Tesis de Suprema Corte de Justicia, Tercera Sala - Jurisprudencia - VLEX 26955405

Tesis de Suprema Corte de Justicia, Tercera Sala

Emisor:Tercera Sala
Materia:Civil
RESUMEN

VIA EJECUTIVA, EXCEPCION DE IMPROCEDENCIA DE LA (LEGISLACION DE PUEBLA).

 
CONTENIDO

VIA EJECUTIVA, EXCEPCION DE IMPROCEDENCIA DE LA (LEGISLACION DE PUEBLA).

En el C�digo de Procedimientos Civiles del Estado de Puebla, no existe disposici�n semejante a la contenida en el art�culo 461 del c�digo similar del Distrito Federal, seg�n el cual "la sentencia debe declarar si ha procedido o no la v�a ejecutiva. . . "; pero de acuerdo con el art�culo 784 del c�digo primeramente citado, "en el escrito de oposici�n, el demandado formular� las excepciones que tuviere. . . ", y como limitaci�n a ese derecho, s�lo existe la contenida en el art�culo 785, en el que se se�ala como inadmisible la reconvenci�n; por lo que resulta evidente que no existe impedimento legal para que, quien es demandado en juicio ejecutivo, pueda oponerse alegando la improcedencia de la v�a, excepci�n que debe resolverse al pronunciarse sentencia. El art�culo 789 del mismo c�digo, confirma lo antes dicho, al establecer: "en su caso, se mandar� hacer trance y remate de los bienes embargados y pago al acreedor", toda vez que el empleo de las palabras "en su caso", implica que cuando se resuelva que la v�a no es procedente, no se mandar� hacer trance y remate de los bienes embargados ya que esas palabras no pueden referirse a la acci�n, por tratarse de juicio ejecutivo, en el cual la acci�n se estima demostrada con la prueba documental preconstituida, que debe acompa�arse a la demanda. Contra estas consideraciones, nada significa que en el caso concreto, la parte demandada haya apelado del auto de exequendo y que el recurso se haya declarado desierto, porque este medio de atacar la procedencia de la v�a ejecutiva, es distinto e independiente del que la ley establece mediante la oposici�n de la excepci�n respectiva, y por lo mismo, aunque el auto de exequendo no recurrido y la resoluci�n que se dicte en segunda instancia respecto de �l, causen estado, no producen ejecutoriedad.

Amparo civil directo 4034/38. P�rez Z.A. y coagraviado. Unanimidad de cuatro votos. El Ministro Felipe de J.T.R.�rez, no intervino en la resoluci�n de este negocio por las razones que constan en el acta del d�a. La publicaci�n no menciona el nombre del ponente.

V�ase: Ap�ndice al Semanario Judicial de la Federaci�n 1917-1985, Cuarta Parte, d�cima cuarta tesis relacionada con jurisprudencia 316, p�gina 911, de rubro "VIA EJECUTIVA. EXCEPCIONES CONTRA SU PROCEDENCIA.".Nota: En el Semanario Judicial de la Federaci�n aparece la expresi�n "... en el art�culo 461 del Distrito Federal...", la cual se corrige, con base en la errata marcada en la publicaci�n, como se observa en este registro.