Ejecutoria num. 3a./J. 32/94 de Suprema Corte de Justicia, Tercera Sala - Jurisprudencia - VLEX 26831619

Ejecutoria num. 3a./J. 32/94 de Suprema Corte de Justicia, Tercera Sala

Emisor:Tercera Sala
Número de Resolución:3a./J. 32/94
Materia:Suprema Corte de Justicia de México
Fecha de Publicación: 1 de Noviembre de 1994
RESUMEN

INCIDENTE DE INEJECUCION DE SENTENCIA. REQUIERE QUE SE IMPUTE A LA AUTORIDAD UNA ABSTENCION TOTAL A ACATAR LA EJECUTORIA DE AMPARO.

 
ÍNDICE
CONTENIDO

INCIDENTE DE INEJECUCION DE SENTENCIA. REQUIERE QUE SE IMPUTE A LA AUTORIDAD UNA ABSTENCION TOTAL A ACATAR LA EJECUTORIA DE AMPARO.

INCIDENTE DE INEJECUCION DE SENTENCIA 24/94. R.M.F..

CONSIDERANDO:

SEGUNDO

Del an�lisis de las constancias de autos, cabe concluir que el presente incidente de inejecuci�n de sentencia es infundado.

Efectivamente, del contenido de la resoluci�n emitida por el Juez Segundo de Distrito en Materia Civil en el Estado de Jalisco, al resolver el juicio de amparo indirecto n�mero 214/93, se observa que el amparo y protecci�n de la Justicia Federal fue concedido a la parte quejosa para el efecto que se puntualiza a continuaci�n:

Consecuentemente, habiendo violado el Juez responsable, en perjuicio del quejoso las garant�as individuales que consagran los art�culos 14 y 16 constitucionales, lo que procede es concederle el amparo y protecci�n de la Justicia Federal que solicita, para que el Juez de Primera Instancia de Arandas, Jalisco, deje sin efecto y sin valor legal alguno las actuaciones practicadas en el juicio de jurisdicci�n voluntaria n�mero 217/93 del �ndice del juzgado a su cargo, a partir, inclusive del auto de dos de abril del a�o en curso, restituyendo al amparista en el pleno goce de sus garant�as violadas y ci��ndose estrictamente al procedimiento previsto por los art�culos 1040, 1041, en relaci�n con los diversos 75 y 224, todos del C�digo de Procedimientos Civiles del Estado, decida de nuevo lo que en derecho proceda."

Por otro lado, se advierte que a fojas 119 y 120 del expediente de amparo obra el oficio que el Juez de Primera Instancia en Arandas, Jalisco, gir� al Juez de Distrito del conocimiento, as� como copia del prove�do de fecha once de octubre de mil novecientos noventa y tres; documentos mediante los cuales dicho juzgador informa al Juez Federal sobre el cumplimiento dado a la ejecutoria de amparo.

El contenido de los citados documentos es el siguiente:

En cumplimiento a su ejecutoria dictada en el juicio de garant�as 214/93, en favor de R.M.F. le remito copia certificada de lo conducente en donde se informa a esa autoridad rectora de la Constituci�n que su ejecutoria de m�rito est� en v�as de cumplimiento, para lo cual le adjunto copia certificada de lo conducente. Lo que comunico a usted, para su conocimiento y efectos legales correspondientes.

