductor, dijo: 'Que como lo manifestó en sus generales es originario del poblado de Chimix, donde siempre ha radicado, en donde el de la voz forma parte de la sociedad civil las **********, junto con aproximadamente 100 personas más; aclarando que se formó esta sociedad, por no considerarse ni **********, ni **********; por tal razón, en el mes de septiembre de mil novecientos noventa y siete, empiezan a reunirse en la escuela de su comunidad, los líderes **********, que son **********, **********, y veinte personas más, hasta ese momento, ignoraban cuál era el motivo de esas reuniones, mismas que se efectuaban de cuatro a cinco veces por semana en las tardes; y es en el mes de noviembre, después de todos los santos o día de muertos, cuando los ********** envían a una persona que responde al nombre de **********, a decirles en el momento en que se encontraban orando en la iglesia, que si siempre se iban a unir a los **********, habiéndoles contestado en esa ocasión que ellos iban a continuar siendo sociedad civil, por lo que el señor ********** los amenazó en el sentido de que los iban a matar y los iban a estar molestando si no se hacían **********, además de que les exigió una multa de quinientos pesos a cada uno, misma que nunca entregaron; siendo aproximadamente hasta el día quince de diciembre de 1997, cuando llegaron los ********** de la comunidad de Quextic, **********, **********, **********, **********, y de la colonia La Esperanza **********, **********, y cinco personas de la comunidad de Los Chorros de quien ignora sus nombres, a la casa del señor ********** representante de ********** en su comunidad, con la finalidad de buscar radios de comunicación, pero únicamente encontraron un teléfono para llamadas que se hacían fuera de la comunidad, ya que en su casa existía la única caseta telefónica de Chimix; aclarando que los ********** cuando llegaron, con las armas que portaban rompieron la puerta de acceso de la casa del señor **********, quienes portaban armas largas tipo rifles, y que decían que eran calibre .22, así como escopetas; deseando aclarar que al señor ********** no le hicieron nada ya que alcanzó a esconderse en una zanja, y después los ********** se dirigieron a las casas de nuestra comunidad de Chimix, y de algunas de ellas sacaron rifles calibre .22, que tenían en sus respectivos domicilios por herencias de sus padres y abuelos, mismas que ya estaban inservibles, habiendo encontrado únicamente dos armas de fuego; después de este acontecimiento, fue hasta el 20 de diciembre cuando el de la voz iba caminando por su comunidad en una vereda, aproximadamente a las catorce horas, se encontró a ********** y **********, habiéndole dicho el primero de los mencionados, que como no se quería pasar con los **********, hasta ahí llegaba su vida y después le hizo dos disparos con una pistola que portaba, sin que lograra lesionarlo, y posteriormente el de la voz salió corriendo y se dirigió a la casa del señor **********, a quien le dijo lo que le acababa de ocurrir, por lo que el señor ********** le dijo que lo más recomendable es que se fuesen a Acteal, para reunirse con otros miembros de la sociedad civil, ya que en Chimix corrían el riesgo de que pudieran ser agredidos por estas personas, por lo que a las dieciocho horas aproximadamente el de la voz junto con el señor ********** y noventa personas más aproximadamente, se dirigieron a Acteal a pie, habiendo llegado aproximadamente a las veinte horas del mismo día veinte de diciembre de 1997, a la colonia Acteal, en donde se instalaron en una casa que les prestaron, mientras otros se fueron a orar al templo, y el día veintiuno de diciembre se volvieron a reunir a ayunar en la iglesia de Acteal, y aproximadamente a la una de la mañana del día veintidós llegaron a Acteal ********** y ********** a avisarle al jefe de zona o catequista ********** para decirle que por la mañana de ese día iban a ser agredidos por grupos de varias comunidades, pero el señor ********** dijo que no creía que ocurriera eso y que todo quedaba en manos de Dios; y ese día por la mañana nuevamente se concentraron en la iglesia para seguir ayunando, pero siendo aproximadamente las siete de la mañana, desde una lomita que está en Acteal, se percató que en la comunidad de Quextic, que a cierta distancia se distingue, que estaban quemando la casa de **********, y a las once de la mañana cuando el de la voz y trescientas personas más aproximadamente se encontraban orando en el interior del templo, empezaron a escuchar disparos que se impactaban en la construcción de la iglesia, por lo que las mujeres, niños y ancianos así como algunos hombres salieron corriendo en dirección a una zanja que está a veinte metros de la iglesia para esconderse, habiendo hecho lo mismo el deponente y fue en ese momento cuando pretendía esconderse, que le dispararon, lesionándolo primeramente en su rodilla izquierda y después recibió otros impactos de bala en el muslo de su pierna izquierda y a la altura de la costilla del lado izquierdo, quedando tirado sobre un costado de su cuerpo, percatándose que los agresores tenían rodeado el área donde estaba la zanja y a una corta distancia le estaban disparando a todas las personas que se habían escondido en ese lugar, dándose cuenta perfectamente sin temor a equivocarse, que quienes efectuaron los disparos eran las siguientes personas **********, que fue quien le disparó y portaba un arma larga, **********, **********, **********, **********, **********, **********, **********, **********, ********** y **********, todos estos son de Chimix, **********, **********, **********, todos estos de la comunidad de Los Chorros, ********** y ********** o **********, de la colonia La Esperanza; y muchas otras gentes mas que no conoce, pero que si las vuelvo a ver podría identificarlas, aclarando que los agresores que mataron a las 45 personas en Acteal, eran aproximadamente cien personas que alcanzó a ver, mismos que dejaron de disparar aproximadamente a las cinco de la tarde y después se retiraron, no sin antes levantarles las faldas a todas las mujeres que habían matado para que quedaran desnudas; asimismo, desea agregar que los agresores iban vestidos de color azul oscuro, parecidos a los uniformes de Seguridad Pública, posteriormente en virtud de que el deponente había perdido mucha sangre, únicamente alcanzó a percatarse de que a las dieciocho horas, lo sacaron a la orilla de la carretera y en un vehículo al parecer de Seguridad Pública, lo trasladaron a San Cristóbal de las Casas, Chiapas, prestándole atención médica en el hospital regional de esta ciudad, estuvo internado aproximadamente dos meses y medio y su convalecencia actualmente la tiene en la casa de las monjas Nueva Primavera de esta ciudad; en relación a estos hechos es todo lo que tiene que manifestar, agregando únicamente que todos los ********** que mencionó de su comunidad, formaban una banda que se dedicaban a delinquir tanto en su comunidad como en otras comunidades cercanas, donde causaban robos, daños, incluso homicidios entre otros delitos, por lo que solicita que se les castigue severamente, ya que a algunos los ha visto que andan libres.

"'Acto seguido, esta representación social le pone a la vista al declarante, el álbum fotográfico que contiene las impresiones de las personas que se encuentran relacionadas con los hechos del 22 de diciembre de 1997, en la comunidad de Acteal, por lo que el deponente al tenerlas a la vista manifiesta: Que identifica a **********, **********, **********, **********, **********, **********, ********** o **********, **********, **********, **********, **********, **********, **********, **********, **********, ********** o **********, **********, ********** o **********, **********, **********, **********, **********, **********, **********, **********, **********, **********, **********, **********, **********, **********, **********, **********, **********, **********, ********** o **********, **********, **********, **********, **********, **********, **********, **********, **********, **********, **********, **********, **********, **********, **********, **********, **********, **********, **********, **********, **********, **********, **********, **********, **********, **********, **********, **********, **********, **********, **********, **********, **********, **********, **********, **********, **********, **********, **********, **********, **********, **********, **********, **********, **********, **********, **********, **********, **********, **********, **********, **********, **********, **********, **********, **********, **********, **********, **********, **********, **********, **********, **********, **********, **********, **********, **********, **********, **********, **********, **********, **********, **********, **********, **********. Agregando además que formula querella por sus lesiones en contra de ********** y quienes más resulten responsables.' (fojas 7367 a 7372, tomo IX).

"8. Declaraciones de **********, de veinticuatro de diciembre de mil novecientos noventa y siete y cuatro de febrero de mil novecientos noventa y ocho, en las que asistido de la intérprete **********, en la primera señaló:

