Tesis de Suprema Corte de Justicia, Cuarta Sala - Jurisprudencia - VLEX 27017062

Tesis de Suprema Corte de Justicia, Cuarta Sala

Emisor:Cuarta Sala
Materia:Laboral
RESUMEN

JUNTAS, PRESIDENTES DE LAS, QUE CARECEN DEL TITULO DE ABOGADO, VALIDEZ DE LOS ACTOS DE LOS.

 
CONTENIDO

JUNTAS, PRESIDENTES DE LAS, QUE CARECEN DEL TITULO DE ABOGADO, VALIDEZ DE LOS ACTOS DE LOS.

No puede decirse que el acto reclamado proviene de autoridad incompetente, por el hecho de que el presidente de la Junta de Conciliaci�n N�mero C., que fue quien presidi� la Comisi�n Regional de Vigilancia al Salario Insuficiente, con residencia en M�rida, Yucat�n, carece de t�tulo de abogado como lo requiere el art�culo 27, fracci�n I, de la Ley de Compensaciones al Salario Insuficiente, pues la legitimidad y la competencia son dos atributos distintos de la autoridad, dos entidades independientes con existencia perfectamente separada aunque se encarnen en una persona, pues el que �sta re�na los requisitos necesarios para el desempe�o de un cargo p�blico, constituyen su legitimidad, mientras que su competencia no es m�s que la suma de facultades que la ley le da, para ejercer ciertas atribuciones; es decir que la legitimidad se refiere a la persona nombrada para un cargo p�blico y la competencia se relaciona con la entidad moral llamada autoridad, y, abstracci�n hecha de las cualidades del individuo, no mira sino las atribuciones que esa entidad moral pueda ejercer, de lo que resulta que puede haber autoridades ileg�timas, pero competentes y autoridades incompetentes aunque leg�timas, sin que el hecho de su ilegitimidad afecte la validez de los actos que realicen dentro de la esfera de su competencia. Ahora bien, la garant�a de competencia de las autoridades a que se refiere el art�culo 16 constitucional se refiere exclusivamente a esa facultad de los �rganos estatales. De acuerdo con lo anterior, aunque se admitiera que la persona que desempe�a el cargo de presidente de la Junta Federal de Conciliaci�n N�mero Catorce carezca de t�tulo de abogado, esto no implica que deba estimarse como autoridad incompetente, ni que por esa raz�n sus actos sean nulos de pleno derecho.

Amparo directo en materia de trabajo 7453/46. G.R.�guez N.�s. 18 de octubre de 1948. Unanimidad de cuatro votos. Ausente: A.I.B.. La publicaci�n no menciona el nombre del ponente.