Ejecutoria num. 2a./J. 90/2000 de Suprema Corte de Justicia, Segunda Sala - Jurisprudencia - VLEX 26827504

Ejecutoria num. 2a./J. 90/2000 de Suprema Corte de Justicia, Segunda Sala

Emisor:Segunda Sala
Número de Resolución:2a./J. 90/2000
Materia:Suprema Corte de Justicia de México
Fecha de Publicación: 1 de Octubre de 2000
RESUMEN

CONTRADICCIÓN DE TESIS 42/2000. ENTRE LAS SUSTENTADAS POR EL QUINTO Y TERCER TRIBUNALES COLEGIADOS EN MATERIA ADMINISTRATIVA DEL PRIMER CIRCUITO.FIANZAS. EL TRIBUNAL FISCAL DE LA FEDERACIÓN ES COMPETENTE PARA CONOCER DE LA DEMANDA DE NULIDAD QUE SE ENDERECE EN CONTRA DE LA RESOLUCIÓN DEFINITIVA QUE REQUIERA EL PAGO DE INTERESES POR INCUMPLIMIENTO DE LAS OBLIGACIONES ASUMIDAS EN LA PÓLIZA, CUANDO SE GARANTIZAN OBLIGACIONES FISCALES A CARGO DE TERCEROS.

 
ÍNDICE
CONTENIDO

CONTRADICCI�N DE TESIS 42/2000. ENTRE LAS SUSTENTADAS POR EL QUINTO Y TERCER TRIBUNALES COLEGIADOS EN MATERIA ADMINISTRATIVA DEL PRIMER CIRCUITO.

CONSIDERANDO:

TERCERO

A fin de estar en aptitud de resolver esta denuncia de contradicci�n de tesis, es preciso tener presente las consideraciones en que se apoyaron los �rganos colegiados participantes al dictar las respectivas ejecutorias.

Las consideraciones expuestas por el Quinto Tribunal Colegiado en Materia Administrativa del Primer Circuito, en la ejecutoria que dict� al resolver el juicio de amparo directo n�mero 2655/99, con fecha dieciocho de agosto de mil novecientos noventa y nueve, en lo conducente, son las siguientes:

"SEXTO.-Es ineficaz el concepto de violaci�n que se hace valer, de conformidad con las consideraciones siguientes.

"En efecto, argumenta la quejosa que la Sala responsable, en la resoluci�n reclamada, infringe en su perjuicio lo dispuesto por el art�culo 237 del C�digo F. de la Federaci�n, porque no tom� en consideraci�n lo argumentado en su escrito de demanda de nulidad referente a que el requerimiento de pago no se encuentra debidamente fundado y motivado al exigirse el cumplimiento de una obligaci�n que se encuentra por dem�s caduca.

"Al respecto, debe decirse que el argumento en estudio deviene ineficaz, ya que si bien dicha S.F. no analiz� tal argumento, lo cierto es que no ten�a por qu� hacerlo, dado que es una cuesti�n que se refiere al fondo del asunto y que no se hizo valer en relaci�n con el auto recurrido en reclamaci�n.

"Por otro lado, no es cierto que la Sala responsable, en el considerando segundo de la resoluci�n reclamada, haya sostenido que ?... resulta infundado el concepto de anulaci�n antes expuesto, toda vez que considera que no es competencia de ese tribunal conocer del presente asunto, al no encontrarse previsto en ninguna de las fracciones del art�culo 11 de la Ley Org�nica del Tribunal F. de la Federaci�n, trat�ndose de requerimiento de pago de intereses por pago extempor�neo y por ende resulta improcedente de conformidad con el diverso 202, fracci�n II, del C�digo F. de la Federaci�n. Contin�a manifestando la Sala responsable que dicha fracci�n en ning�n momento alude al requerimiento de pago de intereses, sin que tampoco se surta la causal contemplada en la fracci�n IV del citado art�culo 11, pues en este caso se trata de intereses derivados por el pago no oportuno de una garant�a, no de intereses generados por un cr�dito fiscal, para que entonces s� el caso a estudio pudiera caer en este supuesto.?.

"Ello es as�, toda vez que de la lectura de la resoluci�n reclamada, se advierte que lo que sostuvo la Sala responsable, fue que: ?... En primer t�rmino es de se�alarse que el art�culo 95, fracci�n V, de la Ley Federal de Instituciones de Fianzas, establece lo siguiente (transcribe). De la transcripci�n anterior y contrariamente a la interpretaci�n que pretende darle la recurrente al numeral en cita, el Magistrado instructor al desechar la demanda se apeg� a derecho, toda vez que en forma por dem�s clara se desprende del contenido del precepto en comento, que el se�alamiento del legislador respecto de que en el caso de la inconformidad de las instituciones afianzadoras con el requerimiento de pago que le formulen las autoridades beneficiarias (la Federaci�n, el Distrito Federal, los Estados o los Municipios), �stas podr�n interponer ante el tribunal el juicio de nulidad correspondiente, se refiere en forma exclusiva a la exigibilidad de las p�lizas de fianzas o garant�as que a favor de dichas autoridades se hayan otorgado, puesto que en el primer p�rrafo categ�ricamente se establece: �Las fianzas que las instituciones otorguen a favor de la Federaci�n, del Distrito Federal, de los Estados y de los Municipios, se har�n efectivas ...�. Es decir, en ning�n momento se puede considerar, contrariamente a la pretensi�n de la reclamante, que la hip�tesis normativa establecida por el legislador se puede y debe hacer extensiva, trat�ndose de requerimientos de pago formulados por la Tesorer�a de la Federaci�n por concepto de pago de intereses, derivados o motivados porque las instituciones garantes cubrieron o pagaron en forma extempor�nea la garant�a o fianza cuya exigibilidad fue procedente conforme a la ley. M�xime que como lo manifiesta la reclamante, si bien en cierto el numeral de que se trata no niega la posibilidad de que este tribunal conozca de la impugnaci�n de los requerimientos de pago formulados por concepto de intereses, en virtud de haberse cubierto extempor�neamente las p�lizas de fianza respectivas, tambi�n lo es que tampoco lo establece expresamente, asimismo, la propia recurrente reconoce que ni siquiera en el diverso art�culo 95 bis de la Ley Federal de Instituciones de Fianzas se dice algo en ese sentido, reconocimiento que hace prueba plena en su contra de acuerdo a lo dispuesto por el art�culo 234 del C�digo F. de la Federaci�n. Por otro lado, como acertadamente lo se�al� el Magistrado instructor en el auto recurrido, este tribunal carece de competencia para conocer de la impugnaci�n del requerimiento de pago de intereses, que pretende combatir, toda vez que en �l no se le requiere el pago de una garant�a a favor de la Federaci�n, el Distrito Federal, los Estados y los Municipios, o de sus organismos descentralizados, cuya exigibilidad procede conforme a la ley; supuesto normativo que establece la fracci�n IX del art�culo 11 de la ley org�nica de este �rgano jurisdiccional, que contempla su competencia por materia para conocer de tales requerimientos ...?.

"Es igualmente ineficaz lo aducido por la quejosa, respecto a que es incorrecta la determinaci�n de la Sala responsable al considerar que no es competente para conocer de la demanda de nulidad, cuyo desechamiento motiv� el recurso de reclamaci�n objeto de la resoluci�n reclamada, bas�ndose para ello en que al demandarse la nulidad del requerimiento de pago de intereses por pago extempor�neo, no se encuentra en ninguna de las hip�tesis previstas por el art�culo 11 de la Ley Org�nica del Tribunal F. de la Federaci�n, aduciendo la quejosa que tal consideraci�n es inexacta, en virtud de que si bien es cierto el requerimiento de pago es respecto del pago de intereses, lo mismo deriva del pago extempor�neo de una p�liza de fianza otorgada a favor de la Tesorer�a de la Federaci�n, cuyo procedimiento de cobro es normado por el art�culo 95 de la Ley Federal de Instituciones de Fianzas y del C�digo F. de la Federaci�n, por lo que, aduce, la Sala responsable s� resulta competente para conocer del juicio de nulidad en el que se reclama la nulidad del requerimiento de pago impugnado.

"Al respecto, el art�culo 95, fracci�n V, de la Ley Federal de Instituciones de Fianzas y 11, fracci�n IX, de la Ley Org�nica del Tribunal F. de la Federaci�n, en lo conducente establecen:

"?Art�culo 95. Las fianzas que las instituciones otorguen a favor de la Federaci�n, del Distrito Federal, de los Estados y de los Municipios, se har�n efectivas a elecci�n del beneficiario, siguiendo los procedimientos establecidos en los art�culos 93 y 93 bis de esta ley, o bien, de acuerdo con las disposiciones que a continuaci�n se se�alan y de conformidad con las bases que fije el reglamento de este art�culo, excepto las que se otorguen a favor de la Federaci�n para garantizar obligaciones fiscales a cargo de terceros, caso en que se estar� a lo dispuesto por el C�digo F. de la Federaci�n: ... V. En caso de inconformidad contra el requerimiento de pago, la instituci�n de fianzas dentro del plazo de 30 d�as naturales, se�alado en la fracci�n III de este art�culo, demandar� la improcedencia del cobro ante la Sala Regional del Tribunal F. de la Federaci�n de la jurisdicci�n que corresponda a la ubicaci�n de los establecimientos o la del apoderado designado, a que se hace cita en la fracci�n II, primer p�rrafo de este art�culo, donde se hubiere formulado el citado requerimiento, debiendo la autoridad ejecutora suspender el procedimiento de ejecuci�n cuando se compruebe que se ha presentado oportunamente la demanda respectiva, exhibi�ndose al efecto copia sellada de la misma.?