"'Que comparece ante esta representación social federal en forma voluntaria y una vez enterado del motivo de mi comparecencia es mi deseo manifestar que el día veintidós de diciembre del año en curso, aproximadamente como a las once de la mañana me encontraba en la capilla católica rezando unas oraciones, cuando sonaron unos disparos, los cuales terminaron como a las trece horas del mismo día, por lo que yo al escuchar esos disparos salí de la capilla huyendo, viendo que los que estaban disparando eran los de la colonia Los Chorros. Quiero agregar que alcancé a reconocer al señor **********, quien vive en Acteal. Al parecer se les unieron los policías gubernamentales ya que estaban vestidos como policías, pero no estoy seguro de que ellos sean policías; y en cuanto entraron Los Chorros a la capilla también entraron las personas que estaban vestidos como policías. Acto seguido, las personas que son o pertenecen al partido del ********** son evangelistas y nosotros que somos católicos, son de ********** sociedad civil. Por otra parte, quiero decir los nombres que yo reconocí en ese momento, los cuales son: ********** (vieron que se quitó la máscara) **********, **********, **********, **********, **********, ********** y **********, siendo todos los que me acuerdo reconocer en estos momentos. Por otra parte, quiero mencionar que la persona que compra las armas y las reparte a esas personas es el señor **********, quien tiene el cargo de servidor público como presidente municipal.' (foja 828, tomo II). La imputación que el testigo hizo contra **********, la sostuvo durante el careo con éste (fojas 9177 y 9178, tomo XII); en la segunda deposición dijo: 'Que el día veintidós de diciembre de mil novecientos noventa y siete el declarante, como ya dijo, salió huyendo de la iglesia y que cuando lo hizo fue solo, aunque mucha gente de los más de trescientos que ahí se encontraban, también salieron corriendo y se escondían en diversos lugares para evitar ser lesionados y por lo que ve al declarante, se ocultó entre unas ramas ubicadas cerca de una escuela que servía como campamento para algunas personas a las que se les conoce como desplazados; queriendo aclarar que el declarante se encontraba a un costado de la iglesia de la población de Acteal, Municipio de Chenalhó, el día veintidós de diciembre de mil novecientos noventa y siete y cuando eran aproximadamente las once de la mañana empezó a escuchar disparos, por lo que en ese momento solamente se puso atento, pero desde ese lugar pudo ver claramente que muchas personas armadas se acercaron a la iglesia, que el declarante no puede precisar con exactitud a qué distancia se encontraba de las personas que llegaron armadas, pero que pudo verlos perfectamente e identificarlos como los mismos que ya señaló en su anterior declaración y que las armas que éstos portaban no puede señalarlas por su calibre, pero si puede decir que eran armas largas; que antes de retirarse para buscar refugio cerca de la escuela, el declarante pudo ver claramente como las personas que señaló en su anterior declaración, dispararon sus armas de fuego en contra de las personas que estaban en la iglesia y que la primera persona que vio caer herida por los proyectiles de armas de fuego, fue la esposa del catequista de la iglesia, la cual respondió al nombre de **********, quien falleció al igual que una niña que llevaba en brazos de ocho meses de edad, y que era su hija, en tanto que el nombre del catequista es **********, quien también murió con toda su familia, consistente en cinco hijos, además de muchas otras personas que ahí se encontraban y muchos más que resultaron lesionados; que en ese momento el declarante fue cuando corrió a esconderse en el lugar que señaló al inicio de esta declaración y que en ese lugar estuvo solo escuchando bastantes disparos de arma de fuego por espacio de varias horas, ya que sin estar seguro de la hora, pero serían las dos o tres de la tarde cuando dejó de escuchar los disparos, siendo entonces cuando fue a avisar o mejor dicho, fue llamado por personas vestidas de azul, al parecer de Seguridad Pública, quienes le indicaron que se metiera a la escuela, en donde ya había más gente y después de un rato salió el declarante y fue a ver a la iglesia lo que había sucedido, siendo para esto aproximadamente las seis y media de la tarde, dándose cuenta de que había muchos muertos, en su mayoría quedaron en una zanja que también conoce como un arroyo seco que se localiza cerca de la iglesia, exactamente a un costado de ésta pero por el lado de abajo, agregando que salió con la intención de localizar a su hija de dos años y medio de edad, de nombre **********, a la cual encontró herida del pie derecho y se encontraba abrazada sobre el cuerpo de la suegra del declarante de nombre **********, quien falleció en ese mismo lugar, dándose cuenta que también fallecieron dos de sus cuñados de nombres ********** y ********** y su esposa de este último de nombre **********, que son los mismos que señaló con anterioridad; que en el momento en que llegaron todas las personas armadas al poblado de Acteal, el declarante no vio que llegaran en vehículos, lo que apreció es que llegaron por el monte y rodearon todo el campamento, ya que unos entraron por la iglesia y que no puede precisar el número de personas que llegaron armadas, porque eran muchas, pudieron ser doscientos o trescientos, ya que el de la voz no pudo contarlos, pero sintió que eran muchos, entre los que reconoció porque los tuvo a la vista a los siguientes: **********, quien vive en Acteal Alto, ********** de Quextic, ********** de La Esperanza, ********** de La Esperanza, ********** de Quextic, ********** de Acteal Alto, ********** de Acteal Alto, ********** de Quextic, ********** de Quextic, siendo éstos los que ya había señalado en su anterior declaración, pero además recuerda que también vio que estaban armados y que dispararon en contra de las personas en la fecha y lugar señalados, a los de nombres ********** de Acteal Alto, y ********** también de Acteal Alto, que a todas estas personas de las que ha mencionado sus nombres y que reconoce sin temor a equivocarse como los mismos que utilizando armas de fuego, dispararon en contra de las personas que se encontraban en la iglesia, los conoce físicamente y de nombre porque anteriormente eran compañeros de trabajo y además vecinos del mismo paraje, solamente que el declarante y otras personas se unieron a un grupo denominado asociación civil **********, en el que tienen una religión católica y estas otras personas que ahora señala como agresores, pertenecen a la religión conocida como presbiteriana, además de que éstos son **********, y que dicha separación se dio porque los ahora agresores empezaban a robar y a molestar a los que formaron la asociación civil antes mencionada; que el declarante considera que la razón que tuvieron estas personas para agredirlos puede ser el hecho de que anteriormente eran **********, pero abandonaron ese partido al darse cuenta que entre los mismos compañeros se robaban las gallinas y se robaban también el café, por lo que decidieron dejar ese partido y formar la asociación ya indicada y ahora estas personas que los agredieron, quieren obligarlos a regresar al partido del **********; que el deponente se dio cuenta que el día veintidós de diciembre del año pasado, fecha en que sucedieron los hechos, las personas agresoras que dispararon en contra de los integrantes de la asociación civil **********, en su mayoría iban vestidos con ropa de color oscuro, sin poder precisar si era de color negro o azul marino, pero todos llevaban un paliacate de color rojo amarrado en la cabeza; que el declarante además de las personas que ya señaló sus nombres también vio a muchos otros que sí los conoce, pero no sabe sus nombres porque son de otros parajes, pero señala que si los viera los podría identificar, por lo que en este acto se le muestran al de la voz una serie de impresiones fotográficas que fueron recabadas por personal de esta dependencia y al ponérseles éstas ante la vista del deponente manifiesta: Que reconoce en fotografía a **********, de Pechiquil, al cual vio armado y disparando el día veintidós de diciembre pasado, desde el lugar donde estaba el deponente, pero no sabe señalar con precisión la distancia, y que traía un arma larga, sin saber de qué calibre, mismo que vestía igual que los anteriores, es decir, de color oscuro y con un paliacate rojo en la cabeza; reconoce en fotografía a una persona de la que desconoce el nombre, pero que señala es de Los Chorros, a quien identifica como uno de los que andaba armado, vestido igual que el anterior, pero no lo vio disparar su arma de fuego, siendo la fotografía que se le muestra la que corresponde a **********; reconoce en fotografía a **********, de Quextic, como una de las personas que estaba amada y que éste sí disparó su arma de fuego en contra de las personas, lo cual le consta al declarante porque lo vio desde el lugar donde estaba oculto, aclarando que a todos los que el de la voz tuvo a la vista los vio desde la misma distancia, que ya quedó señalada al principio, y que es desde el Arroyo Seco hasta la parte alta de la misma, que es de donde estaban disparando estas personas; reconoce en fotografía a **********, se dice **********, del que no recuerda sus apellidos, como una de las personas que andaba armada y que sí lo vio disparar su arma de fuego en contra de las personas el día de los hechos, siendo esta fotografía la que corresponde a **********; que reconoce en fotografía a **********, a quien señala como uno de los primeros que empezaron a disparar en contra de las personas que estaban reunidas en la iglesia, y que sabe que éste vive en Quextic y que igualmente vestía de color oscuro con paliacate rojo; que reconoce en fotografía a ********** de Acteal centro, a quien señala como una de las personas que utilizando arma de fuego en contra de los hoy fallecidos y lesionados y que sabe y le consta que es uno de los dirigentes de ese grupo de agresores, porque dos días antes de sucedidos los hechos, en el mismo poblado de Acteal, platicó con el declarante y le dijo que mejor regresara al ********** y si no lo hacía iba a ver derramamiento de sangre y que parte de la sangre del declarante se iba a derramar; que reconoce en fotografía a ********** de Acteal Alto, como a una de las personas que también disparó su arma de fuego, ocasionando la muerte de personas y que lo vio que traía un aparato que conoce como larga vista (binoculares); que reconoce en fotografía a ********** de Acteal Alto, como uno de los que también estaba armado e igualmente accionó su arma de fuego en contra de las personas de la asociación civil **********; reconoce en fotografía a **********, quien también se hace llamar ********** primero y/o ********** y lo identifica como el mismo que tuvo a la vista disparando su arma de fuego en contra de las personas el pasado veintidós de diciembre y es de Acteal centro; reconoce en fotografía a ********** de Acteal centro, quien también estuvo armado y disparando como los antes mencionados; que reconoce en fotografía a **********, quien también se hace llamar **********, quien es de Acteal Alto y también disparó su arma en los mismos hechos del veintidós de diciembre pasado; que reconoce en fotografía a ********** de Acteal centro, y lo conoce bien porque es su cuñado, al cual vio disparar con su arma en contra de las personas de **********; que reconoce en fotografía a ********** de Quextic, como persona que disparó también su arma en los mismos hechos del veintidós de diciembre; reconoce en fotografía a ********** de Acteal Alto, como persona que disparó con su arma en el lugar de los hechos y que aparece como **********; reconoce en fotografía a ********** de Acteal Alto, quien también estuvo armado y disparando el veintidós de diciembre pasado, en contra de varias personas de Acteal; reconoce en fotografía a ********** sin saber sus apellidos de Acteal centro, como uno de los que dispararon con su arma y aparece como **********; reconoce en fotografía a ********** y que también se hace llamar **********, de Acteal Alto y también participó disparando con su arma el día veintidós de diciembre pasado; reconoce en fotografía a ********** de Acteal Alto, quien estuvo también disparando el veintidós de diciembre como agresor, dándose cuenta que es uno de los que hirieron sus propios compañeros; reconoce en fotografía a ********** de Acteal Alto, quien también disparó el día de los hechos; reconoce en fotografía a **********, desconociendo sus apellidos, pero sabe que es de Majomut y lo vio disparando también en contra de las personas de Acteal el veintidós de diciembre pasado, el cual aparece en la foto con el nombre de ********** o **********; que reconoce en fotografía a ********** de La Esperanza, como persona que disparó en contra de los de Acteal el pasado veintidós de diciembre con su arma; reconoce en fotografía a **********, del que no está seguro de sus apellidos, pero también disparó el día de los hechos con su arma, y que en la foto aparece como **********; reconoce en fotografía a una persona de Quextic, de la que desconoce su nombre, pero sí lo vio cuando disparó a las personas de Acteal, y en la foto aparece como **********; reconoce en fotografía a ********** de Quextic, quien también estuvo disparando igual que los anteriores con su arma de fuego; reconoce en fotografía a **********, de Acteal Alto, a quien identifica como uno de los que disparó en contra de las personas de la asociación civil ********** con su arma de fuego; reconoce en fotografía a una persona de la que desconoce su nombre, pero sabe que es de Canolal y también estuvo disparando su arma el día de los hechos, el cual aparece en la foto con el nombre de **********; reconoce en fotografía a una persona de la que ignora su nombre, pero sabe es de La Esperanza, quien también disparó su arma de fuego, y en la foto aparece con el nombre de **********; reconoce en fotografía a una persona de la que no sabe su nombre, pero también es de La Esperanza y disparó su arma el día de los hechos en Acteal, y en la foto aparece con el nombre de **********; reconoce en fotografía a una persona de la comunidad La Esperanza, que disparó su arma el veintidós de diciembre pasado, y en la foto aparece con el nombre de **********; reconoce en fotografía a **********, de La Esperanza, quien también disparó su arma en contra de la gente de Acteal el veintidós de diciembre pasado; reconoce en fotografía a **********, de La Esperanza como persona que disparó el día de los hechos; reconoce en fotografía a ********** de La Esperanza también, el cual disparó igual que los anteriores el día de los hechos, reconoce en tofo se dice en fotografía a ********** de La Esperanza, porque intervino el veintidós de diciembre pasado, disparando con un arma de fuego; reconoce en fotografía a **********, de Acteal Alto, como persona que también disparó su arma de fuego en contra de la gente de Acteal el pasado veintidós de diciembre; que todas estas personas señaladas las reconoce sin temor a equivocarse, ya que las tuvo a la vista desde el lugar en donde permaneció oculto por espacio de varias horas, y que la mayoría de ellos vestían ropa de color oscuro, sin poder precisar si era de color negro o azul marino; y que también en su mayoría llevaban un paliacate de color rojo, atado a la cabeza; y que respecto a las armas de fuego que portaban, no puede señalar el calibre, por no conocer de armas, pero todas eran armas largas.' (fojas 3486 a 3489, tomo V). El señalamiento que en esta última declaración realizó el testigo en contra del acusado **********, la ratificó en el careo relativo (fojas 10438 a 10441, tomo XV).

"9. Declaraciones ministeriales de **********, rendidas el veinticuatro de diciembre de mil novecientos noventa y siete, en las que asistido de traductor, en la primera, dijo:

"'Que comparece ante esta representación social de la Federación con el objeto de manifestar primeramente que el día veintidós del mes y año en curso, aproximadamente como a las once de la mañana se encontraba en la iglesia Acteal en compañía de su hermana **********, y al salir de la ceremonia religiosa un grupo de individuos vestidos de azul y negro, que portaban armas de fuego, les empezaron a disparar, aclarando que también se encontraban en la iglesia aproximadamente doscientas cincuenta personas más, todas ellas vecinas del lugar y a las cuales también les dispararon, pudiendo reconocer entre los agresores a los señores **********, ********** y **********, los cuales reconoce por ser vecinos del lugar y dándose cuenta que el primero de los mencionados fue el que lesionó a su hermana **********, deseando agregar el de la voz que él ha oído rumorar que el presidente municipal de la comunidad, de nombre ********** es quien abastece de armas al grupo **********, que es al que pertenecen los agresores, agregando que sabe que son **********, porque en diversas ocasiones lo han invitado a pertenecer a ese partido.' (foja 829, tomo II), en su segunda deposición, manifestó: 'Que comparece voluntariamente ante esta representación social de la Federación con el objeto de ratificar mi declaración presentada el día de hoy a las tres horas aproximadamente en el Hospital Regional de San Cristóbal y que en este acto hago entrega de una relación de los nombres de las personas que participaron en la agresión de que fuera víctima su prima hermana y asesinados más de cuarenta personas y otros heridos, y que estas personas pertenecen a distintas comunidades, que los puedo identificar, porque los conozco y que son las siguientes personas: **********, **********, **********, **********, **********, **********, **********, **********, **********, **********, todos ellos pertenecientes a la comunidad Los Chorros; ********** y ********** de la comunidad Chimix; **********, **********, **********, ********** de la comunidad de Acteal Alto y **********, ********** de la comunidad Quextic; y ********** de la comunidad La Esperanza, y que hace entrega de la relación de siete fojas útiles con las comunidades a que pertenecen y señaló que podrían ser citados a comparecer a los CC. **********, **********, ********** y **********, que son personas que tienen más conocimiento de quienes participaron en estos hechos y que tienen su domicilio bien conocido en la comunidad de Quextic.' (foja 830, tomo II).

"10. Declaraciones ministeriales de **********, de veinticinco y veintinueve de diciembre de mil novecientos noventa y siete, respectivamente, y dos de enero de mil novecientos noventa y ocho, en las que asistido de intérprete y persona de su confianza, respectivamente, expuso, en la primera:

