Tesis Jurisprudencial num. 1a./J. 83/2004 de Suprema Corte de Justicia, Primera Sala, 1 de Octubre de 2004 (Por reiteración) - Jurisprudencia - VLEX 27188492

Tesis Jurisprudencial num. 1a./J. 83/2004 de Suprema Corte de Justicia, Primera Sala, 1 de Octubre de 2004 (Por reiteración)

Emisor:Primera Sala
Número de Resolución:1a./J. 83/2004
Localizacion:9a. Época; 1a. Sala; S.J.F. y su Gaceta; XX, Octubre de 2004; Pág. 170
Materia:Constitucional
Fecha de Publicación: 1 de Octubre de 2004
RESUMEN

LEYES. SU INCONSTITUCIONALIDAD NO PUEDE DERIVAR EXCLUSIVAMENTE DE LA FALTA DE DEFINICIÓN DE LOS VOCABLOS O LOCUCIONES UTILIZADOS POR EL LEGISLADOR.

 
CONTENIDO

Es cierto que la claridad de las leyes constituye uno de los imperativos apremiantes y necesarios para evitar o disminuir su vaguedad, ambigüedad, confusión y contradicción; sin embargo, de un análisis integral de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos, se llega a la conclusión de que ninguno de los artículos que la componen establece, como requisito para el legislador ordinario, el que en cada uno de los ordenamientos secundarios -considerando también a los de la materia penal- defina los vocablos o locuciones ahí utilizados. Lo anterior es así, porque las leyes no son diccionarios y la exigencia de un requisito así, tornaría imposible la función legislativa, pues la redacción de las leyes en general se traduciría en una labor interminable y nada práctica, teniendo como consecuencia que no se cumpliera, de manera oportuna, con la finalidad que se persigue con dicha función. De ahí, que resulte incorrecto y, por tanto, inoperante, el argumento que afirme que una norma se aparta del texto de la Ley Fundamental, porque no defina los vocablos o locuciones utilizados, pues la contravención a ésta se debe basar en aspectos objetivos que generalmente son los principios consagrados en ella, ya sea prohibiendo una determinada acción de la autoridad en contra de los particulares gobernados y ordenando la forma en que deben conducirse en su función de gobierno. Además, del análisis de lo dispuesto por los artículos 94, párrafo séptimo y 72, inciso f), de la Carta Magna, se advierte el reconocimiento, por parte de nuestro sistema jurídico, de la necesidad de que existan métodos de interpretación jurídica que, con motivo de las imprecisiones y oscuridades que puedan afectar a las disposiciones legales, establezcan su sentido y alcance, pero no condiciona su validez al hecho de que sean claras en los términos que emplean.

PRECEDENTES:

Amparo directo en revisión 258/2002. 11 de septiembre de 2002. Cinco votos. Ponente: J.V.C. y C.. Secretaria: R.R.M..

Amparo en revisión 217/2002. J.O.S.. 12 de febrero de 2003. Cinco votos. Ponente: J.V.C. y C.. Secretaria: G.M.O.B..

Amparo en revisión 919/2002. R.E.A.H.. 19 de febrero de 2003. Cinco votos. Ponente: J.N.S.M.. Secretario: Á.P.P..

Amparo en revisión 187/2002. F.M.G. de Parada. 28 de mayo de 2003. Unanimidad de cuatro votos. Ausente: J. de J.G.P.. Ponente: O.S.C. de G.V.. Secretaria: B.J.J.R..

Amparo directo en revisión 998/2003. Aserradero Tabla Larga, S.A. de C.V. 18 de febrero de 2004. Cinco votos. Ponente: H.R.P.. Secretario: E.L.B.U..

Tesis de jurisprudencia 83/2004. Aprobada por la Primera Sala de este Alto Tribunal, en sesión de veintidós de septiembre de dos mil cuatro.