Tesis de Suprema Corte de Justicia, Primera Sala - Jurisprudencia - VLEX 27627407

Tesis de Suprema Corte de Justicia, Primera Sala

Emisor:Primera Sala
Materia:Penal
RESUMEN

ESTADO DE INCONSCIENCIA.-

 
CONTENIDO

ESTADO DE INCONSCIENCIA.-

Si bien es cierto que la Primera Sala de la Suprema Corte ha sostenido que la comprobaci�n de la excluyente de responsabilidad penal, consistente en obrar en estado de inconsciencia, requiere, por su naturaleza eminentemente psicol�gica, de pruebas t�cnicas especiales que hacen necesario el examen de peritos, ello no puede significar que el juzgador quede obligado a sujetarse a la pericia, pues con ello se desnaturalizar�a la prueba pericial respecto a la cual el Juez queda siempre libre, lo mismo que se trate de pericia ejecutada por un solo perito, como la que hayan realizado varios y �stos est�n concordes o discordes en sus conclusiones, pues le compete al �rgano jurisdiccional valorar las conclusiones de los peritos en relaci�n al objeto de prueba y a los fines del proceso. Y para hacer esta valoraci�n debe hacer una indagaci�n subjetiva respecto a la personalidad �tico-cient�fica de los peritos y otra objetiva valorizando si el �rgano de prueba se ha valido para sus averiguaciones de elementos seguros y se efectuaron �stas con debido esmero; por otra parte, es preciso resaltar que al establecer el legislador la causa de inimputabilidad consistente en el actuar del sujeto en un estado de inconsciencia determinado por un trastorno mental involuntario de car�cter patol�gico y transitorio, se refiere concretamente a una exclusi�n de la capacidad de entender y de querer en el sujeto, por una perturbaci�n tal de la conciencia, de tal manera grave, que quede excluida la parte consciente de la personalidad y el sujeto act�e en un estado de automatismo con interrupci�n del yo consciente. Ahora bien, esta perturbaci�n debe ser de �ndole patol�gica, lo que indica claramente que la exclusi�n del control consciente por raz�n de �ndole fisiol�gica no est� regulada por la disposici�n legal que se quiere referir, en concreto, a los estados crepusculares con base psic�tica y por esto no entran en este cuadro las (pasiones) que, sin base psic�tica, no anulan el control consciente y �nicamente determinan el llamado dolo de �mpetu. Tambi�n es pertinente hacer notar que el estado de trastorno transitorio debe existir en el momento en que acontece el hecho, sin que el vicio mental sobrevenido despu�s del hecho delictivo obre sobre la imputabilidad.

Amparo directo 314/68.-Rosa A.C. L�pez.-29 de agosto de 1968.-Cinco votos.-Ponente: E.A. �lvarez.

Semanario Judicial de la Federaci�n, Sexta �poca, Volumen CXXXIV, Segunda Parte, p�gina 40, Primera Sala.