"?Art�culo 11. El Tribunal F. de la Federaci�n conocer� de los juicios que se promuevan contra las resoluciones definitivas que se indican a continuaci�n: ... IV. Las que causen un agravio en materia fiscal distinto al que se refieren las fracciones anteriores ... IX. Las que requieran el pago de garant�as a favor de las Federaci�n, el Distrito Federal, los Estados y los Municipios, as� como sus organismos descentralizados.?

"Ahora bien, en la resoluci�n impugnada se requiri� a la actora de pago de intereses moratorios por la cantidad de ochocientos cincuenta y cinco pesos un centavo, generado por la falta de pago oportuno de la p�liza de fianza n�mero 19-491-012135, expedida a nombre del fiado R.B.L..

"Precisado lo anterior, debe decirse que de los preceptos legales transcritos se desprende que el Tribunal F. de la Federaci�n es competente legalmente para conocer de los juicios que se promuevan en contra, entre otras cosas, de las resoluciones definitivas que causen un agravio en materia fiscal y de las que requieran el pago de garant�as otorgadas a favor de la Federaci�n, el Distrito Federal, los Estados y los Municipios, o de sus organismos descentralizados, ya que como ha quedado precisado, estas �ltimas se refieren en forma exclusiva a la exigibilidad de las p�lizas de fianzas o garant�as que a favor de dichas autoridades se hayan otorgado; por lo que ante esta tesitura, no le asiste la raz�n a la quejosa al aducir que con base en dichas disposiciones, la S.F. del Tribunal F. de la Federaci�n, tiene competencia para conocer de los juicios de nulidad que se promuevan en contra de aquellas resoluciones definitivas que requieran el pago de intereses moratorios por falta de pago oportuno de las garant�as otorgadas en favor de la Federaci�n, ya que dichos intereses no constituyen un accesorio del propio cr�dito, sino una indemnizaci�n al acreedor por la falta de pago oportuno de la fianza, por lo que no causa un agravio en materia fiscal.

"Lo anterior es as�, porque el Tribunal F. de la Federaci�n, es un organismo jurisdiccional contencioso administrativo de competencia limitada a lo expresamente previsto en la ley, por lo que no puede considerarse competente para conocer de asuntos de los que la ley no le confiere en forma expresa esa competencia; virtud por la cual el argumento en cuesti�n debe quedar desestimado.

En las relacionadas condiciones, habiendo resultado ineficaz el concepto de violaci�n hecho valer, lo procedente es negar el amparo y la protecci�n de la Justicia Federal, solicitados.

El Tercer Tribunal Colegiado en Materia Administrativa del Primer Circuito, al fallar el juicio de amparo directo n�mero 2893/98, el d�a veintiocho de febrero del a�o dos mil, expuso las consideraciones que, en la parte que interesa, son del siguiente tenor:

"SEXTO.-De entre los argumentos propuestos, aparece uno que de resultar fundado, har�a innecesario el estudio de los dem�s que se hacen valer.

"Tal argumento consiste en que la autoridad responsable vulnera las garant�as de legalidad y certeza jur�dica que consagran los art�culos 14 y 16 constitucionales, en raz�n de que indebidamente declar� infundado el recurso de reclamaci�n que propuso, confirmando la legalidad del acuerdo recurrido de fecha catorce de diciembre de mil novecientos noventa y ocho, por el que desech� la demanda de nulidad que interpuso en contra del requerimiento de pago de intereses formulado por la Tesorer�a de la Federaci�n; afirma que en t�rminos de la fracci�n IX del art�culo 11 de la Ley Org�nica del Tribunal F. de la Federaci�n, el Tribunal F. de la Federaci�n es competente para conocer de los juicios promovidos contra resoluciones definitivas que requieran del pago de garant�as a favor de la Federaci�n, el Distrito Federal, los Estados y Municipios, as� como sus organismos descentralizados y que entonces, si conoce de la reclamaci�n principal, debe conocer, en consecuencia de lo accesorio, siguiendo el principio jur�dico de que ?la suerte de lo accesorio sigue la suerte de lo principal? (sic).

"A fin de analizar lo anterior, a efecto de determinar su eficacia o ineficacia, se tiene en cuenta lo siguiente:

"Los art�culos 95 y 95 bis, de la Ley Federal de Instituciones de Fianzas establecen:

"?Art�culo 95. Las fianzas que las instituciones otorguen a favor de la Federaci�n, del Distrito Federal, de los Estados y de los Municipios, se har�n efectivas a elecci�n del beneficiario, siguiendo los procedimientos establecidos en los art�culos 93 y 93 bis de esta ley, o bien, de acuerdo con las disposiciones que a continuaci�n se se�alan y de conformidad con las bases que fije el reglamento de este art�culo, excepto las que se otorguen a favor de la Federaci�n para garantizar obligaciones fiscales a cargo de terceros, caso en que se estar� a lo dispuesto por el C�digo F. de la Federaci�n:

"?I. Las instituciones de fianzas estar�n obligadas a enviar seg�n sea el caso, a la Tesorer�a de la Federaci�n, a la Tesorer�a del Departamento del Distrito Federal, o bien a las autoridades estatales o municipales que correspondan, una copia de todas las p�lizas de fianzas que expidan a su favor.

"?II. Al hacerse exigible una fianza a favor de la Federaci�n, la autoridad que la hubiere aceptado, con domicilio en el Distrito Federal o bien en alguna de las entidades federativas, acompa�ando la documentaci�n relativa a la fianza y a la obligaci�n por ella garantizada, deber� comunicarlo a la autoridad ejecutora m�s pr�xima a la ubicaci�n donde se encuentren instaladas las oficinas principales, sucursales, oficinas de servicio o bien a la del domicilio del apoderado designado por la instituci�n fiadora para recibir requerimientos de pago, correspondientes a cada una de las regiones competencia de las Salas Regionales del Tribunal F. de la Federaci�n.

"?La autoridad ejecutora facultada para ello en los t�rminos de las disposiciones que le resulten aplicables, proceder� a requerir de pago, en forma personal, o bien por correo certificado con acuse de recibo, a la instituci�n fiadora, de manera motivada y fundada, acompa�ando los documentos que justifiquen la exigibilidad de la obligaci�n garantizada por la fianza, en los establecimientos o en el domicilio del apoderado designado, en los t�rminos a que se hace cita en el p�rrafo anterior.

"?Trat�ndose del Distrito Federal, de los Estados y de los Municipios, el requerimiento de pago, lo llevar�n a cabo en los t�rminos anteriores, las autoridades ejecutoras correspondientes.

"?En consecuencia, no surtir�n efecto los requerimientos que se haga a los agentes de fianzas, ni los efectuados por autoridades distintas de las ejecutoras facultadas para ello;

"?III. En el mismo requerimiento de pago se apercibir� a la instituci�n fiadora, de que si dentro del plazo de treinta d�as naturales, contado a partir de la fecha en que dicho requerimiento se realice, no hace el pago de las cantidades que se le reclaman, se le rematar�n valores en los t�rminos de este art�culo;

"?IV. Dentro del plazo de treinta d�as naturales se�alado en el requerimiento, la instituci�n de fianzas deber� comprobar, ante la autoridad ejecutora correspondiente, que hizo el pago o que cumpli� con el requisito de la fracci�n V. En caso contrario, al d�a siguiente de vencido dicho plazo, la autoridad ejecutora de que se trate, solicitar� a la Comisi�n Nacional de Seguros y Fianzas se rematen en bolsa, valores propiedad de la instituci�n, bastantes para cubrir el importe de lo reclamado;

"?V. En caso de inconformidad contra el requerimiento de pago, la instituci�n de fianzas dentro del plazo de treinta d�as naturales, se�alado en la fracci�n III de este art�culo, demandar� la improcedencia del cobro ante la Sala Regional del Tribunal F. de la Federaci�n de la jurisdicci�n que corresponda a la ubicaci�n de los establecimientos o la del apoderado designado, a que se hace cita en la fracci�n II, primer p�rrafo de este art�culo, donde se hubiere formulado el citado requerimiento, debiendo la autoridad ejecutora, suspender el procedimiento de ejecuci�n cuando se compruebe que se ha presentado oportunamente la demanda respectiva, exhibi�ndose al efecto copia sellada de la misma;

"?VI. El procedimiento de ejecuci�n solamente terminar� por una de las siguientes causas:

"?a) Por pago voluntario;

"?b) Por haberse hecho efectivo el cobro en ejecuci�n forzosa;

"?c) Por sentencia firme del Tribunal F. de la Federaci�n, que declare la improcedencia del cobro;

"?d) Porque la autoridad que hubiere hecho el requerimiento se desistiere del cobro.