"'Que comparece ante esta representación social federal con el objeto de manifestar que el día veintidós de diciembre de mil novecientos noventa y siete, siendo aproximadamente las nueve horas se encontraba trabajando cortando café de la comunidad de Acteal y sin que me diera cuenta de dónde salieron los disparos de arma de fuego, de pronto sentí un dolor en la región subperapubica (sic) y por lo que caí al suelo, sin darme cuenta de quienes fueron los que me dispararon, pero que un sobrino de nombre **********, que estuvo en el lugar de los hechos en la iglesia de Acteal, se percató que entre los que participaron fueron las siguientes personas: **********, **********, **********, ********** y otros que no tengo sus nombres.' (foja 1052 tomo II); en la segunda, señaló: 'Que es su deseo ampliar su declaración en relación a los hechos ocurridos el día veintidós de diciembre del año en curso en la comunidad de Acteal, toda vez que estoy arrepentido de lo que sucedió porque creo que es mejor que los responsables estén en la cárcel para que se pare esta matanza y por tal razón voy a dar los nombres de los principales responsables que cometieron estos delitos, en primer lugar, señalo como responsable a ********** y **********, este último tiene el cargo de síndico municipal, los dos son los que controlan la gente armada y que en relación a las armas quiero señalar los responsables y que intervinieron en la muerte de las cuarenta y cinco personas de la comunidad de La Esperanza que tienen cuerno de chivo y participaron son: **********, **********, **********, **********, de la comunidad de Los Chorros y que viven en el pueblo La Esperanza son **********, ********** y ********** pero que la persona responsable y muy peligroso es **********, que vive en el centro de Los Chorros y que a mayor contraseña él recibe apoyo del partido del **********, también participaron **********, **********, ********** y de Canolal hay muchos que también tienen armas conocidas como cuernos de chivo, participó **********, que es el representante de nuestra organización y también disparó armas de fuego su hijo que se llama **********, y del poblado de Pechiquil el cabecilla es **********, que tiene tres rifles (R-15) y del poblado de Tzajalucum y de la comunidad de Chimix el responsable es **********. Vuelvo a recalcar que todos éstos participaron y tienen cuernos de chivo y que no quiero declarar más. Éstos son los responsables y prefiero que estén en la cárcel para detener tantas muertes.' (fojas 586 y 587, tomo 1), y en la última indicó: '... que efectivamente conoce a la persona de nombre **********, a quien reconoce como el comandante o jefe comisionado para la matazón, es decir, los hechos sucedidos en Acteal, quien viste el traje regional típico y se encuentra en el poblado de Los Chorros quien como ya lo manifestó es el comandante y en su casa es el lugar donde están juntando las armas y que en ese lugar fue donde salió el acuerdo para la matazón en donde se reunió el antes mencionado con el comisariado ejidal y el agente municipal de dicho poblado, que esto fue en día sábado y que hay estaba **********, quien es autoridad y también **********, quien al parecer es soldado o fue soldado mismo que usa el cabello corto como militar y quien es quien lleva los cartuchos del cual recuerda viste como soldado y tiene los ojos caídos, chiquitito: que la persona de nombre **********, a quien le dicen el **********, también es responsable de dichos hechos, quien salió de Los Chorros y se fue a Acteal, durmiendo en casa del tío del compareciente de nombre **********, y que el día 22 (veintidós) de diciembre del año próximo pasado fue cuando empezaron a matar gentes y que los días 20 (veinte) y 21 (veintiuno) de diciembre del año próximo pasado se reunieron para acordar la matazón, que el día 21 (veintiuno) durmieron en Los Chorros en casa de su tío **********, y que al día siguiente se fueron a Acteal, manifiesta el compareciente que las armas y uniformes utilizados estaban en la casa de **********, quien tiene una casita junto al cerro, y que a ese lugar llegó el comandante ********** con diez u once personas armadas con armas largas de las que les llaman cuernos armas automáticas y rifles calibre .22 y que sabe que tienen también como dos escopetas al parecer calibre .16, de las cuales una tiene **********, quien vive a la orilla de la carretera: Manifiesta el de la voz que sabe que ********** es el representante del PRI en Acteal, quien vive en ese mismo lugar y quien es el segundo del matón y quien fue el jefe en la reunión, en donde se reunió con ********** y **********, quienes se pusieron de acuerdo con el comisariado ejidal y el presidente municipal; deseando aclarar que los principales organizadores de la matazón en Acteal, son **********, **********, ********** y ********** y su primo **********, quien también participó y llevaba una arma calibre .22, manifiesta el declarante que existen unas treinta personas de Los Chorros, quienes pertenecen al partido de la **********, que se están juntando para hacer más fuerza y comprar armas quienes al parecer se fueron a Polhó: Acto seguido, el suscrito agente del Ministerio Público de la Federación procede a ponerle a la vista al compareciente fotografías en las que aparecen diversos inculpados, a lo que manifiesta que una vez que las tiene a la vista reconoce a los CC. **********, **********, **********, **********, **********, **********, **********, **********, **********, **********, **********, **********, **********, **********, **********, **********, **********, **********, **********, **********, **********, **********, **********, **********, **********, **********, ********** y **********, y concretamente señaló que los que entraron a la iglesia disparando sus armas fueron **********, **********, ********** y una persona de nombre ********** del cual no recuerda sus apellidos.' (fojas 67 a 69, tomo I).

"11. Declaraciones ministeriales de **********, de veinticinco y veintisiete de diciembre de mil novecientos noventa y siete, en las que asistido de intérprete, en la primera, señaló:

"'Que comparece ante esta representación social de la Federación en forma voluntaria, toda vez que es su deseo hacer del conocimiento de esta Procuraduría General de la República los hechos ocurridos el día veintidós de diciembre del año en curso, aproximadamente a las once horas de la mañana, en la iglesia del poblado de Acteal, toda vez que le constan, ya que estuvo presente, por lo que manifestó: Que vive a dos kilómetros de la iglesia de Acteal, y que pertenece a la comunidad de **********, personas quienes son pacíficas y neutrales, y que el día en que ocurrieron los hechos estaba en la iglesia antes enunciada, alrededor de las once de la mañana, ya que toda la población de la comunidad a la que pertenece acudió a la iglesia a orar, debido a que diversas personas de la comunidad de Acteal, Los Chorros, La Esperanza y Chimix así como Canolal son personas que pertenecen al ********** y al partido **********, mismos quienes les exigen que se afilien a la comunidad ********** para tomar las armas y matar al grupo de **********, pero que la comunidad de ********** es neutral y no quiere problemas, ya que él piensa que los ********** los agredieron con armas por no querer afiliarse, por lo que al estar en la iglesia orando, se percató de que un grupo de aproximadamente doscientos cincuenta personas vestidas de negro y azul oscuro, mismos que traían armas largas y cortas, rodearon la iglesia y comenzaron a dispararles, por lo que toda la gente comenzó a gritar y a correr, pero a mí no me pasó nada, porque al estar escuchando misa me dieron ganas de hacer del baño, por lo que me salí, y fue en el momento de que me percaté de que comenzaba a llegar gente armada, razón por la que me escondí detrás de una roca, comenzando la balacera cerca de las once de la mañana y terminando aproximadamente a las cinco de la tarde, y que en todo ese tiempo estaba escondido, pero logré darme cuenta que las personas que estaban disparando a mis amigos eran las siguientes personas: **********, **********, **********, **********, **********, **********, **********, **********, **********, **********, **********, **********; por lo que esta representación social de la Federación, al ponerle a la vista en el interior de estas oficinas las fotografías a color de las personas antes enunciadas; el compareciente manifiesta: Que son las mismas personas que dispararon en contra de sus amigos que estaban en la iglesia ocasionando la muerte de muchos niños, mujeres y amigos, por lo que sin temor a equivocarse, los reconoce como matones; y que asimismo, es voluntad del compareciente proporcionar más nombres de las personas que dispararon en contra de su comunidad: siendo éstas las siguientes: **********, exmilitar y dirigente de la comunidad Canolal, así como ********** también exmilitar, **********, **********, **********, **********, ********** maestro, **********, **********, ********** o ********** y **********, son los que recuerda del poblado de Canolal, mismos que dispararon armas de fuego, ocasionando muertes entre mis amigos que estaban en la iglesia; ********** es el dirigente del poblado de Jobeltik, así como **********, **********, **********, **********, **********, **********, ********** son también del poblado antes enunciado; del poblado de Quextic los dirigentes son **********, ********** y **********; de la comunidad de Chimix el dirigente es **********, siendo sus simpatizantes **********, **********, **********, **********, todos de apellidos **********, **********, **********, ********** expolicía municipal, **********, **********, **********, **********, **********, **********, **********, **********, ********** y **********; de la comunidad de Pechiquil recuerda haber visto a su dirigente **********; y de la comunidad de La Esperanza recuerda haber visto al dirigente **********, así como a **********, **********, **********, **********, **********, **********, todos de apellidos **********, y a **********, así como diversa gente de la comunidad de Los Chorros, no recordando sus nombres, haciendo mención que todas y cada una de las personas que acaba de enunciar, portaban armas largas y cortas, mismas con las que mataron a mucha gente que se encontraba en la iglesia de Acteal el día veintidós de diciembre a las once de la mañana; y que sabe que las armas que tienen las personas antes enunciadas, las adquieren por medio del presidente municipal de Chenalhó y se llama **********, éste se las envía por medio de camiones que llevan alimento para los niños, y que en los camiones esconden las armas, repartiéndolas posteriormente a todas las comunidades ********** y que sabe y le consta lo anteriormente dicho, porque él ha visto cómo esconden las armas, siendo éstas; Uzi, cuernos de chivo, pistolas calibre 45 calibre .38, rifles M-1, y que sabe de armas porque antes trabajó como policía municipal, y que sabe que cuando llegan los soldados a revisar a las comunidades, esconden las armas, y que sólo las sacan cuando van a agredir a otras comunidades, normalmente el armamento lo esconden enterrándolo en el campo y que también es su deseo manifestar que una vez que los soldados se retiran de las comunidades antes enunciadas, los dirigentes de las comunidades sacan las armas, para posteriormente robar a las comunidades aledañas, robándoles café, aparatos eléctricos, zapatos o diversos objetos, dinero y, posteriormente, queman las casas, siendo éstas de personas que son perredistas o no son simpatizantes del **********. Y que asimismo, quiere agregar que si le ponen a la vista a todas y cada una de las personas que anteriormente mencionó y que participaron en la matanza de las personas de la iglesia, está seguro sin temor a equivocarse, que los reconocería en cualquier momento y agregó: que el C. **********, quien es originario de la comunidad de Acteal, siendo su media filiación la siguiente: Complexión robusta, estatura: Aproximadamente 1.60 mts., ojos color negros, tez: morena oscura, pelo lacio, color oscuro, teniendo como seña particular que cuando sonríe o habla se le va la boca de lado; y que el día veintidós de diciembre del año en curso, siendo aproximadamente las once horas la persona antes mencionada, fue una de las personas que se encontraban armadas y disparando contra la comunidad de las **********, en la iglesia de Acteal; sin embargo, como rodearon el lugar antes citado, entre los mismos agresores se dispararon, lesionando al C. **********, quien después fue trasladado al Hospital Regional de Salud de esta ciudad; sin embargo, los médicos que lo atendieron determinaron que por su estado de salud debería de ser traslado a la ciudad de Tuxtla para ser atendido.' (fojas 1131 a 1133, tomo II). En la segunda atestación expuso: 'Que el motivo de su comparecencia es para ratificar en todas y cada una de sus partes el contenido de su declaración ministerial rendida a las diecinueve horas del día veinticinco de diciembre del presente año por contener la verdad de los hechos que en el mismo señala y que la firma que aparece al margen y calce es la que utiliza en todos sus actos tanto públicos como privados. Agregando: Que después de tener a la vista diferentes fotografías que esta representación social federal le presenta en este acto reconoce sin temor a equivocarse a las personas que responden a los nombres de **********, **********, **********, **********, **********, **********, **********, **********, **********, **********, **********, **********, **********, **********, **********, **********, **********, ********** y **********, como las personas que, entre otras, el veintidós de diciembre próximo pasado como a eso de las once horas llegaron hasta la ermita de la iglesia católica de la comunidad de Acteal de donde soy originario y vecino, portando armas largas y cortas, disparando en contra de las gentes que se encontraban en dicho lugar y que sumaban un total de trescientas aproximadamente de las cuales resultaron cuarenta y cinco muertos y varios lesionados, que el de la voz se percató porque se encontraba a cien metros aproximadamente del lugar en que se suscitaban los hechos y cuando vio la llegada de las personas armadas se escondió detrás de una piedra grande para no ser visto, pero que éstos permanecieron agrediendo hasta las cinco o seis de la tarde, tiempo que el declarante permaneció en su escondite; que la gente de la ermita que pudo escapar se fue al monte; que el declarante cuando ya no había ninguna persona se acercó al lugar de los hechos y se percató de la existencia de varios muertos entre hombres, mujeres y niños, así como muchos lesionados, que ya entrada la noche como a eso de las siete horas llegaron elementos de Seguridad Pública del Estado quienes se llevaron los lesionados a San Cristóbal de las Casas, Chiapas, y los muertos ya no se percató a donde los llevaron porque les dijeron que se retiraran del lugar; que como el grupo armado disparaban en forma continua en contra de las gentes de la ermita no puedo precisar quien haya privado de la vida a cada persona; que las personas señaladas que los reconoce en este acto en fotografías y en persona por tenerlos a la vista en forma física pertenecen al grupo armado de ********** y ********** que integran habitantes del ejido Los Chorros, La Esperanza, Canolal, Chimix y Joveltic, todos del Municipio de Chenalhó, dirigidos por **********, quien es originario y vecino de Los Chorros; que como lo ha dejado anotado en su declaración que ratifica inicialmente el presidente municipal de Chenalhó es la persona que les proporciona el armamento a estas personas y que les hace llegar entre otras formas, cuando les envía alimentos a las comunidades en medio de las cajas, que esto le consta porque el señor **********, quien es originario de la comunidad Canolal me pidió que tomara las armas para matar a los ********** y que me los entregarían en la forma antes señalada, que lo anterior ocurrió en los primeros días del mes de octubre del presente año; como no he aceptado me ha insistido en tres ocasiones, aduciendo que las armas las otorgará **********, pues éste es el que controla las mismas para acabar con los **********; que estas personas la actitud asumida con el declarante lo realizan con diversas personas de otros ejidos; asimismo, desea agregar entre otras personas que se encontraban al momento de la agresión a que se ha referido también se encontraba el señor **********, quien se encuentra internado en el hospital regional de esta ciudad, por lo que únicamente pido es que se castiguen los responsables ya que falleció mi sobrina **********.' (fojas 1293 y 1295, tomo II).

