Tesis de Suprema Corte de Justicia, Tercera Sala - Jurisprudencia - VLEX 27445163

Tesis de Suprema Corte de Justicia, Tercera Sala

Emisor:Tercera Sala
Materia:Civil
RESUMEN

ESCRITURAS PUBLICAS SOBRE PROPIEDAD. PRESUPONEN LA POSESION.

 
CONTENIDO

ESCRITURAS PUBLICAS SOBRE PROPIEDAD. PRESUPONEN LA POSESION.

El propietario que exhibe la escritura p�blica en la que demuestra su derecho de propiedad sobre un inmueble, tiene la presunci�n de ser poseedor de �ste, la que s�lo puede ser destruida por los medios legales.

Quinta Epoca:

Amparo civil en revisi�n 2692/27. G.�n y B.A.E. 16 de febrero de 1929. Cinco votos.

Amparo civil en revisi�n 46/29. O.H.�lito. 15 de abril de 1929. Cinco votos.

Amparo civil en revisi�n 537/25. Tr�paga de M.J.. 26 de septiembre de 1929. Unanimidad de cuatro votos.

Amparo civil en revisi�n 695/29. A.G.�n Santiago. 16 de octubre de 1929. Cinco votos.

Amparo en revisi�n 2910/29. L�pez R.. 21 de noviembre de 1929. Cinco votos.

NOTA GENERAL:

  1. La Ley de Amparo de mil novecientos diecinueve exig�a, en su art�culo 148, que las ejecutorias que integraran la jurisprudencia obligatoria hubieran sido votadas por mayor�a de siete o m�s de los miembros de la Suprema Corte de Justicia de la Naci�n, que entonces funcionaba �nicamente en Pleno.

El veinte de diciembre de mil novecientos veintiocho entr� en vigor la nueva Ley Org�nica del Poder Judicial de la Federaci�n, en cuyos art�culos 3o., 4o., 5o., 16 y 18, se estableci� que la Suprema Corte de Justicia se integrar�a por diecis�is ministros; funcionar�a en Pleno y en S.; se integrar�an tres de ellas, de cinco ministros cada una; el quorum m�nimo para actuar ser�a de once ministros en el Pleno y de cuatro en las S..

Sin embargo, no fue modificada la Ley de Amparo en cuanto a la exigencia de la votaci�n de siete ministros, para que una ejecutoria pudiera constituir precedente para la formaci�n de la jurisprudencia obligatoria.

Ahora, en el material revisado se detect� una copiosa producci�n de tesis, sostenidas por las diferentes S. del alto Tribunal, o por el Pleno y alguna de las S. de reciente creaci�n, criterios cuyos precedentes, l�gicamente, no alcanzaban los siete votos exigidos por la ley entonces vigente.

En este caso tambi�n se encontr� que oportunamente, el m�s alto Tribunal del pa�s se pronunci� en el sentido de que "dada la actual organizaci�n de la Suprema Corte, en salas de cinco componentes, �stas tienen todas las facultades que fija la Ley de Amparo; por lo cual sus resoluciones obligan, aun cuando sean por mayor�a de votos, y forman jurisprudencia, cuando son en n�mero de cinco, no interrumpidas por otra en contrario". Semanario Judicial de la Federaci�n. Quinta Epoca, T.X., p�gina 1183. JURISPRUDENCIA DE LA CORTE.

Por otra parte, en la doctrina se encontr� que el autor A.�n F., (El juicio de Amparo. M�xico. Publicaciones F., 1932, p�gina 20), plantea el problema y dice que "... la Suprema Corte ha resuelto que establecen jurisprudencia las decisiones de las S. y de la Suprema Corte de la Naci�n (sic) cuando hay cinco ejecutorias sucesivas dictadas por mayor�a de tres o m�s miembros de cada Sala."

Esta situaci�n, conjugada con el hecho de que no se ha suscitado ning�n conflicto en la frecuente aplicaci�n de las tesis as� emitidas, condujo tambi�n a su inclusi�n en la nueva compilaci�n.