"?Los oficios de desistimiento de cobro, necesariamente deber�n suscribirlos los funcionarios facultados o autorizados para ello.?

"?Art�culo 95 bis. Si la instituci�n de fianzas no cumple con las obligaciones asumidas en la p�liza al hacerse exigibles, estar� obligada, aun cuando la reclamaci�n sea extrajudicial, a cubrir su obligaci�n de acuerdo a lo siguiente:

"?I. Las obligaciones en moneda nacional se denominar�n en unidades de inversi�n, a partir de la fecha de su exigibilidad, de acuerdo con las disposiciones aplicables y su pago se har� en moneda nacional al valor que dichas unidades de inversi�n tengan a la fecha en que se efect�e el mismo.

"?Las instituciones de fianzas deber�n pagar un inter�s sobre la obligaci�n denominada en unidades de inversi�n, el cual se calcular� aplicando al monto de la propia obligaci�n, el porcentaje que resulte de multiplicar por 1.25 el costo anual de captaci�n a plazo de los pasivos denominados en unidades de inversi�n, de las instituciones de banca m�ltiple del pa�s, publicado en el Diario Oficial de la Federaci�n, para el mes inmediato anterior a aquel en que se realice el c�lculo, dividido entre doce. Los intereses se generar�n mes a mes, desde aquel en que se incumpla la obligaci�n y hasta el mes en que se realice el pago, aun cuando s�lo haya transcurrido una fracci�n de los mismos; y

"?II. Cuando la obligaci�n principal se denomine en moneda extranjera, adem�s del pago de esa obligaci�n, las instituciones de fianzas estar�n obligadas a pagar un inter�s que se calcular� aplicando al monto de la propia obligaci�n, el porcentaje que resulte de multiplicar por 1.25 la tasa m�s alta de rendimiento del instrumento que emita el Gobierno Federal denominado en d�lares de los Estados Unidos de Am�rica, que se haya emitido en el mes de que se trate, a falta de �ste, se utilizar� la correspondiente al �ltimo mes que haya estado vigente. Los intereses se generar�n mes a mes, desde aquel en que se incumpla la obligaci�n y hasta el mes en que se realice el pago, aun cuando s�lo haya transcurrido una fracci�n de los mismos.

"?Son irrenunciables los derechos del acreedor establecidos en este art�culo, que tienen el car�cter de m�nimos y el pacto que pretenda extinguirlos o reducirlos no producir� efecto alguno. Estos derechos surgir�n por el solo transcurso del plazo establecido por la ley para la exigibilidad de la obligaci�n principal.

"?En caso de juicio en el que se condene al pago de la obligaci�n principal, el J. o �rbitro, de oficio, deber� formular en su sentencia o laudo, la condena accesoria al pago de las indemnizaciones m�nimas a que se refiere este art�culo.

"?Si la instituci�n de fianzas no efect�a dicho pago, dentro de los quince d�as h�biles siguientes a que venza el plazo citado en el p�rrafo anterior, cubrir�, adem�s, una multa equivalente a la suma que deba pagar al beneficiario. En caso contrario se estar� a lo se�alado en la fracci�n XI del art�culo 105 de esta ley.

"?Cuando sea procedente, las instituciones de fianzas promover�n ante los fiados y dem�s obligados, elreembolso de los intereses que hubiesen cubierto conforme al presente art�culo.?

"Asimismo, se tiene presente lo que dispone el art�culo 11 de la Ley Org�nica del Tribunal F. de la Federaci�n:

"?Art�culo 11. El Tribunal F. de la Federaci�n conocer� de los juicios que se promuevan contra las resoluciones definitivas que se indican a continuaci�n:

"?I. Las dictadas por autoridades fiscales federales y organismos fiscales aut�nomos, en que se determine la existencia de una obligaci�n fiscal, se fije en cantidad l�quida o se den las bases para su liquidaci�n.

"?II. Las que nieguen la devoluci�n de un ingreso, de los regulados por el C�digo F. de la Federaci�n, indebidamente percibido por el Estado o cuya devoluci�n proceda de conformidad con las leyes fiscales.

"?III. Las que impongan multas por infracci�n a las normas administrativas federales.

"?IV. Las que causen un agravio en materia fiscal distinto al que se refieren las fracciones anteriores.

"?V. Las que nieguen o reduzcan las pensiones y dem�s prestaciones sociales que concedan las leyes a favor de los miembros del Ej�rcito, de la Fuerza A�rea y de la Armada Nacional o de sus familiares o derechohabientes con cargo a la Direcci�n de Pensiones Militares o al erario federal, as� como las que establezcan obligaciones a cargo de las mismas personas, de acuerdo con las leyes que otorgan dichas prestaciones.

"?Cuando el interesado afirme, para fundar su demanda que le corresponde un mayor n�mero de a�os de servicio que los reconocidos por la autoridad respectiva, que debi� ser retirado con grado superior al que consigne la resoluci�n impugnada o que su situaci�n militar sea diversa de la que le fue reconocida por la Secretar�a de la Defensa Nacional o de Marina, seg�n el caso; o cuando se versen cuestiones de jerarqu�a, antig�edad en el grado o tiempo de servicios militares, las sentencias del Tribunal F. s�lo tendr�n efectos en cuanto a la determinaci�n de la cuant�a de la prestaci�n pecuniaria que a los propios militares corresponda, o a las bases para su depuraci�n.

"?VI. Las que se dicten en materia de pensiones civiles, sea con cargo al erario federal o al Instituto de Seguridad y Servicios Sociales de los Trabajadores del Estado.

"?VII. Las que se dicten sobre interpretaci�n y cumplimiento de contratos de obras p�blicas celebrados por las dependencias de la administraci�n p�blica federal centralizada.

"?VIII. Las que constituyan cr�ditos por responsabilidades contra servidores p�blicos de la Federaci�n, del Distrito Federal o de los organismos descentralizados federales o del propio Distrito Federal, as� como en contra de los particulares involucrados en dichas responsabilidades.

"?IX. Las que requieran el pago de garant�as a favor de la Federaci�n, el Distrito Federal, los Estados y los Municipios, as� como sus organismos descentralizados.

"?X. Las que se dicten negando a los particulares la indemnizaci�n a que se contrae el art�culo 77 bis de la Ley Federal de Responsabilidades de los Servidores P�blicos. El particular podr� optar por esta v�a o acudir ante la instancia judicial competente.

"?XI. Las que traten las materias se�aladas en el art�culo 94 de la Ley de Comercio Exterior.

"?XII. Las que impongan sanciones administrativas a los servidores p�blicos en los t�rminos de la Ley Federal de Responsabilidades de los Servidores P�blicos.

"?XIII. Las que resuelvan los recursos administrativos en contra de las resoluciones que se indican en las dem�s fracciones de este art�culo, inclusive aquellos a que se refiere el art�culo 83 de la Ley Federal de Procedimiento Administrativo.

"?XIV. Las se�aladas en las dem�s leyes como competencia del tribunal.

"?Para los efectos del primer p�rrafo de este art�culo, las resoluciones se considerar�n definitivas cuando no admitan recurso administrativo o cuando la interposici�n de �ste sea optativa.

"?El Tribunal F. de la Federaci�n conocer� de los juicios que promuevan las autoridades para que sean anuladas las resoluciones administrativas favorables a un particular, siempre que dichas resoluciones sean de las materias se�aladas en las fracciones anteriores como de su competencia.?

"Los anteriores elementos de juicio permiten establecer lo fundado del concepto de violaci�n en estudio.

"Ello es as�, porque de la lectura arm�nica de las disposiciones transcritas con antelaci�n, se llega a la convicci�n de que el Tribunal F. de la Federaci�n, es autoridad competente para conocer del juicio de nulidad relativo al requerimiento de pago de intereses moratorios, cuando la instituci�n fiadora deja de cumplir oportunamente con la suerte principal, por disposici�n expresa de la fracci�n IX del art�culo 11 de la Ley Org�nica del Tribunal F. de la Federaci�n, que dispone que el Tribunal F. de la Federaci�n conocer� de los juicios que se promuevan contra las resoluciones definitivas que requieran el pago de garant�as a favor de la Federaci�n, el Distrito Federal, los Estados y los Municipios, as� como sus organismos descentralizados.

"Lo anterior tiene raz�n de ser, si se considera que los art�culos 11, fracci�n IX, de la Ley Org�nica del Tribunal F. de la Federaci�n y 95 de la Ley Federal de Instituciones de Fianzas determinan la competencia del Tribunal F. de la Federaci�n para conocer de los juicios que se promuevan contra las resoluciones definitivas que requieran por el pago de garant�as otorgadas a favor de la Federaci�n, el Distrito Federal, los Estados y los Municipios, as� como sus organismos descentralizados; ahora bien, atendiendo a lo dispuesto en los preceptos referidos, as� como a que, el cobro de intereses derivado del incumplimiento del pago oportuno de dichas fianzas que prev� el numeral 95 bis de la Ley Federal de Instituciones de Fianzas, resulta ser una cuesti�n accesoria a aquella obligaci�n, siendo inconcuso que el Tribunal F. de la Federaci�n es legalmente competente, tambi�n, para conocer de la nulidad del requerimiento por el pago de intereses moratorios, atendiendo al principio general de derecho, seg�n el cual lo accesorio sigue la suerte de lo principal, como lo afirma la quejosa.

