Tesis de Suprema Corte de Justicia, Tercera Sala - Jurisprudencia - VLEX 27637916

Tesis de Suprema Corte de Justicia, Tercera Sala

Emisor:Tercera Sala
Materia:Civil
RESUMEN

EMBARGO, SU EXISTENCIA NO ES REQUISITO PARA QUE SE DICTE SENTENCIA DE REMATE EN EL JUICIO EJECUTIVO MERCANTIL.-

 
CONTENIDO

EMBARGO, SU EXISTENCIA NO ES REQUISITO PARA QUE SE DICTE SENTENCIA DE REMATE EN EL JUICIO EJECUTIVO MERCANTIL.-

De conformidad con lo dispuesto por el art�culo 1391 del C�digo de Comercio, el �nico requisito necesario para el ejercicio de la acci�n ejecutiva mercantil, es que la misma se funde en t�tulo que traiga aparejada ejecuci�n, es decir, en una prueba preconstituida, pues se trata de una acci�n privilegiada; por lo tanto, el aseguramiento de bienes al momento de celebrar la diligencia de requerimiento de pago, embargo y emplazamiento, no es una condici�n sine qua non para la existencia de la contienda entre las partes y en su caso para que el J. pronuncie sentencia en la que ordene hacer trance y remate de bienes del deudor, que por lo general ya se encuentran embargados. El embargo de bienes del demandado es un derecho que el enjuiciante puede ejercitar o renunciar, por lo que la falta de embargo no constituye un impedimento legal para llevar adelante el juicio ejecutivo, ya que la cuesti�n toral a resolver en �ste, es determinar si el actor tiene derecho al pago que reclama en el juicio y, por consecuencia, en caso de rehusarse el deudor a hacerlo en el t�rmino que se fija en la propia sentencia de condena, se haga trance y remate de los bienes de su propiedad, que se encuentren embargados o que con posterioridad se embarguen. La falta de embargo, no afecta los procedimientos encaminados a la decisi�n en los t�rminos controvertidos, y el punto resolutivo de la sentencia que ordena el remate no es ilegal, pues s�lo significa que debe llevarse adelante la ejecuci�n y que, en su caso, esto es, cuando se perfecciona el embargo, pueden continuar los procedimientos del remate.

S�ptima �poca:

Amparo civil directo 2129/35.-G.�lez Ezequiel.-15 de junio de 1936.-Cinco votos.-La publicaci�n no menciona el nombre del ponente.

Amparo civil directo 8209/50.-Ojeda Manuel.-7 de septiembre de 1951.-Unanimidad de cuatro votos.-Ponente: R.M.E..

Amparo directo 9894/68.-Mar�a de la Luz Le�n Correa.-6 de octubre de 1969.-Cinco votos.-Ponente: E.M.U..

Amparo directo 5951/82.-A. L�pez Soto.-4 de noviembre de 1982.-Unanimidad de cuatro votos.-Ponente: J.O.T..

Amparo directo 8245/83.-Jes�s Huerta Benito.-4 de junio de 1984.-Cinco votos.-Ponente: G.L.�n O..

Ap�ndice 1917-1995, Tomo IV, Primera Parte, p�gina 166, Tercera Sala, tesis 243.Nota: El art�culo 1391 del C�digo Civil para el Distrito Federal fue adicionado por decreto publicado en el Diario Oficial de la Federaci�n el 24 de mayo de 1996; sin embargo, el sentido de esta tesis no se ve alterado.

V�ase la nota general n�mero 5.