Por recibidos los oficios 11645 y 11644 que remite el C. Juez Segundo de Distrito en Materia Civil en el Estado para que surtan sus efectos legales correspondientes. Como lo solicita el superior y en acatamiento a lo ordenado por su resoluci�n de fecha 17 de junio del a�o en curso el juzgador declara insubsistentes todas y cada una de las actuaciones practicadas por este juzgado a partir del auto de fecha 02 dos de abril del a�o en curso, por tanto se ordena la restituci�n del amparista de sus garant�as violadas y por lo que hace al ocurso de MARIA DE LOS A.R.L. se procede a proveer en la forma y t�rminos siguientes como lo solicita y con fundamento en lo dispuesto en los art�culos 1040, 1041, 1042, 1043, 1044, 1045, 1046 y dem�s relativos de la ley procesal civil en el Estado se admite en cuanto ha lugar y en derecho y en la v�a de jurisdicci�n voluntaria las diligencias de dep�sito de persona que promueve la ocursante en favor de la menor ESMERALDA MAGA�A RAMIREZ ya que as� lo acredita con la partida de nacimiento respectiva, por lo que hace a lo dem�s que solicita d�gasele que una vez que acredite su dicho con testigos id�neos se le dar� curso legal a lo dem�s que solicita. De lo actuado d�sele vista al fiscal adscrito para los efectos de su representaci�n social. Se tiene como domicilio procesal y abogados patrono los que propone. De lo anterior d�sele vista al C. Juez de Distrito para informarle que su ejecutoria de m�rito se encuentra en v�as de cumplimiento. NOTIFIQUESE Y CUMPLASE."

Asimismo, se observa que previos requerimientos formulados por el Juez federal del conocimiento el Juez de Primera Instancia en Arandas, Jalisco, de fecha veintisiete de octubre y treinta de noviembre ambos de mil novecientos noventa y tres, inform� al Juez constitucional estar en imposibilidad de cumplir con la ejecutoria de amparo, argumentando lo siguiente:

En contestaci�n a sus oficios 12794 y 12795 de fecha 28 de octubre del a�o en curso le informo a usted que no fue posible dar cabal cumplimiento a la ejecutoria dictada por usted con fecha 17 de junio de 1993, toda vez que al trasladarse el suscrito en funciones de Juez por ministerio de ley la directora del DIF municipal de nombre I.G.D.G. inform� que la menor presentaba maltrato f�sico y que por ello su madre de nombre MARIA DE LOS ANGELES RAMIREZ LUGO opt� por trasladarla con sus familiares, argumentando adem�s que desconocen el paradero de ambas. Para lo cual le adjunto copias certificadas de lo conducente. Lo que comunico a usted, para su conocimiento y efectos legales correspondientes."

Ahora bien, por escrito presentado ante la Oficial�a de Partes del Juzgado Segundo de Distrito en Materia Civil en el Estado de Jalisco, el d�a veintid�s de noviembre de mil novecientos noventa y tres, la parte quejosa solicit� al Juez Federal remitiera el expediente a esta Suprema Corte de Justicia de la Naci�n, se�alando lo siguiente:

... Que por medio del presente escrito, y con fundamento en lo dispuesto por los art�culos 105 y 107, 109, 110, 111 y 113 de la Ley de Amparo, vengo a manifestar a ese Honorable Juzgado que NO ESTOY CONFORME con el cumplimiento que las autoridades responsables han pretendido dar a la ejecutoria de amparo reca�da en el juicio constitucional que nos ocupa, toda vez que los argumentos que utilizan las responsables por las que manifiestan no estar en condiciones de cumplir con la sentencia de amparo, tales argumentos no son v�lidos porque quedan incluidos dentro de los fines que persiguieron las responsables desde el momento de consumar los actos reclamados. En efecto, las responsables, con prepotencia y con abuso de autoridad me privaron de la posesi�n de mi hija menor de edad ESMERALDA MAGA�A RAMIREZ LUGO para que se la llevara a la ciudad de Saltillo Coahuila, a sabiendas que ya no iba a devolver a mi menor hija a�n con la concesi�n del amparo, y para justificar su actuaci�n simularon un dep�sito judicial de la menor en la ciudad de Arandas, Jalisco, el cual de hecho no ha existido, y ahora con evasivas argumentan que la menor fue entregada a su madre para atenderla de golpes y malos tratos que nunca han existido, lo que conlleva a un desobedecimiento al mandato constitucional. De lo expresado con antelaci�n solicito remita el expediente original a la Suprema Corte de Justicia de la Naci�n para los efectos a que se contrae la fracci�n XVI del art�culo 107 de la Constituci�n Pol�tica de los Estados Unidos Mexicanos, a fin de que separe del cargo a las responsables y los someta a un procedimiento penal por su responsabilidad de desobedecimiento a un mandato leg�timo, en virtud de que el Juez responsable, y el superior de �ste gozan de fuero, solicito que para ese efecto sean desaforados y sometidos al procedimiento penal a que se hicieron acreedores. Tambi�n solicito ordene formar un cuaderno de constancias para que actuando dentro del mismo se intente el cumplimiento de la ejecutoria de amparo en los t�rminos del art�culo 111 de la ley reglamentaria de los art�culos 103 y 107 de la Constituci�n Federal..."

