Tesis de Suprema Corte de Justicia, Segunda Sala - Jurisprudencia - VLEX 27601406

Tesis de Suprema Corte de Justicia, Segunda Sala

Emisor:Segunda Sala
Materia:Administrativa
RESUMEN

AGRARIO. RESOLUCIONES PRESIDENCIALES DOTATORIAS DE EJIDOS. NO DEBE COMPUTARSE AL CAUSAHABIENTE COMO SUYA LA POSESION DE SU CAUSANTE PARA LOS EFECTOS DEL ARTICULO 66 DEL CODIGO AGRARIO.

 
CONTENIDO

AGRARIO. RESOLUCIONES PRESIDENCIALES DOTATORIAS DE EJIDOS. NO DEBE COMPUTARSE AL CAUSAHABIENTE COMO SUYA LA POSESION DE SU CAUSANTE PARA LOS EFECTOS DEL ARTICULO 66 DEL CODIGO AGRARIO.

Del an�lisis del art�culo 66 del C�digo A. y de la tesis de jurisprudencia establecida por esta Segunda Sala, en el sentido de que es procedente el juicio de amparo promovido contra una resoluci�n presidencial dotatoria de ejidos, cuando se cuenta con certificado de inafectabilidad o cuando se est� en el caso se�alado por el precepto citado, se sigue que la equiparaci�n a los peque�os propietarios con certificado de inafectabilidad, se hace respecto de "quienes hayan tenido en forma p�blica, pac�fica y continua y en nombre propio y a t�tulo de dominio posesi�n sobre extensiones no mayores que el l�mite fijado para la peque�a propiedad inafectable, siempre que esta posesi�n sea anterior, por lo menos en cinco a�os a la fecha de publicaci�n de la solicitud de ejidos", y ninguna expresi�n contiene, ni el precepto ni la tesis, en el sentido de que la equiparaci�n comprende tambi�n a los causahabientes de quienes se hallan en la situaci�n apuntada, lo que significa que el juicio de amparo que promuevan contra una resoluci�n presidencial dotatoria de ejidos, es improcedente. Una recta interpretaci�n del precepto citado conduce a entender que la posesi�n a que el mismo se refiere, es posesi�n precisamente personal de quien la hace valer para el efecto de que se le equipare a los propietarios inafectables. No es admisible, de esta suerte, que la posesi�n del actual poseedor se sume, en cuanto al tiempo, a la posesi�n de sus causantes, ya que de acuerdo con el precepto que se comenta es requisito de la posesi�n que ella "sea, cuando menos, cinco a�os anterior a la fecha de publicaci�n de la solicitud o del acuerdo que inicie un procedimiento agrario". La anterioridad de la posesi�n respecto a la fecha indicada, debe ser de la posesi�n de quien la invoca a su favor y no de sus causantes, pues con el requisito de que se trata lo que se busca es impedir toda simulaci�n en la transmisi�n de un predio, como suceder�a si un propietario, que por sus condiciones personales no podr�a invocar el art�culo 66, burlara este precepto enajenando la peque�a propiedad en favor de un adquirente que s� re�ne las condiciones de tal mandamiento. Para los efectos del art�culo 66, esa transmisi�n es eficaz si se efect�a antes de la fecha de publicaci�n de la solicitud o del acuerdo que inicie un procedimiento agrario, pero no lo es si ocurre con posterioridad a la fecha referida, pues en este caso surge la presunci�n de que la transmisi�n es simulada. Por lo dem�s, es manifiesto que si se sumaran las sucesivas posesiones de los diferentes causantes, ser�a dif�cil, cuando no imposible, que la posesi�n del primero de ellos no fuera anterior a al fecha de la solicitud, de donde resultar�a pr�cticamente in�til el requisito que se examina. S�guese de lo expuesto que el desconocimiento de la transmisi�n en la hip�tesis se�alada implica la ruptura de la causahabiencia en materia agraria, lo que quiere decir que si el adquirente de la posesi�n puede ser causahabiente en materia civil, no lo es en materia agraria, porque en �sta no est� reconocido como adquirente. De aqu� que no puede operar en la materia de que se trata una disposici�n an�loga a la que instituye, en punto a prescripci�n, el art�culo 1150 del C�digo Civil, aplicable para toda la Rep�blica en materia federal y no puede operar porque este art�culo presupone una transmisi�n que no reconoce el C�digo A.: "El que prescriba puede completar el t�rmino necesario para su prescripci�n reuniendo al tiempo que haya pose�do, el que posey� la persona que le transmiti� la cosa, con tal de que ambas posesiones tengan los requisitos legales".

Amparo en revisi�n 10305/68. L.R.�a L.. 2 de julio de 1969. Unanimidad de cuatro votos. Ponente: P.G.M.�nez.

S�ptima Epoca, Tercera Parte:

Volumen 6, p�gina 37. Amparo en revisi�n 10300/68. Mar�a G.R.�a L.. 12 de junio de 1969. Mayor�a de tres votos. Ponente: P.G.M.�nez.

Volumen 4, p�gina 103. Amparo en revisi�n 4073/67. R.H.�ndez del Valle y coagraviados. 7 de abril de 1969. Mayor�a de cuatro votos. Ponente: F.T.R.�rez. Secretario: M.A.G.�itr�n.

Nota:

En el Volumen 6, p�gina 37 y Volumen 4, p�gina 103, la tesis aparece bajo el rubro "AGRARIO. POSESION. CARACTER PERSONAL. INTERPRETACION DEL ARTICULO 66 DEL CODIGO AGRARIO.".

En el Informe de 1969, la tesis aparece bajo el rubro "RESOLUCIONES PRESIDENCIALES DOTATORIAS DE EJIDOS. EN MATERIA AGRARIA NO DEBE COMPUTARLE AL CAUSAHABIENTE COMO SUYA LA POSESION DE SU CAUSANTE PARA LOS EFECTOS DEL ARTICULO 66 DEL CODIGO AGRARIO.".

G.�as: Informe 1969, Segunda Sala, tesis 63, 93.