"12. Declaraciones ministeriales de **********, de veinticinco de diciembre de mil novecientos noventa y siete y cinco de febrero de mil novecientos noventa y ocho, en las que asistido de intérprete, en la primera, dijo:

"'Comparezco voluntariamente ante esta representación social de la Federación para manifestar los siguientes hechos, que el día de hoy, siendo aproximadamente las siete y media horas, cuando yo iba en unión de los dolientes a dar cristiana sepultura, cuando al llegar a la parcela donde cultivan café los agresores, me di cuenta que estaba ahí parada una camioneta de redilas, que es propiedad de la presidencia municipal de Chenalhó, en donde se encontraban varios sujetos que habían participado el día 22 de diciembre de este año en la matanza de compañeros indígenas, siendo estos sujetos también reconocidos por otros de mis acompañantes que también caminaban rumbo al lugar en donde sucedieron estos hechos mismo en donde se les iba a sepultar, por lo que le pedimos varios compañeros a una camioneta de la Seguridad Pública del Estado que acompañaba el cortejo fúnebre que los detuviera a los agresores que estaban dentro de la camioneta, cosa que el jefe de la policía se negó realizar dicha detención, pero les dijo que él les autorizaba que identificaran a los que habían intervenido en la masacre del día veintidós del presente mes y año en la comunidad de Acteal, por lo que varios de los dolientes logramos identificar a las personas autoras de los asesinatos de nuestros familiares, entre los que estaban **********, ********** y **********, y otras personas de las cuales no conozco sus nombres pero que también fueron asegurados, mismos que fueron puestos inmediatamente a disposición de la Policía Judicial Federal que en esos momentos por coincidencia iban pasando. En cuanto a los hechos ocurridos de la masacre del día veintidós del presente mes y año, deseo manifestar que estuve en el lugar de los hechos, a las afueras de la iglesia del poblado Acteal rezando con otros feligreses y ya llevábamos como dos día en ayuno y como a las once de la mañana llegaron como setenta gentes armadas de las que conozco a algunas de ellas por sus nombres y a otras sólo de vista, las cuales pude ver el día de la masacre armados con armas de fuego, y que sin temor a equivocarme estoy seguro que estas personas fueron las que dispararon para realizar la masacre sucedida en el poblado de Acteal el día veintidós de diciembre. Acto seguido esta representación social de la Federación le pone a la vista veintitrés fotografías a color de las personas que fueron presentadas por la Policía Judicial Federal el día de hoy ante esta representación social de la Federación, y reconozco sin temor a equivocarme a las personas de las fotografías con número 5, 15 y 18, y que corresponden a **********, ********** y **********, respectivamente. Acto seguido, se le pone a la vista dieciocho fotografías a color de otras personas que fueron puestas a disposición de esta representación social de la Federación el día de ayer veinticuatro de diciembre del presente año, de las cuales reconoce sin temor a equivocarme a las que se encuentra marcada la fotografía con los números 14, 15, 16 y 17, de los que no sabe sus nombres pero en este momento se entera que responden a los nombres de **********, **********, ********** y **********, respectivamente, que éstas son las personas que vi correr con una arma de fuego en la mano el día que sucedieron los hechos.' (fojas 1149 a 1150, tomo II); y en la segunda atestación expresó: 'Que efectivamente presenció los hechos sucedidos en la población de Acteal el pasado veintidós de diciembre del año próximo pasado, señalando que alrededor de las once horas de esa fecha, se encontraba en el campamento de desplazados denominado Los Naranjos, lugar en donde estaban alrededor de trescientas personas, realizando oración y ayuno, escuchando disparos a lo lejos, por lo cual salió del campamento para ocultarse, dirigiéndose a una zanja que está en una cañada, cerca de un arroyo seco, escondiéndose detrás de una piedra grande, donde permaneció oculto sin salir, por temor a ser agredido, ya que en ese momento llegaron personas armadas, realizándoles disparos a la gente que estaba en la cañada, observando que dichas personas le disparaban a la gente con sus armas de fuego a una distancia de diez metros de donde él estaba, utilizando armas de fuego largas y se escuchaban fuerte los disparos, las cuales eran de color negro, y que duró alrededor de dos horas escondido, alcanzando a identificar a algunas de las personas agresoras, entre las que recuerda a **********, ********** y **********, recordando además de La Esperanza a **********, **********, **********, **********, **********, **********, **********, **********, todos los cuales realizaron disparos en contra de la gente que se encontraba en Acteal en esa fecha, mismos que utilizaban el cabello corto, con un paliacate rojo en la cabeza, vistiendo ropa de color oscuro, a quienes logró identificar durante el tiempo que permaneció oculto detrás de la piedra, mismos que observó a una distancia no mayor de veinte metros y a los que identifica sin temor a equivocarse por tratarse de personas conocidas de él, ya que anteriormente vivieron en la misma comunidad de él, pero se fueron a vivir a La Esperanza; que además de estas personas que ya manifestó, también puede señalar a otras personas que participaron en los hechos, pero que no sabe sus nombres, pero si los viera podría identificarlos; que en estos hechos, perdieron la vida cinco de sus familiares, siendo **********, esposa de su hermano **********, **********, hijo de ellos, su hermana **********, el esposo de ella **********, los hijos de ellos **********, ********** y **********, todos los cuales perdieron la vida a consecuencia de los disparos realizados por el grupo de personas armadas que los atacaron el día de los hechos; que considera que el motivo de la agresión que sufrieron se debió a que tanto él como las personas que viven en su comunidad dejaron de pertenecer al **********, por lo cual los que ahora denomina agresores exigían que regresaran a ese partido político, y que la persona que presionaba para que regresaran a ese partido político era **********, líder del mencionado partido, el cual es de Los Chorros, mismo que una semana antes de los hechos de Acteal, les dijo que regresaran a ese partido y que en caso contrario iba a haber bronca; en el acto se procede a ponerle a la vista diversas fotografías de personas que se encuentran relacionadas con los hechos que sucedieron en la población de Acteal el pasado veintidós de diciembre de mil novecientos noventa y siete, a lo que después de ver diversas impresiones fotográficas a colores, manifiesta: Que reconoce plenamente a **********, como una de las personas que participó en los hechos realizando disparos con un arma de fuego larga, el cual sabe que es de Quextic, pero no sabe su nombre, quien vestía con ropa de color negro; que reconoce a **********, quien es de Acteal Alto, que a él si lo vio con un arma de fuego larga y grande realizando disparos con la misma, vistiendo ropa de color negro; que también reconoce a ********** de Acteal Alto, quien disparaba con un arma de fuego grande el pasado 22 de diciembre del año próximo pasado, vistiendo ropa de color negro; que reconoce a **********, quien es de Acteal Alto y también disparó con un arma de fuego larga, quien vestía de civil con camisa de color claro y pantalón color negro; que reconoce a **********, quien es de Tzajalucum, el cual es dirigente y exsoldado, organiza a toda la gente armada en la población para matar a quien vio realizando disparos con un arma de fuego grande, quien vestía de color negro; que reconoce a ********** quien es de Acteal Alto, lo vio el día de los hechos disparando con un arma de fuego larga y grande, el cual vestía de color negro; que reconoce a **********, quien es de Acteal, realizaba disparos el día de los hechos con una arma de fuego larga y grande, vestía de color negro; que reconoce a **********, quien es de Acteal Alto, el cual disparaba el día de los hechos con un arma de fuego grande y larga, vistiendo de color negro; que también identifica a **********, pero lo identifica como ********** primero, quien es de Acteal Alto, vestía ropa de color claro, también lo vio realizando disparos con un arma de fuego larga y grande el día de los hechos; 'que identifica a **********, quien vive en Acteal, cerca de la escuela, participó en los hechos de Acteal realizando disparos con un arma de fuego larga y grande, vistiendo ropa de color negro; de igual forma identifica a ********** que es de Acteal centro, quien también participó en los hechos el 22 de diciembre del año próximo pasado, que disparó con un arma de fuego larga y grande, misma que vestía camisa de color claro y pantalón de color verde; de igual forma reconoce a ********** es de Quextic, quien también participó en los hechos disparando con un arma larga y grande, vistiendo ropa de color negro; que reconoce a **********, quien es de Acteal Alto, mismo que vio participar en los hechos del 22 de diciembre del año próximo pasado, disparando con un arma de fuego larga y grande, el cual vestía ropa tradicional, refiriendo a que vestía de color blanco; que reconoce a ********** de Acteal Alto, el cual realizó disparos con un arma larga y grande, viéndolo que vestía de color negro; identifica a **********, el cual vive en Tzajalucum, lo vio disparando un arma de fuego larga y grande, el cual vestía de color negro; identifica también a **********, vive en Acteal centro, y también participó en los hechos realizando disparos con un arma de fuego larga y grande, y que ese día vestía de color negro; que reconoce a **********, quien es de Acteal Alto, al cual vio que realizó disparos el día de los hechos, con un arma grande, mismo que vestía de color negro; que identifica a **********, quien es de Acteal Alto, realizaba disparos con un arma de fuego larga y grande, y el día de los hechos vestía de color negro; que identifica también a **********, el cual es de Acteal centro, mismo que realizó disparos con un arma de fuego grande y larga, el cual vestía de color negro; de igual forma reconoce a **********, es de Acteal centro, mismo que también participó en los hechos realizando disparos con un arma de fuego no muy grande, el cual vestía de color negro; que reconoce a ********** o **********, quien es de La Esperanza, pero lo conoce únicamente como **********, participó en Acteal realizando disparos con un arma de fuego grande, y ese día vestía de color negro; que identifica a **********, es de La Esperanza, también lo vio disparando con un arma larga y grande el día de los hechos, mismo que vestía ropa de color negro; que reconoce a **********, pero no lo conoce de nombre, pero sabe que es de Quextic, también participó en Acteal disparando con un arma de fuego larga y grande, el cual vestía de color negro, y que lo vio que cuando las mujeres estaban muertas les levantaba las naguas, dejándoles al descubierto la parte baja de su cuerpo; que identifica también a **********, quien es de Quextic y disparó con un arma grande y larga y vestía de color negro; que reconoce a **********, vive en La Esperanza, a quien vio disparando en Acteal el día de los hechos, mismo que vestía de color negro, llevaba consigo un arma de fuego larga y grande, con la cual realizaba los disparos; que identifica a **********, a quien no conoce de nombre pero sabe vive en La Esperanza, el cual participó en los hechos disparando un arma de fuego grande y larga, mismo que vestía de color negro; que reconoce a **********, es de La Esperanza, también lo vio disparando el día de los hechos con un arma de fuego grande y larga, vistiendo ropa de color negro; reconoce también a **********, quien vive en La Esperanza, realizó disparos el día de los hechos en Acteal, con un arma de fuego larga y grande y también vestía de color negro; que reconoce a **********, quien es de Acteal Alto, mismo que realizó disparos con un arma de fuego larga y grande, el cual vestía de color negro; sigue manifestando el declarante que todas las personas que identificó en las fotografías que anteriormente le fueron puestas a la vista realizaban los disparos con sus armas de fuego en contra de la gente que estaba el veintidós de diciembre del año próximo pasado en la población de Acteal viéndolo él ya que se encontraba oculto detrás de una piedra grande alcanzando a ver a las personas agresoras a una distancia no mayor de veinte metros; y que las personas que murieron quedaron en su mayoría en una barranca que está cerca del templo que está en ese lugar, como una distancia de diez meros del lugar en donde estaba oculto.' (fojas 3579 a 3582, tomo VI). El señalamiento que el testigo hace de los acusados ********** y **********, lo ratificó en los careos condignos (fojas 8350 a 8352 y 8359 a 8360, tomo X, respectivamente).

"13. Declaraciones ministeriales de **********, de veinticinco de diciembre de mil novecientos noventa y siete y cuatro de febrero de mil novecientos noventa y ocho, en las que asistido de intérprete, en la primera, manifestó:

"'Que el día veintidós de diciembre del año en curso fui testigo de los hechos ya que me encontraba en el campamento de Los Naranjos, lugar que se ubica a una distancia de doscientos metros del lugar donde sucedió la masacre, y aproximadamente a las once del día empezaron a disparar tiros abajo de la ermita, que es donde yo me encontraba rezando y ayunando en compañía de hombres, mujeres y niños, y por lo que inmediatamente corrí a esconderme al arroyo, y aproximadamente a treinta metros de donde yo me encontraba vi caer a la gente muerta y lesionada, fue cuando alcancé a ver a los agresores, y entre ellos se encontraban **********, **********, **********, **********, ********** y **********, a los cuales reconozco porque viven en la comunidad de Quextic, cerca de mi comunidad y vi a otros agresores entre los que reconocí a uno de nombre **********, **********, el cual vive en mi comunidad Acteal el Alto, todos éstos portaban arma de fuego largas, personas que iban vestidas de negro y de azul y posteriormente al tener la oportunidad salí corriendo del lugar y llegué afuera de la escuela de Acteal, donde pasa una carretera en la que tome una camioneta para trasladarme a Polhó en donde me refugié. Quiero agregar que me presenté voluntariamente a estas oficinas en virtud de que el día de hoy al dirigirme al sepelio de las personas que fueron muertas el pasado día lunes veintidós de diciembre del presente año, me enteré de que habían sido detenidas diversas personas que se les relacionaba con estos hechos, por lo que al ponérsele a la vista veintitrés fotografías a color de las personas que fueron presentadas por la Policía Judicial Federal el día de hoy ante esta representación social de la Federación reconozco sin temor a equivocarme al que se encuentra marcada con la fotografía con el número 12 de que corresponde a **********, que esta es una de las personas que vi correr con una arma de fuego en la mano. Acto seguido, se le pone a la vista dieciocho fotografías a color de otras personas que fueron puestas a disposición de esta representación social de la Federación el día de ayer veinticuatro de diciembre del presente año, de las cuales reconoce sin temor a equivocarme a las que se encuentra marcada la fotografía con los números 7, 8, 13 y 16 de las que corresponden a **********, **********, ********** y **********, respectivamente, que estas son las personas que vi correr con una arma de fuego en la mano.' (fojas 1151 y 1152, tomo II); y en la segunda deposición se condujo en los términos siguientes: 'Que efectivamente presenció los hechos sucedidos en la población de Acteal el pasado veintidós de diciembre del año próximo pasado, señalando que los disparos se iniciaron a escuchar alrededor de las once horas de ese día, provenientes de la parte baja de la iglesia la ermita de Acteal, lugar en donde él se encontraba; y que siguieron escuchando los disparos cada vez más cerca, por lo cual el de la voz se fue a esconder en un arroyo que está a unos treinta o cuarenta metros de la citada iglesia, notando que alrededor de las once horas con veinte minutos, llegaron las personas agresoras realizando los disparos con armas de fuego, sin ver hasta ese momento a los agresores, permaneciendo en ese lugar escondido; continuando los disparos y como a las cuatro de la tarde vio cuando los agresores dispararon en contra de toda la gente que estaba escondida, que en ese momento reconoció a los agresores, ya que los vio a una distancia de veinte metros, los cuales estaban en la parte superior del arroyo, sobre un cerro, disparando de arriba hacia abajo; que el de la voz no resultó lesionado con motivo de ese ataque, pero se hizo el que estaba muerto; expresando además que efectivamente reconoció como sus agresores a **********, quien es de la fracción Quextic, portaba un arma larga de color negro, desconociendo el calibre, el cual vestía camisa de color ver o azul, pero no del tipo de policía y con pantalón color negro, llevando consigo una mochila de color azul oscuro; **********, también es de Quextic, quien disparaba con un arma larga de color negro, desconociendo el calibre, el cual vestía de color negro como de Seguridad Pública; **********, vecino de la población de Quextic, quien portaba un arma de fuego larga de color café, desconociendo el calibre, vistiendo camisa color negro y pantalón color café; **********, es de Quextic, portaba un arma larga calibre .22 automática, color café, vistiendo camisa color negro y pantalón verde; **********, quien vive en Acteal Alto, portaba un arma larga, desconociendo el calibre, de color negro café, vistiendo ropa todo de negro, señalando además que alrededor de las cinco de la tarde dejaron de escucharse los disparos y se retiraron los agresores, saliendo el dicente de su escondite como quince minutos después, dirigiéndose a la escuela de Acteal, lugar en donde permaneció hasta las doce de la noche y de ese lugar fue llevado a Polhó en una camioneta; acto continuo, se le ponen a la vista diversas fotografías de personas que reencuentran relacionadas con los hechos que sucedieron en la población de Acteal el pasado veintidós de diciembre de mil novecientos noventa y siete, a lo que después de ver diversas impresiones fotográficas a colores, manifiesta: Que reconoce plenamente a **********, como al mismo que se refiere en su declaración toda vez que esta persona participó en los hechos de Acteal e inclusive la ropa que tiene en la fotografía es la misma que traía el día de los hechos; que también reconoce a **********, el cual vive en Chimix y es el mismo al que se refiere en su declaración, quien portaba un arma larga y grande desconociendo el calibre de la misma, que vestía camisa y pantalón de color negro; que reconoce también a **********, quien radica en Chimix, que también participó en los hechos de Acteal, que portó arma grande y larga, desconociendo su calibre, y vestía pantalón café y camisa de color claro; que reconoce además a ********** como agente municipal de Chimix, quien también participara en los hechos de Acteal portando un arma larga y grande desconociendo su calibre, de color café, al cual lo tuvo a la vista a una distancia aproximada de veinte metros, sin recordar la forma en que iba vestido; que reconoce además a **********, quien es de Quextic, quien también participó en los hechos de Acteal realizando disparos con un rifle calibre .22 automático, expresando además que la ropa que trae en la fotografía al parecer es la misma que traía el día de los hechos; que reconoce a **********, de la comunidad de Acteal, también lo vio que disparó con un arma larga desconociendo su calibre, de color café, quien vestía camisa color claro y pantalón de color negro, mismo que tuvo a la vista a una distancia aproximada de veinte metros; que también reconoce a ********** de Tzajalucum, que no lo vio en Acteal el día de los hechos, pero que si hay otros testigos que lo vieron; que reconoce a ********** de Tzajalucum, que estuvo en el otro grupo donde estaba **********, que él no lo vio pero sabe que otros testigos si lo vieron; que reconoce a **********, quien es de Acteal que a él si lo vio con un arma larga y grande, con camisa de color negro y pantalón del mismo color, disparando, que lo vio a una distancia de quince metros; que reconoce a ********** de Acteal, que también lo vio el 22 de diciembre del año próximo pasado, realizando disparos con arma de fuego larga y grande de color café, quien vestía con una camisa de color claro y pantalón de color negro al cual tuvo a la vista a veinte metros de distancia; que también reconoce a ********** quien es de Acteal y también disparó con un arma de las que al parecer llaman garceras, de color amarillo, observándolos a una distancia aproximada de quince metros vistiendo una playera de color azul y un pantalón de color gris; que reconoce a ********** y/o ********** como **********, aunque no está seguro de que ese sea su nombre porque acostumbra a cambiarse el nombre, el cual es de Acteal y también participó en los hechos realizando disparos con un arma larga al parecer un rifle de un solo tiro, de color amarillo, quien vestía camisa de color claro y pantalón de color gris, al cual observó a una distancia aproximada de quince metros; que reconoce a **********, quien es de Tzajalucum, fracción de Acteal, quien es el dirigente que organiza a toda la gente armada de Tzajalucum, quien realizó disparos con un arma de fuego conocida como cuerno de chivo, al cual observó a una distancia de aproximada de quince metros, quien vestía camisa negra y pantalón negro, quien es el más ladrón y matón; que reconoce a **********, quien es de Acteal Alto, que a él también lo vio el día 22 de diciembre de mil novecientos noventa y siete, a una distancia de aproximadamente de veinte metros realizando disparos con un arma de calibre .22 de un tiro, quien vestía una playera de color negro y pantalón de color café; que reconoce a **********, quien es de Acteal, portaba un arma de fuego larga y grande, vestía camisa clara y pantalón negro, que lo vio disparar a una distancia de aproximadamente veinticinco metros; que reconoce a **********, quien es de Acteal Alto, fue quien le disparó a una distancia de diez metros y que desnudó a las mujeres, que portaba un arma de fuego grande y larga de color café, vistiendo una camisa de color claro y el pantalón de color gris, que él era el que daba las órdenes al grupo agresor; que también identifica a **********, que es de Acteal centro, que le dicen el pelirrojo, que su casa se encuentra cerca del campamento Tierra Sagrada, quien también participó en los hechos el 22 de diciembre, que tiene un arma que es de su propiedad y es un rifle calibre .22, la cual disparó observándolo a una distancia de veinte metros, y vestía camisa de color claro y pantalón de color café; que reconoce a **********, es de Quextic, quien también participó en los hechos disparando un arma larga y grande, viéndolo a una distancia de aproximadamente veinte metros y que vestía camisa de color claro y pantalón de color gris; que reconoce también a **********, quien es de Acteal Alto, quien participó en los hechos del 22 de diciembre del año próximo pasado disparando un rifle calibre .22, observándolo a una distancia de veinte metros aproximadamente del lugar en el que se encontraba, y vestía una camisa de color claro y un pantalón de color café; que identifica a ********** de Acteal Alto, quien realizó disparos con un arma larga y grande, viéndolo a una distancia de alrededor de veinticinco metros, quien llevaba una camisa de color claro y un pantalón de color negro; ********** de Tzajalucum es hermano de **********, los cuales viven en Tzajalucum, a quien vio disparando con un arma grande y larga igual a la que tiene su hermano, mismo que vestía todo de negro; ********** hermano de ********** y **********, quien portaba un arma igual a la de sus hermanos y lo vio a una distancia de veinte metros; ********** quien también realizó disparos con un arma larga y grande, desconociendo el calibre, de color café al cual vio a una distancia de quince metros aproximadamente, el cual vestía una camisa de color verde y un pantalón de color azul como los que usan los repartidores del refresco Pepsi; identifica además a **********, quien es de Acteal Alto, el cual participó en los hechos realizando disparos con un rifle calibre .22, lo vio a una distancia de veinticinco metros aproximadamente, vestía de color negro; reconoce también a **********, quien resultó herido en los hechos de Acteal, lo llevaron a la ciudad de Tuxtla Gutiérrez, Chiapas, desconociendo como resultara herido, pero que éste es de Acteal Alto y realizó disparos con un arma de fuego de color café, desconociendo el calibre; mismo que vio a una distancia de veinte metros aproximadamente, el cual vestía todo de color negro; identifica también a **********, quien es de Acteal Alto, el cual es organizador del grupo agresor, mismo que participó en Acteal, disparando con un arma de fuego larga y grande de color café, vistiendo de color negro, al cual lo vio a una distancia de ocho metros aproximadamente; reconoce a **********, es de Acteal Alto, también participó en los hechos realizando disparos con un rifle calibre .22, mismo al que vio a una distancia de veinticinco metros, el cual vestía camisa de color claro y pantalón color café; que reconoce a ********** o **********, el cual es de Bajoveltic, no lo vio en Acteal, pero sabe que participó en los hechos, ya que varias personas lo vieron; identifica a **********, es de Chimix, no lo vio en Acteal, pero otras personas lo vieron ese día de los hechos, ya que se quedó en la carretera y después entró a robar; de igual forma identifica a ********** o **********, a quien reconoce como ********** o **********, pero no sabe qué nombre se haya puesto ahora, el cual es de La Esperanza, mismo que participó en Acteal realizando disparos con un arma larga y grande, lo vio a una distancia de veinticinco metros, que vestía esta persona camisa color claro sin recordar el pantalón; que reconoce a ********** o **********, quien es de La Esperanza, realizando disparos con un arma de fuego larga y grande, pero que no era rifle calibre .22, lo observó a una distancia de diez metros, el cual vestía de camisa color claro y pantalón negro; que identifica a **********, es de Los Chorros, participó en Acteal disparando con un arma de fuego grande y larga, viéndolo a una distancia de veinte metros, quien vestía con camisa color verde con pantalón negro; que identifica a **********, es de Quextic, estuvo en Acteal, le disparó al dicente a una distancia de cinco metros, con un arma grande y larga de color café, desconociendo su calibre; el cual vestía con camisa de color claro y pantalón de color café; que también reconoce a **********, quien es de Quextic, realizó disparos con un arma de fuego larga y grande cuerno de chivo, que vestía todo de color negro, habiéndolo visto a una distancia de cinco metros, habiendo visto que este sujeto fue quien levantó la falda a las mujeres después de haber disparado; que reconoce a **********, quien es de Quextic y disparó con un arma grande y larga, viéndolo a una distancia de alrededor de quince metros, mismo que vestía de color claro y pantalón de color negro; reconoce a **********, que es de Quextic, que disparó con un rifle calibre veintidós no sabe de cuantos tiros, al cual vio a una distancia de veinticinco metros, vestía camisa negra y pantalón de color café; que identifica a **********, quien es agente municipal de Canolal que él no lo vio, pero que sabe por comentarios de gente de Canolal sabe que él fue quien organizó a la gente, que esto se lo dijo ********** ; identifica a **********, de La Esperanza a quien no vio en Acteal pero supo que era una de las personas que robaron en Acteal, que esto se lo dijeron **********.' (fojas 3480 a 3485, tomo V). Las imputaciones que en contra de los acusados ********** y **********, hace el aludido testigo en esta última declaración las ratificó en los careos condignos (fojas 8307 a 8309, tomo X y 10416 a 10418, tomo XV, respectivamente).

"14. Declaración ministerial de **********, de uno de enero de mil novecientos noventa y ocho, en la que asistido de intérprete, dijo:

"'Lo único que quiero decir es que el día veintidós de diciembre del año próximo pasado nos encontrábamos en la iglesia católica de Acteal del Municipio de Chenalhó, Chiapas, rezando y teníamos dos días de ayuno y como a eso de las once u once horas con treinta minutos del citado día escucharon unos balazos y salí por detrás de la iglesia abrazando a mi hija chiquita de tres años que responde al nombre de **********, y me tiré boca abajo con mi niña en un campo que habíamos limpiado y como eramos muchos todos se quedaron escondidos, yo vi cuando mataron las mujeres, los hombres y los niños, quienes se encontraban escondidos en una zanja, y que dentro de ésta murieron mi niña de dos años de edad, y mi esposa **********, y mi hijo respondía al nombre de **********, y que las personas agresoras responden a los nombres de **********, **********, **********, **********, **********, **********, **********, **********, **********, **********, **********, **********, **********, **********, ********** y **********, **********, son las que conocí y disparaban en contra de todas las personas, que también dieron muerte a mis hijos se dice a mi cuñado **********, mi hermanita **********, **********, se dice, **********, hijo de la pareja antes señalada y también ********** y **********, estos últimos sobrinos del declarante, que los agresores se fueron como las cinco o un poco más porque no tengo reloj y salí de mi escondite con mi hijita y pase por la zanja donde habían heridos y muertos pero me vine a la escuela de Acteal en donde habían como treinta personas que habían logrado escaparse, y se metieron al salón de la escuela y luego se vinieron a esta comunidad donde se encuentra declarando y la Policía de Seguridad Pública que se encontraba en dicho lugar ahí se quedó y se trasladaron en un carro y otros a pie, hago la presente denuncia para que sean castigados los responsables del crimen, que ignora el motivo por el cual los hayan agredido, que ignora donde hayan armas en la zona pero los agresores todos llevaban armas; que funda la razón de su dicho en el conocimiento directo y personal de los hechos que acaba de declarar en virtud de que estuvo presente en el lugar de los hechos como lo ha dejado anotado en esta declaración y lo único que agrego es que a las mujeres muertas les fueron a levantar las faldas hacia arriba los agresores.' (fojas 57 y 58, tomo 1). Los señalamientos que hace el testigo en contra de los acusados ********** y **********, los reiteró en careos (fojas 9179 y 9180, tomo XII y 10328 y 10329, tomo XV).