Al escrito transcrito recay� el auto del Juez de Distrito de veinticuatro de diciembre de mil novecientos noventa y tres, en el que orden� la remisi�n de los autos a este Alto Tribunal.

De los elementos anteriores se infiere lo siguiente:

  1. Que la autoridad responsable dio cumplimiento parcial a la ejecutoria de amparo, al dictar el prove�do de fecha once de octubre de mil novecientos noventa y tres, mediante el cual dej� insubsistentes todas y cada una de las actuaciones practicadas, a partir del auto de fecha dos de abril de el mismo a�o y mand� reponer el procedimiento;

  2. Que tal cumplimiento es del conocimiento de la parte quejosa;

  3. Que con posterioridad a dicho cumplimiento se formul� el presente incidente de inejecuci�n de sentencia al haber acordado el Juez del conocimiento favorablemente a lo solicitado por el quejoso en el escrito de fecha veintid�s de noviembre de mil novecientos noventa y tres, al que se ha hecho referencia con antelaci�n en la presente resoluci�n.

Las anteriores conclusiones llevan a esta Tercera Sala a la determinaci�n de que el presente incidente de inejecuci�n de sentencia es infundado por existir en el caso a estudio un principio de cumplimiento a la ejecutoria de amparo, en la fecha en que el presente incidente se hizo valer.

En efecto, ha sido criterio reiterado del Pleno de este Alto Tribunal, que los incidentes de inejecuci�n de sentencia previstos en el art�culo 105 de la Ley de Amparo, requieren, como presupuesto, el desacato total por parte de las autoridades responsables a la ejecutoria de amparo, ya sea porque no han realizado acto alguno encaminado a cumplir con ella, cuando los actos reclamados sean de car�cter positivo o porque existe una persistencia total en la conducta violatoria de garant�as, cuando dichos actos sean de car�cter negativo, o bien porque se trata de incidir o incide en la repetici�n de los actos reclamados respecto de los cuales se concedi� el amparo al agraviado.

Las tesis relativas se�alan:

INCONFORMIDADES PREVISTAS POR EL TERCER PARRAFO DEL ARTICULO 105 DE LA LEY DE AMPARO E INCIDENTES DE INEJECUCION DE SENTENCIA. REQUIEREN, COMO PRESUPUESTO NECESARIO, LA IMPUTACION DE UNA ACTITUD ABSTENCIONISTA TOTAL POR PARTE DE LA AUTORIDAD RESPONSABLE PARA ACATAR LA EJECUTORIA DE AMPARO.-

Las inconformidades de los quejosos contra resoluciones de los Jueces de Distrito que niegan la presencia de inejecuciones de sentencia, imponen para su procedencia, que se basen en la imputaci�n de ausencia total de actos encaminados a la ejecuci�n, cuando los actos reclamados sean de car�cter positivo, o bien cuando se impute la persistencia total de la autoridad responsable en su conducta violatoria de garant�as, cuando los actos reclamados sean de car�cter negativo. Es por ello por lo que las resoluciones en estos incidentes deber�n contraerse �nica y exclusivamente a estudiar y determinar si las autoridades responsables son o no contumaces al acatamiento de la sentencia de amparo. Los Jueces de Distrito para declarar que una ejecutoria de amparo est� o no acatada, deber�n atender �nica y exclusivamente a la existencia o ausencia de la actividad de las responsables frente a la ejecutoria de amparo, desatendi�ndose de cuestiones que impliquen defectos o excesos en la ejecuci�n.