"De sostener el criterio contrario, implicar�a dejar a las instituciones fiadoras en estado de indefensi�n ante la formulaci�n de requerimientos de pago por intereses.

"Tienen aplicaci�n a lo anterior, los criterios que informan las tesis aisladas n�meros VI.A.10 A y III.2o.A.60 A, publicadas en el Semanario Judicial de la Federaci�n y su Gaceta, Tomo X, correspondiente al mes de septiembre de mil novecientos noventa y nueve, p�ginas 802 y 803, que dicen:

"?FIANZA. COMPETE AL TRIBUNAL FISCAL DE LA FEDERACI�N CONOCER DEL JUICIO DE NULIDAD CUANDO SE RECLAMA LA SUERTE PRINCIPAL; �STA Y ACCESORIOS; ACCESORIOS O CONSECUENCIAS.-El art�culo 95 bis de la Ley Federal de Instituciones de Fianzas, precisa como consecuencia el pago de intereses, ante el incumplimiento de la fiadora en la entrega oportuna de la cantidad correspondiente a la suerte principal garantizada en el contrato; por lo tanto, si en los t�rminos de la fracci�n IX del art�culo 11 de la Ley Org�nica del Tribunal F. de la Federaci�n, este �rgano administrativo es competente para conocer de los juicios promovidos contra resoluciones definitivas que requieran del pago de garant�as a favor de la Federaci�n, el Distrito Federal, los Estados y Municipios, as� como sus organismos descentralizados, es claro que se surte la competencia para el caso de que una empresa fiadora demande la nulidad del requerimiento de pago en cualquiera de los siguientes supuestos legales: a) la suerte principal; b) suerte principal y accesorios; y, c) accesorios o consecuencias.?

"?FIANZAS. REQUERIMIENTO DE PAGO DE INTERESES MORATORIOS. EL TRIBUNAL FISCAL DE LA FEDERACI�N ES COMPETENTE PARA CONOCER DE SU NULIDAD.-Los art�culos 11, fracci�n IX, de la Ley Org�nica del Tribunal F. de la Federaci�n y 95 de la Ley Federal de Instituciones de Fianzas determinan la competencia del Tribunal F. de la Federaci�n para conocer de los juicios que se promuevan contra las resoluciones definitivas que requieran por el pago de garant�as otorgadas a favor de la Federaci�n, el Distrito Federal, los Estados y los Municipios, as� como sus organismos descentralizados. Atendiendo a lo dispuesto en los preceptos referidos, as� como a que, el cobro de intereses derivado del incumplimiento del pago oportuno de dichas fianzas que prev� el numeral 95 bis de la Ley Federal de Instituciones de Fianzas, resulta ser una cuesti�n accesoria a aquella obligaci�n, es inconcuso que el Tribunal F. de la Federaci�n es legalmente competente, tambi�n, para conocer de la nulidad del requerimiento por el pago de intereses moratorios, atendiendo al principio general de derecho, seg�n el cual lo accesorio sigue la suerte de lo principal.?

"En las relatadas condiciones, ante la eficacia del argumento propuesto, procede conceder la protecci�n federal solicitada.

"Atenta la conclusi�n alcanzada, resulta innecesario ocuparse de los dem�s conceptos de violaci�n, conforme a lo dispuesto en la tesis de jurisprudencia n�mero 693, publicada en las p�ginas 466 y 467, Tomo VI, Materia Com�n del �ltimo Ap�ndice al Semanario Judicial de la Federaci�n, que dice:

"?CONCEPTOS DE VIOLACI�N, ESTUDIO INNECESARIO DE LOS.-Habiendo resultado fundado y suficiente para otorgar el amparo solicitado, uno de los conceptos de violaci�n, resulta innecesario el estudio de los restantes motivos de inconformidad vertidos en la demanda de garant�as.?."

CUARTO

Tomando en cuenta el criterio que se sostiene en cada una de las resoluciones transcritas, debe declararse que s� existe la contradicci�n de tesis que se denuncia, en virtud de que frente al mismo supuesto los Tribunales Colegiados contendientes resolvieron en sentido diverso.

En efecto, el Quinto Tribunal Colegiado en Materia Administrativa del Primer Circuito consider� que las Salas del Tribunal F. de la Federaci�n carecen de competencia para conocer de los juicios que se promuevan contra los requerimientos de pago de intereses moratorios por pago extempor�neo de las garant�as que se otorgan a favor de la Federaci�n, en virtud de que:

?El art�culo 11, fracciones IV y IX, de la Ley Org�nica del Tribunal F. de la Federaci�n, en relaci�n con el art�culo 95, fracci�n V, de la Ley Federal de Instituciones de Fianzas, no establecen en forma expresa esa competencia, la cual est� limitada a lo previsto exclusivamente en la ley; por lo que dicho �rgano jurisdiccional �nicamente puede conocer de asuntos en los que la ley le confiere esa atribuci�n.

?Adem�s, los intereses moratorios, por falta de pago oportuno de las garant�as otorgadas a favor de la Federaci�n, no constituyen un accesorio del propio cr�dito, sino una indemnizaci�n al acreedor por falta de pago oportuno de la fianza, por lo que no causa un agravio en materia fiscal.

Por su parte, el Tercer Tribunal Colegiado en Materia Administrativa del Primer Circuito, se�al� que las Salas del Tribunal F. de la Federaci�n s� son competentes para conocer de los requerimientos de pago de intereses por falta de pago oportuno de las p�lizas de fianzas que se otorgan a favor de la Federaci�n, en atenci�n a que:

?En los t�rminos de los art�culos 11, fracci�n IX, de la Ley Org�nica del Tribunal F. de la Federaci�n y 95 de la Ley Federal de Instituciones de Fianzas, el Tribunal F. de la Federaci�n es competente para conocer de los juicios que se promuevan contra resoluciones definitivas que requirieran el pago de garant�as expedidas a favor de la Federaci�n.

?En esta tesitura, si de conformidad con el art�culo 95 bis de la Ley Federal de Instituciones de Fianzas, los intereses derivados del incumplimiento del pago oportuno de dichas fianzas, son una cuesti�n accesoria a la obligaci�n mencionada anteriormente, es dable concluir, que de conformidad con el principio de derecho "lo accesorio sigue la suerte de lo principal", el Tribunal F. de la Federaci�n es legalmente competente para conocer de la nulidad de requerimiento de pago de intereses moratorios.

De lo precedente se advierte que los Tribunales Colegiados contendientes sostuvieron criterios divergentes �nicamente sobre si son o no competentes las Salas del Tribunal F. de la Federaci�n para conocer de los juicios de nulidad que se promuevan en contra de las resoluciones por las cuales se requiera a las afianzadoras el pago de intereses por falta de pago oportuno de las p�lizas de fianzas otorgadas a favor de la Federaci�n, con fundamento en el art�culo 11, fracci�n IX, de la Ley Org�nica del Tribunal F. de la Federaci�n.

En cuanto a la accesoriedad o no de los intereses moratorios, es menester destacar que no existe punto de contradicci�n, en atenci�n a que cada uno de los �rganos jurisdiccionales para llegar a la conclusi�n que sustentan respecto de ese tema, consideraron diversos elementos.

Efectivamente, el Quinto Tribunal Colegiado en Materia Administrativa del Primer Circuito en su resoluci�n establece que: "... dichos intereses no constituyen un accesorio del propio cr�dito, sino una indemnizaci�n al acreedor por falta de pago oportuno de la fianza ..."; como puede observarse este Tribunal Colegiado se�ala que los intereses de m�rito no son accesorios del cr�dito fiscal garantizado, toda vez que hace alusi�n espec�ficamente a la palabra "cr�dito" y que constituyen una indemnizaci�n al beneficiario por la obligaci�n incumplida. Por su parte el Tercer Tribunal Colegiado en Materia Administrativa del Primer Circuito determina que: "... el cobro de intereses derivados del incumplimiento del pago oportuno de dichas fianzas que prev� el numeral 95 bis de la Ley Federal de Instituciones de Fianzas, resulta ser una cuesti�n accesoria de aquella obligaci�n ..."; as�, este tribunal sostiene que los intereses de referencia son accesorios de la obligaci�n del pago de la fianza.

En esta tesitura, los �rganos jurisdiccionales apoyan su decisi�n tomando en consideraci�n par�metros diversos, en virtud de que el primero de ellos, determina que los intereses por mora no tienen el car�cter de accesorios del cr�dito fiscal, objeto de la garant�a; y, el segundo de los nombrados no menciona nada sobre el cr�dito fiscal garantizado, sino considera que aqu�llos son accesorios de la obligaci�n o deber de realizar el pago de la fianza, razonamientos jur�dicos diferentes.