"15. Declaración ministerial de **********, de veinticinco de diciembre de mil novecientos noventa y siete, en la que asistido de intérprete, refirió:

"'Que es su deseo rendir declaración en relación a los hechos que se investigan dentro de la presente, en la cual se investiga la muerte de cuarenta y cinco personas en la comunidad de Acteal, del Municipio de Chenalhó, Chiapas, ocurrido el día veintidós de diciembre del presente año, toda vez que una de las personas fallecidas lo era su sobrina **********, agregando que ese día aproximadamente a las once horas con veinte minutos, cuando se encontraba el declarante en el escuela primaria de Acteal, acompañado de otras tres personas de nombres **********, ********** y **********, y se repartían ropa usada, la cual había sido entregada un día antes por la Cruz Roja a esa comunidad, cuando él y sus acompañantes escucharon muchos disparos de armas de fuego por el rumbo de la carretera que conduce de Chenalhó a Pantelhó por lo que se percató que un grupo aproximado de cincuenta personas armadas a la altura de la carretera, y precisamente enfrente de la escuela de donde se encontraba, los cuales efectuaban disparos hacia donde se encuentra una caseta telefónica atrás de la escuela, donde se encuentran varias casas de habitantes de Acteal simpatizantes del **********, posteriormente se tiró al suelo para evitar ser herido ya que se encontraba fuera de la construcción cerca de los cuartos de los maestros y en ese lugar permaneció por espacio de media hora ya que se percató que estas personas armadas al darse cuenta de la presencia de un camión con elementos de Seguridad Pública del Estado emprendieron la huida, por lo que dichos agentes policíacos les dispararon al aire para espantarlos y minutos después regresaron al poblado de Acteal y se instalaron en la escuela dejando la unidad en la que viajaban recordando que eran entre treinta y cinco y cuarenta elementos, los cuales se dirigieron algunos atrás de la escuela, y el declarante no los abordó por miedo, y después se dirigió a la casa de su hermano a la misma población de Acteal; pero reconoció a algunos de los armados porque son vecinos del declarante del poblado La Esperanza, entre ellos a **********, **********, **********, **********, **********, **********, **********, **********, **********, **********, **********, **********, **********, **********, pero no puede identificar el tipo de armas que estos portaban y que, posteriormente, en el transcurso de la tarde se enteró que habían resultado heridos y muertos en esa comunidad, aclarando que en ningún momento se percató de que estas personas armas hayan agredido a los hoy muertos y heridos, y por lo cual se inició la presente averiguación previa; asimismo, al tener a la vista en estas oficinas a los probables responsables de estos hechos reconoce personalmente a **********, ********** y **********, como las mismas personas que vio armados el pasado veintidós de diciembre de este año en el poblado de Acteal, Municipio de Chenalhó, Chiapas, agregando que el día de hoy aproximadamente a las ocho de la mañana agentes de la Policía Judicial Federal que custodiaban el sepelio de los difuntos de estos hechos, detuvieron a ********** y **********, al ser reconocidos como participantes de estos hechos de parte del declarante y que esto ocurrió cuando estos dos individuos viajaban a bordo de un vehículo de tracción motriz en sentido contrario a donde se dirigía el cortejo fúnebre.' (fojas 1161 a 1164, tomo II).

"16. Declaraciones ministeriales de **********, de veintiocho y veintinueve de diciembre de mil novecientos noventa y siete, en las que, en la primera, indicó:

"'Que el día de ayer encontraron los soldados enterrados en los terreno de un cafetal localizado en los alrededores del poblado de Los Chorros, en Chenalhó, Chiapas, cuando les dije a dichos soldados el lugar donde se encontraban, ya que yo fui el que los enterró porque así me lo dijo **********; quiero manifestar que los costales y el rifle me los dio ********** el día veintitrés de diciembre del presente año por la mañana y me dijo que fuera a esconderlos y que lo hiciera rápido porque si no me iba a echar cuerno de chivo, y que por eso le hice caso por temor a que me fuera a matar ya que dicha persona nos tiene amenazados de muerte él y su gente todos los de la colonia ********** Los Chorros, que he visto y me consta que en los domicilios de ********** y **********, tienen armas de cuerno de chivo, y que ellos les manifestaron que con la cooperación que han pedido han comprado veinticinco cuernos de chivo; que desde hace aproximadamente dos meses ********** pide a los integrantes de dicha comunidad que somos como cuatrocientas personas una cooperación cada dos semanas que va desde cien a doscientos cincuenta pesos, reuniendo hasta quinientos mil pesos, y que las cooperaciones nos las piden según ellos para comprar armas y cartuchos para matar a los ********** y civiles y que no sé dónde compran las armas y cartuchos, pero quiero manifestar que las personas de la colonia Los Chorros coopera únicamente porque tiene miedo a que los maten, ya que ********** y **********, son los cabecillas, y tienen guardias blancas, por lo que como ya lo manifestó anteriormente tienen amenazados a todos los habitantes de la comunidad de Los Chorros, que esta denuncia lo hace porque ya no quiere que sigan matando a más personas, por lo que deseo que sean encarcelados ********** y ********** así como sus gentes que son como quince personas de quienes no recuerdo sus nombres ya que no hablan con nosotros, y que también sé que ellos fueron los que compraron los armas para que fueran a matar a los de la comunidad de Acteal, y que fueron mismos pobladores de las comunidades y por órdenes tanto de ********** como de **********, ignorando el motivo, pero sé que en Acteal, hay ********** y civiles, y que ********** y **********, le tienen coraje a los ********** y los civiles que viven en Acteal, ya que hace tiempo los ********** mataron a **********, que era gente de **********.' (fojas 5 y 6, tomo 1); y, en la segunda, manifestó: 'Que comparece ante esta representación social de la Federación en forma voluntaria a fin de aportar más datos en relación a los hechos suscitados el día 22 de diciembre del presente año, en el poblado de Acteal, Municipio de Chenalhó, Chiapas, y toda vez que se enteró por diferentes personas que los CC. **********, ********** y **********, fueron presentados ante esta autoridad, y que las mismas tuvieron participación activa en dichos acontecimientos, y que a mí me consta ésto, ya que el día veintidós de los corrientes, en que murieron cuarenta y cinco personas en Acteal, Municipio de Chenalhó, yo me encontraba por la mañana temprano jugando básquetbol en la cancha de Los Chorros, y me di cuenta que casi como a las siete de la mañana comenzaron a juntarse cerca del lugar como unas seis personas dándome cuenta que traían arma en sus manos, y también me di cuenta que entre ellos se encontraban los ahora mencionados, reconociéndolos sin temor a equivocarme, ya que los conozco desde hace muchos años ya que son de Los Chorros, y que estas personas también se encontraban acompañados de ********** y **********, quienes me dí cuenta que traían en sus manos unos rifles al parecer cuernos de chivo, y que los mencionados **********, me di cuenta que traían rifles al parecer del calibre veintidós, y de ahí sólo se fueron los mencionados **********, ********** y **********, como a las siete y media de la mañana con rumbo a Pechiquil, llevándose también las armas de los mencionados ********** y **********, y que se fueron caminando con rumbo a Pechiquil, y que ya no los volvía a ver hasta como a las cuatro de la tarde en que regresaron nuevamente y que por oídas de algunas gentes de la misma a comunidad de Los Chorros; me enteré que habían ido a la comunidad de Acteal, y mataron a varias gentes, sin enterarme cuántas gentes habían matado ni el motivo, que en relación a lo anterior me imagino que por lo que ahora sé sobre las muertes de las gentes de Acteal, Municipio de Chenalhó, pienso que los mencionados **********, ********** y ********** participaron en dichas muertes, ya que por rumores que oí en el mismo poblado de Los Chorros, había matado a varios miembros de **********, quienes sé son miembros de la comunicad de Acteal, agregando que las medias filiaciones de los citados **********, es como sigue, de aproximadamente treinta y cinco a cuarenta años de edad, alto, delgado, tez moreno, cabello negro, lacio y vive en Los Chorros, Municipio de Chenalhó, Chiapas, y por lo que hace a **********, es como sigue, de aproximadamente como de veinticinco a treinta años de edad, bajo de estatura, complexión obesa, tez moreno, cabello negro y lacio, nariz normal, sin señas visibles y puede ser localizado en Los Chorros, igualmente que ********** . Por último, deseo agregar que los mencionados **********, ********** y **********, el día de los hechos vestían de civil y que también se que se dedican a las actividades de la cosecha de café, que no tienen ninguna religión y que pertenecen al partido del **********, y es por esto que les tiene coraje a los miembros de **********, quienes son religiosos y son de un partido de la oposición como lo es los perredistas y que ambos partidos no se pueden ver en las comunidades de Chenalhó.' (fojas 595 y 596, tomo 1).

"17. Declaración ministerial de **********, de veintinueve de diciembre de mil novecientos noventa y siete, en la que asistido de intérprete, expuso:

"'Que tuvo conocimiento que a partir del veinticuatro de noviembre del presente año un grupo de personas entre las que se encuentran ********** o **********, **********, **********, **********, **********, **********, **********, **********, así como otras personas que eran obligadas por los antes mencionadas, con el objeto de comprar armas de fuego para atacar las poblaciones de Acteal, Los Chorros, Chimix, La Esperanza comunidades éstas en donde sus pobladores era simpatizantes del ********** o del **********, por lo que estas personas al ser ********** tenían una gran diferencia de ideologías con los pobladores de estos lugares y a quienes decidieron atacar, siendo éste el motivo principal para que adquirieran armas de fuego, las cuales adquirieron con el dinero que aportaron estas personas, así como el dinero que les obligarlo a entregar a las personas que tenían amenazadas para obligarlos a cooperar por sus causa, igualmente fue el señor **********, quien era empleado de la policía de Seguridad Pública del Estado, y quien les enseñó que estas personas a utilizar las armas, estando también el que declara enterado del ataque que estas personas efectuaron en contra de los pobladores de la comunidad de Acteal Municipio de Chenalhó, Chiapas, el cual el declarante sabe que lo llevaron a cabo porque escuchó que días antes del veintidós de diciembre del presente año, en una reunión que se llevo a cabo en una escuela que se encuentra ubicada en el poblado Canolal, en la que se reunieron las personas a las que ya se refirió líneas antes, y en la que planearon y determinaron el día y la hora en que llevaría a cabo su ataque siendo que el emitente se encontraba en ese lugar en virtud de que se había dirigido a una tienda que precisamente se encuentre frente a la escuela, en donde estas personas estaban llevando a cabo su reunión, en la cual como ya lo señaló estaban planeando la hora y el día que atacarían al poblado de Acteal, deseando agregar, que el día que sucedió la matanza en Acteal, el emitente escuchó los disparos, porque se encontraba cerca del lugar, y lo anterior se lo comunicó a todos sus compañeros de la comunidad en donde habita el declarante, mismos decidieron salir del lugar, sin que la gente de Acteal se enterara de dicho ataque, por último, desea manifestar que al tener a la vista en el interior de estas oficinas a los señores ********** o **********, **********, ********** y **********, reconoce al primero de los mencionados sin temor a equivocarse como la persona que días antes se la masacre se encontraba en compañía de un grupo de personas, siendo un total aproximado de ciento ochenta personas del sexo masculino en su totalidad en la escuela del paraje de Canolal, del Municipio de Chenalhó, Chiapas, planeando y organizando a la gente para llevar a cabo la masacre en la que perdieron la vida cuarenta y cinco personas el día veintidós de diciembre del año en curso, siendo el citado **********, además la persona que dirigía esta reunión, esto es, que era uno de los organizadores, y al tener a la vista un total de veintitrés fotografías a color y dieciocho copias fotostáticas conteniendo ambas el rostro de diferentes personas reconoció sin temor a equivocarse personas éstas que se encontraba en la reunión en la que se planeo la masacre a que se ha referido a los señores y ahora sabe responde al nombre de ********** (foto seis) ********** (foto número siete) ********** (foto número nueve) ********** (foto número dieciséis) ********** (foto diecisiete) ********** (foto número dieciocho) y ********** (foto número veintiuno), siendo todas las personas antes citadas las que reconoció plenamente dentro de las que se les pusieron a la vista, como las personas que vio que participaron en la reunión ya citada.' (fojas 108 y 109, tomo I).

"18. Declaración ministerial de **********, de veintinueve de diciembre de mil novecientos noventa y siete, en la que asistido de intérprete, expresó:

"'Que comparezco en forma voluntaria ante esta representación social federal, en virtud de conocer los hechos que se suscitaron el pasado veintidós de diciembre del año que transcurre y de manifestar que me encontraba en la escuela primaria del poblado de Acteal, en donde atrás de ella tengo un campamento junto con mis compañeros que lo utilizamos como de vigilancia, cuando escuchamos los que nos encontrábamos en ese lugar disparos de arma de fuego mismos que se oían a lo lejos, acercándose el ruido de las armas más y más, hasta que llegó el momento en que aproximadamente quince personas comenzaron a disparar al mencionado campamento, siendo las armas con las que nos disparaban al parecer de las llamadas cuerno de chivo, y entre los agresores reconocí a los señores de nombres ********** **********, **********, **********, **********, **********, **********, ********** y **********, durando el tiroteo aproximadamente tres horas, dirigiéndose con posterioridad los mismos a la iglesia católica del citado poblado de Acteal, lugar en el que mataron a muchas personas entre mujeres, hombres y niños, por lo me dio miedo y me fui a esconder al poblado de Polhó. Agregando el compareciente que viene a esta Procuraduría General de la República a solicitar se haga justicia a su gente, misma que lo comisionó para presentarse en la presente diligencia. Acto continuo, esta fiscalía federal le pone a la vista cuarenta fotografías de las personas que se encuentran consignadas mismas que reconoce a los CC. **********, **********, ********** y **********, mismas personas que sin temor a equivocarse las identifica plenamente como las que intervinieron en los hechos que investiga esta representación social federal.' (fojas 111 y 113, tomo I).