Incidente de inconformidad 2/69, derivado del juicio de amparo 418/65 del Juez Primero de Distrito del Distrito Federal en Materia Administrativa. Financiadora del Sureste de M�xico, S.A. 25 de agosto de 1970. Unanimidad de dieciocho votos. Ponente: J.S.A.. S�ptima Epoca, Volumen 24, Primera Parte, p�gina 26.

INCIDENTE DE INEJECUCION DE SENTENCIA, CASOS EN QUE PROCEDE.-

Es procedente el incidente de inejecuci�n de sentencia en dos casos: cuando la autoridad responsable no ha realizado acto alguno encaminado a cumplir con la ejecutoria de amparo y cuando la misma autoridad trata de incidir o incide en la repetici�n de los actos reclamados, respecto de los cuales se concedi� el amparo al agraviado.

Sexta Epoca, Primera Parte: Volumen XC, p�gina 11. I. de I.30/58 R.V.R.�guez. Mayor�a de trece votos. (Ap�ndice 1917-1988, Primera Parte, Volumen I, p�gina 173)."

INCIDENTES DE INEJECUCION DE SENTENCIA Y DE INCONFORMIDAD PREVISTOS POR EL ARTICULO 105 DE LA LEY DE AMPARO. REQUIEREN, COMO PRESUPUESTO QUE SE IMPUTE A LA AUTORIDAD RESPONSABLE UNA ABSTENCION TOTAL Y ACATAR LA EJECUTORIA DE AMPARO.-

El incidente de inejecuci�n de sentencia, al igual que el de inconformidad contra la resoluci�n de un Juez de Distrito que tiene por cumplida una sentencia de amparo, requieren como presupuesto necesario para su procedencia que se le impute a la autoridad responsable, cuando los actos reclamados son de car�cter positivo, una abstenci�n total a realizar actos encaminados a la ejecuci�n; o bien, cuando los actos reclamados son de car�cter negativo, que se impute a la autoridad responsable una persistencia total en su conducta violatoria de garant�as, en virtud de que cuando ya existe un principio de ejecuci�n de la sentencia de amparo, la ley de la materia establece otro recurso para lograr un correcto cumplimiento. Por otra parte, las resoluciones de estos incidentes deben contraerse �nica y exclusivamente a estudiar y determinar si la autoridad responsable es o no contumaz al acatamiento de la sentencia de amparo, para as� determinar si procede la aplicaci�n de la fracci�n XVI del art�culo 107 constitucional.

Incidente de Inc. 6/79. C.R.G. y otros. 24 de agosto de 1982. Mayor�a de diecis�is votos. Ponente: A.G.M.�nez. Secretario: P.E.P. L�pez. Precedente: Incidente de inconformidad 2/69. Financiadora del Sureste de M�xico, S.A. 25 de agosto de 1970. Unanimidad de dieciocho votos. (Informe de 1982, Primera Parte, p�ginas 352 y 353)."

De igual manera, esta Tercera Sala ha sustentado la tesis CLXXXVII/89 que textualmente se�ala:

INCIDENTE DE INEJECUCION DE SENTENCIA. REQUIERE QUE SE IMPUTE A LA AUTORIDAD UNA ABSTENCION TOTAL A ACATAR LA EJECUTORIA DE AMPARO.-

En los incidentes de inejecuci�n de sentencia el estudio y resoluci�n de los mismos debe partir de la base de que se impute a la autoridad responsable la ausencia total de actos encaminados a la ejecuci�n, cuando los actos reclamados sean de car�cter positivo, o bien se impute la total persistencia de la autoridad responsable en su conducta violatoria de garant�as cuando los actos reclamados sean de car�cter negativo. Por tanto, las resoluciones deber�n contraerse, exclusivamente, a estudiar y determinar si la autoridad responsable es o no contumaz para acatar la ejecutoria de amparo, independientemente de las cuestiones relativas a las ejecuciones parciales, por defecto o exceso, pues para tales casos la Ley de Amparo prev� el recurso de queja.

