Tesis de Suprema Corte de Justicia, Tercera Sala - Jurisprudencia - VLEX 27598429

Tesis de Suprema Corte de Justicia, Tercera Sala

Emisor:Tercera Sala
Materia:Civil
RESUMEN

EMBARGO. NO ES REQUISITO PARA QUE SE DICTE SENTENCIA DE REMATE EN EL JUICIO EJECUTIVO MERCANTIL.

 
CONTENIDO

EMBARGO. NO ES REQUISITO PARA QUE SE DICTE SENTENCIA DE REMATE EN EL JUICIO EJECUTIVO MERCANTIL.

De conformidad con lo dispuesto por el artículo 1391 del Código de Comercio, el único requisito necesario para el ejercicio de la acción ejecutiva mercantil, es que la misma se funde en título que traiga aparejada ejecución, es decir en una prueba preconstituida, pues se trata de una acción privilegiada; por lo tanto el aseguramiento de bienes al momento de celebrar la diligencia de requerimiento de pago, embargo y emplazamiento, no es una condición sine qua non para la existencia de la contienda entre las partes y en su caso para que el J. pronuncie sentencia en la que ordene hacer trance y remate de bienes del deudor, que por lo general ya se encuentran embargados. El embargo de bienes del demandado es un derecho que el enjuiciante puede ejercitar o renunciar, por lo que la falta de embargo, no constituye un impedimento legal para llevar adelante el juicio ejecutivo, ya que la cuestión toral a resolver en éste, es determinar si el actor tiene derecho al pago que reclama en el juicio, y por consecuencia, en caso de rehusarse el deudor a hacerlo en el término que se fija en la propia sentencia de condena, se haga trance y remate de los bienes de su propiedad, que se encuentren embargados o que con posterioridad se embarguen. La falta de embargo, no afecta los procedimientos encaminados a la decisión en los términos controvertidos, y el punto resolutivo de la sentencia que ordena el remate no es ilegal, pues sólo significa que debe llevarse adelante la ejecución y que, en su caso, esto es, cuando se perfecciona el embargo, puede continuar los procedimientos de remate.

Amparo directo 8245/83. J.H.B.. 4 de junio de 1984. Cinco votos. Ponente: G.L.O.. Secretario: M.A.R.C..

Amparo directo 5951/82. A.L.S.. 4 de noviembre de 1982. Unanimidad de cuatro votos. Ponente: J.O.T..

Amparo directo 9894/68. M. de la Luz León Correa. 6 de octubre de 1969. Cinco votos. Ponente: E.M.U..

Quinta Epoca:

Amparo directo 8209/50. M.O.. 7 de septiembre de 1951. Unanimidad de cuatro votos. Ausente: A.G. de la Vega. Ponente: M.E..

Amparo directo 2129/35. E.G.. 15 de junio de 1936. Unanimidad de cinco votos. El Ministro P.G. concedió el amparo no sólo para los efectos que se señalan en el proyecto, sino para que la autoridad responsable resuelva también sobre la subsistencia o insubsistencia del embargo practicado. La publicación no menciona el nombre del ponente.

Nota: Este criterio ha integrado la jurisprudencia publicada en el Apéndice al Semanario Judicial de la Federación 1917-1995, Tomo IV, Primera Parte, tesis 243, página 166.