"19. Declaración ministerial de **********, de veintinueve de diciembre de mil novecientos noventa y siete, en la que asistido de la defensora de oficio y de intérprete, dijo:

"'Que el día veintidós de diciembre del presente año, fecha en la que se verificó la masacre en la comunidad de Acteal, el declarante manifiesta que ese día salió de su pueblo el Ejido denominado El Chorro con un cuerno de chivo pero que llegó a la comunidad conocida como La Esperanza y ahí el declarante hizo entrega del cuerno de chivo al Sr. **********, quien vive ahí en La Esperanza, y que el tal ********** lo conoce perfectamente pero que en estos momentos no recuerda sus apellidos, pero si es necesario lo puede identificar y no solamente a él, sino a los demás que tienen armas y dónde las tienen escondidas, con la condición de que no me identifiquen cuando yo los acompañe y que entre estas personas que sabe que tienen armas son: **********, tiene tres cuernos de chivo, de Los Chorros y que tienen catorce más cuernos de chivo que son propiedad del **********, y que además sabe y le consta que **********, **********, **********, **********, **********, **********, **********, **********, **********, **********, **********, **********, **********, **********, **********, o **********, ********** y **********, cada uno de ellos posee un cuerno de chivo. Quiero aclarar que el día veintiuno de diciembre del año en curso, por la noche se reunieron en una casa que está sobre el cerro, cerca del Acteal y su participación en los hechos que se investigan fue acompañarlos siguiéndolos de cerca a la gente que iban armados cargando cuatrocientos cartuchos de cuerno de chivo, y me percaté que cada arma iban cargados con cincuenta cartuchos y que además recuerda que sobraron ciento cincuenta cartuchos y que ésta cantidad se lo repartieron entre todos los que participaron en la masacre, y que después de estos hechos nos regresamos nuevamente al cerro donde hay una casa que desconoce quién es el dueño o propietario, y que ahí nos reunieron y nos repartimos los cartuchos sobrantes y que ahí comimos, también quiero aclarar que el día veintiuno del presente mes y año y que recuerda que un día antes de la masacre nos reunimos como siempre lo habíamos hecho como unas cien personas en la casa de **********, donde está instalado el teléfono y que el **********, a quien todos lo reconocen como nuestro jefe, dio la orden para que dispararan contra la gente que estaba en la iglesia de Acteal, pero que **********, no nos acompañó, pero que sí recuerda que acordaron salir al otro día todos armados. Ese día veintidós de diciembre de mil novecientos noventa y siete nos reunimos a las seis de la mañana y que caminaron sobre el monte y no por carretera para que no nos vieran, llegando hasta el cerro donde estaba esa casa y como ya dije ahí pasamos la noche, también quiero agregar que los cuatro jefes que organizaron y controlaron a la gente fueron **********, **********, ********** y **********, y que sí se percató cómo sucedieron los hechos en el momento de la ejecución del genocidio y que recuerda que en dicho operativo participaron ********** manejando dos radios como el que usa la policía y que por medio de ellos se comunicaban, y que recuerda que la balacera se inició aproximadamente a las diez de la mañana, terminando a las catorce horas y que además se percató de que ese día en el lugar de los hechos iba **********, quien salió herido porque él estuvo en el cruce de balas con nuestra propia gente y lo auxilió para que regresara a su casa el compañero **********, y éste mismo fue a solicitar la ambulancia al Municipio de Pantelhó y con esa unidad lo trasladaron al Hospital Regional de Tuxtla Gutiérrez, donde se que actualmente lo están curando; por otra parte, se y me consta que por lo menos hay dos lugares en donde se encuentran enterrados un cuerno de chivo y una metralleta Uzi y esto lo sé porque yo lo vi dónde lo enterró **********, y que además las comunidades que participaron en los asesinatos fueron algunos del ejido La Esperanza, Chimix, Canolal, Pechiquil y Acteal en donde vive e **********. En este acto el fiscal de actuaciones procede a presentar las fotografías que obran en la presente indagatoria y manifestó: Que ********** sí lo conoce, **********, sí lo conoce, y que en este acto sin temor a equivocarse reconoce e identifica a través de la fotografía que se reconoce e identifica a través de la fotografía que es ********** dueño de la casa donde cenaron y durmieron y al día siguiente la mañana partieron rumbo a la comunidad de Acteal, que también reconoce haber participado ********** y que tiene el cargo de agente municipal del ejido de Chimix que reconoce a **********, que es dirigente de la comunidad de Quextic, que también identificó a **********, **********, **********, ********** y **********, de los cuales se agrega copia fotostática de las fotografías a color a la presente diligencia, que él puede reconocer a todos los que nombró y que posiblemente algunos que no recuerda sus nombres si los volviera (sic) indudablemente los va a identificar.' (fojas 123 a 127, tomo I).

"20. Ampliaciones de declaración del aludido **********, de dos y doce de enero de mil novecientos noventa y ocho, respectivamente, en las que asistido de su defensor particular y del intérprete, en la primera, indicó:

"'Que conoció a ********** en virtud de que llega con mucha frecuencia a la casa de **********, es decir, aproximadamente casi cada dos días llega con él. Que el día veintiuno de diciembre **********, recibió una llamada telefónica de ********** pidiendo que le llevaran su arma a Acteal, que entonces ********** le dijo al de la voz que él llevara el cuerno de chivo a la casa de **********, llevándolo al hombro con las otras trece personas que mencionó en su primera declaración, llegando a las dieciséis horas del mismo día, entregándole el arma a **********. Que ********** guarda en su casa catorce cuernos de chivo y una Uzi, de los cuales tres cuernos son de su propiedad, que el día veintidós salieron de la casa de ********** a dos kilómetros de Acteal, lugar donde habían pernoctado, uniéndoseles al grupo gente que venía de La Esperanza, de Chimix, Pechiquil, Canolal y Acteal, sumando en total más de cuarenta y cinco personas; que sólo conoce por nombre a los trece que son de Los Chorros y respecto de **********, **********, **********, **********, **********, ********** y **********, indica que a éstos los reconoció en virtud de que le fueron presentadas las fotografías de los mismos en el desahogo de la diligencia anterior, reconociéndolos plenamente como los mismos que participaron en los hechos del día veintidós de diciembre. Que en la casa de ********** se vistieron con uniformes color azul de los que usan la policía, cuatro personas y el resto se vistieron, algunos de pantalón y camisa azul y otros de pantalón negro con camisa azul como el de la voz, que tiene conocimiento que los uniformes de policía se los compran al comandante ********** de Seguridad Pública, quien los vende por el pago de cuatrocientos pesos cada uno. Que el arma que el de la voz portaba el día veintidós le fue entregada en la casa de **********, por un sujeto de quien desconoce su nombre y no los acompañó hacia la iglesia de Acteal. Que le entregaron como ochenta cartuchos a cada persona y al de la voz le entregaron un cuerno de chivo, que se dividieron en varios grupos para llegar a la iglesia; que el de la voz le tocó dar seguridad a las personas que se dirigieron a la iglesia; que caminó por el lado opuesto de donde se encuentra la iglesia; haciendo disparos al aire, en compañía de seis o siete personas más entre los que venía **********, quien recibió un disparo que lo hizo caer al suelo; que el emitente realizó bastantes disparos con el arma ya que llenó el cargador en dos ocasiones. Que los disparos se iniciaron aproximadamente a las diez o diez y media de la mañana. Que los que siguieron para el rumbo de la iglesia estuvieron disparando como veinte minutos en forma constante, escuchando el de la voz ráfagas o tiroteo intenso que después se escucharon disparos de vez en cuando hasta las dos de la tarde aproximadamente. Que después se dirigió a la casa de ********** en Acteal en donde ********** les comentó muy contento que habían matado a mucha gente y que la policía había llegado como a la una y media a la cancha de básquetbol de la escuela, pero que según comentario de **********, éstos al bajarse del vehículo se apostaron en un muro y al escuchar los disparos abordaron el vehículo y se retiraron. Que en la casa de ********** entregaron todas las armas en Los Chorros, dejándolas en la mesa así como los cartuchos que sobraron (fojas 71 a 74, tomo 1). En la segunda deposición señaló: Que comparece ante esta representación social federal en forma voluntaria para hacer del conocimiento todo lo que sabe y le consta de los hechos ocurridos el día veintidós de diciembre de mil novecientos noventa y siete, que el día diecinueve de noviembre del año pasado se encontraba trabajando en su parcela con su familia cortando café, que a las catorce horas dejó de trabajar, que al llegar de regreso a la parte de atrás de la casa de **********, escucho tronidos que provenían de Pechiquil siendo aproximadamente las catorce horas con quince minutos, al llegar a dicho lugar su esposa se bajó por una vereda y el compareciente se bajó por otro camino, toda vez que traía a su caballo, al llegar a su casa descargó su caballo, y se trasladó a la iglesia en la cual ya se encontraba su esposa junto con más gente en donde se pusieron a rezar para que no les pasara nada, y donde le comentaron que habían sido disparos los que se escucharon, que en la iglesia se encontraban **********, **********, **********, **********, **********, **********, ********** y otras personas que no recuerda en este momento, que poco a poco se escuchaba como las personas que se encontraban disparando en Pechiquil se aproximaban a Tzajalucum que se dieron cuenta que se estaban aproximando porque se escuchaban cada vez más cerca los disparos, que aproximadamente a las veintitrés horas el grupo de agresores rodeo la iglesia en que se encontraba el de la voz y las demás personas, escuchándose varios disparos, no percatándose a que le disparaban y que ninguna de las personas que estaban dentro de la iglesia resultó lesionada, que tampoco efectuaron disparo alguno a la iglesia, que por el temor de ser agredidos ninguna de las personas salió, por lo cual desconoce quién o quiénes fueron los agresores y cuántos fueron, que después de que terminaron los disparos tocaron la puerta de la iglesia, y como nadie quería abrirla, la tuve que abrir, en ese momento entraron aproximadamente seis personas armadas, apuntándole y preguntaron que quién era **********, contestándoles que era yo, diciéndoles que no hablarían mucho y que nomás les dijera una palabra que si iban a ir con los del **********, sino para matarlos a todos, contestándole que le dieran un momento para ponerse de acuerdo con sus compañeros, diciéndole de nueva cuenta que sólo quería que le dijera una palabra que si se iban a ir con los del **********, que por no querer morir, mejor que sí, que las armas que traían éstos eran grandes y que el cargador daba vuelta que la persona que me habló nada más le conocí la cara y que nos dejó salir de la iglesia aproximadamente a las cinco de la mañana del día veinte de noviembre del mismo año para que nos trasladáramos a la iglesia, se dice templo presbiteriano, el cual se encontraba aproximadamente a doscientos metros, que en el templo se encontraban varias personas que eran ********** y las cuales se encontraban tranquilas, que las mujeres estaban cocinando, que los agresores se encontr, se dice, que los agresores también entraron al templo armados, entrando la persona que había entrado a la iglesia, que lo reconoció y que el nombre de esta persona es ********** y que lo conozco porque también es originario de Tzajalucum y exmilitar, diciéndoles que le vieran la cara porque él se iba a morir pero que ellos también señalándolos, que estos agresores que entraron al templo fueron aproximadamente seis y los cuales se encontraban como borrachos, y que después se salieron diciendo nomás esas palabras y se fueron al lugar donde las señoras estaban cocinando, regresando más tarde y que el mismo ********** le indicó que ellos iban a trabajar con nosotros y que como nadie quería contestar él contestó con mucho miedo preguntando que cuál sería el trabajo contestando que ellos (los agresores) dispararían a las casas y que nosotros abriríamos las casas y sacaríamos lo que se encontraba adentro, a lo que le contesté que no que eso era robar, agregando ********** que no le preguntaría y que como tenía mucho miedo de morir mejor obedecimos, por lo que salimos del templo y ellos iban por delante disparando sobre las casas de Tzajalucum y tuvimos que obedecer sacando las cosas que se encontraban dentro de las casas como maíz, frijol, café dejando todo almacenado en la casa de **********, y que ahí medí cuenta de que eran muchos y que después de sacar las cosas de las casas les prendían fuego, hasta que nos cansamos y les dijimos que les llamaran a los otros **********, diciendo que estaba bien, que aproximadamente veinte fueron las casas que robaron y que de esas sólo dos no quemaron, ya con la ayuda de los otros ********** siguieron saqueando las casa y que la tienda que teníamos de la cooperativa, la cual tenía mercancía por aproximadamente un valor de cincuenta mil pesos, ésta también fue robada y la mercancía almacenada en la casa de **********, y que yo ya no quise moverme para sacar más cosas de las casas y que los seguían disparando, pero se dieron cuenta que le venían entrando los de Seguridad Pública, por lo que terminaron de disparar, bajándose al templo de donde salimos, en el templo ********** les indicó que no fueran a decir quienes habían ocasionado el robo de las casa y la quemazón de las mismas, ni quienes habían disparado, posteriormente se alejaron al monte, que yo en compañía de mis compañeros esperamos en el templo a los de Seguridad Pública, que los agresores se retiraron al monte que está abajo del templo, que únicamente se retiraron las personas que traían armas y que cuando llegaron los de Seguridad Pública estábamos reunidos y que como yo estaba al frente me llamaron y que los me apuntaron con sus armas y le quitaron su camiseta y lo dejaron desnudo, preguntando que quién había disparado diciéndole que no me había dado cuenta y que no les dije nada por lo que había dicho **********, y que después los policías se fueron a rodear el templo presbiteriano, encontrando un pantalón verde como los que utilizan los militares, enseñándonos el mismo pantalón, y que como estábamos reunidos nos preguntaron de nuevo quién había disparado las armas, que ya no quise contestar y que las mujeres y hombres dijeron que no sabían y que tenían mucho miedo, y que el de Seguridad Pública que hablaba y al parecer era el comandante no nos creyó diciéndonos que dónde estaban las armas, que no nos haría nada, que no se las quitaría, que unos elementos de Seguridad Pública se quedaron arriba y que abrieron las casas y sacaron cosas de su interior llevándoselas, que después de que se fueron los de Seguridad Pública se comunicaron los que traían arma entre ellos para que salieran los que se habían escondido, que cuando regresaron medí cuenta de que pertenecían a diferentes comunidades, que los que venían con ********** son de Los Chorros y otros de La Esperanza y que a uno de La Esperanza lo conoce porque vivió en Tzajalucum y su hombre es **********, el cual estaba armada al igual al de Los Chorros, que este ********** también portaba un machete y un radio de comunicación, que no sabía el nombre de otras personas, pero sabe que son de la comunidad de Canolal, también intervinieron personas de Chimix, Bajoveltic, Pechiquil, que gente que pertenecía a los ********** de Tzajalucum también intervino en los hechos y pertenecían a los agresores, que posteriormente los agresores fueron a buscar a los elementos de Seguridad Pública que habían acudido al lugar de los hechos y por comentario de ********** si los interceptaron y traían diversos objetos que habían sacado de las casas, que las cosas que habían robado los de Seguridad Pública se encontraban a un lado de la carretera y que ********** les indicó que fueran a reconocer las mismas, pero que yo no fui y si fueron mis compañeros, que cuando la policía ya se encontraba en Majomut, los agresores continuaron abriendo casas, sacando lo que en su interior se encontraba y quemándolas, que también realizaron disparos, que posteriormente me retiré con mis compañeros a la iglesia, que los agresores tuvieron una reunión entre los ********** de Pechiquil y Tzajalucum que, posteriormente, de una patada el señor ********** abrió la puerta de la iglesia y les pregunta que porqué habían regresado a la iglesia y que se trasladarían a Pechiquil y le indiqué que no que mejor se quedarían en ese lugar, obligándolos a salir para dirigirse a Pechiquil y en el camino se encontraron a la Seguridad Pública los que les permitieron el paso sin ningún problema, que los agresores se quedaron en el poblado de Tzajalucum, llegando posteriormente al poblado de Pechiquil en donde ya nos encontrábamos, que no sabe la hora en que llegaron a Pechiquil, pero que ya era tarde, que cuando llegamos a Pechiquil, ya teníamos tres casas listas para que nos quedáramos a dormir toda la gente de Tzajalucum, que salieron en compañía de sus mujeres y niños, lugar en el que permanecieron toda la noche, que al día siguiente se reunieron los cabecillas del grupo agresor de nombre **********, quien fue agente rural municipal, quien es de Pechiquil, **********, quien también fue agente rural municipal, ********** de Acteal, **********, quien, fue regidor municipal y vive en Tzajalucum, **********, hijo se dice **********, hijo de ********** en Pechiquil y nombran como representante para que contestara a las autoridades y periodistas que fueran a investigar al señor **********, que el día de los hechos sucedidos en Tzajalucum el 20 de noviembre las personas mencionadas no intervinieron, que tanto los cabecillas, como las personas armadas estuvieron en Pechiquil aproximadamente cuatro días y yo y mis demás compañeros aproximadamente cinco semanas, que el día veinticuatro de noviembre aproximadamente a medio día, llegaron a Pechiquil elementos de Seguridad Pública a bordo de un vehículo grande, entrevistándose el señor ********** con una de las personas de los policías, previamente las personas de Los Chorros y La Esperanza (agresores) juntan sus armas y las meten en un costal, una vez que platicaron el señor ********** y el elemento de Seguridad Pública, el costal que contenía las armas es subido al vehículo de Seguridad Pública, comprándose refrescos y dándoles a los elementos de Seguridad Pública, que los refrescos fueron sacados de la tienda propiedad del señor **********, que los agresores de Los Chorros y La Esperanza también se subieron al vehículo de Seguridad Pública, desconociendo en donde dejaron a las personas que únicamente sabe que se trasladarían de Pechiquil a Majomut, pero no sabe en qué lugar los dejaron, y de ahí quedaron solitos, las gentes de la comunidad se pusieron de acuerdo como podían hacer su trabajo y ellos se reunieron juntos con los paramilitares y de ahí tuvieron un acuerdo de ir a posesionar de la comunidad de Pechiquil y ellos piensan que hay otras comunidades que querían ir a atacar a Pechiquil por eso pusieron guardias alrededor de Pechiquil, y de ahí al siguiente día llegaron los investigadores buscando a ********** y ********** siempre esperándolos en su casa, y de ahí yo me gusta estar con aquéllos para escuchar, y ********** empezó a decir, no sé cómo sucedió ese problema sin saber que va a pasar esos días no los vimos quienes son las personas porque tuvimos miedo quedamos tirados en el suelo y muchos compañeros salieron a esconderse en el monte, pero sí hay compañeros que se dieron cuenta que ellos venían vestidos de negro encapuchados y de ahí pasaron a disparar a todos y quemaron las casas sin conocer sus caras pensamos que son de los ********** que pasaron a disparar aquí, y es todo lo que les dijo a los investigadores que iban vestidos de civiles, hubiera querido informarles yo a los investigadores lo que yo sabía pero no podía porque los de Pechiquil ahí estaban, y eso era mentira lo que les había dicho **********; porque la cosa estaba al revés porque claro que ********** los vio si ahí les daba de comer, y que luego los mandó a las cocinas de los presbiterianos, y de ahí durante esos días dijeron la gente de Los Chorros que ya se iban a ir diciéndoles ********** que no se fueran, y que el jefe de Los Chorros hablaron por teléfono a Pechiquil diciéndoles que ya se regresaran a Los Chorros, entonces, platicaban por teléfono ********** y el jefe de Los Chorros que sólo se que se llama **********, y de ahí quedaron los de Pechiquil, entonces ya de ahí volvieron a reunir en la casa de **********, junto con las paramilitares que quedaron en Pechiquil, los paramilitares que quedaron querían trabajar junto con los de Tzajalucum no aceptaron los de Tzajalucum, se apartaron los de Pechiquil como los de Tzajalucum y los paramilitares hacían sólo su trabajo de formar un grupo de catorce o trece continuando con los robos a las casas de los nosotros, gallinas, y se van a cortar café, eso era lo que hacían, y aparte de esos ya manejaban a toda la gente y las órdenes las daban ellos para hacer sus cosas, y luego nos obligó a ir a robar café y los que nos obligaban eran **********, **********, **********, **********, este es de Chimix, **********, **********, **********, **********, ********** y ese ********** es de Pechiquil, nomás que le gustó robar y se quedó en Pechiquil, y el otro **********, también este es de Pechiquil, aclarando que **********, el que se trasladó a Tzajalucum para robar, siempre disparando porque tienen armas que eran del grupo de agresores de Tzajalucum, **********, **********, **********, **********, también otros exigían que le diéramos una cooperación a los que no queríamos ir a robar café, y nos pedían cincuenta mil pesos, a la segunda vez que nos pidieron fueron veinte mil pesos y en la tercera vez cincuenta mil pesos y la cuarta cien mil pesos cada uno, y de eso no dan chance de días si no al momento y esto es para comprar las armas decían, y de ahí lograron comprar un cuerno de chivo que ahí fue que los conocí y el que lo compró fue ********** y **********, y les costó once millones y que no decían donde los compraban y luego compraron otro como R-15, como los de Seguridad Pública, y luego compraron otro R-15 y que les costó dieciséis millones y medio con dos cargadores y compraban también las balas y tiro, los tiros decían que les costaba para el cuerno de chivo cuatrocientos pesos, y que venían veinte en cada cajita, y para el R-15 no supe que esto lo sé porque ellos daban una información de los gastos, y los que nos exigían dar cooperación son: **********, ********** y éste es un chofer de la presidencia de Chenalhó y esta persona también trae armas de las llamadas Uzi, otro de los organizadores es ********** de Tzajalucum casado con la señora **********, **********, apodado el primero como ********** y el segundo **********, ********** apodado ********** y **********, que también me di cuenta que los paramilitares tenían armas chicas al parecer calibre .22, que ********** entrenaba a sus compañeros como disparar, y prácticas militares, que por las mañanas corrían con sus armas, y se tiraban al suelo que los ejercicios los hacían en el campo de la escuela de Pechiquil, que lo hacían diariamente, que por lo que hace al día veintidós de diciembre me encontraba en Pechiquil, no sabía que sucedería y al darme cuenta en la mañana llegó una camioneta de color rojo con rayas negras sin darme cuenta de la placa siendo el carro propiedad del señor ********** o **********, quien vive en la comunidad de Chimix, entonces fui a ver el carro en el cual estaban en su interior cuatro personas dos de Los Chorros y dos de La Esperanza, que de La Esperanza estaban los señores ********** y **********, que estas cuatro personas se encontraban armadas, que fueron a la casa de ********** y de ahí fueron organizar, se dice, de ahí fueron a pedir apoyo a ********** para que mandara gente paramilitar a Acteal, que dicha camioneta la vio como a las siete de la mañana aproximadamente, que cuando quise entrar con esas personas a la casa del señor ********** ya no me dejaron entrar pero si escuché lo que estaban planeando, de ahí buscaron las posiciones alrededor de Acteal donde se ubicarían las personas armadas para matar a la gente de la sociedad civil que pudieran escapar de la agresión que se realizaría en el de la comunidad, de ahí salieron (de la casa del señor **********) estas cuatro personas bajaron al templo presbiteriano de Pechiquil y **********, quien acompañó a las cuatro personas habló con el anciano quien es un predicador de la palabra de Dios, quien se llama ********** desconociendo sus apellidos, que también hablaron con otro anciano de nombre ********** desconociendo sus apellidos encontrándome junto al templo, que llegaron al templo para orar y que no les fuera a pasar algo en el enfrentamiento que realizarían, entonces salieron de Pechiquil en el vehículo aproximadamente a las nueve de la mañana, que la dirección que llevaban era para Acteal, de ahí me quedé con tristeza por lo que sucedería que el acuerdo que tuvieron con la gente de Pechiquil mandaron avisar a todas las gentes de Pechiquil, se dice que el señor ********** mandó a llamar a toda la gente de Pechiquil y Tzajalucum que se encontraba en Pechiquil para que se reuniera en el templo presbiteriano y no escucharan los disparos que se efectuarían en Acteal, yo no quise entrar al templo y me retiré a un lugar a artdao (sic) cerca de la casa de ********** la cual se encuentra en un cerro, que aproximadamente a las once horas comenzaron a escucharse disparos, que por ratos se escuchaban muchos disparos y se paraban un rato, que los últimos disparos los escucho aproximadamente a las dieciséis treinta horas, que aproximadamente una hora después gente armada comenzó a llegar a la comunidad de Pechiquil que estas personas estaban armadas, que los habitantes de Pechiquil ya estaban esperando a las personas armadas para darles de comer, que las personas armadas llegaron por partes, que no escuchó nada de los comentarios que estas personas hicieron, que únicamente llegaron a Pechiquil los habitantes de esa comunidad y los de Tzajalucum, que las personas de otras comunidades no llegaron, que las armas que portaban eran cuerno de chivo, R-15, rifles calibre .22 que yo escuché cuando ********** nativo de Pechiquil y chofer de la presidencia municipal de Chenalhó le dijo a las gentes organizadoras y al señor ********** que les mandaría con otra persona un arma Uzi, mandando al señor ********** a dejar el arma de lo cual yo me di cuenta que lo anterior fue antes del día veintidós, sin poder precisar el día, que un joven nativo de Tzajalucum manifestó, de nombre ********** manifestó al llegar a visitar a su papá a Pechiquil que el día de los hechos, y cuando, deseando aclarar que ********** en el camino a Pechiquil el día de los hechos se encontró a un comandante de Seguridad Pública y al ir caminando de Majomut con dirección a Pechiquil se dieron cuenta que se estaban tiroteando de un lado de la carretera al otro, que el comandante le indicó a que corriera en compañía de la esposa del mismo comandante para que no fueran alcanzados por una bala, quedándose en el lugar el comandante quien portaba dos armas de fuego y que esta misma persona disparó sin saber a qué lugar, que desconoce el nombre del comandante, que el comandante tiene la base de trabajo en Pechiquil y que tiene una edad aproximada de cuarenta años, de un metro setenta centí­metros de estatura, con color de pelo negro, con canas, al parecer con bigote, que desconoce alguna otra seña particular, que siempre porta un arma en su funda amarrada a una de sus piernas, que el comandante y ********** identificaron a una de las personas que estaban disparando y que se llama **********, quien es nativo de Tzajalucum, y que intervinieron otras personas de Pechiquil, que ********** llegó en la noche a Pechiquil en compañía de otros sujetos, que la esposa de ********** de nombre ********** manifestó que posiblemente ya habían matado a **********, porque no había llegado, que esto yo lo escuché que esta ********** es mi cuñada, que ********** y su hermana ********** estaban platicando que si ********** no llegaba, ********** acudiría a matar al comandante, debido a que ella también sabe manejar las armas debido a que pensaron que el comandante que lo identificó en el tiroteo lo había matado, que las armas que portaban los agresores en ningún momento las soltaron que cada una de estas personas se quedó con su arma, que durante todo ese día 22 de diciembre, después de que llegaron los agresores en la tarde se dedicaron a descansar y que el día veintitrés del mismo mes por temor a ser detenidos se fueron hacia el monte regresando el mismo día en la noche a dormir al poblado de Pechiquil, que cuando regresaron también traían las armas, que