Incidente de inejecuci�n de sentencia 25/84. J.H.�ndez A.�n y otros. 6 de noviembre de 1989. Unanimidad de cuatro votos. Ponente: M.A.G.�itr�n. En su ausencia, hizo suyo el proyecto S.H.C.G.�rrez. Secretaria: L.F.M.G.P. (Informe de 1989, Segunda Parte, Tercera Sala, p�gina 176)".

Vinculado con el criterio sostenido en las tesis transcritas, el Tribunal Pleno ha establecido que es improcedente el incidente de inejecuci�n de sentencia si la autoridad responsable ha atendido a la ejecutoria. En efecto, la tesis relativa se�ala:

INCIDENTE DE INEJECUCION DE SENTENCIA IMPROCEDENTE.-

Es improcedente el incidente de inejecuci�n de sentencia si existe atenci�n prestada a la ejecutoria por parte de la autoridad responsable, por carecerse del presupuesto necesario de imputabilidad de contumacia del �rgano judicial que conoci� del juicio de amparo hacia la autoridad responsable por su abstenci�n a acatar la ejecutoria de amparo, imputaci�n que debe anteceder como uno de los requisitos para la procedencia del incidente de inejecuci�n conforme al art�culo 108 de la Ley de Amparo.

Incidente de inejecuci�n 13/57. R.G.�mez. 4 de diciembre de 1963. Unanimidad de diecis�is votos. Ponente: F.T.R.�rez."

Ahora bien, se ha determinado tambi�n que el incidente de inejecuci�n de sentencia y el recurso de queja son contradictorios y no pueden coexistir, pues mientras el primero, contenido en el art�culo 105 de la Ley de Amparo requiere una actitud de desacato total por parte de las autoridades responsables en relaci�n con la ejecutoria de amparo, en el recurso de queja, establecido en el art�culo 95, fracciones IV y IX, de la Ley de Amparo, existe una desatenci�n parcial o relativa, pues se refiere a los casos en que la sentencia de amparo ha sido ejecutada en forma excesiva o defectuosa. Las tesis relativas dicen:

INCIDENTES DE INEJECUCION DE SENTENCIA Y RECURSO DE QUEJA. SON CONTRADICTORIOS Y NO PUEDEN COEXISTIR.-

Dos situaciones prev� la Ley de Amparo para los casos de desatenci�n de las autoridades responsables a una ejecutoria de amparo, que aunque afines, tienen un tratamiento diverso. Una es la queja por exceso o defecto de ejecuci�n de la sentencia a que se refiere el art�culo 95, fracciones IV y IX, de la Ley de Amparo. La otra, es la rebeld�a de la autoridad responsable para acatar la ejecutoria, al asumir una actitud de indiferencia total, que est� prevista por el art�culo 105 del mismo ordenamiento. As�, la desatenci�n parcial o relativa de las autoridades responsables a una ejecutoria de amparo, puede ser reclamada mediante el recurso de queja, seg�n las fracciones IV y IX del art�culo 95 de la ley citada, que se refiere a los casos en que la sentencia de amparo se ejecuta en forma excesiva o defectuosa; y su conocimiento y resoluci�n s�lo pueden lograrse a trav�s del recurso de queja planteado por la parte interesada, en la forma y t�rminos previstos en la Ley de Amparo, pero nunca de oficio. (art�culos 97, 98 y 99 del citado ordenamiento). En cambio, la desatenci�n total de las ejecutorias de amparo, por parte de las autoridades responsables, s� se encuentra regulada por el art�culo 105 de la Ley de Amparo, que se�ala los procedimientos a seguir por los Jueces de Distrito, quienes pueden actuar, en este caso, ya de oficio o a petici�n de parte interesada, para lograr la ejecuci�n de la sentencia de amparo. Estos procedimientos culminan con la apreciaci�n del juzgador sobre la existencia de la abstenci�n de la ejecuci�n y adopci�n de medidas tendientes al logro de la ejecuci�n de la sentencia, o bien con la apreciaci�n puede ser impugnada mediante la manifestaci�n de inconformidad ante esta Suprema Corte. Por tanto, las caracter�sticas diferenciales de cada una de estas dos formas de desatenci�n de las ejecutorias, entra�an, en el primer caso, la existencia de un principio de ejecuci�n, mientras que en el segundo, la ausencia del alg�n principio de ejecuci�n. Luego entonces, tendr� que ser contradictorio su planteamiento simult�neo, ya que no pueden coexistir, por ser distintos los procedimientos para la tramitaci�n de una y otra forma de desatender una ejecutoria de amparo. S�ptima Epoca, Primera Parte: Volumen 49, p�gina 22.