En las relatadas circunstancias, sobre el punto de la naturaleza accesoria de los intereses moratorios que devienen del incumplimiento de la instituci�n de fianzas de cumplir con el pago de la garant�a cuando le es requerida, cada uno de los tribunales contendientes apoyan su decisi�n tomando en cuenta diversos conceptos que tienen, a su vez, sustento jur�dico diferente y, por ende, no existe punto de contradicci�n por resolver.

De acuerdo a lo anteriormente expuesto, la materia de la contradicci�n de tesis que nos ocupa consistir� en determinar si las Salas del Tribunal F. de la Federaci�n son o no competentes para conocer de los juicios de nulidad que se promuevan en contra de las resoluciones por las cuales se requiera a las afianzadoras el pago de intereses por falta de pago oportuno de las p�lizas de fianza otorgadas a favor de la Federaci�n, con fundamento en la fracci�n IX del art�culo 11 de la Ley Org�nica del Tribunal F. de la Federaci�n.

QUINTO

Esta Segunda Sala de la Suprema Corte de Justicia de la Naci�n considera que debe prevalecer el criterio que con car�cter de jurisprudencia aqu� se define, de acuerdo con las siguientes consideraciones.

Del art�culo 1o. de la Ley Org�nica del Tribunal F. de la Federaci�n, se infiere la competencia limitada del Tribunal F. de la Federaci�n, al se�alar que tendr� "las atribuciones que esta ley establece"; pero tambi�n, en el art�culo 11, fracci�n XIV, de la mencionada ley org�nica, se ampl�a su competencia a las resoluciones "se�aladas en las dem�s leyes como competencia del tribunal", por lo que en esos t�rminos, para que se surta la competencia a favor del tribunal mencionado, es indispensable que dicha atribuci�n se le confiera en una ley.

As�, los asuntos que son competencia del Tribunal F. de la Federaci�n se encuentran enumerados en el art�culo 11 de la Ley Org�nica del Tribunal F. de la Federaci�n, precepto que es del tenor siguiente:

"Art�culo 11. El Tribunal F. de la Federaci�n conocer� de los juicios que se promuevan contra las resoluciones definitivas que se indican a continuaci�n:

"I. Las dictadas por autoridades fiscales federales y organismos fiscales aut�nomos, en que se determine la existencia de una obligaci�n fiscal, se fije en cantidad l�quida o se den las bases para su liquidaci�n.

"II. Las que nieguen la devoluci�n de un ingreso, de los regulados por el C�digo F. de la Federaci�n, indebidamente percibido por el Estado o cuya devoluci�n proceda de conformidad con las leyes fiscales.

"III. Las que impongan multas por infracci�n a las normas administrativas federales.

"IV. Las que causen un agravio en materia fiscal distinto al que se refieren las fracciones anteriores.

"V. Las que nieguen o reduzcan las pensiones y dem�s prestaciones sociales que concedan las leyes a favor de los miembros del Ej�rcito, de la Fuerza A�rea y de la Armada Nacional o de sus familiares o derechohabientes con cargo a la Direcci�n de Pensiones Militares o al erario federal, as� como las que establezcan obligaciones a cargo de las mismas personas, de acuerdo con las leyes que otorgan dichas prestaciones.

"Cuando el interesado afirme, para fundar su demanda que le corresponde un mayor n�mero de a�os de servicio que los reconocidos por la autoridad respectiva, que debi� ser retirado con grado superior al que consigne la resoluci�n impugnada o que su situaci�n militar sea diversa de la que le fue reconocida por la Secretar�a de la Defensa Nacional o de Marina, seg�n el caso; o cuando se versen cuestiones de jerarqu�a, antig�edad en el grado o tiempo de servicios militares, las sentencias del Tribunal F. s�lo tendr�n efectos en cuanto a la determinaci�n de la cuant�a de la prestaci�n pecuniaria que a los propios militares corresponda, o a las bases para su depuraci�n.

"VI. Las que se dicten en materia de pensiones civiles, sea con cargo al erario federal o al Instituto de Seguridad y Servicios Sociales de los Trabajadores del Estado.

"VII. Las que se dicten sobre interpretaci�n y cumplimiento de contratos de obras p�blicas celebrados por las dependencias de la administraci�n p�blica federal centralizada.

"VIII. Las que constituyan cr�ditos por responsabilidades contra servidores p�blicos de la Federaci�n, del Distrito Federal o de los organismos descentralizados federales o del propio Distrito Federal, as� como en contra de los particulares involucrados en dichas responsabilidades.

"IX. Las que requieran el pago de garant�as a favor de la Federaci�n, el Distrito Federal, los Estados y los Municipios, as� como sus organismos descentralizados.

"X. Las que se dicten negando a los particulares la indemnizaci�n a que se contrae el art�culo 77 bis de la Ley Federal de Responsabilidades de los Servidores P�blicos. El particular podr� optar por esta v�a o acudir ante la instancia judicial competente.

"XI. Las que traten las materias se�aladas en el art�culo 94 de la Ley de Comercio Exterior.

"XII. Las que impongan sanciones administrativas a los servidores p�blicos en los t�rminos de la Ley Federal de Responsabilidades de los Servidores P�blicos.

"XIII. Las que resuelvan los recursos administrativos en contra de las resoluciones que se indican en las dem�s fracciones de este art�culo, inclusive aquellos a que se refiere el art�culo 83 de la Ley Federal de Procedimiento Administrativo.

"XIV. Las se�aladas en las dem�s leyes como competencia deltribunal.

"Para los efectos del primer p�rrafo de este art�culo, las resoluciones se considerar�n definitivas cuando no admitan recurso administrativo o cuando la interposici�n de �ste sea optativa.

El Tribunal F. de la Federaci�n conocer� de los juicios que promuevan las autoridades para que sean anuladas las resoluciones administrativas favorables a un particular, siempre que dichas resoluciones sean de las materias se�aladas en las fracciones anteriores como de su competencia.

El precepto que antecede establece, con claridad, que el Tribunal F. de la Federaci�n conocer� de los juicios promovidos contra resoluciones definitivas (requisito indispensable para el conocimiento de un asunto), entendi�ndose por tales, las que no admitan recurso administrativo o las que, admiti�ndolo, sea optativa su interposici�n. As�, trat�ndose de resoluciones definitivas, el Tribunal F. de la Federaci�n conocer� de aquellas que versen sobre alguno de los trece supuestos jur�dicos que establece en las primeras trece fracciones el art�culo 11 en comento, o bien de alguna otra resoluci�n definitiva cuyo conocimiento se establezca expresamente en otras leyes a su favor.

En el caso a estudio, especial importancia reviste la fracci�n IX del art�culo 11 de la ley org�nica citada, que establece la competencia del Tribunal F. de la Federaci�n para conocer y resolver asuntos que versen sobre la impugnaci�n de resoluciones definitivas que requieran el pago de una fianza que garantice el cumplimiento de obligaciones fiscales a cargo de terceros, expedidas a favor de la Federaci�n.

El supuesto de competencia de referencia, se relaciona con los art�culos 141 y 143 del C�digo F. de la Federaci�n, as� como 95 de la Ley Federal de Instituciones de Fianzas, que en el mismo orden disponen:

C�digo F. de la Federaci�n

"Art�culo 141. Los contribuyentes podr�n garantizar el inter�s fiscal en algunas de las formas siguientes:

"I. Dep�sito de dinero en las instituciones de cr�dito autorizadas para tal efecto.

"II. Prenda o hipoteca.

"III. Fianza otorgada por instituci�n autorizada, la que no gozar� de los beneficios de orden y excusi�n.

"IV. Obligaci�n solidaria asumida por tercero que compruebe su idoneidad y solvencia.

"V.E. en la v�a administrativa.

"VI. T�tulos valor o cartera de cr�ditos del propio contribuyente, en caso de que se demuestre la imposibilidad de garantizar la totalidad del cr�dito mediante cualquiera de las fracciones anteriores, los cuales se aceptar�n al valor que discrecionalmente fije la Secretar�a de Hacienda y Cr�dito P�blico.

"La garant�a deber� comprender, adem�s de las contribuciones adeudadas actualizadas, los accesorios causados, as� como de los que se causen en los doce meses siguientes a su otorgamiento. Al terminar este periodo y en tanto no se cubra el cr�dito, deber� actualizarse su importe cada a�o y ampliarse la garant�a para que cubra el cr�dito actualizado y el importe de los recargos, incluso los correspondientes a los doce meses siguientes.

"El reglamento de este c�digo establecer� los requisitos que deber�n reunir las garant�as. La Secretar�a de Hacienda y Cr�dito P�blico vigilar� que sean suficientes tanto en el momento de su aceptaci�n como con posterioridad y, si no lo fueren, exigir� su ampliaci�n o proceder� al secuestro de otros bienes.

"En ning�n caso las autoridades fiscales podr�n dispensar el otorgamiento de la garant�a."

"Art�culo 143. Las garant�as constituidas para asegurar el inter�s fiscal a que se refieren las fracciones II, IV y V del art�culo 141 de este c�digo, se har�n efectivas a trav�s del procedimiento administrativo de ejecuci�n.