Inc. de Inej. 4/70 derivado del juicio de amparo 1334/66 del Juzgado Segundo de Distrito en el Distrito Federal en Materia Administrativa, promovido por M.�a de Jes�s P. viuda de S�nchez. Unanimidad de dieciocho votos. (Ap�ndice 1917-1988, Primera Parte, Volumen I, p�ginas 176 y 177)."

INCIDENTE DE INEJECUCION DE SENTENCIA Y RECURSO DE QUEJA. SON CONTRADICTORIOS Y NO PUEDEN COEXISTIR.- Dos situaciones bien diferentes prev� la Ley de Amparo para los casos de desatenci�n de las autoridades responsables a una ejecutoria de amparo. Una de ellas es la abstenci�n total o absoluta a acatar el fallo protector, y en los amparos indirectos, los Jueces de Distrito est�n facultados para apreciar de oficio o a petici�n de parte si existe o no esa abstenci�n de las autoridades responsables al cumplimiento de la ejecutoria de amparo en los juicios que les correspondi� resolver. La otra situaci�n opera cuando la desatenci�n a la ejecutoria es parcial o relativa por parte de la autoridad o autoridades responsables y comprende los casos en que la sentencia se ejecuta de manera excesiva o de manera defectuosa; esto �ltimo acontece cuando se realizan actos sin comprender todos aquellos a que obliga la ejecutoria, lo que implica la existencia de un principio de ejecuci�n. La abstenci�n de ejecuci�n total o absoluta puede ser apreciada y tramitada de oficio o a petici�n de parte interesada; en cambio, las ejecuciones excesivas o defectuosas no pueden ser estudiadas de oficio por los �rganos jurisdiccionales, pues su conocimiento y resoluci�n tienen lugar a trav�s del recurso de queja hecho valer por parte interesada, y su planteamiento exige que se haga en la forma y t�rminos previstos en la Ley de Amparo. Las caracter�sticas bien diferenciales de cada una de estas dos formas de desatenci�n de las ejecutorias de amparo impiden la coexistencia de ambas y es contradictorio el planteamiento simult�neo.

Incidente de inconformidad 2/69, derivado del juicio de amparo 418/65, del Juez Primero de Distrito del Distrito Federal en Materia Administrativa. Financiadora del Sureste de M�xico, S.A. 25 de agosto de 1970. Unanimidad de dieciocho votos. Ponente: J.S.A.. S�ptimo Epoca, Volumen 24, Primera Parte, p�gina 25 (Informe de 1970, Primera Parte, p�ginas 318 y 319)."

INEJECUCION DE SENTENCIA. NO PROCEDE EL INCIDENTE RELATIVO CUANDO SE RECLAMA EL DEFECTUOSO CUMPLIMIENTO DE LA MISMA.-

De conformidad con lo establecido por la fracci�n XVI del art�culo 107 de la Constituci�n y del art�culo 105 de la Ley de Amparo el incidente de inejecuci�n de sentencia procede en dos casos: cuando la autoridad responsable no ha realizado acto alguno encaminado a cumplir con la ejecutoria de amparo y cuando la misma autoridad trata de incidir o incide en la repetici�n de los actos reclamados, respecto de los cuales se concedi� el amparo al agraviado. Ahora bien, ninguna de las hip�tesis se presenta cuando lo que se alega es un defectuoso cumplimiento de la sentencia, en cuyo caso lo que proceder�a, de acuerdo con lo previsto en el art�culo 95 de la ley de la materia, es el recurso de queja.

Incidente de inejecuci�n de sentencia 37/63. S.H.�ndez. 21 de mayo de 1985. Unanimidad de veinte votos. Ponente: M.A.G.�itr�n. Secretaria: Mar�a del Carmen S�nchez Hidalgo (Informe de 1985, Primera Parte, Pleno, p�ginas 403 y 404)."

En la especie como ya se indic�, la autoridad se�alada en el juicio de garant�as, Juez de Primera Instancia en Arandas, Jalisco, mediante oficio n�mero 1956 dirigido al Juez Segundo de Distrito en Materia Civil en el Estado de Jalisco, inform� a dicho Juez Federal que la ejecutoria de amparo se encontraba en v�as de cumplimiento lo cual acredit� con copia del prove�do del once de octubre de mil novecientos noventa y tres que al efecto acompa�� a dicho oficio y cuyo contenido ha sido precisado con antelaci�n en el presente considerando.

Ahora bien, a fojas 123 del expediente de amparo obra el prove�do de fecha veintisiete de octubre de mil novecientos noventa y dos en el cual el Juez Federal tuvo a la autoridad responsable informando que se encontraba en v�a de cumplimiento de la ejecutoria pronunciada en el juicio de garant�as de que se trata en los t�rminos especificados en el p�rrafo que antecede; auto que se notific� a la parte quejosa por medio de lista del veintiocho de octubre del a�o indicado.

De ello se sigue que en la especie no existe una abstenci�n total o absoluta por parte de la autoridad responsable a acatar el fallo protector, pues como se ha puesto de manifiesto, el invocado prove�do del once de octubre del a�o pr�ximo pasado constituye un principio de ejecuci�n de la sentencia de amparo, en virtud de que mediante �l se dejo insubsistente todo lo actuado ante la autoridad responsable, a partir del auto de dos de abril del mismo a�o, el cual constituy� el acto reclamado en el juicio constitucional.

Cabe destacar que si bien es cierto que con posterioridad al citado prove�do, se requiera en diversas ocasiones a la autoridad responsable para que diera cabal cumplimiento a la ejecutoria de amparo y que �sta a su vez manifest� no estar en posibilidad de cumplir con dicha resoluci�n por los motivos especificados con anterioridad en el presente considerando; tambi�n lo es que esta Tercera Sala de la Suprema Corte de Justicia de la Naci�n, se encuentra en imposibilidad de avocarse al an�lisis del incidente planteado ya que �ste puede �nicamente ante la ausencia total de cualquier acto tendiente a la cumplimentaci�n de la ejecutoria de que se trate y en caso de que exista un principio de ejecuci�n de �sta como sucede en la especie, lo que procede es el recurso de queja a fin de que en el pueda determinarse con audiencia de la autoridad, si se incurri� en exceso o defecto en la ejecuci�n de la sentencia de amparo.

Atento a lo antes expuesto, el presente incidente de inejecuci�n de sentencia debe declararse infundado.

Por lo expuesto y fundado, se resuelve:

UNICO.-

Es infundado el incidente de inejecuci�n de sentencia n�mero 24/94, relativo al juicio de amparo n�mero 2145/93, promovido por R.�n M.�a F..

N.�quese; y con testimonio de esta resoluci�n devu�lvanse los autos a su lugar de origen y en su oportunidad arch�vese el toca.

As�, lo resolvi� la Tercera Sala de la Suprema Corte de Justicia de la Naci�n, por unanimidad de cuatro votos de los se�ores Ministros: presidente en funciones M.A.G.�itr�n, S.H.C.G., C.S.M. y M.A.G.�a Dom�nguez, designado por el H. Pleno de este Alto Tribunal para integrar la Sala en sustituci�n del M.J.T.L.C.�rdenas. Fue ponente el segundo de los se�ores Ministros antes mencionados.

Tesis:

N�mero tesis: 206569

R.: INCIDENTE DE INEJECUCION DE SENTENCIA. REQUIERE QUE SE IMPUTE A LA AUTORIDAD UNA ABSTENCION TOTAL A ACATAR LA EJECUTORIA DE AMPARO.

Localizacion: 8a. �poca; 3a. Sala; G.S.J.F.; 83, Noviembre de 1994; P�g. 22; [J];