"Si la garant�a consiste en dep�sito de dinero en instituci�n nacional de cr�dito autorizada, una vez que el cr�dito fiscal quede firme se ordenar� su aplicaci�n por la Secretar�a de Hacienda y Cr�dito P�blico.

"Trat�ndose de fianza a favor de la Federaci�n, otorgada para garantizar obligaciones fiscales a cargo de terceros, al hacerse exigible, se aplicar� el procedimiento administrativo de ejecuci�n con las siguientes modalidades:

"a) La autoridad ejecutora requerir� de pago a la afianzadora, acompa�ando copia de los documentos que justifiquen el cr�dito garantizado y su exigibilidad. Para ello la afianzadora designar�, en cada una de las regiones competencia de las Salas Regionales del Tribunal F. de la Federaci�n, un apoderado para recibir requerimientos de pago y el domicilio para dicho efecto, debiendo informar de los cambios que se produzcan dentro de los quince d�as siguientes al en que ocurran. La citada informaci�n se proporcionar� a la Secretar�a de Hacienda y Cr�dito P�blico, misma que se publicar� en el Diario Oficial de la Federaci�n para conocimiento de las autoridades ejecutoras. Se notificar� el requerimiento por estrados en las regiones donde no se haga alguno de los se�alamientos mencionados.

b) Si no se paga dentro del mes siguiente a la fecha en que surta efectos la notificaci�n del requerimiento, la propia ejecutora ordenar� a la autoridad competente de la Secretar�a de Hacienda y Cr�dito P�blico que remate, en bolsa, valores propiedad de la afianzadora bastantes para cubrir el importe de lo requerido y hasta el l�mite de lo garantizado, y le env�e de inmediato su producto.

Ley Federal de Instituciones de Fianzas

"Art�culo 95. Las fianzas que las instituciones otorguen a favor de la Federaci�n, del Distrito Federal, de los Estados y de los Municipios, se har�n efectivas a elecci�n del beneficiario, siguiendo los procedimientos establecidos en los art�culos 93 y 93 bis de esta ley, o bien, de acuerdo con las disposiciones que a continuaci�n se se�alan y de conformidad con las bases que fije el reglamento de este art�culo, excepto las que se otorguen a favor de la Federaci�n para garantizar obligaciones fiscales a cargo de terceros, caso en que se estar� a lo dispuesto por el C�digo F. de la Federaci�n:

"I. Las instituciones de fianzas estar�n obligadas a enviar seg�n sea el caso, a la Tesorer�a de la Federaci�n, a la Tesorer�a del Departamento del Distrito Federal, o bien a las autoridades estatales o municipales que correspondan, una copia de todas las p�lizas de fianzas que expidan a su favor.

"II. Al hacerse exigible una fianza a favor de la Federaci�n, la autoridad que la hubiere aceptado, con domicilio en el Distrito Federal o bien en alguna de las entidades federativas, acompa�ando la documentaci�n relativa a la fianza y a la obligaci�n por ella garantizada deber� comunicarlo a la autoridad ejecutora m�s pr�xima a la ubicaci�n donde se encuentren instaladas las oficinas principales, sucursales, oficinas de servicio o bien a la del domicilio del apoderado designado por la instituci�n fiadora para recibir requerimientos de pago, correspondientes a cada una de las regiones competencia de las Salas Regionales del Tribunal F. de la Federaci�n.

"La autoridad ejecutora facultada para ello en los t�rminos de las disposiciones que le resulten aplicables, proceder� a requerir de pago, en forma personal, o bien por correo certificado con acuse de recibo, a la instituci�n fiadora, de manera motivada y fundada, acompa�ando los documentos que justifiquen la exigibilidad de la obligaci�n garantizada por la fianza, en los establecimientos o en el domicilio del apoderado designado, en los t�rminos a que se hace cita en el p�rrafo anterior.

"Trat�ndose del Distrito Federal, de los Estados y de los Municipios, el requerimiento de pago, lo llevar�n a cabo en los t�rminos anteriores, las autoridades ejecutoras correspondientes.

"En consecuencia, no surtir�n efecto los requerimientos que se hagan a los agentes de fianzas, ni los efectuados por autoridades distintas de las ejecutoras facultadas para ello;

"III. En el mismo requerimiento de pago se apercibir� a la instituci�n fiadora, de que si dentro del plazo de treinta d�as naturales, contado a partir de la fecha en que dicho requerimiento se realice, no hace el pago de las cantidades que se le reclaman, se le rematar�n valores en los t�rminos de este art�culo;

"IV. Dentro del plazo de treinta d�as naturales se�alado en el requerimiento, la instituci�n de fianzas deber� comprobar, ante la autoridad ejecutora correspondiente, que hizo el pago o que cumpli� con el requisito de la fracci�n V. En caso contrario, al d�a siguiente de vencido dicho plazo, la autoridad ejecutora de que se trate, solicitar� a la Comisi�n Nacional de Seguros y Fianzas se rematen en bolsa, valores propiedad de la instituci�n, bastantes para cubrir el importe de lo reclamado;

"V. En caso de inconformidad contra el requerimiento de pago, la instituci�n de fianzas dentro del plazo de treinta d�as naturales, se�alado en la fracci�n III de este art�culo, demandar� la improcedencia del cobro ante la Sala Regional del Tribunal F. de la Federaci�n de la jurisdicci�n que corresponda a la ubicaci�n de los establecimientos o la del apoderado designado, a que se hace cita en la fracci�n II, primer p�rrafo de este art�culo, donde se hubiere formulado el citado requerimiento, debiendo la autoridad ejecutora, suspender el procedimiento de ejecuci�n cuando se compruebe que se ha presentado oportunamente la demanda respectiva, exhibi�ndose al efecto copia sellada de la misma;

"VI. El procedimiento de ejecuci�n solamente terminar� por una de las siguientes causas:

"a) Por pago voluntario;

"b) Por haberse hecho efectivo el cobro en ejecuci�n forzosa;

"c) Por sentencia firme del Tribunal F. de la Federaci�n, que declare la improcedencia del cobro;

"d) Porque la autoridad que hubiere hecho el requerimiento se desistiere del cobro.

"Los oficios de desistimiento de cobro, necesariamente deber�n suscribirlos los funcionarios facultados o autorizados para ello."

De las disposiciones jur�dicas precedentes se observa que:

?El art�culo 141 del C�digo F. de la Federaci�n establece que la fianza constituye una de las formas de garantizar el inter�s fiscal en aquellos casos en que se ha fincado un cr�dito a cargo de los particulares.

?El art�culo 95 de la Ley Federal de Instituciones de Fianzas, dispone que para hacer efectiva una p�liza de fianza otorgada a favor de la Federaci�n que garantiza obligaciones fiscales a cargo de terceros, se observar� lo previsto en el C�digo F. de la Federaci�n. Asimismo, este precepto jur�dico, prev� que al hacerse exigible una fianza de la naturaleza mencionada, en caso de inconformidad con el requerimiento de pago, la instituci�n de fianzas podr� demandar la improcedencia del cobro ante la Sala Regional del Tribunal F. de la Federaci�n de la jurisdicci�n que corresponda.

?El art�culo 143 del C�digo F. de la Federaci�n prev� el procedimiento administrativo de ejecuci�n que se sigue trat�ndose de la exigibilidad de fianzas a favor de la Federaci�n otorgadas para garantizar obligaciones fiscales a cargo de terceros.

La correlaci�n de las normas jur�dicas que anteceden, se estableci� en mil novecientos ochenta y ocho, por decreto publicado en el Diario Oficial de la Federaci�n el primero de febrero de ese mismo a�o, en la exposici�n de motivos de esta iniciativa presidencial que dio lugar a la reforma; en la parte que interesa se aduce como raz�n de ser de las propuestas en el punto n�mero 3, denominado "S.�n del procedimiento administrativo y del proceso fiscal", lo siguiente:

"El tercer grupo de medidas que se proponen corresponden a modificaciones al procedimiento administrativo y al proceso fiscal en s� mismos considerados, las que se estiman necesarias para avanzar por el camino de la simplificaci�n del sistema, la prontitud en la resoluci�n final de una controversia y hacer posible que �sta examine en forma completa las cuestiones planteadas.

Al respecto se regula en forma breve y pr�ctica el procedimiento para hacer efectivas las fianzas a favor de la Federaci�n, estableciendo que ser� aplicable el procedimiento administrativo de ejecuci�n.

As�, la normatividad aplicable a la exigibilidad de esta clase de fianzas obedeci� al prop�sito de asegurar la efectiva recaudaci�n de ingresos que tiene a su favor el Estado, lo m�s pronto posible, mediante un procedimiento �gil que se aplica en caso de incumplimiento del contribuyente de las obligaciones fiscales federales, a fin de no entorpecer su actividad que necesita de esos recursos para realizar normalmente sus funciones, ya que resultar�a jur�dicamente inadmisible que el fisco aceptara garant�as de obligaciones fiscales, que llevan aparejadas ejecuci�n (cr�dito fiscal), para despu�s someterse a un litigio previo dentro del procedimiento ordinario que establece la Ley Federal de Instituciones de Fianzas, en lugar de lograr su efectividad por la v�a econ�mica coactiva, a la que tiene derecho.

En estos t�rminos, de conformidad con lo dispuesto en los art�culos 95 de la Ley Federal de Instituciones de Fianzas y 143 del C�digo F. de la Federaci�n, el deber u obligaci�n de la afianzadora, trat�ndose de una fianza expedida a favor de la Federaci�n otorgada para garantizar un cr�dito fiscal a cargo de terceros, consiste en que cuando aqu�lla se haga exigible y se requiera el pago, mediante el procedimiento administrativo de ejecuci�n, la instituci�n de fianzas debe cubrir el monto de dicha fianza a la Federaci�n; por lo que es evidente que no se sigue el procedimiento ordinario o general previsto en el primer ordenamiento jur�dico mencionado, sino que atendiendo a la naturaleza de la obligaci�n objeto de la garant�a, dicha efectividad se logra mediante un procedimiento administrativo de ejecuci�n especial, el cual conserva en lo esencial dos actos fundamentales del procedimiento gen�rico, puesto que ambos inician con un requerimiento de pago, al que se acompa�a en uno la liquidaci�n del cr�dito fiscal (gen�rico) y al otro los documentos que justifiquen el cr�dito garantizado y su exigibilidad; y, culminan con el remate, en un caso, de los bienes embargados (gen�rico) y, en el otro supuesto, de valores propiedad de la instituci�n afianzadora.

A este respecto, cabe mencionar que la circunstancia de establecer un procedimiento especial para hacer efectiva una p�liza de fianza que garantiza una obligaci�n fiscal, no se traduce en que el acuerdo de voluntades (contrato), del cual deriva, adquiera la naturaleza de un cr�dito fiscal por su forma prevista para hacerlo exigible, en atenci�n a que el contrato se rige por disposiciones espec�ficas y no se le pretende aplicar en su integridad el C�digo F. de la Federaci�n como si se tratara de una contribuci�n en general, sino solamente cuando es necesario hacer efectiva la p�liza de fianza expedida a favor del fisco federal, lo que de ninguna manera significa que se le est� cobrando a aqu�lla el cr�dito fiscal objeto de la garant�a, sino un nuevo cr�dito, el cual, por disposici�n legal, se hace exigible a trav�s de un procedimiento de ejecuci�n espec�fico, cuya titularidad se ha entregado a la Tesorer�a de la Federaci�n y a sus organismos subalternos y auxiliares, en t�rminos de lo previsto en el art�culo 11, fracci�n VI, as� como en el diverso numeral 91, fracci�n V, del Reglamento Interior de la Secretar�a de Hacienda y Cr�dito P�blico, que en el mismo orden, establecen:

"Art�culo 11. Compete al tesorero de la Federaci�n:

"...

"VI. Ordenar y sustanciar el procedimiento administrativo de ejecuci�n para hacer efectivos los cr�ditos fiscales que le sean radicados, otros cr�ditos a los que por disposici�n legal debe aplicarse dicho procedimiento y las garant�as constituidas para asegurar el inter�s fiscal por los citados cr�ditos, as� como respecto de fianzas a favor de la Federaci�n otorgadas para garantizar obligaciones fiscales a cargo de terceros; ordenar y pagar los gastos de ejecuci�n y los gastos extraordinarios respecto de los citados cr�ditos; as� como establecer las reglas para determinar dichas erogaciones extraordinarias."

"Art�culo 91. Compete a la Direcci�n General de Procedimientos Legales:

"...

V.O. y aplicar el procedimiento administrativo de ejecuci�n para hacer efectivos los cr�ditos fiscales que le sean radicados, otros cr�ditos a los que por disposici�n legal debe aplicarse dicho procedimiento y las garant�as constituidas para asegurar el inter�s fiscal, incluso fianzas a favor de la Federaci�n, otorgadas para garantizar obligaciones fiscales a cargo de terceros.

En este orden de ideas, es comprensible que el Tribunal F. de la Federaci�n, con fundamento en los art�culos 11, fracci�n IX, de su ley org�nica y 95 de la Ley Federal de Instituciones de Fianzas, sea el �rgano jurisdiccional competente para conocer de los juicios promovidos contra resoluciones definitivas que requieran el pago de garant�as a favor de la Federaci�n y otras entidades p�blicas.

Ahora bien, cabe se�alar que aun cuando las consideraciones precedentes, no resuelven el punto de contradicci�n de tesis que nos ocupa, �stas son de gran importancia para ilustrar la decisi�n que esta Segunda Sala de la Suprema Corte de Justicia de la Naci�n sustentar� para resolver:

�Qu� �rgano jurisdiccional es competente para conocer de los requerimientos de pago de los intereses que establece el 95 bis de la Ley Federal de Instituciones de Fianzas, los cuales se generan por la falta de pago oportuno de una fianza expedida a favor de la Federaci�n, para garantizar el cumplimiento de obligaciones fiscales a cargo de terceros, ya que esta norma legal no le atribuye competencia de manera expresa al Tribunal F. de la Federaci�n para conocer de este tipo de controversias?

Para dilucidar esta cuesti�n es necesario tener presente que de conformidad con la garant�a de acceso a la jurisdicci�n que instituye el art�culo 17 de la Constituci�n Federal de los Estados Unidos Mexicanos, ninguna controversia puede quedar sin resolver sobre las cuestiones controvertidas planteadas por el interesado, a fin de preservar la seguridad jur�dica del particular, por lo que para determinar qu� �rgano jurisdiccional es el competente para dirimir los juicios que versen sobre resoluciones definitivas que requieran el pago de intereses a una instituci�n de fianzas cuando no cumpla con las obligaciones asumidas en la p�liza expedida a favor de la Federaci�n para garantizar obligaciones fiscales a cargo de terceros, al hacerse exigibles, es indispensable recurrir al principio jur�dico de mayor afinidad jurisdiccional, consistente en que ser� aqu�l m�s af�n para conocer y resolver las controversias que versen sobre asuntos similares por su naturaleza y caracter�sticas.

El art�culo 95 bis de la Ley Federal de Instituciones de Fianzas establece:

"Art�culo 95 bis. Si la instituci�n de fianzas no cumple con las obligaciones asumidas en la p�liza al hacerse exigibles, estar� obligada, aun cuando la reclamaci�n sea extrajudicial, a cubrir su obligaci�n de acuerdo a lo siguiente:

"I. Las obligaciones en moneda nacional se denominar�n en unidades de inversi�n, a partir de la fecha de su exigibilidad, de acuerdo con las disposiciones aplicables y su pago se har� en moneda nacional al valor que dichas unidades de inversi�n tengan a la fecha en que se efect�e el mismo.

"Las instituciones de fianzas deber�n pagar un inter�s sobre la obligaci�n denominada en unidades de inversi�n, el cual se calcular� aplicando al monto de la propia obligaci�n, el porcentaje que resulte de multiplicar por 1.25 el costo anual de captaci�n a plazo de los pasivos denominados en unidades de inversi�n, de las instituciones de banca m�ltiple del pa�s, publicado en el Diario Oficial de la Federaci�n, para el mes inmediato anterior a aquel en que se realice el c�lculo, dividido entre doce. Los intereses se generar�n mes a mes, desde aquel en que se incumpla la obligaci�n y hasta el mes en que se realice el pago, aun cuando s�lo haya transcurrido una fracci�n delos mismos; y

"II. Cuando la obligaci�n principal se denomine en moneda extranjera, adem�s del pago de esa obligaci�n, las instituciones de fianzas estar�n obligadas a pagar un inter�s que se calcular� aplicando al monto de la propia obligaci�n, el porcentaje que resulte de multiplicar por 1.25 la tasa m�s alta de rendimiento del instrumento que emita el Gobierno Federal denominado en d�lares de los Estados Unidos de Am�rica, que se haya emitido en el mes de que se trate, a falta de �ste, se utilizar� la correspondiente al �ltimo mes que haya estado vigente. Los intereses se generar�n mes a mes, desde aquel en que se incumpla la obligaci�n y hasta el mes en que se realice el pago, aun cuando s�lo haya transcurrido una fracci�n de los mismos.

"Son irrenunciables los derechos del acreedor establecidos en este art�culo, que tienen el car�cter de m�nimos y el pacto que pretenda extinguirlos o reducirlos no producir� efecto alguno. Estos derechos surgir�n por el solo transcurso del plazo establecido por la ley para la exigibilidad de la obligaci�n principal.

"En caso de juicio en el que se condene el pago de la obligaci�n principal, el J. o �rbitro, de oficio, deber� formular en su sentencia o laudo, la condena accesoria al pago de las indemnizaciones m�nimas a que se refiere este art�culo.

"Si la instituci�n de fianzas no efect�a dicho pago, dentro de los quince d�as h�biles siguientes a que venza el plazo citado en el p�rrafo anterior, cubrir�, adem�s, una multa equivalente a la suma que deba pagar al beneficiario. En caso contrario se estar� a lo se�alado en la fracci�n XI del art�culo 105 de esta ley.

"Cuando sea procedente, las instituciones de fianzas promover�n ante los fiados y dem�s obligados, el reembolso de los intereses que hubiesen cubierto conforme al presente art�culo."

Como puede apreciarse, en el precepto que antecede se prev� que cuando una instituci�n de fianzas no cumpla en la forma y t�rminos pactados en la p�liza de fianza al hacerse exigible, tendr� la obligaci�n ineludible de pagar intereses, aun cuando la reclamaci�n sea extrajudicial, derecho a favor del acreedor de car�cter irrenunciable que se genera por el solo transcurso del tiempo establecido por la ley para la exigibilidad de la obligaci�n principal. Intereses a los que les da el car�cter de "condena accesoria". Al propio tiempo, esta norma jur�dica se�ala que al no efectuarse el pago de estos intereses dentro de cierto plazo, la instituci�n de fianzas deber� cubrir adem�s una multa.

As�, el cobro de los intereses mencionados con antelaci�n, se encuentra en relaci�n de dependencia teleol�gica con la obligaci�n principal, consistente en el pago de la fianza cuando sea exigible, ya que sin �sta dichos intereses no tendr�an vida jur�dica; luego, se trata de un concepto que concierne y es accesorio de la obligaci�n principal.

En este tenor, en el caso de fianzas expedidas a favor de la Federaci�n para garantizar obligaciones fiscales a cargo de terceros, le son aplicables las reglas que establece el precepto jur�dico en comento, es decir, los intereses se generan por la falta oportuna del cumplimiento del pago de la fianza, es un derecho de la Federaci�n irrenunciable y son de car�cter accesorio de la obligaci�n principal.

Entonces, es dable inferir que si para la exigibilidad de una fianza de las caracter�sticas mencionadas, se lleva a cabo el procedimiento administrativo de ejecuci�n que establece el C�digo F. de la Federaci�n, tal hecho comunica su situaci�n jur�dica al cobro de intereses por falta oportuna en el cumplimiento de la obligaci�n principal, esto es, que para requerir su pago basta el requerimiento de cobro formulado por las autoridades fiscales, sin que sea necesario someterse a un juicio en el que previamente tenga que vencer a la instituci�n de fianzas, en atenci�n a que al encontrarse en condiciones similares y participar de la naturaleza de la obligaci�n principal, es posible que el fisco federal incluya a �stos en los requerimientos respectivos.

Consecuentemente, la exigibilidad de una fianza expedida a favor de la Federaci�n para garantizar obligaciones fiscales a cargo de terceros, comprende no s�lo este hecho, sino que es posible que las autoridades fiscales competentes, con el mismo fundamento jur�dico, tambi�n requieran el pago de la fianza y accesorios, que en el caso lo son los intereses, o bien, simplemente los accesorios, dada la naturaleza y caracter�sticas de dichos intereses.

En este orden de ideas, con fundamento en el art�culo 17 de la Constituci�n Pol�tica de los Estados Unidos Mexicanos, en la interpretaci�n funcional y sistem�tica de los art�culos 11, fracci�n IX, de la Ley Org�nica del Tribunal F. de la Federaci�n, 95 y 95 bis de la Ley Federal de Instituciones de Fianzas, y en el principio jur�dico de mayor afinidad que ya ha aducido esta Suprema Corte de Justicia de la Naci�n en diversas resoluciones de conflictos competenciales, es dable concluir que lo previsto en el primer numeral citado, relativo al supuesto de competencia del Tribunal F. de la Federaci�n para conocer de las resoluciones definitivas que requieran el pago de garant�as a favor de la Federaci�n, constituye una regla general para que dicho �rgano jurisdiccional conozca todo lo relacionado e inherente al cobro de este cr�dito, tales como las resoluciones definitivas que requieran el pago de la fianza, �nicamente, de �sta y sus accesorios, o exclusivamente estos �ltimos, los cuales en la especie son los intereses previstos en el art�culo 95 bis de la Ley Federal de Instituciones de Fianzas, en virtud de que participan de la esencia de la obligaci�n principal (exigibilidad del pago de la fianza) en cuanto a su naturaleza y caracter�sticas, en consecuencia, v�lidamente, el fisco federal, puede incluirlos en el requerimiento respectivo o hacerlo independientemente, seg�n sea el caso, dado que �stos se generan por disposici�n expresa de la ley, aun trat�ndose de cobros extrajudiciales y son un derecho irrenunciable a favor del acreedor; en tal virtud, el Tribunal F. de la Federaci�n es competente para conocer de las resoluciones definitivas que requieran el pago de intereses ante el incumplimiento de las obligaciones asumidas en la p�liza de fianza al hacerse exigible por parte de la Federaci�n.

SEXTO

En vista de lo anterior, la tesis que debe prevalecer es la sustentada por esta Segunda Sala, que de acuerdo con lo dispuesto por el art�culo 195 de la Ley de Amparo, debe regir con car�cter jurisprudencial, quedando redactada con el siguiente rubro y texto:

FIANZAS. EL TRIBUNAL FISCAL DE LA FEDERACI�N ES COMPETENTE PARA CONOCER DE LA DEMANDA DE NULIDAD QUE SE ENDERECE EN CONTRA DE LA RESOLUCI�N DEFINITIVA QUE REQUIERA EL PAGO DE INTERESES POR INCUMPLIMIENTO DE LAS OBLIGACIONES ASUMIDAS EN LA P�LIZA, CUANDO SE GARANTIZAN OBLIGACIONES FISCALES A CARGO DE TERCEROS.-Con fundamento en el art�culo 17 de la Constituci�n Pol�tica de los Estados Unidos Mexicanos; en la interpretaci�n funcional y sistem�tica de los art�culos 11, fracci�n IX, de la Ley Org�nica del Tribunal F. de la Federaci�n, 95 y 95 bis de la Ley Federal de Instituciones de Fianzas; y en el principio jur�dico de mayor afinidad que ya ha aducido esta Suprema Corte de Justicia de la Naci�n en diversas resoluciones de conflictos competenciales, es dable concluir que lo previsto en el primer numeral citado, relativo al supuesto de competencia del Tribunal F. de la Federaci�n para conocer de las resoluciones definitivas que requieran el pago de garant�as a favor de la Federaci�n, constituye una regla general para que dicho �rgano jurisdiccional conozca todo lo relacionado e inherente al cobro de este cr�dito, tales como las resoluciones definitivas que requieran el pago de la fianza, �nicamente, de �sta y sus accesorios, o exclusivamente estos �ltimos, los cuales en la especie son los intereses previstos en el art�culo 95 bis de la Ley Federal de Instituciones de Fianzas, en virtud de que participan de la esencia de la obligaci�n principal (exigibilidad del pago de la fianza) en cuanto a su naturaleza y caracter�sticas, en consecuencia, v�lidamente, el fisco federal, puede incluirlos en el requerimiento respectivo o hacerlo independientemente, seg�n sea el caso, dado que �stos se generan por disposici�n expresa de la ley, aun trat�ndose de cobros extrajudiciales y son un derecho irrenunciable a favor del acreedor; en tal virtud, el Tribunal F. de la Federaci�n es competente para conocer de las resoluciones definitivas que requieran el pago de intereses ante el incumplimiento de las obligaciones asumidas en la p�liza de fianza al hacerse exigible por parte de la Federaci�n.

Por lo expuesto y fundado en los art�culos 197-A de la Ley de Amparo y 21, fracci�n VIII, de la Ley Org�nica del Poder Judicial de la Federaci�n, se

resuelve:

PRIMERO

S� existe contradicci�n de tesis entre las sustentadas por el Quinto y el Tercer Tribunales Colegiados en Materia Administrativa del Primer Circuito.

SEGUNDO

Se declara que debe prevalecer el criterio sustentado por esta Segunda Sala, bajo la tesis de car�cter jurisprudencial que ha quedado redactada en el �ltimo considerando de esta resoluci�n.

Notif�quese; rem�tase testimonio de esta resoluci�n a los Tribunales Colegiados contendientes y la tesis jurisprudencial que se establece en esta resoluci�n a la Coordinaci�n General de Compilaci�n y S.�n de Tesis, as� como de la parte considerativa correspondiente para su publicaci�n en el Semanario Judicial de la Federaci�n y su Gaceta, y h�gase del conocimiento del Pleno y de la Primera Sala de esta Suprema Corte y de los Tribunales Colegiados de Circuito y Juzgados de Distrito la tesis jurisprudencial que se sustenta en la presente resoluci�n, en acatamiento a lo previsto en el art�culo 195 de la Ley de Amparo; y, en su oportunidad arch�vese este expediente como asunto concluido.

As� lo resolvi� la Segunda Sala de la Suprema Corte de Justicia de la Naci�n, por unanimidad de cuatro votos de los se�ores Ministros Juan D�az R., S.S.A.A., J.V.A.A.�n y presidente y ponente G.I.O.M.. Ausente el M.M.A.G.�itr�n, previo aviso dado a la Presidencia.